Archive for Agosto 31st, 2007

MISCELÁNEA

Viernes, Agosto 31st, 2007

El show de televisión de anoche
Cinco de los catorce candidatos presidenciales que competirán en la elección general del próximo 9 de septiembre actuaron anoche en el show político denominado ?Foro Presidencial Guatemala 2007?, organizado por la cadena noticiosa de televisión estadounidense CNN en español, el cual tuvo lugar en el hotel InterContinental y fue transmitido por canal 3 de Guatemala. Le llamo show, y no ?foro? o de alguna otra manera, porque eso fue en realidad, un show en el cual las figuras estelares fueron el ingeniero Álvaro Colom Caballeros, candidato postulado por el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), el doctor Eduardo Suger Cofiño, candidato del partido CASA, la señora Rigoberta Menchú Tum, postulada por el partido Encuentro por Guatemala (EG), el doctor Alejandro Giammattei Falla, del partido oficial Gran Alianza Nacional (GANA) y el general retirado Otto Pérez Molina, candidato del partido Patriota (PP), y las presentadoras fueron la periodista de origen costarricense de CNN en español, Glenda Umaña, y la periodista guatemalteca Elsie Sierra, directora del noticiario Telecentro Trece, de canal 13 de Guatemala. Antes que éste, ya se habían presentado shows similares en Chile, Colombia y Nicaragua.
Los candidatos presidenciales que no fueron invitados a participar manifestaron su protesta y su disgusto y enviaron cartas expresándolo al vicepresidente de CNN en español, señor Chistopher Crommett, y al presidente de canal 3, señor Luis Bollat, particularmente el candidato del partido Democracia Cristiana Guatemalteca, doctor Marco Vinicio Cerezo Blandón, quien manifestó su inconformidad al decir que ?existe una inducción y manipulación mediática de las elecciones?, como rechazo a la actitud de tomar en cuenta solamente a los candidatos que en las encuestas han obtenido mayor número de intención de votos, a lo cual el señor Crommett respondió que ?no estaba previsto hacer cambios en la organización del foro?, y punto. Fueron en vano la protesta y todos los esfuerzos del ecologista Cerezo Blandón por ser tomado en cuenta, porque ni siquiera se le permitió ingresar al salón del hotel InterContinental donde se desarrolló el show político.
Previo a la presentación, el señor Crommett había dicho que ?Se permitirá acceder con voz de los aspirantes a las propuestas claras según las preguntas previamente acordadas?, mientras que la presentadora Umaña, de origen costarricense, dijo que ?Como periodistas no tenemos que mostrar las preguntas antes, pero son temas que ellos (los candidatos) deben imaginarse que preocupan a los guatemaltecos, pero también otros temas comunes para nuestra región?. Lo cual me parece que quiere decir que los cinco candidatos ya estaban más o menos enterados de los temas que tendrían que abordar, lo que ratifica mi opinión de que se trató de un show más que un debate o un foro.
Los cinco candidatos participantes actuaron adecuadamente al responder las preguntas que les plantearon, aunque, en mi opinión, el ingeniero Colom fue el único de los cinco que no parecía estar consciente de que estaba actuando para un show internacional de televisión y se comportó sólo como un político nervioso que responde a las preguntas que le planteaban las dos moderadoras, porque en ningún momento miró a la cámara mientras respondía, sino siempre dirigió su mirada a ellas; mientras que el doctor Suger, la señora Menchú, el doctor Giammattei y el general Pérez Molina todo el tiempo miraban fijamente a las cámaras, conscientes de que se estaban dirigiendo a la audiencia televisiva, entre la cual probablemente todavía podrían obtener algunos votos. Previo a la transmisión se indicó que los aplausos estaban prohibidos y que si alguien aplaudía sería retirado inmediatamente del salón. Así mismo, se prohibió a los participantes dirigirse directamente a otro de los contendientes. No obstante, el ingeniero Colom y la señora Menchú expresaron indirectamente su rechazo a la “mano dura” que anuncia que va a aplicar si gana la elección el general Pérez Molina.
Me pareció que el doctor Suger no recibió tanto maquillaje como los demás candidatos, porque era al único a quien le brillaban la nariz y la frente, mientras que los otros cuatro lucían con notorio polvo en sus rostros, al extremo que la señora Menchú y el general Pérez lucían casi irreconocibles por el color blancuzco de su tez, particularmente la primera.
Las respuestas que dieron fueron similares a los constantes discursos y notas publicitarias que han venido difundiendo en los canales de televisión abierta, sin causar ninguna sorpresa. El doctor Suger expresó, con ingenuidad política, algunos temas que en la práctica podrían ser objeto de una discusión, como su idea de fundir en un ministerio a los ministerios de la Defensa y Gobernación y abolir el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y reiteró su posición de franca oposición a que haya sido aprobada la CICIG porque, según expresó, significa que Guatemala ha sido ?el único país cuyo gobierno ha reconocido su incapacidad para cumplir con un deber que le ordena la Constitución de la República?. Me sorprendió la soltura y elocuencia de la señora Menchú, quien en algún momento ?le dio sabor al caldo? con una respuesta muy ocurrente. El doctor Giammattei se empecinó en su tan reiterado maniqueísmo de ?los buenos? y ?los malos?, insistiendo en que va a ganar las elecciones porque ?en Guatemala somos más los buenos que los malos? y su resobado eslogan de batalla -¡que ya es un fastidio!- de que ?Dios bendiga a Guatemala?. El general Pérez Molina insistió en su ?mano dura? y otras expresiones que pusieron de manifiesto que si llega al poder gobernará Guatemala con mucho rigor, lo cual ya es también fastidioso para la audiencia que recuerda el comportamiento de los gobernantes autoritarios del pasado al que no queremos regresar ni a putas (perdonen la expresión que, aunque es escatológica, es contundente).
Antes de haber visto este show todavía dudaba por quién de los catorce candidatos presidenciales voy a votar el próximo 9 de septiembre, pero después de lo que ví y escuché anoche no me queda ninguna duda de que entre los cinco que participaron indiscutiblemente votaré por el ingeniero Álvaro Colom Caballeros. Al concluír el show, los cinco contendientes salieron sonrientes y convencidos de haber ganado. Pero la verdad es que en el show no hubo ganadores ni perdedores. En todo caso, los ganadores fueron los canales de televisión que lo transmitieron, porque fue un show fuera de lo común, diferente a las telenovelas mexicanas, venezolanas o brasileñas románticas, o a los noticiarios plagados de crímenes y otros actos delictivos deprimentes.
Acerca de una ?campaña negra?
El 29 de este mes, los periódicos publicaron una nota referente a la captura de 8 personas en Mixco porque fueron descubiertas repartiendo volantes con una información que fue catalogada como ?campaña negra? en contra del general Otto Pérez Molina, candidato del P.P.
Tanto Prensa Libre como elPeriódico publicaron que esas personas habían sido capturadas por agentes de la Policía Municipal de Mixco, entregadas a agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), remitidas a un Juzgado de Paz y condenadas a 20 días de prisión por haber sido encontradas culpables de cometer injuria, todo en el transcurso de pocas horas.
Tomando la información de los periódicos, se han cometido una serie de ilegalidades y errores como son los siguientes:
1. Los agentes de la PMT de Mixco no tienen la facultad de ?detener? a ninguna persona. En todo caso, debieron llamar a agentes de la PNC para que ellos los capturasen, pero no debieron hacerlo ellos preventivamente porque eso se llama detención ilegal.
2. Se dijo que fueron remitidos a un Juzgado de Paz, el cual simplemente debería haberles tomado su primera declaración, en la que debe estar presente un defensor público o abogado y, si se encuentran suficientes elementos de su culpabilidad, remitirlos a un centro de detención preventiva para que luego el Ministerio Público (MP) inicie la investigación, formule una acusación, pida apertura a juicio y se lleve a cabo un debate público en el que se deberá condenar o exculpar a los sindicados. De acuerdo a lo anterior, es imposible que un Juez de Paz haya podido condenar a 20 días de prisión a estas personas tal como lo reportaron esos periódicos.
3. elPeriódico confunde los términos y señala que ?…se determinó que incurrieron en una falta leve…?, pero no existe la “falta” de injuria, mucho menos “leve”. La injuria es un delito cuya comisión debe seguir el procedimiento antes mencionado.
4. Si lo que se cometió fue una falta, a juicio de la Jueza Sonia Gómez, entonces sí procede que les prive de libertad, pero en este caso no se llama ?prisión?, sino arresto; las penas privativas de libertad impuestas por delitos se cuentan en meses o años, las de arresto en días. A quien comete el delito de injuria se le podrá imponer una pena privativa de libertad de dos meses a un año (Artículo 161 del Código Penal), nunca de 20 días.
5. En todo caso, la información de los periódicos es errónea en varias formas y, como en tantos otros casos, desinforma a los lectores.