Archive for Octubre 31st, 2007

Amenazas contra colegas periodistas

Miércoles, Octubre 31st, 2007

De parte del Equipo editorial de la Revista Sala de Redacción, especializada en periodismo, con dirección electrónica www.saladeredaccion.com y números telefónicos (502) 2434 6655 / 2434 6337 y 2433 9721 de la ciudad de Guatemala he recibido por correo electrónico la siguiente circular que transcribo a mis lectores:
?Colegas:
Les enviamos una copia de la denuncia que los colegas Enrique Castañeda e Hilda Mérida, del Módulo de Investigación de El Periódico, presentaron el sábado en la Procuraduría de los Derechos Humanos. Ambos colegas están siendo acosados por haber establecido que sospechos de integrar el crimen organizado están entre los financistas
del Partido Patriota (PP). Hasta donde hemos llegado a establecer, la mayoría de medios guatemaltecos han decido no publicar nada sobre las intimidaciones contra Enrique e Hilda con el argumento de que están siendo utilizadas políticamente por el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), quien disputará la Presidencia de la República el próximo domingo con el PP.
Consideramos necesario solidarizarnos con los colegas, sin importar que eso perjudique o beneficie a un partido político. Por lo tanto, solicitamos que este mensaje sea reenviado a las organizaciones y personas que se considere conveniente?.
Adjunto viene una copia de esta acta que levantaron en la sede de la Procuraduría de Derechos Humanos para dejar constancia de su denuncia:
?En la ciudad de Guatemala, el veintisiete de octubre de dos mil siete, en la sede de la Procuraduría de los Derechos Humanos, siendo las trece horas, comparecen ante el infrascrito Oficial, el señor CARLOS ENRIQUE CASTAÑEDA BOER, mayor de edad, guatemalteco, periodista de este domicilio, con cédula de vecindad A guión uno y registro ochocientos setenta y dos mil cuarenta y ocho de la ciudad de Guatemala; y HILDA EMELINA MERIDA MENDEZ mayor de edad, guatemalteca, periodista, de este domicilio, con cédula de vecindad número de orden L guión doce, y de registro diecisiete mil quinientos trece del municipio La Reforma, San Marcos, para interponer denuncias por amenazas y para el efecto se procede de la manera siguiente: PRIMERO: Los señores Carlos Enrique Castañeda Boer y Hilda Emelina Mérida Méndez son miembros del Equipo de Investigación de El Periódico, informan que han realizado diversas investigaciones con relación al Partido Patriota, que han llegado a determinar que su candidato a Presidente tiene vínculos con el señor EDWIN ALFREDO MENDOZA MATTA, es una de las personas señaladas de tener vínculos con el crimen organizado. Quien según el Tribunal Supremo Electoral es afiliado al partido Patriota desde el veintisiete de agosto de dos mil dos, como consta en la boleta ochocientos sesenta y siete mil doscientos noventa y seis. Esta persona es uno de los financistas del Partido Patriota. Adicionalmente, las investigaciones periodísticas determinaron que el ex director Financiero del Estado Mayor de la Presidencia en tiempo del General Pérez Molina y G-4, José Alfredo Cabrera Alarcón, quien firmó cheques por diecinueve millones en los últimos doce días que Pérez Molina fungía como Jefe del Estado Mayor Presidencial, del gobierno de Ramiro de León Carpio y habita en una casa que fue propiedad de Otto Pérez Molina y la hermana, la esposa y cuñados están afiliados a dicho partido. Según afirman los denunciantes, la señora Edna Maribel Berganza Colindres, secretaria de finanzas del Comité Ejecutivo Nacional del partido Patriota es esposa de Cabrera Alarcón. Los denunciantes señalan que han hecho otras investigaciones que comprometen al Partido Patriota y sus fuentes de financiamiento, incluyendo la emisión de cheques de la empresa COMSI, a favor de la diputada Roxana Baldetti por un total de ochenta y ocho mil quetzales exactos, y para el efecto, entregan una copia de dicho cheque. Además la entrega de un vehículo al General Otto Pérez Molina el cual habría sido adquirido por una empresa vinculada a la sustracción de fondos públicos de la Contraloría General de Cuentas TERCERO: El señor Carlos Enrique Castañeda Boer manifiesta que desde el día miércoles veinticuatro de octubre, ha comenzado a recibir amenazas por teléfono a su número celular 53060874. Los mensajes son realizados desde teléfonos que tienen bloqueador de identificación. Adicionalmente, el señor Carlos Enrique Castañeda Boer considera se encuentra sometido a vigilancia y seguimiento. CUARTO: Se hace constar que el señor Carlos Enrique Castañeda Boer deja los documentos indicados y una grabación, para que sea reproducida por la Procuraduría. QUINTO: Los denunciantes solicitan la intervención de la Procuraduría de los Derechos Humanos a fin de que proteja su vida e integridad personal pues temen represalias por sus investigaciones, y piden expresamente que se soliciten medidas de protección a la SOCIEDAD INTERAMERICANA DE PRENSA y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Asimismo, que se certifique el presente expediente al Ministerio Público para que se investiguen el origen de las amenazas. No habiendo más que hacer constar se da por terminada la presente acta, dos horas después de su inicio y enterados de su contenido la ratifica acepta y firman los comparecientes y el infrascrito notario quien de todo lo expuesto DOY FE?.
Abajo hay cuatro firmas ilegibles y el sello del Área de Recepción y Calificación de Denuncias de la Procuraduría de los Derechos Humanos.
Mi comentario al respecto
He dado a conocer el contenido de esta acta en la que se hace esa grave denuncia, levantada ante la Procuraduría de Derechos Humanos, con el propósito de tratar de contribuir a la protección de la integridad y la vida de los mencionados periodistas que fueron miembros del Equipo de Investigación del diario elPeriódico. Y digo que fueron ?no que son- porque según tengo entendido renunciaron anteayer porque en ese medio no les permitieron publicar su denuncia. A lo cual elPeriódico está en su legítimo derecho porque ningún medio de comunicación está obligado a dar cabida en sus páginas a todo lo que quieran publicar sus colaboradores.
En cuanto a las amenazas que los colegas Hilda Emelina Mérida Méndez y Carlos Enrique Castañeda Boer denuncian que han venido recibiendo desde hace varios días, lo único que puedo decir es que son gajes del oficio. El periodismo es una ocupación arriesgada, sobre todo cuando se tocan intereses tan importantes como lo es la Presidencia de la República. Particularmente cuando se trata del periodismo investigativo en el desarrollo del cual se puede poner en entredicho a un candidato a la Presidencia de la República, como en este caso.
Sin embargo, con esta publicación no es mi propósito avalar las graves denuncias que hacen esos colegas, sino que, insisto, mi propósito es únicamente contribuir a proteger su integridad y sus vidas. Pero insisto en que ellos deben estar conscientes de que este oficio es arriesgado y muy peligroso porque puede causar consecuencias demasiado graves, hasta la pérdida de la integridad física y la vida. Lo cual no tiene mayor importancia para un viejo que, como yo, está próximo a cumplir 79 años de haber nacido y, por lo tanto, ya ha vivido suficiente tiempo y no es mucho más lo que me resta. No me importa mucho si he de perder la vida por alguna publicación que haga y cuya responsabilidad asuma. La vida nada me debe. Como dice una canción popular, ?Puedo marcharme mañana mismo de este mundo?.
Pero sí quiero aprovechar la coyuntural oportunidad para reiterar por enésima vez que es muy arriesgado que Guatemala vuelva a ser gobernada por militares. Quienes hemos vivido muchos años podemos dar testimonio de lo que son los gobiernos militares. Quienes no han vivido muchos años y no tuvieron que soportar el autoritarismo y abuso de poder de los militares en el poder no tienen idea de lo que eso significa. Si me han de matar por decirlo, me iré a la siguiente etapa satisfecho de haber cumplido con mi deber al prevenir a mis compatriotas del riesgo que está corriendo nuestra patria si el próximo domingo 4 de noviembre es electo el general Otto Pérez Molina y se apoderan del poder nacional él y sus conmilitones y achichincles, ya sean miembros del ?Sindicato? de la Inteligencia Militar (D-2) de la Promoción de 1993, o de ?La Cofradía?, o de los ?Wolves? (lobos), como les llaman en el Departamento de Estado de Washington. ¡Mucho cuidado guatemaltecos! Si así son cuando aún no han ganado las elecciones, ¡magínense cómo van a ser si -¡Dios no lo quiera!- llegaran a gobernar a nuestra patria con “mano dura”! Ya nos tienen hartos con esas cancioncitas y su “mano dura”. ¡No corramos ese riesgo! ¡Los militares a sus cuarteles y los civiles al Gobierno!