Archive for Marzo 7th, 2007

Caja de Pandora

Miércoles, Marzo 7th, 2007

Dice el Diccionario Enciclopédico U.T.E.H.A. que, según la mitología griega y la leyenda, Pandora fue la primera mujer del género humano. Después de que Prometeo substrajo del cielo el fuego para dárselo a los hombres, Zeus no quiso privar de tan gran beneficio a la humanidad, pero para vengarse ordenó a Hefestos (Vulcano) que plasmase con agua y tierra una mujer, a la que Afrodita dotó de gran hermosura, Atenea de habilidad en todas las artes, Hermes de elocuencia, etcétera. El padre de los dioses le confió una caja cerrada, en la cual se contenían todos los males, con encargo de que la entregara a Epimeteo. Tomó éste por esposa a Pandora, la cual, abriendo imprudentemente la caja, dio ocasión a que todas las desgracias se esparcieran por el mundo, con excepción de la falaz esperanza, que quedó en el fondo.

El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, visitó recientemente en la Casa Blanca en la ciudad de Washington, Distrito de Columbia, al presidente de los Estados Unidos de América, George W. Bush, y le llevó el tema del asesinato en Guatemala de tres diputados de su país al Parlamento Centroamericano (Parlacen) William Rizziery Pichinte, José Ramón González Rivas y Eduardo José D?Abuisson Mungía, y su chofer; y al salir de la reunión que sostuvieron, declaró a la prensa internacional que el mandatario estadounidense ?estaba muy preocupado por la muerte de los parlamentarios y le ofreció que si el gobierno de Guatemala lo solicita, dará ?toda la colaboración para la investigación?. Y la prensa local ha informado que desde el lunes se encuentran en Guatemala agentes del Buró Federal de Investigaciones (F.B.I. por sus siglas en inglés) para esclarecer los hechos. Además, el presidente Saca declaró que solicitará al gobierno de Guatemala la instalación de ?una fuerza permanente de su país para supervisar las investigaciones.

Asimismo, los parlamentarios del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), han planteado la posibilidad de solicitar que también investiguen el crimen la policía inglesa, Scotland Yard, y la Policía Francesa, o Sureté. A lo cual el canciller guatemalteco Gert Rosenthal reiteró la postura del gobierno del presidente Óscar Berger de ?aceptar cualquier apoyo para fortalecer el esclarecimiento del caso?. La misma postura asumió el ministro de Gobernación. Carlos Vielmann Montes, aunque los diputados al Congreso Legislativo, con excepción de los miembros de la bancada oficial, del partido Gran Alianza Nacional (Gana), han solicitado, mediante la aprobación del punto resolutivo 4-2007, ya aprobado, que sean destituidos el ministro y los directores de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Sistema Penitenciario, Erwin Sperisen y Víctor Rosales, respectivamente, por la forma como han procedido tras el asesinato de los tres diputados salvadoreños y su chofer, y luego el crimen que fue cometido en la cárcel supuestamente de Alta Seguridad denominada El Boquerón, en Cuilapa, Santa Rosa, de cuatro miembros de la PNC que habían sido apresados y acusados de haber sido quienes secuestraron y mataron, en el kilómetro 36 de la carretera a El Salvador, a los diputados salvadoreños y su chofer.

En ese documento se dice que ?son preocupantes los niveles de coptación de todas las estructuras del Estado por parte del crimen organizado, lo cual se evidenció de forma impune y con total irrespeto al Estado de Derecho y legalidad?. Y agrega que ?las ejecuciones extrajudiciales siembran absoluta desconfianza en los responsables de proporcionar seguridad a la población?. Según parece, la interpelación al ministro Vielmann y el voto de desconfianza en su contra de los partidos de oposición –para lo cual, de acuerdo a la Ley Orgánica del Poder Legislativo, requiere del voto de 80 diputados– va a contar con un total de 132 votos: 29 del partido Frente Republicano Guatemalteco (FRG), 28 del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), 15 del partido Patriota, 14 del partido de Avanzada Nacional (PAN), 14 de la Unión del Centro Nacional (UCN), 9 independientes, 6 de la alianza de izquierda URNG-Maíz, 5 del partido Unionista (PU), 3 del Movimiento Renovador (MR), 3 del EG, 2 del partido ANN, 1 del partido Unión democrática (UD), 1 del partido Bien, 1 del partido Democracia Cristiana Guatemalteca (DCG) y 1 del partido Día. O sea que se puede decir que los partidos de oposición van a lograr que se apruebe el voto de desconfianza, después de lo cual enviarán el resultado al titular del Poder Ejecutivo y, si en los ocho días siguientes fuere rechazado por el Presidente de la República, el ministro podrá apelar y el pleno del Congreso tendrá que escuchar sus razones para continuar al frente del ministerio de Gobernación. Pero si con sus argumentos no llega a convencer a los diputados, éstos podrán ratificar su decisión de que sea removido del cargo, pero necesitarán de mayoría calificada consistente en 105 votos. Y si los consiguen, Carlos Vielmann Montes tendrá que ser removido.

No obstante que ha corrido el rumor que Vielmann ya renunció para evitar ser interpelado por los diputados de oposición, y el presidente Óscar Berger se ha negado a aceptar su dimisión, el ministro de Gobernación declaró categóricamente: ?¡No voy a moverme de mi cargo?!, y agregó que lo que hará es presentar una denuncia por difamación contra el general Otto Pérez Molina, candidato presidencial del partido Patriota (PP), lo cual parece no preocupar ni incomodar a dicho partido, porque la diputada Roxana Baldetti, secretaria general adjunta de esa organización y jefa de la bancada de diputados, declaró que ?si comparecer ante órganos correspondientes es el costo de haber denunciado que él (Vielmann) conoce de los escuadrones de la muerte, el general está dispuesto?. Y agregó: ?El presidente no quiere entender que tiene gente vinculada con el crimen organizado?.

Mientras que, por otra parte, el diputado Pablo Duarte, de la bancada Unionista, partido al cual pertenece el director de la PNC, Erwin Sperisen, defiende la postura de su correligionario pero culpa al titular de la cartera de Gobernación, cuyo retiro piensa apoyar, diciendo: ?El único involucrado es el ministro; la Policía cumplió con el traslado y hace algo inédito al capturar a los ex agentes?.

Asimismo, los diputados del PP han solicitado la interpelación del ministro Vielmann, la cual deberá comenzar el día de hoy, para plantear un voto de falta de confianza contra dicho funcionario, lo cual abre la posibilidad de obligar al Ejecutivo a que le separe de ese cargo.

Lo que todavía se ignora es cómo van a votar al final de cuentas los diputados de la bancada del UNE, dado que el ya declarado candidato vicepresidencial del ingeniero Álvaro Colom Caballeros es el eminente cardiocirujano doctor Rafael Espada, hermano por parte de padre de Carlos Vielmann.

Para tratar de contrarrestar en El Salvador la imagen obviamente negativa de Guatemala, el Comisionado Presidencial en el Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), Willy Kaltschmitt, ha informado que realizará una campaña consistente en conferencias de prensa y presentaciones ante la sociedad salvadoreña para invitar a que, como lo han hecho todos los años, los hermanos salvadoreños vengan a disfrutar de las procesiones de Semana Santa en Guatemala. Y declaró: ?Vamos a dejar que las aguas se calmen, y luego, personalmente viajaré a San Salvador para mostrar al país?. Y agregó: ?El crimen de los diputados no tiene que ver con los asaltos en las carreteras, los cuales han disminuido?. Y con el evidente propósito de demostrar que ya hay seguridad en las carreteras, anunció que el presidente Berger acudiría (el sábado pasado) a Santa Ana por la vía terrestre para compartir un plato de ?Pollo Campero? ?según declaró el presidente- con su colega Saca. Pero el anunciado viaje del mandatario guatemalteco no se realizó. Fue inesperadamente suspendido, sin mayores explicaciones.

¿Sabían demasiado?

El asesinato de los cuatro miembros de la Policía Nacional Civil adentro de la cárcel El Boquerón, calificada de Alta Seguridad, por ser los sospechosos de haber sido los autores materiales del asesinato de los tres diputados salvadoreños al Parlacen y su chofer, hace que se crea que les “ejecutaron” para impedir la posibilidad de que, al ser investigado el caso por los agentes del FBI, pudiesen abrir la boca y ?despepitar? lo que saben sobre los constantes asesinatos que se dice que obedecen a una campaña de ?limpieza social?. Pero cabe preguntarse ¿asesinaron a los salvadoreños por su propia cuenta o hubo autores intelectuales? ¿Quiénes fueron estos? Tal como sucedía en los tiempos en que el gangsterismo imperaba en Chicago y otras ciudades de los Estados Unidos, los miembros de una pandilla de gangsters (ahora se llaman cárteles) “ejecutaban” a otros gangsters cuando ?sabían demasiado?. Como se dice en inglés, they knew too much.

¿Así ocurrieron estos crímenes?

Contrario a lo que se dijo al principio, los tres diputados salvadoreños al Parlacen y su piloto no fueron asesinados y después fueron quemados sus cadáveres con gasolina en el kilómetro 36 de la carretera al vecino país antes de haber llegado a la capital, sino que fue después de que la patrulla que les venía custodiando, para su seguridad en el trayecto, les había dejado en el Trébol de Vista Hermosa y los diputados ya se conducían por el bulevar Los Próceres y habían pasado frente al Centro Comercial La Pradera. Fueron interceptados en la esquina de la diagonal 6, en donde hay dos gasolineras, por un automóvil Toyota color gris del tipo Yaris que tenía GPS y fue fácil seguir la pista de su recorrido (además de los dos testigos y una foto que les tomó una cámara escondida de la Muni capitalina). En ese automóvil se conducían los seis miembros de un grupo élite de la PNC que habían recibido información deliberadamente falsa de que venían en el camino unos narcotraficantes colombianos y traían cinco millones de dólares escondidos en su vehículo, pero que se hacían pasar por diputados al Parlacen. Y después de interceptarlos les obligaron a regresar por donde vinieron hasta el kilómetro 36 de la misma carretera y por más que los diputados y su chofer trataron inútilmente de convencerles de que realmente eran lo que decían ser y no narcotraficantes colombianos, para lo cual mostraron sus credenciales del Parlacen, de nada les valió. Los seis policías que componían ese grupo élite de la PNC (cuatro que fueron asesinados en la cárcel El Boquerón después de abrir con las llaves respectivas ocho candados y dos que estaban prófugos, pero uno de ellos se entregó públicamente para asegurarse de que no le mataran también) buscaron desesperadamente entre los asientos, rompiendo la tapicería, y por todos lados y no encontraron los cinco millones de dólares que, como carnada en un anzuelo, les informó un cártel que traían. Sólo entonces comprendieron que habían sido engañados por uno de los cárteles que son constantemente confrontados para que se eliminen unos a otros, como lo que ocurría en Chicago con los gangsters, y sabía que los tres diputados salvadoreños al Parlacen venían en camino porque la sesión del lunes 19 comenzaría a las 2 de la tarde. Aparentemente, les dieron esa falsa información para vengarse de las acciones para incautar cargamentos de droga y grandes sumas de dólares, aunque se ignora qué ha pasado con las drogas y con los dólares que se han incautado.

Como consecuencia de todo esto, los jefes operativos de la PNC, Javier Figueroa y Víctor Soto, han sido sindicados de integrar grupos de agentes que se dedicaban a cometer hechos ilícitos, y a la ?limpieza social? y al primero de ellos, por quien el director de la PNC Erwin Sperisen amenazó con que renunciaría si se le despedía, se le atribuye la dirección de supuestos ?escuadrones de la muerte?. No obstante, Figueroa salió tranquilamente del país acompañado de sus hijos menores, por la vía aérea, hacia Costa Rica, donde ya se encuentran. Y aunque el vicepresidente Eduardo Stein dijo que sólo fue a dejar a sus hijos, pero va a regresar para responder a las acusaciones, hay motivos para sospechar que no regresará. Pero a saber, quién sabe.

En cualquier caso, parece increíble que los guatemaltecos estemos viviendo en esta situación, no sólo por la evidente existencia de grupos de criminales que se desenvuelven con impunidad, sino porque las autoridades que deberían garantizar la seguridad y tranquilidad no han podido cumplir con su deber. ¡Y pensar que la promesa electoral del partido Gana era que “Con Berger ganamos todos”!, ¿Ganamos que, Conejo? ¿Vivir con la camisa levantada si no tenemos guardaespaldas fuertemente armados para que nos protejan? Yo ya estoy demasiado viejo y no me asusta mucho la amenaza mortal en que se vive actualmente. Ya estoy listo para morir. Pero me preocupa mucho el presente y el futuro incierto de la gente joven. ¡Que Dios les ampare!