Archive for Junio 4th, 2007

Gran show del Ejército Rojo

Lunes, Junio 4th, 2007

El primordial propósito original de esta visita a la ciudad de México era asistir, el sábado 1 de junio, a las 16 horas, al Auditorio Nacional para escuchar los coros y la orquesta y ver los ensambles del Ejército Rojo (Red Star), que se presentaba de nuevo en gira nacional en este país después de 46 años de ausencia. ¡Nada menos que 80 artistas en escena!
Como ha sido mi costumbre en mi largo ejercicio de esta actividad periodística, aún cuando estoy de viaje, ya sea para asistir a algún espectáculo o bien para descansar, yo no dejo de escribir mis impresiones, aunque para ello tenga que trabajar durante las noches y perder horas de sueño. Pero así es de sacrificada esta vocación cuando de verdad se lleva adentro. Todo sea para mantener informados a mis lectores de todas mis actividades. Aunque después le puedan pagar a uno con ingratitudes como la que cometió conmigo la empresa de El Periódico, donde durante diez años escribí todos los días, de lunes a sábado, por un miserable salario y, según publicó en un pasquín un loco a quien he bautizado como siniestra sabandija, fui “echado como un perro -que es-?. Me llamó ?perro? ese infeliz, pero no me sentí insultado porque tengo amor y respeto por los perros porque son animales fieles y no ponzoñosos como las sabandijas.
Dicho esto voy a desvelarme esta noche para poder escribir y enviar esta información a mis lectores de esta página web.
El Auditorio Nacional estaba con un impresionante lleno completo ?lo que se llama ?lleno a reventar?-, o sea que había 10 mil veinte espectadores. La función dio principio exactamente a la hora anunciada, con el emotivo Himno Nacional de México, cantado de manera realmente impresionante por el gran coro y la música marcial de la orquesta bajo la dirección del maestro Eduard Yankovskiy. Como un resorte, las 10 mil veinte personas nos pusimos de pie d inmediato, respetuosamente. A mí siempre me ha conmovido mucho escuchar este bello himno que, en opinión de muchos conocedores, es uno de loa más bellos del mundo, pero esta vez me impactó aún más porque el coro del Ejército Rojo lo cantó de manera impresionante. Además, fue también impresionante comprobar una vez más el respeto de los mexicanos por su himno nacional. ¡Qué envidia se siente cuando se compara con el irrespeto de algunos guatemaltecos por nuestro himno! Probablemente debido a que su letra es un poema escrito por un cubano y su música no despierta el espíritu patriótico) ¡Qué envidia comprobar una vez más cómo los mexicanos respetan y aman todo lo que identifica a su patria, en comparación con ciertos mentecatos apátridas guatemaltecos que califican públicamente a Guatemala como ?un paísito de mierda?! ¡Y pensar que lo hacen valiéndose de la libertad de expresión! Y no hubo nadie que le propinara un fuerte soplamocos o un sonoro tapaboca a ese sujeto irrespetuoso!
Después del Himno Nacional de México, la orquesta tocó el Himno Nacional de Rusia. Mas no “La Internacional” comunista, como en tiempos de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), sino el himno verdadero de Rusia. En igual forma, todo el público se puso de pie, respetuosamente. Buen principio para un programa excepcional que llegó a ser extraordinariamente impresionante e inolvidable.
El primer número del programa fue En la Marcha, música de Vasily Soloviev-Sedoy y letra de Maxim Dudin. De acuerdo al texto del programa de mano, ?Es difícil estar en el Ejército, pero la memoria de los padres victoriosos, y las cartas de las novias ayudó a los soldados a sortear todas las dificultades de la guerra?.
Como segundo número, Danza de los Cosacos: ?Los guerreros cosacos montan en sus caballos hacia la planicie en donde inician una competencia de fuerza y valor?.
El tercer número del programa fue Polka del Regimiento, con este texto: ?Un pequeño descanso en la marcha, uno de los soldados toca una suave melodía en su acordeón, los soldados comienzan a bailar, es lamentable que no haya mujeres. Un joven soldado pone un gorro en su cabeza y empieza a bailar una rápida pero pausada Polka?.
El siguiente número fue Mi vivo Amor, una canción folclórica rusa, descrita de esta manera: ?una bella joven es encerrada en su casa, un guardia la vigila día y noche, pero un hombre joven que está enamorado de ella, lorgrará sortear todos los obstáculos y en una oscura noche se la llevará en una ?troyka? (la troyka es un carruaje ruso tirado por tres caballos, uno al lado del otro)?.
El quinto número fue Kalinka, otra canción folclórica rusa, ?una de las canciones folklóricas más famosas de Rusia (pequeño árbol llamado Bola de Nieve) y que aparece en el repertorio de muchos coros y orquestas. Se refiere a una declaración de amor por este pequeño árbol. Es especialmente popular por la impetuosidad de su melodía combinado con la velocidad de sus tonos para desembocar finalmente en un alocado tempo?.
Después una Danza Militar descrita así: ?No sólo hombres fuertes y valientes son miembros del Ejército Ruso, también hay hermosas mujeres. Esta humorística danza es sobre un joven soldado que se queda dormido una mañana en su regimiento, por supuesto, es regañado por su comandante. Antes que las cosas se pongan demasiado serias, aparecen algunas de estas hermosas mujeres en uniformes y todos comienzan a bailar?.
Luego hubo una gran sorpresa para el público cuando uno de los solistas comenzó a cantar la emotiva canción folclórica mexicana México lindo y querido, del maestro Ernesto Cortázar (según me dijo mi cuate Marco Antonio Muñiz), la cual Jorge Negrete hizo muy popular. ¡El público se emocionó hasta el delirio cuando el impresionante coro cantó también con el solista!
Después interpretaron Noches en Moscú, música de Vasily Soloyvoy-Sedoy y letra de Mikhail Matussovski. ?Canción asociada totalmente con Rusia, cuenta el amor por la Madre Patria. Ningún ruido se escucha en el jardín y todo estará silencioso hasta la mañana. ¡Si alguien supiera lo que significan para mí esas noches moscovitas!?.
El siguiente número fue Korobeiniki, canción folclórica rusa. ?Un joven enamorado de una joven. ¡Nadie sabe realmente cuánto amo!, el pasto crece, también las flores, y la noche es sabia y conoce la música de la noche, y mi acongojado corazón?.
Para cerrar la primera parte del programa, otra Danza Rusa, canción folclórica: ?Esta composición coreográfica y puesta en escena de manera académica, caracteriza claramente los estilos y movimientos de la música folclórica rusa. La danza se va construyendo con episodios contrastantes de variedad y colorido. El momento culminante es el gran ?finale?, con brillantes desplazamientos y acrobacias que terminan en una gran celebración de música y danza?.
Después del Intermedio, la segunda parte del programa comenzó con Danza ?Hopak? Ucraniana con la siguiente descripción: ?Los Cosacos Ucranianos fueron famosos por su valor, pero también por los rápidos y viriles movimientos de su danza. Esta conocida danza ?Hopak? contiene muchos elementos acrobáticos que originalmente fueron usados en la danza de los Cosacos Guerreros, pero que luego se integró como parte de la danza folclórica ucraniana popular?.
A continuación, una delicada interpretación en la balalaika del solista Kiril Kamanev del vals del tema musical de la película Doctor Zhivago, música de Moris Jar.
Luego Canción Gorra Marinera, ?un joven marino canta una canción que relata las aventuras de su primer viaje por el mar en un gran barco.
El siguiente número fue Danza del Marinero Yatoblotchko, ?Una de las más famosas danzas rusas basada en las tradiciones y coreografía folclórica de la Madre Patria. La música es un excelente arreglo de la conocida canción Yablotchko (Pequeña Manzana). La trama de esta danza está basada en la competencia entre las tripulaciones de dos diferentes barcos. Los episodios líricos abren el camino para difíciles acrobacias y complicados elementos de técnica?.
A continuación, Debajo del árbol de Roble, canción folclórica rusa, ?Después de un arduo día de trabajo, los jóvenes se juntan a escuchar el sonido de la balalaika, ellos se quieren divertir y además quieren tocar instrumentos musicales y cantar. Balalaika es un instrumento musical ruso de tres cuerdas y un cuerpo en forma de triángulo?.
El siguiente número fue El Establo, canción folclórica de los Cosacos, ?Cada noche un joven Cosaco va a un huerto de cerezas y se encuentra con una hermosa mujer, pero ella se ofende porque el Cosaco no le presta atención sólo a ella?.
Luego interpretaron Danza Festiva en el Río Don: ?Como se puede imaginar todos los pasos son detenidos para un gran final. Esta composición presenta la voluptuosidad de los bailarines y bailarinas del coro y la orquesta del ensamble. Todos participan en una festiva y espiritual danza?.
Siguió Una vez más allá del río Don, canción folclórica de los Cosacos: ?Muy cerca del gran río Don, uno de los grandes ríos de Rusia, vivían los Cosacos, gente hermosa y libre. Un joven Cosaco se va a la guerra y le dice adiós a su hermosa esposa y le ruega que no se entristezca o llore por él, sino que espere su retorno victorioso?.
El siguiente número fue La Troika del Ensillado: ?un hombre joven que ensilla caballos va a encontrarse con su amada. Cuando estás joven debes amar con pasión, pero también con ternura?.
El penúltimo número del programa fue el mundialmente famoso Romance Gitano Ojos Negros: ?Los gitanos han estado deambulando por decenas de años en el sur de Rusia y sus canciones y danzas se han convertido en algo insuperable del folclore ruso. Este amor gitano, Ojos Negros, es conocida en el mundo entero?.
El último número del programa fue La Danza Rusa de Yamarka, xon esta introducción: “En el Mercado, canción festiva, un festival en las calles abiertas en celebraciones públicas. Como podrán imaginar, todo se detiene para el gran final de este maravilloso espectáculo”.
Para cerrar con broche de oro la presentación y al mismo tiempo complacer al público mexicano, la orquesta, uno de los tenores y todo el coro nos dieron la sorpresa de interpretar Cielito Lindo, posiblemente la canción más conocida del rico folclore de México. La ovación cerrada y de pie no se hizo esperar. Durante diez minutos mil veinte personas aplaudieron emocionadamente, obligando al conjunto de artistas rusos a repetir tres veces las últimas estrofas de esta misma canción.
Me complace muchísimo hacer una mención especial de un niño genial, de no más de 8 o 10 años de edad, que salió a cantar como solista, estupendamente, con suma maestría y alardes de dominio escénico, que el público ovacionó con mucha complacencia. No supe cuál es su nombre, pero si lo logro averiguar más adelante se los daré a conocer.
El Director artístico y Conductor del spectáculo es el coronel Anatoly Bazhalkin; la directora del ballet es Marina Yashchenco; y el Director de Orquesta Eduard Yankovskiy. Los solistas son: Dimitry Suprozhenkov; el tenor Sergey Nikitin; el tenor Nikolay Suchkov; el tenor Sergey Stepin; el barítono Vasily P?yanov; el bajo Mikhail Zubarev; y en la balalaika Kiril Kamanev.
Recomiendo a mis lectores que si pueden venir a México a finales del prente mes, que acudan el viernes 29 de junio a las 21 horas al Teatro Metropólitan, donde se volverá a presentar este excelente e inolvidable espectáculo después de su larga gira por todo el territorio mexicano.
Y ahora sí, con su amable permiso, me iré a la cama porque estoy muy cansado y ya tengo sueño. Hasta mañana, si Dios quiere.