Archive for diciembre 1st, 2007

MISCELÁNEA

Sábado, diciembre 1st, 2007

* Unánime rechazo nacional
La pretendida indemnización que se recetaron los diputados ha sido rechazada por todos los sectores del pueblo, así como también sus novedosas ?conquistas? laborales. A tal extremo que los partidos políticos a los que pertenecen algunos de quienes votaron para aprobar tales abusos de poder y de confianza les han expulsado de sus filas, como el caso de Jorge Méndez Herbruger, dos veces presidente del Congreso Legislativo, miembro del partido Gran Alianza Nacional (GANA). Otros diputados que han sido reelectos en las recientes elecciones generales creído que es suficiente con anunciar que no aceptarán tales prebendas y las rechazan. Pero eso no basta porque lo que se debe hacer es dejar sin efecto totalmente lo que han aprobado.
Un lector tuvo a bien enviarme un comentario, pero me pide que omita su nombre si lo publico, lo cual es ?lamentablemente- una actitud que asumen en nuestro país algunas personas que acostumbran tirar piedras y esconder la mano en vez de respaldar con su nombre lo que piensan y opinan. No obstante, voy a reproducir lo que me dice porque comparto por completo su opinión.
?La idea de la indemnización surgió a raiz del amparo otorgado al señor Marco Tulio Abadio cuando el FRG, por intermedio del Congreso intentó destituirlo como Contralor General de Cuentas de La Nación y la Corte de Constitucionalidad lo amparó. Curiosamente en dias posteriores a este hecho los señores de la mencionada corte, por mandato legal dejarian sus cargos y sin objeción alguna de parte de la Contraloría General de Cuentas se indemnizaron. (Reciprocidad) Luego para curarse en salud los “honorables” magistrados de la Corte Suprema de Justicia previo a indemnizarse lo consultaron a la Corte de Constitucionalidadd. Si de allí nació este vicio para retorcer el impedimento legal, era lógico que la consulta sería positiva, lógicamente procedieron a indemnizarse, y así sucesivamente ahora le tocó el turno a los flamantes miembros del Tribunal Supremo Electoral. La prensa siempre critica al poder del Estado más vulnerable y susceptible a cualquier cuestionamiento, pero nunca dicen nada de los sueldos ofensivos que se recetan los miembros de las entidades mencionadas, que por dedicar un gran porcentaje de sus recursos para cubrir su presupuesto de funcionamiento tienen que pedir ampliación de su presupuesto porque lo que el porcentaje que constitucionalmente les corresponde, lógicamente es insuficiente. El impedimento legal que esgrime la prensa en general en contra de los Diputados, y la critica por esta pretención, es la misma postura que deben asumir en contra de la Corte de Constitucionalidad, Tribunal Supremo Electoral y Corte Suprema de Justicia, etcétera. (Si este comentario a su criterio considera necesario transmitirlo a sus lectores, le agradeceré omitir mi nombre)?
* Enjundioso Editorial de La Hora
En contraste, esto coincide con el enjundioso y valiente Editorial del vespertino La Hora de anteayer, titulado ?Tienen muchos cómplices?, que voy a permitirme publicar esperando que no tenga inconveniente que lo reproduzca mi amigo Óscar Clemente Marroquín, propietario y director general de ese medio.
?Esta vez los diputados no están solos, puesto que cuentan con abundantes cómplices para garantizarse la indemnización. Cierto que los más importantes pueden ser los magistrados de la Corte de Constitucionalidad, como ya lo demostraron en el pasado, pero también lo son los magistrados de las Salas de Apelaciones y los de la Corte Suprema de de Justicia, el Procurador General de la Nación, el Jefe del Ministerio Público, el Contralor de Cuentas, los ministros de Estado y hasta el Presidente y Vicepresidente que tienen idéntico derecho que los nombrados para reclamar una indemnización, no digamos el Presidente del Banco de Guatemala que además goza de pensión vitalicia.
?Y cuando cambió la Corte Suprema de Justicia la última vez, gran parte de la prensa que mantenía una estrecha relación con el magistrado Quesada Fernández calló ante el descaro que tuvo este profesional y sus colegas para recetarse la indemnización. También esa prensa que apañó aquel trinquete (idéntico al de los diputados de hoy) debe considerarse cómplice.
?Pero la mayor complicidad de todas es la que muestra al final de cuentas el ciudadano que hoy está indignado pero que el lunes hará como siempre hacemos los chapines: ?A otra cosa mariposa?, olvidando por completo que se han adueñado inmoralmente de dinero que es de todos los guatemaltecos y tras el desahogo de, si acaso, mentar la madre a los descarados, volvemos a la normalidad y a seguir con la rutina diaria, como si nada hubiera pasado. Siempre hemos dicho que los políticos guatemaltecos le tienen tomada la medida al ciudadano de este país y que si tienen el cuero suficiente para aguantar una retopada de un par de días, pueden hacer micos y pericos porque a la larga la población nunca reacciona, nunca se indigna lo suficiente como para actuar para poner coto a los desmanes.
?Y mientras sigamos siendo pura llamarada de tusa para alegar por unas horas o acaso un par de días, pero dispuestos a olvidar y darle vuelta a la página con tanta rapidez, no esperemos que los diputados teman la reacción ciudadana que ya saben será realmente pasajera.
?No hay sindicatos ni organizaciones de la sociedad civil que se manifiesten. Nadie, ni un llanero solitario, hace un plantón en el Congreso exigiendo el cese de la desvergüenza, mucho menos acciones más categóricas para ejercer presión. Y es tan obvia nuestra sangre de horchata que hasta los diputados que no tienen tantas luces se han percatado de ello y se aprovechan de un pueblo que no es capaz de marcar un alto a la picardía. Ante este panorama, que con su pan se lo coman.?
No creo necesario agregar ningún comentario, porque este Editorial es lo suficientemente claro y comparto totalmente su contenido.
* Carta al Rey
A continuación reproduzco un artículo que, con el nombre Carta al Rey, fue publicado hace algunos días en el diario cibernético venezolano elImpulso.com que había sido censurado por el gorila tirano por publicar la postura de la oposición política al dictador Hugo Chávez que mañana someterá a un referéndum nacional su despropósito de reformar la Constitución para convertirse en presidente vitalicio constitucional de la República Bolivariana de Venezuela. La reproduzco a manera de adhesión a quienes mañana votarán que NO aprueban semejante osadía y ojalá vayan a demostrar que son la mayoría del hermano pueblo venezolano con el cual me solidarizo. No creo necesario agregar un comentario:
?Su Majestad Rey Juan Carlos, disculpe que no me regocije como otros por su espontánea reacción ante el irrespeto de nuestro Presidente Hugo Chávez. Aunque nos sentimos de alguna manera identificados con su ya famosa frase ?¿Por qué no te callas??, creemos que darle importancia ahora sería como preocuparse por la grieta de un clavo en medio de un terremoto. Disculpe que no caiga en la tentación de profundizar en tan peculiar impasse y olvidar así la tragedia que se cierne sobre nuestro país con la propuesta de reforma con la que se quiere formalizar una dictadura constitucional. Verá, el problema no es que Chávez haya saboteado una Cumbre más para llamar la atención, o que usted haya tenido que pararse de la mesa con un gesto inédito en la historia de la corona española; el problema es que existe un país donde se están limitando progresivamente las libertades civiles y donde se violan constantemente los derechos humanos, el problema es que en Venezuela se condena la expresión libre, se persigue a los disidentes, se confisca la propiedad privada, se prohíbe el pluralismo y se acaba con la vida democrática y la convivencia pacífica. Todo esto, que es público y notorio además, pasa en medio de un silencio cómplice por parte de la comunidad internacional, en la que España y Europa juegan un rol protagónico hoy en día. Por lo tanto, usted entenderá que no compartamos el escándalo que se está generando ahora en su país, no por el sufrimiento de un pueblo hermano, ni por el avance impune de otro dictador militarista, sino tan solo por el hecho de que usted fue incomodado por las palabras irrespetuosas sobre un ex presidente de España. El caso es, Su Majestad, que Chávez no sólo le dice fascista a Aznar, sino que condena con esa misma irresponsabilidad a cuanto venezolano o extranjero se permita pensar distinto a él, bien sea pobre, rico, blanco, negro, bonito o feo. Para Chávez son fascistas los partidos políticos de oposición, los empresarios, la Iglesia, los estudiantes, los militares institucionales y hasta su militancia crítica. La diferencia es que esa condena verbal no le hace ningún daño a Aznar, mientras que a los venezolanos les significa la pérdida de sus derechos más básicos, incluyendo la propiedad, la libertad y hasta la vida misma. No estamos pidiendo la intervención de España en este problema, que es nuestro y que sabremos resolver, tan sólo estamos pidiendo consciencia, consideración y respeto con un pueblo que, al igual que usted, quiere que se calle esa voz opresora e irrespetuosa, pero que no se puede parar de la mesa y olvidarse del tirano como usted sí pudo. Nosotros sí tenemos que quedarnos sentados todos los días para seguir escuchando a un hombre que lo único que hace es sembrar odio e insultar a los demás. Tan sólo quisiéramos que España se preocupara más por el problema de fondo y menos por el banal asunto relativo al correcto protocolo de una Cumbre internacional.
Su Majestad, la muerte de la vida democrática en un país no es poca cosa y debería importarles a todas las naciones comprometidas con la libertad y el progreso en el mundo. Su gobierno, representado ya por Zapatero, le vendió armas a Chávez sin importarle el destino de las mismas y sabiendo ya el talante militarista del régimen que lamentablemente impera hoy en Venezuela, el cual por cierto es hijo del sistema castro-comunista con el que también han coqueteado sin problemas por medio siglo. ¿Es que acaso a Latinoamérica le quedan grandes los principios democráticos como el de separación de poderes, supremacía constitucional y pluralismo ideológico? ¿Cuándo el caudillismo tiránico del tercer mundo dejará de ser una exotiquez para los europeos que pretenden pagar con nuestro retraso sus complejos acumulados por tantos siglos de civilización, alimentando el mito del ?buen revolucionario tropical?? ¿Cuándo comenzará a importar de verdad la democracia en el contexto internacional? No entendemos cómo un golpista militar convicto y confeso como Chávez se permite condenar sin pruebas y extemporáneamente a un ex presidente de una nación extranjera de participar en un golpe en su contra. Tampoco entendemos cómo un racista ideológico como Chávez se permite acusar de racista a los ciudadanos de otros países frente a los mandatarios de los mismos. Lo que sí nos queda claro es que si Chávez no hubiera insultado a Aznar nada hubiera pasado y el tema económico hubiera seguido tapando el conflicto político que existe en el continente.
Su Majestad, a pocos días de un referéndum en nuestro país por medio del cual se pretende modificar fraudulentamente la Constitución para permitir la presidencia vitalicia de Chávez, para acabar con la pluralidad democrática, para atentar contra la propiedad privada y para secuestrar políticamente el Banco Central y las Fuerzas Armadas, le preguntamos a usted y a Zapatero, con todo el respeto debido y con la misma indignación que usted sintió recientemente en Chile: ¿Por qué se callan??
José Ignacio Guedez
Sin comentarios de mi parte también
* Día del Periodista
Agradezco a las personas que ayer me hicieron llegar por diferentes medios un saludo de felicitación por estar celebrando el Día del Periodista. Yo lo festejé en la intimidad de mi casa y rodeado del grupo de mis queridos amigos que integran la Cofradía de los Viernes, con quienes compartí unos cuantos tragos y un sabroso plato de Puntas de Filete “a la Cantinflas” que les cociné. Al mismo tiempo festejé que se cumplían 28 años de que con mi amada esposa Anabella (qepd) y nuestros queridos hijos Rodrigo y Alejandro volamos a México para que el día siguiente (1 de diciembre, como hoy) yo asumiese el honroso cargo de Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Guatemala.
Aprovecho esta oportunidad para enviar un cordial saludo de felicitación a todas las personas que en una u otra forma expresan sus pensamientos y opiniones en los diferentes medios de comunicación, sean o no periodistas. Para mí es un motivo de satisfacción haber dedicado más de 60 años de mi larga vida a esta ocupación tan difícil, tan incomprendida y tan peligrosa, así como mal remunerada, con el sincero propósito de informar y orientar a mis lectores en la medida de mis modestas capacidades. En esta forma creo que he servido a mi amada patria que, no me canso de decir, es digna de mejor suerte. Si en algo he podido contribuir a servirla, me doy por bien pagado y satisfecho.