Archive for Marzo 1st, 2008

MISCELÁNEA

Sábado, Marzo 1st, 2008

* Diálogo de amor con Mercedes Sosa

Mercedes Sosa, ícono de la trova andina.
A partir de las 20 horas, anoche tuvo lugar en la Gran Sala del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias el único concierto ofreció en Guatemala Mercedes Sosa, la más popular y venerada cantante popular de Argentina y muchos otros países en los que se la conoce y admira no sólo por su extraordinaria calidad interpretativa de canciones con mensajes con sensibilidad social y política, sino también por su larga historia como inclaudicable luchadora contra las dictaduras y por la democracia en su país. Evidentemente, su ideología política es socialista y en base a ello se ha pronunciado contra las dictaduras militares en Argentina y contra la dictadura chilena del general Augusto Pinochet.
En su página de Internet hay estos pocos datos biográficos de cómo fue su principio: ?Haydée Mercedes Sosa nació en San Miguel de Tucumán el 9 de julio de 1935, en un hogar humilde. De esos años viene su apego por las expresiones artísticas populares. Recién salida de la adolescencia, le gustaba bailar y enseñaba danzas folklóricas. También cantaba. En octubre de 1950, quinceañera, empujada por el entusiasmo de un grupo de amigas inseparables, se animó a participar en un certamen radial organizado por LV12 de Tucumán. Oculta tras el seudónimo de Gladys Osorio, su incipiente calidad como cantante la hizo triunfar en un concurso cuyo premio era un contrato por dos meses de actuación en la emisora. Fue el principio…?
Esto quiere decir que Mercedes Sosa está próxima a cumplir 73 años de edad y, además, ha engordado tanto que cualquiera diría que ya no podría cantar durante mucho tiempo ni, mucho menos, bailar las alegres chacareras como antes solía hacerlo. Pero se equivocaría quien eso piense, porque anoche cantó, cantó y cantó durante poco más de dos horas. Pero todo el tiempo cantó sentada en un cómodo asiento y sólo en los dos números finales se puso de pie y dio unos cuantos pasitos de baile, como cuando todavía era una mujer joven y bailaba.
He titulado esta nota Diálogo de amor con Mercedes Sosa, porque eso fue, exactamente, lo que se percibió anoche antes, durante y al terminar el estupendo concierto de esta mujer que ha sido catalogada como un ícono de la trova andina. Hubo un diálogo de amor entre el público y la sensacional intérprete argentina Mercedes Sosa. Desde el momento mismo que esta cantante apareció en escena, el público, que llenó de bote en bote los tres niveles de la Gran Sala del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, se puso de pie y la recibió con una nutrida ovación que pudo haber tenido mucho más larga duración de la que tuvo, pero ella la interrumpió para comenzar inmediatamente su programa.
Con tan emotivo recibimiento, fue evidente que el numeroso público guatemalteco que estaba presente anoche en ese concierto, ama a Mercedes Sosa y, a juzgar por la forma como ella se comportó durante el concierto, ella correspondió a ese amor con sus excelentes interpretaciones y su comportamiento tan sencillo y agradable. Fue un verdadero placer verla y escucharla.
Como una gran dama de la escena, que indudablemente es, Mercedes Sosa se comportó durante esas dos horas con exquisita sencillez, que no es común en las artistas tan famosas como ella. Una tras otra fue anunciando todas las canciones que interpretó y fue narrando lo que la ha ligado a ellas durante su exitosa vida.
Acompañada por un extraordinario cuarteto de músicos, compuesto por un pianista, un guitarrista, un cotrabajista y un percusionista –cada uno de ellos con indiscutible calidad de solistas, pero lamentablemente no tengo sus nombres para poder dárselos a conocer–, interpretó muchas de las canciones que ha cantado en los numerosos escenarios donde se ha presentado en todo el mundo. Al sólo anunciar algunas de ellas recibió nutridos aplausos de ese público que desde su entrada le demostró espontáneamente que estaba entregado a ella. El anuncio de las interpretaciones de “Gracias a la vida”, de Violeta Parra, fue recibido con una cerrada ovación. Lo imismo ocurrió cuando anunció la canción dedicada a la poetisa y escritora de la época del postmodernismo Angelina Storni (Angelina Storni Montignoni), nacida en Suiza el 29 de mayo de 1892, quien se suicidó en Mar del Plata el 25 de octubre de 1938.
Es realmente admirable que, a sus 73 años de edad, Mercedes Sosa todavía tiene más que “un chorro de voz”, porque lo que tiene es un torrente de voz. Continúa cantando con esa rica voz tan fabulosa, llena de energía y dulzura, que la ha caracterizado a través de los años de su brillante carrera artística.
Cuando terminó de interpretar las canciones que originalmente había programado, se puso de pie y, con la ayuda de una persona de su equipo, salió del escenario dando pasitos de baile, pero la insistente ovación de pie del público, que literalmente rehusaba dejar de aplaudir si no volvía a aparecer, la obligó a regresar para interpretar otras dos canciones con sus correspondientes pasitos de baile antes de volver a hacer mutis por el foro y retirarse por bambalinas.
Me atrevo a calificar este único concierto que Mercedes Sosa ofreció en Guatemala como un acontecimiento artístico verdaderamente único e inolvidable. Y estoy seguro que esto mismo han de pensar todas las demás personas que acudieron a aplaudirla anoche en el Teatro Nacional y salieron muy complacidas.
* Atención Costa Rica
A los lectores de este blog en la hermana república de Costa Rica les aconsejo no perderse por ningún motivo la única presentación de Mercedes Sosa que será esta noche en el Palacio de los Deportes de Heredia.
* Promoción de elPeriódico
Quiero dejar constancia de que asistí a este sensacional concierto, acompañado de mi guapa sobrina-nieta Ximena, gracias a que un amigo me regaló dos boletos que le dieron por haber renovado su suscripción anual de elPeriódico. Lo cual significa que ese medio de comunicación está tan fregado que necesita de esos recursos promocionales para convencer a una persona de renovar su suscripción.
* Algo desagradable
Me pareció excesivamente desagradable que en la puerte de entrada al Teatro Nacional unos guaruras o agentes de seguridad civiles cacheaban a quienes íbamos ingresando, evidentemente para comprobar que no íbamos armados. ¡Qué abuso de poder! Si para poder ingresar a ese teatro se tiene que soportar ese registro, será mejor no ir al teatro.
* ¿Qué pasó con el Estado de Derecho?
Según tengo entendido, nuestras leyes dicen -?como en todos los países civilizados donde existe un Estado de Derecho– que todas las personas son inocentes hasta que no se les pruebe que son culpables. Sin embargo, tal parece que en Guatemala esto es al revés. Para el Ministerio Público (MP) cualquier persona es culpable hasta que no se pruebe su inocencia.
No conozco más que por fotografías al ex diputado Manuel de Jesús Castillo, quien fue electo Alcalde de Jutiapa, a quien se le sindica de una serie de delitos graves, entre ellos que tuvo alguna incierta participación en el asesinato de los diputados salvadoreños al Parlacen, por lo cual se dictó una orden de captura en su contra y, como no ha sido capturado, se le cataloga como ?prófugo de la justicia?. Sin embargo, que yo sepa hasta el momento no se le ha podido llevar ante un juez competente ni, mucho menos, se le ha probado alguna culpabilidad en alguno de los delitos que se le atribuyen. Por otra parte, la Ley ordena que no se debe señalar de delincuente en los medios de comunicación a una persona si antes no se ha probado su culpabilidad. Sin embargo, al tal ?Manolito? ya se le pinta en los medios de comunicación como un peligroso delincuente sin que hasta el momento se haya probado que realmente lo es.
Por otra parte, a solicitud del MP un juez dictó órdenes de captura contra los nueve concejales de la municipalidad de Jutiapa por haberle dado posesión del cargo de Alcalde al susodicho ?Manolito?. De esa cuenta, fueron capoturados en Jutiapa y trasladados a la capital como si fuesen delincuentes probados los señores Pedro Corado, secretario municipal, y los síndicos Casimiro Méndez Oliveros, Mario Roberto González, Jorge Mario García, Jaime Salguero Cámbara, Adilio de Jesús Ramírez López, Gloria Rosaura Sánchez de Pineda y Sergio Salguero Ruano, donde fueron ingresados con grilletes al ?gallinero? del edificio del Poder Judicial, acusados de los delitos de Asociaciones Ilícitas, Falsedad Ideológica, Abuso de Autoridad, Encubrimiento Propio y Desobediencia. Se encuentran pendientes de ser capturados Francisco Vega Paiz, Edgar Láinez Corado y Pedro Corado Venrura. El único que permanece detenido en Jutiapa es Henry Amilcar Flores, porque fue internado en un centro asistencial porque dijo que sufre problemas de hipertensión. Y en el caso del alcalde interino, Mario Lizandro Salazar, la Fiscalía tiene el propósito de solicitar un antejuicio en su contra. Todo esto por haber dado posesión a ?Manolito? del cargo de Alcalde para el que fue electo. Electo, no ?nombrado?, como publicó erróneamente anoche en el vespertino La Hora el reportero Gerson Ortiz. Por más que ellos alegan ?con toda razón- que no cometieron ninguna ilegalidad porque no recibieron del MP una comunicación instruyéndoles de no dar posesión de la Alcaldía a ?Manolito?, ni tampoco informándoles que éste es un prófugo de la justicia, a pesar de no haber sido oído en juicio y condenado.
El MP dice que pudieron haberse enterado de estas noticias gracias a los medios de comunicación, pero estos no son instrumentos legales para hacer estas notificaciones. Ni tampoco son siempre fuentes fidedignas de información.
Es lamentable que, aparentemente, los fiscales del MP estén actuando en este caso como si ellos fuesen los delincuentes y los detenidos y demás perseguidos fuesen víctimas de una injusticia de la “justicia”. ¿A dónde vamos a parar con estos métodos que son más bien característicos de las dictaduras? ¿Dónde ha quedado la autonomía municipal que garantiza la Constitución de la República? Pero, además, el juez ordenó encarcelar a los miembros del Concejo Municipal y se negó a imponerles una medida sustitutiva, como pudo haber sido el caso, porque los encartados son personas que tienen familias y bienes en Jutiapa y no hay peligro de que puedan tratar de huír del país. Insisto en que debe ser respetada la autonomía municipal. Hago un llamado al Fiscal General, licenciado Juan Luis Florido, para que estas cosas no sucedan más. Creo que está en lo cierto el alcalde de Atescatempa, hermano de “Manolito”, cuando opinó que todo esto es un “show político”.