Archive for Febrero, 2008

Ingente ingenuidad que conmueve

Jueves, Febrero 28th, 2008

En el diario Prensa Libre se publicó en días recién pasados un artículo de Rosa María de Frade, ex Secretaria de Comunicación Social del gobierno anterior que encabezó el ?Conejo? Óscar Berger Perdomo, y en las últimas elecciones generales fue electa diputada postulada por el partido Gana, pero a raíz de la división que sufrió ese partido -?entre los llamados ?dignos? que encabeza el ex Secretario General Alfredo Vila, y los llamados ?indignos? que encabeza el ex candidato presidencial Alejandro Giammattei– se transformó en diputada independiente. Cuando lo leí con atención me conmovió mucho porque me parece un compendio de ideales que rayan en ingente ingenuidad y están muy lejos de apegarse a la lamentable realidad política de Guatemala. Pero como creo en la sinceridad de la autora, lo reproduzco para que los lectores de este blog puedan comprobar lo que afirmo. Espero que ni la autora, ni ese medio de comunicación, tengan algún inconveniente en que lo transcriba textualmente. Dice así:
Principios y valores
?No hace falta ninguna encuesta para saber que la mayoría de los guatemaltecos y guatemaltecas están hartos de la forma como funcionan muchos de los partidos políticos en nuestro país, en donde los intereses personales, a veces disfrazados de mayorías, pretenden prevalecer sobre el bien común.
Las circunstancias nos llevaron a tomar la decisión de no seguir prisioneros del status quo, con el riesgo de pasar a la historia como copartícipes de decisiones que contravienen los intereses de la Nación, sino buscar una nueva opción en la que se puedan canalizar los anhelos, los intereses y las esperanzas de los diferentes sectores de la sociedad, especialmente los que nos dieron la confianza de su voto y en la que nunca se pongan en juego los principios y los valores éticos que deben prevalecer en toda organización política.
Hoy conformamos una bancada independiente, con un rumbo definido, que trabajará por el fortalecimiento de una democracia moderna ?con lo que se reforzará el poder local y la seguridad? orientada a la construcción de mejores condiciones de vida, especialmente para las personas que se encuentran en situación de pobreza y pobreza extrema.
Creemos en el diálogo constructivo y en la búsqueda de consensos, a fin de impulsar aquellas iniciativas de ley que son prioritarias para el país y que buscan el bien común, especialmente la transparencia, como factor de confianza en las instituciones y en la democracia.
El Congreso está regido por diferentes fuerzas políticas y no debemos olvidar que el pueblo observa con inquietud. No podemos fracasar. Con el obligado respeto a la diversidad política, deberemos cooperar con interlocución independiente, imaginativa y constructiva para alcanzar la misión de responder a la confianza de los electores.
Para nosotros, la gobernabilidad no radica en las mutuas prebendas, las cuales deben ser erradicadas completamente, sino en el acuerdo maduro de las fuerzas políticas entre sí y de los diferentes organismos del Estado, para responder adecuadamente al clamor ciudadano.
Finalmente, estamos conscientes de que la legitimidad ?ese grado de confianza, de aceptación popular, que facilita la gobernabilidad y que proviene esencialmente de la aprobación de la opinión pública? debe ser renovada cada día con el salir del sol.? (Fin del artículo)
El único comentario que puedo hacer a todo esto es el siguiente: ¡qué bello sería que en verdad hubiese en nuestra sufrida Guatemala un partido político que se apegue estrictamente a esos ideales y actúe en consecuencia! Pero no hay que hacerse muchas ilusiones porque la realidad en nuestro país es otra y muy distinta. Si los partidos políticos que operan aquí se comportasen realmente en esta forma, muchas cosas cambiarían para mejorar. Pero hasta ahora la mayor parte de lo que dice este artículo es una utopía totalmente ajena a la realidad. El artículo es lo que en inglés se conoce como “wishful thinking“,lo que vale decir intenciones. Sin embargo, Rosa María Frade merece una felicitación por tener tanta ingenuidad a pesar de los golpes que constantemente recibimos de la realidad. ¡Que Dios se la conserve muchos años! Cómo se ve que es una novata en las lides políticas. Pero ahora que estará en el Congreso de la República va a poder darse cuenta de que no debe hacerse muchas ilusiones cuando compruebe las intrigas y demás “marufias” que hay las diferentes bancadas para lograr sus objetivos que, por cierto, no siempre son para el bien común. Ojalá que no vaya a decepcionarle demasiado la realidad cuando compruebe cómo es realmente en la actividad política nacional.