Archive for diciembre 11th, 2007

Cristina Fernández de Kirchner es Presidenta de Argentina

Martes, diciembre 11th, 2007

La doctora Cristina Fernández de Kirchner, abogada de profesión, hasta hace pocas horas era Senadora por la Provincia de Santa Cruz y, al mismo tiempo, Primera Dama de la República Argentina por estar casada con el doctor Néstor Kirchner, hasta ayer Presidente de ese país. Cristina de Kirchner nació en la provincia de La Plata el 19 de febrero de 1953. En 1974 ingresó a la universidad de La Plata, donde conoció a Néstor Kirchner y se convirtieron en compañeros de estudios, de actividades políticas y de vida matrimonial. En 1975 se casaron y durante su matrimonio tuvieron dos hijos: Máximo y Florencia. En 1985 obtuvo su primer cargo partidario como Congresal Provincial del Partido Justicialista. En 1976 Cristina y Néstor se fueron a vivir a Río Gallegos, en el sur de la Argentina, donde establecieron su estudio jurídico. En 1985 obtuvo su primer cargo partidario como Congresal Provincial del Partido Justicialista. En 1989 fue electa diputada provincial por Santa Cruz. En 1993 fue reelegida diputada. En 1994 fue Congresal Constituyente en la Reforma a la Constitucional. En 1995 asumió como Senadora nacional. En 1997 fue elegida diputada nacional por la provincia de Santa Cruz y asumió el cargo de vicepresidenta de la Comisión de Educación que desempeñó hasta 2001.
Esta señora ha tenido una larga y brillante carrera política que ha culminado al haber sido electa Presidenta de la República y asumido ayer ese cargo. “Tengo el honor más grande que se le puede conferir a un argentino o a una argentina, y es que mis compatriotas me hayan dado su confianza”, declaró.
Cristina Fernández de Kirchner es la primera mujer argentina que ha sido electa Presidenta de la República. Antes que ella desempeñó ese cargo durante corto tiempo la tercera esposa del general Juan Domingo Perón, una mediocre ex bailarina de nombre Isabel de Perón, porque cuando murió su esposo el Presidente Perón ella era la Vicepresidenta y le correspondió sustituirle de acuerdo a los mandatos de la Constitución, pero poco tiempo más tarde fue derrocada por un golpe de Estado de las Fuerzas Armadas.
Aún antes que Isabelita había ocupado la Casa Rosada la segunda esposa del presidente Perón, la mediocre ex actriz Eva Duarte, quien llegó a tener mucho poder y en los últimos años de su vida pretendió ser electa Vicepresidenta de la República, pero los altos jefes militares lo impidieron y, aunque ella era adorada por las clases populares, murió frustrada a la edad de 33 años y sus restos mortales están enterrados en una sencilla tumba en el Cementerio del elegante y aristocrático barrio La Recoleta, a corta distancia de la tumba del ilustre político, pedagogo, docente, escritor, periodista, estadista y militar ex gran Presidente de Argentina de 1868 a 1874 Domingo Faustino Sarmiento.
Espero que mañana podré compartir con ustedes la biografía completa de esta brillante mujer en un video muy novedoso en el cual la famosa cantante Mercedes Sosa interpreta como fondo musical la balada “Hace falta una canción”.

La noche del domingo pasado, los esposos Kirchner ofrecieron un agasajo en el Palacio San Martín a los presidentes y dignatarios que acudieron a Buenos Aires para estar presentes en los actos de transmisión del mando. En esta foto, los Kirchner reciben el cordial saludo del Príncipe Felipe de Asturias, quien asistió en representación de su padre, el rey Juan Carlos II de Borbón, y en ningún momento se vio obligado a estar cerca del comandante Hugo Chávez, presidente de Venezuela, y ni siquiera por Protocolo se vió en la necesidad de tener que saludarle de alguna manera.

Antes de los actos de transmisión del mando compartió con sus hijos Máximo y Florencia el caluroso recibimiento que le tributaron sus seguidores. Salta a la vista que no cabe de gozo.

Todavía en calidad de Primera Dama de Argentina en compañía de su esposo el Presidente de la República Argentina Néstor Kirchner.

Acompañada de su esposo, el Presidente Néstor Kirchner, y de sus hijos Máximo y Florencia, recibiendo ayer los aplausos del pueblo argentino que la aclamaba.

Llega en el helicóptero presidencial al helipuerto que está situado detrás de la Casa Rosada (Casa Presidencial), para encaminarse al Congreso Legislativo donde hizo el juramento de ley antes de ser investida Presidenta de la República.

Se hizo presente en el Congreso Legislativo para leer su juramento de ley. Juró por Dios y por los sagrados evangelios respetar y cumplir los mandatos de la Constitución.”Mientras haya un pobre en la Patria no habrá victoria definitiva”, afirmó al hacer su juramento.

El hasta entonces Presidente, su esposo Néstor Kirchner, impone la banda presidencial a su esposa, Cristina Fernández de Kirchner, acerca de quien hace algunos años una polémica escritora argentina escribió un libro titulado “La Reina Cristina”.

Su esposo, el hasta entonces presidente Néstor Kirchner, le hace entrega del bastón de mando que la acredita como Presidenta de la República y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas.

La guapa Cristina Fernández de Kirchner, ya investida Presidenta Constitucional de la República Argentina, mientras su esposo el ex Presidente Néstor Kirchner aplaude muy complacido.

En compañía de su esposo, el ex Presidente Néstor Kirchner, la Presidenta de la República Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, saluda al pueblo que la aclama enardecidamente.
Una situación como ésta no se podría dar en Guatemala porque el Artículo 186 de la Constitución de la República prohíbe terminantemente en su inciso c) que puedan optar al cargo de Presidente o de Vicepresidente de la República “los parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad del Presidente o Vicepresidente de la República, cuando este último se encuentre ejerciendo la Presidencia”.
Si esta prohibición constitucional existiese en la República Argentina, la aún guapa y brillante doctora Cristina Fernández de Kirchner no habría podido ser la sucesora de su esposo mientras él estaba en el ejercicio de la Presidencia, como fue el caso.