Archive for Marzo 26th, 2008

MISCELÁNEA

Miércoles, Marzo 26th, 2008

* El licenciado Gordillo debe renunciar
El Presidente Constitucional de la República, ingeniero Álvaro Colom Caballeros, a través de sus secretarios Carlos Larios Ochaita y Gustavo Alejos Cámbara, hizo del conocimiento del actual Procurador General de la Nación (PGN), licenciado Hugo Gordillo, su solicitud para que presente su renuncia, por considerar que “existe un conflicto de intereses” y de que “no comparten la misma ideología”, a pesar de que la Constitución de la República establece en su artículo 252 que se debe desempeñar ese cargo durante cuatro años y sólo podrá ser removido ?por causa justificada y debidamente establecida?. Y si en verdad existe ese “conflicto de intereses” es una razón más que suficiente para que renuncie el licenciado Gordillo.
Pero el licenciado Gordillo no accedió a lo solicitado y expresó en rueda de prensa su solicitud al mandatario para que ?cese en su ilegítima solicitud? de pedirle que renuncie; y afirma dramáticamente que la actitud presidencial equivale a dar ?un golpe de Estado blanco? al cual dice que no va a prestarse; y dio a conocer su firme decisión de continuar al frente de la PGN hasta el año 2010, cuando se cumpla el período de cuatro años. En otras palabras, ?aquí estoy y de aquí no me muevo?.
La función del Procurador General de la Nación es ser abogado del Estado, y el Jefe del Estado es el Presidente de la República; y, como es lógico suponer, para que se respeten los intereses y las atribuciones jerárquicas, es deseable que exista una buena armonía entre ambos funcionarios públicos porque no se puede concebir que el abogado del Estado esté en desacuerdo con el Presidente de la República. De no ser así, sería una causa suficientemente justificada para que el Jefe del Estado le pida su renuncia o le remueva del cargo. Porque estaría fregado que el abogado del Estado no fuese una persona de plena confianza y amigable con el Jefe del Estado.
Originalmente, cuando entró en vigor la Constitución vigente, el Procurador General de la Nación desempeñaba al mismo tiempo las funciones de Fiscal General de la República, pero la experiencia aconsejó que es conveniente dividir esas dos funciones cuya vigencia debe ser de cuatro años, en efecto, y en la actualidad están separadas, por lo cual lo que se refiere a su permanencia en los cargos también debe revisarse.
Pero, en todo caso, se espera que hasta por simple dignidad humana y profesional y respeto a sí mismo debe presentar su renuncia el actual Procurador General porque, de lo contrario, su actitud de rebeldía sería una razón justificada para removerle del cargo. Así que no le queda otro recurso que renunciar y dejar el despacho a quien designe el nuevo gobierno de la República en vez de declararse en rebeldía.
Debe recordar aquel viejo dicho popular: “El que tiene más saliva traga más pinol”.
* ¡Qué de a huevo!
El Senado de la República de México exhortó ayer al jefe del Poder Ejecutivo federal a que promueva ante Colombia la reparación del daño para los familiares de los estudiantes mexicanos muertos en un puesto militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio de Ecuador. Según los senadores mexicanos, Colombia debe pagar una ?reparación? por los mexicanos que se encontraban en la base de las FARC en territorio ecuatoriano, y murieron o fueron heridos durante el sorpresivo ataque del ejército colombiano.
Aunque la senadora Rosario Ibarra, muy destacada partidaria del candidato presidencial perdedor Andrés Manuel López Obrador, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y una de las mujeres de más larga y ruidosa militancia en la extrema izquierda, votó en contra del punto aprobado por la mayoría por considerar que ?esta representa un permiso a Colombia para seguir matando?. También solicitó a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) que acelere la investigación del ataque militar de Colombia en territorio de Ecuador, para deslindar las responsabilidades y apoyar a las familias mexicanas afectadas.
Otro legislador del PRD, propuso pedir al gobierno del presidente Felipe Calderón que solicite a Colombia promover la reparación del daño, y ?que nunca vuelva a suceder un evento similar?.
¡Como si el gobierno colombiano les va a estar pidiendo “permiso” para defenderse de las fuerzas rebeldes y de narcotraficantes que desde hace muchos años no dejan vivir en paz a ese país!
Al presentar la propuesta del punto de acuerdo, un senador del Partido Acción Nacional (PAN) manifestó también su repudio a las acciones atentatorias a los derechos humanos realizadas por las FARC contra las personas que han sido privadas de su libertad. Además, el Senado hizo un llamado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para que dejen en libertad a la ex candidata presidencial de Colombia, Ingrid Betancourt Pulecio, secuestrada en febrero de 2002, ?en vista de las malas condiciones de salud en que se encuentra?. Aunque en el texto aprobado se dio el nombre de Irene, en vez de Ingrid.
¡A saber qué fregados se están creyendo estos senadores mexicanos! Mejor deberían dedicarse a exhortar a sus compatriotas a no andar metiendo sus narices en las actividades subversivas y delincuenciales en otros países. ¿Qué diablos tenían que estar haciendo unos estudiantes universitarios mexicanos en la base secreta de las FARC en Ecuador? Ya sólo faltaría que exijan que se les pague indemnizaciones a los mexicanos que mueren o son heridos en actividades contra la estabilidad de los gobiernos legítimamente establecidos. ¡Cómo no Chon!
Sólo faltaría también que ahora quieran exigir al gobierno de Guatemala que pague “reparaciones” por los mexicanos muertos y heridos en la confrontación armada entre presuntos miembros rivales de cárteles del narcotráfico que cayeron ayer en la balacera que se armó en Zacapa.
* México cedió control sobre el tequila a EU
Un acuerdo comercial generó gran ventaja a empresas estadunidenses en envasado y ventas del famoso licor que originalmente se produce en el municipio de Tequila, cercano a la ciudad de Guadalajara, capital del Estado de Jalisco, que de un tiempo a esta parte gozaba de la exclusividad de denominación de origen, igual que el Champán y el Cognac en Francia.
México cedió el control del tequila a empresarios del país que es su mayor mercado de exportación: Estados Unidos, y se ha convertido cada vez más en maquilador de su propia bebida emblemática, el tequila. En el nuevo acuerdo aceptó no tener derecho a realizar inspecciones a las envasadoras. Tampoco podrá adoptar ninguna medida correctiva o punitiva contra envasadores en Estados Unidos ?con respecto a cualesquiera actividades que ocurran ahí, motivada por una presunción de incumplimiento con la norma oficial mexicana del tequila?.
La tendencia en Estados Unidos es a consumir tequila de cada vez mejor calidad: los mercados de tequila ?alto? y ?súper? crecen más rápido que los otros, afirma el Consejo de Bebidas Espirituosas Destiladas de ese país. Estados Unidos es el principal mercado de exportación: el año pasado, 35 por ciento de la producción total de tequila se destinó a ese país.
Las elevadas cifras de producción y venta de la industria tequilera no se han reflejado en prosperidad para la región con denominación de origen, que es Jalisco y parte de Michoacán, Tamaulipas, Nayarit y Guanajuato.
Esto se debe, según los especialistas, a que más de la mitad del mercado mexicano y de exportación está en manos de compañías extranjeras, además de que parte de ganancias se las quedan envasadoras en Estados Unidos. El año pasado, por primera vez, Estados Unidos rebasó a México en volumen de ventas de tequila, según reportó Euromonitor International Inc.
La historia que desemboca en una pérdida del control mexicano sobre su bebida comenzó en enero de 2006, cuando se firmó un acuerdo en materia de tequila entre la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos y la Secretaría de Economía de México, el cual sentó las bases para que esa nación maneje el envasado y comercialización del tequila en aquel país. México perdió su derecho a supervisar qué se comercializa en Estados Unidos bajo el nombre de ?tequila?. También perdió el derecho a decidir que todo lo que salga del país sea envasado de origen.
A diferencia de otros países, como Francia, que no permiten que una bebida con denominación de origen se envase en el extranjero, el acuerdo establece que se podrá exportar a granel y que las autoridades del país vecino serán las encargadas de supervisar el envasado del tequila.
El acuerdo
Hasta 2003 estaba permitido envasar tequila en el extranjero. Ese año las autoridades mexicanas propusieron que sólo pudiera ser envasado en México. La industria estadunidense reaccionó y dijo que no lo permitiría. Comenzaron casi tres años de negociaciones entre representantes gubernamentales de ambos países.
Finalmente, el 17 de enero de 2006 se firmó el acuerdo entre la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos y la Secretaría de Economía de los Estados Unidos Mexicanos sobre el comercio del tequila. El acuerdo suscrito por el entonces titular de Economía, un economista jalisciense y empresario del ramo restaurantero, estipula que esa dependencia se cerciorará de que ninguna medida prohíba o restrinja la exportación o venta para la exportación del tequila destinado a envasarse en Estados Unidos, así como que ninguna medida regule el etiquetado o la comercialización del tequila fuera de México.
Según se lee en el anexo 1 del acuerdo, las industrias de bebidas espirituosas destiladas de Canadá, representada por la Asociación de Destiladores Canadienses, el Consejo de Bebidas Espirituosas Destiladas de los Estados Unidos, la Asociación del Foro de Presidentes de Comercio y la Alianza de los Importadores de Tequila a Granel, y la Cámara Nacional de la Industria Tequilera México estuvieron de acuerdo con los términos del convenio y reconocieron ?que el etiquetado y la comercialización del tequila y la formulación, etiquetado y comercialización de los productos que contienen tequila estén regidos por las leyes del país de importación y venta, enfatizando que las leyes locales representan la única base para regular el uso del tequila cuando es usado como ingrediente en los productos especializados de bebidas espirituosas destiladas?.
Las industrias recomiendan que México tenga un representante en Estados Unidos que desarrolle un mecanismo de certificación adecuado para verificar ?que las instalaciones sean adecuadas para almacenaje, proceso y envasado del tequila, seguro y efectivo, y de que existen sistemas de control de calidad adecuadas para asegurar que el tequila sea envasado sin riesgo de contaminación o adulteración?.
Como resultado del acuerdo, México no tiene control sobre lo que se consume bajo el nombre de tequila en el exterior. Los productores mexicanos no se benefician de las ganancias y el auge del tequila; en cambio, los envasadores y comercializadores en Estados Unidos sí lo tienen.
Para un especialista y autor de la obra fundamental del tema, Tequila: mitos y realidades, el acuerdo implica que se vendió ?la gallina de los huevos de oro y, con ella, parte del alma de México, de su ser, por tratarse de un producto emblemático de la mexicanidad, un legado inherente a la historia y la cultura de México?.
De hecho, argumentaron diversos especialistas, muchas de las decisiones relacionadas con esta industria, estrechamente vinculada con la identidad mexicana, ahora son tomadas por extranjeros.
Según cifras del Consejo Regulador del Tequila, en total se produjeron 284.2 millones de litros. Se exportaron 135.1 millones, de los cuales 100.9 millones se destinaron a Estados Unidos. Del total exportado, 78 millones fue a granel.
Unos investigadores de la Universidad de Guadalajara y reconocidos especialistas del tema, advierten: ?Hoy, salvo Cuervo, Orendain y Corralejo, las grandes empresas de tequila son propiedad total o parcial de grupos extranjeros, que controlan cerca de 70 por ciento del mercado mexicano y más de la mitad del mercado de exportación?.
Criterios extranjeros atentan contra la cultura
Salvador Gutiérrez mencionó una cifra mayor: 82 por ciento de la producción total es realizada por empresas extranjeras. Por ningún motivo es justificable, plantea el investigador, ?que extranjeros con criterios estrictamente mercantiles atenten contra la historia y la cultura de un pueblo?. Resulta ?más lacerante cuando eso ocurre a cambio de migajas que reciben unos cuantos chacales enajenados que vendieron y siguen vendiendo la gallina de los huevos de oro, patrimonio nacional. En pleno siglo XXI, una nítida metáfora del síndrome insuperado del canje de espejitos por oro?.
En cambio, el director general del CRT, opinó que el mercado, no el acuerdo, marca la pauta, y que hay una tendencia a que se incremente la exportación de tequila envasado de origen, porque cada vez lo pide más el consumidor estadunidense.
De hecho, el economista en jefe del Consejo de Bebidas Espirituosas Destiladas de Estados Unidos, la principal asociación estadounidense de productores y comerciantes de bebidas espirituosas destiladas, dijo que se registró un incremento de 4.2 por ciento en el volumen de ventas de tequila en 2007, cuando el promedio fue de 2.4 por ciento para las bebidas espirituosas en Estados Unidos. Confirmó que la tendencia es consumir tequila de cada vez mejor calidad y los mercados de tequila ?alto? y ?súper? crecen más rápido que los otros, el 8.1 por ciento y casi 15 por ciento, respectivamente, informó.
Argumentó también que el acuerdo ?sirvió para que se estén verificando los 78 millones de litros a granel? que se envían a Estados Unidos. Opinó que es favorable que se haya creado un registro de envasadores autorizados y que los envasadores tengan que realizar reportes trimestrales sobre qué hicieron con su producción.
Semestre crucial
Este mismo destacó que por primera vez el CRT cuenta con laboratorios autorizados en Estados Unidos y que, por lo tanto, este semestre -de enero a junio 2008- va a ser fundamental en lo que se refiere a la revisión de lo qué llega a los anaqueles. Añadió que el año pasado el CRT denunció tres marcas y ahora está a punto de denunciar un par más que no quiso especificar.
?Tenemos la seguridad de que hay un margen muy estrecho de prácticas desleales y que contamos con mecanismos de detección sólidos?, dijo el director general del CRT.
Por su parte, el director general de Tequila 7 Leguas, una pequeña empresa familiar de mucho prestigio, que elabora tequila artesanal de alta calidad y tiene 56 años de experiencia, si bien respalda la posición de que se debe envasar de origen, dijo en entrevista que ?las dos posiciones son entendibles: mientras el CRT verifique, hay seguridad para el consumidor?.
Distintos nichos
El Tequila 7 Leguas es exportado a Estados Unidos, Alemania y Gran Bretaña y la bebida que se envasa en Estados Unidos es más barata y no está afecta a la exigencia del 100 por ciento agave, que es más caro, ya que ?son nichos muy distintos?.
La exportación a granel no conviene porque no contribuye al erario debido a que la exportación de tequila a granel está exenta de impuestos y desde 1982 se envasa más tequila en el extranjero, lo que convierte a México en un país maquilador.
Se pierde el valor agregado
Además, México pierde el valor agregado y su derrama económica en las industrias proveedoras del tequila envasado de origen, siguió el especialista. Por otro lado, el mercado repercute negativamente en el consumo de agave mexicano, la fórmula del tequila que se exporta a granel utiliza la mitad de la materia prima, propicia la adulteración. El tequila a granel sale de México a 55 grados y se rebaja y en el extranjero se reformula y propicia que se envase con marcas ajenas a la cultura mexicana, muchas de ellas ofensivas a la dignidad del mexicano.
También se explicó que las marcas extranjeras que se reformulan a partir del tequila a granel exportado, generan una competencia desleal al auténtico tequila envasado de origen, y ambos productos llamados ?tequila? ostentan la misma certificación otorgada por el CRT y restan utilidades al fisco. La utilidad promedio por litro de tequila a granel es de 10 pesos; utilidad promedio por litro de tequila exportado envasado de origen es de 200 pesos.