Archive for Marzo 23rd, 2007

Sombrero de mago

Viernes, Marzo 23rd, 2007

La Cámara de Industria de Guatemala y sus gremiales afiliadas –que son la de Generadores Eléctricos, de Asesores y Consultores, la de Chicles, confites y similares, la de Consultores Ambientales y Laboratorios, de la Embotelladores, la de Fabricantes de Artículos de Plástico, la de Productos Químicos, la de Redes Comerciales de Telecomunicaciones, la de Sacos Agrícolas, la de Metalurgia, la de Perforación de Pozos, la Textil de Guatemala, la de Recinas y Pigmentos, la de Tejido de Punto, la de Zonas Francas y la de Fabricantes de Papel– publicó ayer en algunos periódicos una página en Campo Pagado en la que reiteran ?nuestra seria preocupación porque una eventual salida del Ministro de Gobernación, Carlos Vielmann, contribuiría al debilitamiento de la institucionalidad del país beneficiando a grupos del crímen organizado y todas sus ramificaciones?. Lo cual significa, en otras palabras, que expresan su deseo que Carlos Vielmann Montes permanezca a cargo del Ministerio de Gobernación, a pesar del Acuerdo de Falta de Confianza que recibió como resultado de la interpelación a la que se sometió en el pleno del Congreso de la República.

Además, expresan cuál es su posición ante esa interpelación al decir: ?La función de fiscalizar desde el Congreso de la República debe ser ejercida responsablemente, tomando en consideración que sus resultados pueden favorecer a las estructuras del crímen organizado. Este es un flagelo contra el cual debemos luchar todas las instituciones de la sociedad guatemalteca?.

Para no andarse por las ramas, sino ir al grano, a continuación solicitan concretamente ?al Presidente de la República que tome en consideración los avances de su gobierno a través del Ministro de Gobernación para rescatar a la institución, no aceptando su renuncia y confirmándolo en su cargo?.

Luego comentan: ?Sabemos que los desafíos que debemos enfrentar son innumerables, pero prueba de estos avances es que la tendencia de los indicadores de violencia, tales como contrabando, robos, asaltos y secuestros, disminuyó en el último año?.

Agregan: ?Se ha iniciado el proceso de recuperación de un ministerio cuya institucionalidad está amenazada por el crímen organizado y toda la sociedad ha manifestado su interés de trabajar en conjunto para combatirlo?.

Y para terminar, dicen: ?Como sociedad agradecemos el apoyo de la comunidad internacional para continuar la recuperación de nuestras instituciones, el único camino para profundizar la verdadera democracia representativa, participativa?.

He reproducido de manera espontánea, y en forma completamente gratis, el texto de ese Campo Pagado, porque al leerlo he meditado sobre lo que plantea y, francamente, no obstante todo lo que se le señaló al Ministro Vielmann durante la interpelación parlamentaria, y que él no es precisamente lo que se podría calificar como ?una perita en dulce?, sino una persona que se puede conceptuar como ?amarga?, creo sinceramente que tiene un alto grado de razón lo que dicen en su Campo Pagado la Cámara de Industria de Guatemala y sus Gremiales Afiliadas.

No se si antes de hacer esta publicación le preguntaron a Vielmann Montes si él estaría de acuerdo con que el Presidente Óscar Berger no le acepte la renuncia y lo confirme en ese importante cargo, porque también cabe la posibilidad que él mismo esté feliz y contento de dejar esa ?pacaya? y retirarse a gozar de un poco de paz y tranquilidad que seguramente no ha tenido desde el día que fue nombrado y ya está harto de enfrentarse no sólo a los peligrosos grupos del crimen organizado, sino, sobre todo, a incomprensión pública, de los medios de comunicación y de la sociedad, así como también a la incompetencia del Ministerio Público para hacer lo que le corresponde para obtener las pruebas indispensables para presentarlas a los jueces, y la debilidad de los tribunales de justicia para juzgar, condenar y sentenciar a quienes sean capturados y sindicados de cometer algún delito, en vez de dejarles libres en la primera oportunidad ya sea por falta de pruebas o por corrupción. Como acabamos de ver, con gran asombro e incredulidad, que dos mareros con una pinta inequívoca de ser delincuentes, fueron puestos en libertad ante las cámaras de los noticierios de televisión a pesar de que uno de ellos declaró que era culpable de lo que se le acusaba.

Por otra parte, se corre el riesgo de que la tantas veces mencionada Interpelación Parlamentaria pueda ser como la famosa Caja de Pandora o el sombrero de un mago del cual pueden salir bonitos conejos, pero también podrían salir asquerosas ratas, arañas ponzoñosas, sapos y venenosas culebras. Y si Vielmann lo sabe, porque nadie mejor que él está en condiciones de saberlo, es probable que no desee continuar a cargo de ese ministerio, sino prefiere dejarle esa brasa ardiente a una de las ?cinco personas? que, según la sorpresiva, innecesaria y frívola declaración del aburrido Vicepresidente de la República, doctor en Medios de Comunicación Eduardo Stein Barillas, son candidatos a ocupar el sumamente difícil y terriblemente peligroso cargo de Ministro de Gobernación en sustitución de Vielmann… en caso de que Berger le acepte la renuncia que presentó antes de ser interpelado por la bancada del partido Patriota de la cual es jefa la guapa y agresiva diputada Roxana Baldetti, eficiente “brazo derecho” del candidato presidencial de ese partido, general retirado Otto Pérez Molina, que ofrece “mano dura”, pero no la tuvo cuando fue Comisionado Presidencial para la Seguridad.

Desempeñar el cargo de Ministro de Gobernación no ha de ser cosa fácil, sino todo lo contrario. Hay que tener no sólo la preparación y la capacidad para tomar las medidas que sean necesarias para enfrentarse a los numerosos problemas y graves dificultades, sino también lo que en México llaman ?blanquillos? y en Guatemala llamamos huevos. ¡Sí señor, hay que tener huevos! Que perdonen la expresión los lectores pudibundos, pero así es. No puede ser Ministro de Gobernación cualquier persona, mucho menos una monja de convento o un boy scout que pretendan actuar como tales. Por eso me ha dado mucha risa cuando se han mencionado los nombres de las y los probables candidatos para sustituir a Vielmann.

Creo que tienen razón la Cámara de Industria de Guatemala y sus numerosas Gremiales cuando dicen que ?los desafíos que debemos enfrentar son innumerables?, y agregan que durante la gestión de Vielmann ha habido avances, y ?prueba de estos avances es que la tendencia de los indicadores de violencia, tales como contrabando, robos, asaltos y secuestros, disminuyó en el último año?. Aunque, por otra parte, se debe reconocer que ha habido en el país un alarmante promedio de 26 asesinatos diarios que se atribuyen a lo que se conoce como ?limpieza social? que condenan el gordo y bonachón Procurador de los Derechos Humanos, doctor Sergio Morales, quien desea ser reelecto para otro período, como el cardenal Arzobispo de Guatemala, monseñor Rodolfo Quezada Toruño; y, naturalmente, igual que ellos todas las buenas personas que no tienen ni puñetera idea de lo difícil y peligroso que es enfrentarse y combatir a la creciente delincuencia.

Debemos preguntarnos en qué forma podrían las autoridades de Guatemala enfrentarse y combatir al crímen organizado y desorganizado, a la delincuencia común, al contrabando y al narcotráfico internacional y nacional si se apegan estrictamente a las leyes establecidas, a los consabidos Derechos Humanos habidos y por haber y al Estado de Derecho, mientras que los delincuentes actúan precisamente violando todo eso que les viene del norte. Siento tener que reconocer que la única forma de combatir a los delincuentes es con las mismas armas que ellos emplean, y no con autoridades que están limitadas por las leyes establecidas, el Estado de Derecho y los Derechos Humanos. Se pretende que las autoridades se pongan la mano en la conciencia para combatir la delincuencia, pero los delincuentes no tienen conciencia sobre la cual se podrían poner la mano.

Por eso, aunque al decirlo sorprenda y escandalice a muchos que piensan lo contrario, soy de opinión que tanto Carlos Vielmann Montes como Erwin Sperisen deben permanecer en los cargos de Ministro de Gobernación y Jefe de la Policía Nacional Civil (PNC) respectivamente. Pero será necesario que expliquen muchas cosas y se encarguen de la depuración de las filas de la PNC. Ellos ya han estado suficiente tiempo al frente de esas instituciones y esperemos que sepan lo que se debe hacer,