Archive for enero, 2008

Revés al fugitivo ?Pollo Ronco?

Jueves, enero 31st, 2008

Para su información, reproduzco la siguiente nota del reportero Jesús Aranda publicada ayer en el diario La Jornada de México, titulada ?Niega corte amparo al ex presidente Portillo de Guatemala. Se le acusa de peculado en su país; podría ser extraditado?.
México, DF. ?La primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó hoy miércoles el amparo que presentó el ex presidente de Guatemala, Alfonso Antonio Portillo Cabrera, en contra de diversos artículos de leyes que permiten que sea extraditado a su país para que enfrente acusaciones de peculado por un monto superior a cuatro millones de dólares.
Sin discusión, los ministros consideraron que el ex funcionario centroamericano no tenía razón en el amparo en revisión 1057/2007, en el que demandaba la inconstitucionalidad de algunos preceptos de la Ley de Extradición Internacional, la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y el Reglamento Interior de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE)?. (Fin de la nota)
Pero no se hagan muchas ilusiones, porque ¿saben ustedes cuándo la justicia de Guatemala va lograr extraditarlo de México para juzgarlo aquí? ¡Nunca! Con los millones de dólares que tiene va a lograr comprar a quienes sea necesario para permanecer tranquilamente en el vecino país con su bonita esposa y su hija, y dándose la gran vida bebiendo el tequila más caro que hay y los costosos vinos que más le gustan en la cantina ?La Guadalupana? en la pintoresca ciudad de Coyoacán, vecina al Distrito Federal, donde vivió muchos años y murió el gran escritor guatemalteco Luis Cardoza y Aragón y se dice que vivió el capitán español Pedro de Alvarado antes de venir a invadir Guatemala.
Hay que recordar que después de haber matado a dos estudiantes en Chilpancingo, estado de Guerrero, Portillo fue prófugo de la justicia mexicana mientras vivió en Coyoacán con su primera esposa, una señora adinerada de apellido Padua, y posteriormente se vino a refugiar a Guatemala, donde gracias a su amistad con el dirigente político Alfonso Cabrera Hidalgo se hizo miembro del partido Democracia Cristiana Guatemalteca, el cual lo postuló candidato a diputado, fue electo y estuvo en el Congreso Legislativo hasta que se valió de su relación con Zury Ríos Sosa (hoy de Weller) y logró aprovecharse de que el padre de ésta, el discutido general retirado Efraín Ríos Montt, no pudo ser inscrito como candidato a la Presidencia de la República por su partido Frente Republicano Guatemalteco (FRG) y lo sustituyó como candidato y después de haber perdido las elecciones de 1995, derrotado por Álvaro Arzú Yrigoyen, volvió a ser candidato del FRG en la siguiente elección compitiendo con el ex alcalde de la capital Oscar Berger Perdomo y ganó la primera elección con el 47,8% de los votos, y en la definitiva segunda ronda celebrada el 26 de diciembre y certificó su triunfo con un abultado 68,3% de los votos y fue investido presidente constitucional de la República el 14 de enero de 2000 para el período 2000-2004.
Después de haber gobernado Guatemala durante el período de constitucional de cuatro años con una política errática y populista, rodeado de la peor corrupción que ha habido en nuestra Historia, le sustituyó el licenciado Óscar Berger Perdomo, quien ganó las elecciones celebradas en el año 2003 para el período comprendido entre los años 2004 a 2008.
Y un día que el ex presidente Portillo se encontraba feliz y contento en una de sus propiedades en el Oriente del país, se enteró por medio del entonces Fiscal, licenciado Carlos Deleón Argueta, de que el nuevo gobierno tenía intenciones de aprehenderlo y encarcelarlo, y abandonó precipitadamente el territorio nacional y se dirigió en automóvil a la vecina república de El Salvador acompañado solamente de su íntimo amigo, ex secretario de la presidencia y socio Julio Girón. De San Salvador voló inmediatamente a México, donde ha permanecido desde entonces. La repentina huida del ex presidente se considera una forma anticipada de evadir a la justicia guatemalteca.
El ex presidente Portillo, apodado “Pollo Ronco”, emprendió el vuelo cuando la Corte de Constitucionalidad resolvió que, tanto él como el ex vicepresidente Francisco Reyes López no tienen derecho a integrar el Parlamento Centroamericano y, por tanto, tampoco a la inmunidad que les otorgaría ser diputados. Cuando fue prófugo de la justicia mexicana se refugió en Guatemala, y hoy es prófugo de la justicia guatemalteca y se ha refugiado en México.
Desde entonces radica en la Colonia Polanco de la ciudad de México en calidad de prófugo de la justicia guatemalteca, junto con su esposa, Evelyn Morataya, y su hija menor, Gabriela mientras las autoridades de Guatemala tratan en vano de extraditarle. Pero es muy dudoso que algún día esto se vaya a poder lograr.
Portillo es investigado en tres países
El ex presidente Portillo es investigado por diferentes delitos en Guatemala, Estados Unidos y Panamá. En Guatemala, la Corte Suprema de Justicia conoce un antejuicio en su contra por el delito de omisión de denuncia promovida por el ingeniero Jose Rubén Zamora, quien al principio de su período presidencial fue muy amigo de él y le organizaba una cena cada semana en su casa con importantes hombres de negocios del país.
En diferentes juzgados existen 11 acciones promovidas en contra del ex mandatario.
En Estados Unidos, un grupo especial (task force) examina cuentas bancarias presuntamente relacionadas con lavado de dinero.
Este caso fue publicado la semana concluida ayer en las páginas de El Nuevo Herald, de Miami, donde se indica que el futuro de Portillo está en las manos de los pesquisidores estadounidenses.
La Fiscalía de Panamá rastrea la existencia de cuentas bancarias en ese país, en las que tendría participación el ex mandatario, junto a otros ex funcionarios de su gobierno.
Estos son sólo algunos de los funcionarios eferregistas implicados en hechos de corrupción:
Byron Barrientos
Acusado por el desvío de Q90 millones del Ministerio de Gobernación. Actualmente bajo proceso judicial ha permanecido en una cárcel preventiva desde hace varios años. También están involucrados los viceministros Luis García A. y Alberto Dávila, prófugos.
Manuel Maza Castellanos
Ex ministro de finanzas, vinculado a la inyección de Q1,500 millones a los bancos Promotor y Metropolitano, hoy en quiebra, propiedad del ingeniero Francisco Alvarado Macdonald, principal financista de la campaña política de Portillo. También se le vincula a una millonaria estafa en el Micivi.
Luis Rabbé Tejada
Ex ministro de Comunicaciones. Señalado por la estafa de más de Q150 millones en obras contratadas sin licitar, algunas de las cuales no fueron ejecutadas e incluso se pagaron hasta dos veces.
Patricia Ramírez
Sindicada de malversar por lo menos 2.3 millones de quetzales en el Ministerio de Economía, a través de gastos excesivos en nueve líneas de telefonía celular y contratos, con costos exorbitantes, que favorecían a empresas vinculadas al FRG.
Armando Llort Quintero
Salvadoreño involucrado en operaciones fraudulentas que hicieron perder más de Q100 millones al Crédito Hipotecario Nacional, entidad que presidía. Actualmente está en Estados Unidos, donde se le investiga por lavado de dinero.
Óscar Dubón
Ex Contralor, vinculado a una de las empresas off shore relacionadas con la estafa de Q235 millones al IGSS. Dubón recibió cheques por Q150 mil y Q200 mil cuando aún no había asumido el cargo. También fue testaferro del FRG para financiar las campañas de los partidos políticos de Avanzada Nacional (PAN) y Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), actualmente en el poder.
¿”Cacería de brujas”?
Mientras tanto, en Guatemala el nuevo gobierno del ingeniero Álvaro Colom Caballeros ha descubierto la posibilidad de que haya habido corrupción en el manejo de los muchos millones de dólares que ha costado hasta el momento la remodelación de la Terminal Aérea “La Aurora”, la única megaobra del período del presidente Berger Perdomo y del vicepresidente Stein Barillas, quienes tampoco se integraron al Parlacen y por ende carecen de inmunidad y podrían ser procesados si acaso se comprueba que hubo corrupción en su gobierno.