Archive for Enero 16th, 2008

Programa de la sucesión presidencial

Miércoles, Enero 16th, 2008

El programa del Ceremonial para los actos de la sucesión presidencial que se desarrolló anteayer, lunes 14 del mes en curso, consistió en tres partes: la primera parte fue la sesión solemne que el soberano Congreso de la República de Guatemala celebró a partir de las 9:30 horas en el Palacio Legislativo, para la instalación de la legislatura 2008-2012 y la elección de su Junta Directiva; la segunda parte fue la juramentación y toma de posesión del Presidente y Vicepresidente de la República para ese mismo período en la Gran Sala del del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias; y la tercera parte fue un acto del Organismo Ejecutivo en ese mismo lugar para la juramentación del nuevo Gabinete de Gobierno.
La primera parte consistió en la instalación del Congreso de la República en el Palacio Legislativo con el siguiente programa:
1) Apertura de la sesión.
2) Himno Nacional en una grabación de la Banda Sinfónica Marcial y entonado por la concurrencia.
3) Lectura y aprobación del acta de la sesión anterior.
4) Minuto de silencio y reflexión en memoria de los honorables señores diputados que fallecieron durante la legislatura 2004-2008.
5) Calificación de las credenciales de los 158 diputados electos para la legislatura 2008-2012.
6) Discurso del señor Presidente del Congreso de la República para el período legislativo 2007-2008, diputado Rubén Darío Morales.
7) Discusión del proyecto de acuerdo legislativo que declaró clausurada la legislatura 2004-2008.
8) Juramentación y toma de posesión de los 158 ciudadanos electos diputados al Congreso de la República para la legislatura 2008-2012.
9) Toma de posesión de la Junta Provisional de Debates, que presidió el diputado Arístides Crespo, del Frente Republicano Guatemalteco (FRG).
10) Discusión del proyecto de acuerdo legislativo que declaró instalada la legislatura 2008-2012.
11) Discusión del proyecto de acuerdo legislativo que declaró inaugurado el período ordinario de sesiones del Congreso de la República para el año 2008-2009.
12) Elección de la Junta Directiva del Congreso de la República para el período legislativo del año 2008-2009, de la planilla que fue propuesta por un diputado de la bancada del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), y recayó en los siguientes diputados: con 129 votos a favor y 29 en contra de diputados del partido Patriota (PP), fue electo presidente el ex Rector de la Universidad autónoma de San Carlos y ex ministro de Educación durante el período que gobernó el partido Democracia Cristiana Guatemalteca, doctor Eduardo Meyer Maldonado, del partido UNE; primer vicepresidente el profesor Arístides Crespo, del partido FRG; segundo vicepresidente, Ferdy Berganza, de la UNE; tercer vicepresidente, Pablo Duarte, del partido Unionista (PU); primer secretario, José Roberto Alejos, del partido UNE; segundo secretario Baudilio Hichos, del partido Unidad del Cambio Nacional (UCN); tercera secretaria Zury Ríos Sosa de Weller, del FRG; cuarta secretaria, Rosa Zapeta, del UNE; y quinto secretario, Pedro Pascual Simón, del UNE.
13) Toma de posesión de la Junta Directiva del Congreso de la República para el año 2008-2009.
14) Discurso del señor Presidente del Congreso de la República para el período legislativo 2008-2009, doctor Eduardo Meyer Maldonado, quien entre otras cosas dijo: ?Tengo la esperanza de que todos buscaremos, con hidalguía, desempeñar el papel que no corresponde. Debemos recordar que por encima de los intereses particulares, partidistas o sectoriales está el bien común?.
15) Informe anual del señor Presidente de la República sobre la situación general de la República y de los negocios de su administración. Pero, igual que el año pasado, el presidente Berger no se presentó a leer su informe anual de labores, sino se limitó a enviarlo impreso.
16) Nombramiento de las comisiones de etiqueta para la ceremonia de la transmisión presidencial.
17) Receso en la sesión plenaria del Congreso de la República y traslado de la representación nacional al Gran Teatro del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.
Las invitaciones para asistir a este solemne acto indicaban que los invitados teníamos que presentarnos con suficiente anticipación en el estacionamiento del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, a un costado del Palacio Municipal, donde tendríamos que dejar nuestros vehículos y desde donde nos trasladamos al Teatro Nacional del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias a bordo de pequeñas camionetas. En vista de que yo tenía que ir al hotel Camino Real para recoger a mi amigo el ex embajador de México en Guatemala, licenciado Guillermo Cosío Vidaurre, y a su hijo Guillermo (Memo), mi amigo el director de la Policía Municipal de Tránsito de la ciudad de Guatemala (EMETRA), arquitecto Howard Yang, me envió una tarjeta de Acreditación Única para poder circular por el área de hoteles, pero al llegar a la esquina de la avenida Reforma y 16 calle me topé con una manifestación integrada por unas cien personas que portaban banderitas de Venezuela y pancartas para dar la bienvenida al mandatario de ese país, el teniente coronel Hugo Chávez Frías. La completa uniformidad de las banderitas hizo evidente que fueron proporcionadas por la embajada de ese país que aquí está a cargo de una hermana por parte de madre de ese controvertido gobernante. Esa señora anteriormente había estado en la embajada de Venezuela en Washington, pero fue declarada non grata y expulsada de los Estados Unidos como un acto de reciprocidad por la expulsión de unos funcionarios de la embajada de Estados Unidos en Venezuela que también fueron declarados non gratos. Es un hecho que ese controvertido militar que detenta el poder en la República Bolivariana de Venezuela es como el chichicaste, que por donde pasa quema, y siempre anda haciendo declaraciones imprudentes y agresivas. Para demostrar que tiene simpatizantes, sus servidores organizaron ese insignificante grupito de exaltados militantes del Comité de Unidad Campesina (CUC), que durante el conflicto armado interno fue un brazo de apoyo a la subversión guerrillera, y del partido Alianza Nueva Nación (ANN) que se transformó en partido Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), para dar la bienvenida a Guatemala a ese señor que pretende ser presidente de su país hasta el último día de su vida. ¡Este Chávez y sus desplantes demagógicos!
En vista de la imposibilidad de llegar en mi automóvil hasta la puerta del hotel para recoger a mis amigos mexicanos visitantes, el ex Alcalde de Guadalajara, ex Gobernador de Jalisco y ex embajador de México en Guatemala, licenciado Guillermo Cosío Vidaurre, y su hijo Memo, les llamé por el teléfono celular para pedirles que caminaran hasta el lugar donde me encontraba, frente a la estatua de Miguel Ángel Asturias. Así lo hicieron y pudimos trasladarnos al estacionamiento de la Municipalidad, donde estacioné mi automóvil. En el estacionamiento del IGSS había unas personas atendiendo a los invitados y repartiendo unos Cds con la fotografía del presidente Colom y el Vicepresidente Espada y la leyenda ?¡Gracias Guatemala, el triunfo es de todos!?, con 15 interpretaciones de música popular guatemalteca interpretadas por la marimba Chapinlandia. Cuando lo entregaban decían que era “un regalo del presidente de Guatemala”. Abordamos la pequeña camioneta que nos indicaron y en ella fuimos trasladados hasta el Teatro Nacional. Ya estaban abiertas las puertas y de inmediato entramos. Adentro había una buena cantidad de amables señoritas uniformadas que indicaban dónde estaban las butacas que correspondían a cada quien. El recinto ya estaba totalmente lleno y sin perder tiempo nos dirigimos a donde nos indicaron. Entre el público que estaba cercano a nosotros tuve el gusto de saludar a la bonita licenciada Ana Isabel Prera, ex ministra de Cultura y Deportes, quien durante los últimos años ha sido embajadora en Francia y me indicó que va a continuar desempeñando ese importante cargo diplomático con el nuevo gobierno.
Un locutor que cumplía discretamente su cometido anunció el arribo de los visitantes distinguidos, presidentes, jefes de Estado, el príncipe Felipe de Borbón y demás dignatarios que vinieron para estar presentes en esta transmisión de la Presidencia y Vicepresidencia de la República. Uno por uno fueron ingresando, con paso lento, hasta la primera fila de butacas, y todos más o menos por igual recibieron el aplauso de la concurrencia, aunque probablemente los más aplaudidos fueron los presidentes de México, Felipe Calderón Hinojosa y su esposa, y el de Colombia, Álvaro Uribe, así como también el príncipe Felipe de Borbón. Cuando el locutor anunció la entrada del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se hizo escuchar una barra que mañosamente fue llevada con el propósito, de hacer creer a los incautos que Chávez es un mandatario que tiene apoyo popular por todas partes. El presidente de Nicaragua Daniel Ortega llegó sin corbata y con una “chumpa” (como decimos aquí) o “chamarra” (como dicen los mexicanos) en vez de tener un saco. También su esposa estaba fachuda. Probablemente creen que eso significa que son democráticos. La esposa del representante de Argentina vestía unos arrugados pantalones blancos fachudos. Uno tras otro fueron entrando los presidentes Antonio Saca (El Salvador), Rafael Correa (Ecuador), Chen Shui-Bian (de Taiwan, pero el locutor lo presentó como presidente de la República de China), Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil), Martín Torrijos (Panamá), Óscar Arias (Costa Rica), Manuel Zelaya (Honduras) el vicepresidente de Argentina Julio Cobos y su esposa, lo cual me parece un desaire de parte del gobierno argentino después de que los esposos Colom asistieron a las ceremoinias de transmisión del mando de Néstoy Kirchner a su esposa Cristina. Así mismo, estuvo presente en la ceremonia el secretario de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos de América, señor Mike Leavitt, enviado especial del presidente Bush. Me parece un desafortunado desaire de ese gobierno que no haya enviado como representante especial a esta trsnsmisión de mando a un funcionario de más alta jerarquía. No era necesario que viniese el presidente Bush, porque está muy ocupado en su gira por los países árabes, pero pudo haber enviado a la Secretaria de Estado, señora Condoleezza Rice. También estaba presente el Secretario de Asuntos Extranjeros de Francia, señor Rama Yade y había representantes de 50 países. Es indudable que la presencia de estos personajes dio mayor realce a esta solemne ceremonia. Se sentía en el teatro un ambiente de gran ocasión.
La segunda parte del programa de Ceremonial se desarrolló en la Gran Sala del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, y aunque se había anunciado que principiaría a las 15:30 horas, no comenzó sino una hora más tarde, y consistió en el siguiente programa:
a) Reinicio de la Sesión Solemne del Congreso de la República.
b) Ingreso del señor Presidente de la República electo, ingeniero Álvaro Colom Caballeros y su distinguida esposa, señora Sandra Torres Casanova de Colom. Entraron saludando a varias personas que ocupaban los asientos situados en las orillas del pasillo.
c) Ingreso del señor Vicepresidente de la República electo, doctor José Rafael Espada y su distinguida hija, una joven y bonita señorita. Es evidente que el doctor Espada goza cuando anda saludando a la concurrencia con la mano derecha en alto.
d) Ingreso del señor Vicepresidente de la República, Eduardo Stein Barillas y su distinguida esposa. Los asistentes les aplaudieron mucho, pero es indudable que algunos no aplaudimos su labor vicepresidencial sino el hecho que ya se retira del gobierno.
e) Ingreso del señor Presidente de la República, Óscar José Rafael Berger Perdomo y su distinguida esposa, señora Wendy Widmann de Berger, quien fue muy aplaudida por su fecunda labor y su comportamiento discreto y sencillo durante los cuatro años que su marido gobernó el país.
f) Ingreso del Pabellón Nacional llevado por una comisión de diputados nombrada para el efecto.
g) Himno Nacional en una grabación de la Orquesta Sinfónica Nacional y entonado por la concurrencia. Fue emocionante constatar que la mayoría de los guatemaltecos presentes cantamos nuestro Himno Nacional con fervor patriótico.
h) Discurso del señor Presidente de la República, Oscar licenciado José Rafael Berger Perdomo. Entre otras cosas dijo en su breve discurso que tuvo menos de 10 minutos de duración que ?cuatro años se pasan muy pronto? y se siente satisfecho de dejar un país en mejores condiciones de las que lo recibió hace cuatro años. ?Dejo la casa en orden?, agregó. Debo reconocer que en el transcurso de los cuatro años que ejerció el cargo de Presidente de la República, Berger aprendió a leer bien un discurso porque esta vez lo hizo con la entonación debida por la puntuación y no como lo hizo hace cuatro años en la ceremonia en la que Alfonso Portillo le transmitió la presidencia. Y agradeció a su compañero el vicepresidente Eduardo Stein por su trabajo durante los cuatro años de su período. Y también felicitó al ingeniero Colom por haber ganado las elecciones. Finalmente agradeció a la población por la confianza y comentó que espera que dentro de cuatro años su sucesor entregue también un mejor país. En ningún momento recordó la promesa electoral ?Con Berger ganamos todos?, porque es obvio que él sabe que al final de cuentas no fue así. Lo único meritorio de este discurso de despedida fue su brevedad.
i) Transmisión del mando presidencial ante la representación nacional que ocupaba la parte posterior del escenario, mientras que las damas que acompañaban a los mencionados funcionarios ocupaban unas sillas situadas al lado derecho del escenario. Entrega al Presidente del Congreso de la República de las insignias de mando, consistentes en la banda presidencial, el collar con la llavecita de la urna en la que se conserva en el Palacio Legislativo el original de la Constitución de la República y el botón alusivo para la solapa. El presidente saliente se las quitó y se las entregó al presidente de la Junta Directiva del Congreso para el año 2008-2009.
j) Juramento de fidelidad a la Constitución Política de la República de Guatemala, del presidente de la República electo, ingeniero Álvaro Colom Caballeros, e imposición de las insignias del mandato y posesión del cargo para el período constitucional de cuatro años 2008-2012, que estuvo a cargo del presidente de la Junta Directiva del Congreso de la República.
k) Juramento de fidelidad a la Constitución Política de la República de Guatemala, del Vicepresidente de la República alecto, doctor José Rafael Espada, imposición de insignia y posesión del cargo para el período constitucional 2008-2012. También este punto estuvo a cargo del presidente de la Junta Directiva del primer año del Congreso Legislativo, doctor Eduardo Meyer Maldonado.
l) Firma del Libro de Oro del Congreso de la República, de parte de los presidentes y vicepresidentes salientes y entrantes.
m) Suscripción por el señor Presidente del Congreso de la República de los despachos de notificación de la transmisión del mando a las autoridades civiles y militares de Guatemala.
n) Discurso del señor Presidente de la República, ingeniero Álvaro Colom Caballeros. Lamento tener que decir que me decepcionó que el nuevo Presidente de la República haya improvisado su discurso en vez de haberlo leído porque los estadistas siempre se toman el cuidado de escribir primero sus discursos y después los leen para evitar la posibilidad de cometer errores o de decir cosas inconvenientes. Por otra parte, al leer un texto que ha sido preparado cuidadosamente se evita que los discursos puedan ser demasiado largos, como los que acostumbran pronunciar improvisadamente los dictadores Fidel Castro de Cuba y Hugo Chávez de Venezuela y por eso son interminables. En su improvisado discurso el presidente Colom comenzó diciendo que quería dar gracias a Dios y agregó que cuando los presidentes visitantes le preguntaron cómo se siente, les respondió: ?Siento la Historia sobre mi espalda?. Mencionó que por primera vez se invitó a una transmisión presidencial al Consejo de los Pueblos Indígenas. El discurso tuvo 48 minutos de duración, fue demasiado largo y tedioso. Entre lo más definido que dijo fue ?Hoy se inicia el privilegio de los pobres? y reiteró que prestará más atención a los más pobres y sin oportunidad. En determinado momento, se dirigió a los empresarios y dijo: ?Hagan plata, pero con responsabilidad social, y permítanme a mí iniciar un proceso de reducción de la pobreza con responsabilidad económica?. Por lo demás, me pareció un discurso mediocre, repetitivo y reiterativo, aunque también hay que reconocer que tuvo unos cuantos aciertos. Más que un discurso de un estadista que está asumiendo la presidencia de su país, parecía un discurso de campaña electoral y de corte populista con tintes de socialdemócrata. Es lamentable que haya repetido varios conceptos que fueron como una simbiosis de contradicciones. Repitió muchas de las promesas que hizo durante la campaña electoral y dijo que invoca a la unidad nacional y al diálogo. Reiteró su voluntad de dar especial apoyo a las clases más necesitadas. En cierto momento ingresaron al escenario dos indígenas que tocaban el tun y la chirimía, y Colom dijo ?Hace años aprendí que el tun y la chirimía son tristes, pero después me explicaron que el tun es el corazón y la chirimía el espíritu. Entonces, cada vez que los escucho siento el corazón vibrante de 23 pueblos que están esperando el desarrollo y la armonía?. Creo que Colom es sincero al decir esto. Pero reconozco que hubo un momento en el que este discurso fue tan repetitivo, tedioso y aburrido que aproveché para “echar un pestañazo” y me dormí durante unos minutos.
o) Retiro del Vicepresidente de la República saliente, Eduardo Stein Barillas, y su distinguida esposa. Algunos de los presentes respiramos hondo y nos dijimos: ?¡Por fin se va éste jesuita arrepentido y convertido en guerrillero!?
p) Retiro del Presidente de la República saliente, Oscar José Rafael Berger Perdomo y su distinguida esposa. Y algunos nos dijimos con evidente tranquilidad: ?¡Qué bueno que por fin se va este “conejo” que en su campaña electoral aseguró que todos íbamos a ganar con él… pero lo único que nosotros ganamos fue experiencia, pero sus íntimos amigos como Mikey Fernández y el apodado “perico” Pellecer ganaron dinero, así como él, sus hijos “Chucks” y “Canito” y su yerno “La Ruca”!?.
q) Cierre de la sesión del Congreso Legislativo.
Acto seguido se desarrolló la última parte del programa del Ceremonial:
1) Juramentación del nuevo Gabinete de Gobierno. El presidente Colom tomó el juramento de fidelidad a la Constitución de la República y dio posesión del cargo de Secretario General de la Presidencia al licenciado Carlos Larios, quien a su vez tomó el juramento de ley en coro a todos los ministros que levantaron su mano derecha para decir que sí juran y prometen respetar y cumplir con los mandatos de la Constitución.
2) Saludo de los señores Jefes de Estado o de Gobierno, herederos de casas reinantes, vicepresidentes, presidentes de poderes del estado y cónyuges, al señor Presidente de la República, Álvaro Colom Caballeros y distinguida esposa y al señor Vicepresidente Rafael Espada y su distinguida hija joven y bonita. Uno por uno fueron subiendo al escenario para saludar al nuevo presidente de la República de Guatemala y a su esposa, señora Sandra Torres Casanova de Colom. Me dieron la impresión de que esos dignatarios estaban actuando como comparsas, pero con humildad y modestia. El gorila venezolano no pudo evitar hacer una de sus habituales payasadas y saludó militarmente al presidente Colom, como quien dice: “¡A sus órdenes, jefe!”
3) Retiro del señor Presidente de la República Alvaro Colom y su distinguida esposa.
4) Retiro del señor Vicepresidente de la República Rafael Espada y su distinguida y guapa hija.
5) Retiro de los señores Jefes de Estado o de Gobierno, herederos de Casas Reinantes, Vicepresidentes, Presidentes de poderes del Estado y Cónyuges.
Cuando ya íbamos bajando al primer nivel para salir del Gran Teatro, en las escaleras nos topamos con el presidente Colom y su esposa, y nos saludamos con sincera amistad y simpatía. Bueno, digo que fue sincera por lo menos de mi parte, porque de parte del presidente todavía está por ver. El tiempo lo dirá. Pero él siempre me había hablado de usted y me llamaba “don Jorge”, y esta vez me habló de tú, con mucha confianza que antes no tenía. Y pocos pasos después saludé al vicepresidente Espada, quien me dio la impresión que no me reconoció porque me saludó con un frío “¡Mucho gusto!”, a pesar de que nos conocemos desde hace muchos años y que ha estado en mi casa compartiendo mi mesa, mi pan y mi vino. Pero actuó como quien dice “si te ví no me acuerdo”. Además, en días pasados ofreció una recepción en un hotel, y no tuvo a bien invitarme. Pero de eso me alegro, porque de todas maneras no habría asistido.
Hasta aquí las actividades oficiales. Unas horas más tarde se celebró otro acto más folclórico en la Plaza de la Constitución, en el que sobresalió la lectura de un discurso excesivamente largo y repetitivo de un indígena que parecía que no iba a terminar nunca de hablar. El único que prestaba atención a lo que decía era el presidente Colom, mientras todos los demás hablaban por teléfonos celulares o entre sí. El pobre presidente Saca estaba presente y tenía una cara que era evidente que no entendía qué diablos estaba sucediendo. En un momento dado ese mismo indígena le pidió al presidente Colom que no fuerse a ser otro mandadero más de los empresarios, como han sido sus antecesores y después le hizo entrega de un “bastón de mando” de madera tallada.
Además, hubo una exhibición del riesgoso Palo Volador, que me hizo recordar a una guapa amiga que sabe mucho de palos, voladores y no voladores. Poco tiempo más tarde se celebró una recepción en honor a los invitados y al mismo tiempo una cena que ofreció el presidente Colom a los dignatarios visitantes. A ninguna de estas actividades asistí. A esa hora ya estaba demasiado cansado como para seguir asistiendo a otras de esas reuniones. De modo que ya no fui a la Plaza de la Constitución, que estaba llena de gente del pueblo, ni tampoco al Palacio Nacional de la Cultura, donde habían muchos invitados y, como siempre, también muchos colados. Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.