Archive for Septiembre 12th, 2007

MISCELÁNEA

Miércoles, Septiembre 12th, 2007

* Cambio de encabezado
Como se podrán dar cuenta, a partir de ayer ha cambiado la tipografía del encabezado de este blog, como respuesta a un correo electrónico que recibí anteayer firmado con el nombre Joseph Kreimmer, que dice lo siguiente:
?Mi estimado Jorge Palmieri, leo con gusto su sitio en Internet del cual me acabo de enterar y que llena el vacío desde que dejó el diario en el cual nos deleitaba con sus letras. Sin embargo, me causó sorpresa que el encabezado de su sitio correspondiera al uso de la misma tipografía que utiliza dicho diario, y digo ésto pues por muchos es sabido que elPeriódico Guatemala plagió el logotipo de elPeriódico de Cataluña (http://www.elperiodico.com/) y, aunque el original ha evolucionado, las similitudes saltan a la vista y no quisiera saber que luego a usted lo anden juzgando por hacer lo mismo, aún sin intención. Acá puede ver un enlace del logotipo anterior de elPeriódico, aunque no encontré algo más antiguo que era cuando más se parecía y de donde el diario guatemalteco seguramente lo tomó. Mis más sinceros saludos.?
Respondo: tiene razón el señor Kreimmer, aunque no creo que esa tipografía esté registrada en alguna parte como propiedad intelectual, ni que el usarla constituye lo que se puede llamar plagio. Sin embargo, decidí atender lo que dice. Cuando principié a publicar este blog, acepté que en el encabezado se empleara esa misma tipografía con el propósito de fregar la pita, pero creo que ya es suficiente y, en atención a ese mensaje, decidí cambiarlo por este otro. Espero que éste sea del agrado de mis numerosos visitantes que, afortunadamente, ya no son sólo los ?cuatro gatos? que me leían en elPeriódico, sino son varias decenas de miles que viven en diferentes países del mundo. ¡Muchas gracias!
* Cuarto poder, no quinta columna
Cuando Prensa Libre publicó la última encuesta de intención de voto que hizo por su cuenta la empresa Vox Latina sobre los catorce candidatos presidenciales y vicepresidenciales, expresé con mi habitual franqueza la sospecha de que el resultado hubiese sido amañado por encargo de cierto empresario sumamente adinerada quien ha dicho que está decidido a hacer lo que sea necesario para impedir que el candidato del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), ingeniero Álvaro Colom Caballeros, pueda ganar las elecciones y llegar a ser el siguiente Presidente de la República, para lo cual, entre otras cosas, hizo publicar esa encuesta cuyo resultado es aparentemente desfavorable para Colom para causar un efecto psicológico en los votantes a favor de otro de los candidatos al cual tanto él como ese periódico apoyan y promueven. Eso no se vale porque es evidente que esos encuestadores se vendieron al poder fáctico. ¡Que pena por nuestra Guatemala!
Desafortunadamente, los medios de comunicación de este país ?sobre todo los escritos- han venido tratando de adoptar una actitud excesivamente protagónica y prepotente que no les corresponde, con la intención de ser ya no sólo órganos informativos -con derecho a opinar en las páginas editoriales, naturalmente- sino también de dirigir a su sabor y antojo todo cuanto ocurre en los campos políticos, económicos, sociales y hasta legales, al extremo de querer imponer a todos los funcionarios públicos ?desde el Presidente de la República para abajo- la manera como deben actuar en el desempeño de las responsabilidades a su cargo y de presionar a los jueces y magistrados para que resuelvan los casos legales en la forma como a los medios les parezca mejor. Esto no se vale.
En el campo político, hacen mal los periódicos que toman partido por uno de los candidatos que compiten para llegar a la Presidencia de la República y para ello procuran que las informaciones sobre todo lo que estos dicen y hacen estén parcializadas a su favor y en contra de sus contrincantes, en vez de ser imparciales y objetivas, como corresponde de acuerdo a la ética profesional. En esos casos un medio de comunicación deja de ser digno de que ser llamado cuarto poder y merece la calificación de quinta columna. Eso debe cambiar para bien del pueblo y del propio periodismo.
Si un periódico deja de informar la verdad objetivamente para publicar versiones sesgadas y subjetivas que favorecen a un partido político y a un candidato presidencial, se convierte en vocero de esa tendencia, o agrupación y su candidato y, eventualmente, se desprestigia para caer en la ruina cuando los lectores y los anunciantes se dan cuenta de ello, lo cual ocurre tarde o temprano.
Eso fue, precisamente, lo que le ocurrió al desaparecido diario El Gráfico cuando su propietario y director, licenciado Jorge Carpio Nicolle, organizó el partido Unión del Centro Nacional (UCN) para satisfacer su ambición de llegar a ser Presidente de la República, lo cual, lamentablemente, le costó la vida a su periódico y también a él mismo cuando fue asesinado cobardemente en una carretera.
RIP para Democracia Cristiana Guatemalteca

Así era Vinicio Cerezo Arévalo en los días que asumió la Presidencia de la República y puso fin a una larga cadena de sucesivos gobiernos de militares.

El inciso b) del Decreto-Ley número 1-85, Ley Electoral y de Partidos Políticos y sus Reglamento (Acuerdo 181-87) y sus Reformas (Acuerdo número 061-90), establecen en el Artículo 93 (Cancelación del Partido): ?Procede la cancelación de un partido político: ?Si en las elecciones generales no hubiese obtenido, por lo menos, un cuatro por ciento de los votos válidos emitidos en las mismas, salvo cuando haya alcanzado representación en el Congreso de la República.? Aunque según tengo entendido ese porcentaje aumentó a cinco por ciento.
Por consiguiente, el partido de la estrella blanca sobre el fondo verde, que en 1985 llevó a la Presidencia de la República al licenciado Marco Vinicio Cerezo Arévalo con la pegajosa canción “Sí, hay un camino”, original del recordado publicita español Alfonso Agulló, y llegó a ser una fuerza política de primera magnitud, pero para las elecciones que se celebraron el domingo postuló al doctor Marco Vinicio Cerezo Blandón, hijo mayor del ex presidente antes mencionado, y no obtuvo ni el porcentaje de votos requerido para poder seguir viviendo, ni eligió a un diputado, por lo que se ha ido a pique. Ixcamic, como podría decir Rigoberta Menchú. Kaput, como diría un alemán.
Esta fue la segunda vez que el DCG postuló como candidato a la Presidencia a un hijo de un ex Presidente de la República: la primera vez fue en las elecciones de hace cuatro años cuando su candidato fue Jacobo Árbenz Villanova, hijo menor del desaparecido ex Presidente Jacobo Árbenz Guzmán, a pesar de ser residente en Costa Rica y de estar desvinculado con Guatemala.
Será interesante hacer un minucioso recuento histórico de este partido político que durante muchos años llegó a ser el mayoritario en el país mientras fueron Secretarios Generales el licenciado René Deleón Schlotter y después Alfonso Cabrera Hidalgo, pero cuando el ex presidente Cerezo Arévalo asumió la Secretaría General se convirtió en un partido minoritario insignificante para servir propósitos personales y de culto a su personalidad y, como si fuese dinástico, para acomodar a su familia en diferentes candidaturas.
Esta vez, además de haberse postulado él mismo candidato a la reelección como diputado al Congreso Nacional, postuló a su hijo primogénito Marco Vinicio como candidato presidencial y también a su hijo Carlos como candidato a diputado. Además, postuló a su ex esposa, la licenciada Raquel Blandón, candidata a diputada por el departamento de Huehuetenango, de donde es originaria. Pero ninguno de todos ganó. Y el partido tendrá que desaparecer para no volver. Que descanse en paz.