Archive for Mayo 19th, 2008

MISCELÁNEA

Lunes, Mayo 19th, 2008

* Honrar, honra

El pastor de la fe Baha’i, compositor, arreglista, director de big-band y trompetista Bob Porter con su inseparable trompeta, que dice que compró en Las Vegas en los años 50 por US$50. (Foto tomada del diario Siglo Veintiuno)
He titulado esta nota con el conocido aforismo del poeta y prócer de la independencia de Cuba José Martí, para referirme ?con mucho gusto- al reconocimiento que los principales medios de comunicación del país han venido haciendo en el transcurso de los últimos días, a manera de homenaje al estimado amigo Bob Porter, director de orquesta big band, compositor, arreglista y trompetista de origen estadounidense radicado en Guatemala, por haber llegado a los 84 años de edad y haber iniciado su actividad musical hace 65 años como miembro de un coro denominado The Lancers, y de haber llegado a Guatemala hace 38 años para promover la fe Baha?i acompañado de su esposa, la señora Marcelyn Ann Mittendorf (a quien él llama ?Marcy?), con quien ha convivido 51 años, por lo que el año pasado celebraron sus bodas de oro, y procrearon tres hijos: Christy Louise, Robert Curtis y Karl Cameron; y desde entonces ha venido desarrollando una constante actividad musical en su polifacética calidad de director de su orquesta big band y como compositor y arreglista de publicidad para innumerables productos comerciales. Pero, sobre todo, es un hombre bueno, muy respetado y querido por todos los que le conocemos.
Para festejar todas estas cosas, el sábado pasado por la noche ofreció un concierto en la Gran Sala del Teatro Nacional del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias en el que recordó los éxitos de famosas e inolvidables orquestas estadounidenses como la de Glenn Miller. Durante su larga vida y larga carrera musical ha hecho arreglos de muchas composiciones internacionales, así como también de canciones populares guatemaltecas como Luna de Xelajú, Ferrocarril de los Altos, Mi Lupita y Lo llaman pecado.
A pesar de ser conocido como trompetista, él dice: ?La gente me relaciona con una trompeta, pero no me considero trompetista porque prefiero trabajar como arreglista. La verdad es que estoy contento haciendo arreglos para músicos guatemaltecos como Lester Godínez o Jorge Sarmientos, quien también suele organizar una big band. Y me gusta colaborar con una banda y una sinfónica juvenil de El Salvador. Soy feliz con estos proyectos en los que quiero continuar?.
Con mucha admiración y simpatía, me uno a esos homenajes y envío por este medio un cordial abrazo a Bob Porter, de quien me honro en ser amigo.
* Viajes de Colón
El primero y más importante de los cuatro viajes de Cristóbal Colón a estas tierras que ahora se llaman América se inició en el puerto de Palos de la Frontera (Huelva) el 3 de agosto de 1492 formando una flota de tres naves: la ?Santa María? (al mando de la cual iba Colón), la ?Pinta? y la ?Niña?. La primera etapa terminó en las Islas Canarias donde se hicieron unas reparaciones y desde donde no partieron las naves sino hasta el 6 de septiembre. El propósito de Colón al viajar hacia el Sur fue evitar los vientos del Oeste que soplan en latitudes mayores. Entre los paralelos 25 y 30 estos vientos contrarios no se dan, sino que la navegación hacia el Oeste se beneficia de los vientos alisios que impulsan hacia el Oeste, en dirección a lo que Colón pensaba que era el Extremo Oriente de Asia.
Este viaje desde las islas Canarias duró poco más de cinco semanas, casi siempre con vientos favorables, lo cual puede considerarse un ?paseo? comparado con el casi un año que invirtió el navegante portugués Vasco de Gama en llegar a la India. Y sin embargo el viaje de Colón incluía no pocos aspectos admirables. Dejando de lado el mérito para poner en marcha una expedición que había sido rechazada como inviable por los expertos y el hecho que Colón estaba equivocado en las distancias porque en realidad era mucho mayor la que separaba España de las costas de Asia, hay que valorar lo que supone en aquellos tiempos navegar por mar abierto, por rutas desconocidas y sin ser capaz de medir con precisión la longitud, ni la latitud. El único instrumento del que disponía Colón era la brújula con la cual se podía sólo fijar el rumbo, es decir, en su caso podría mantener las naves en dirección Oeste de una manera razonablemente precisa. Los navegantes establecían el paralelo en el que se encontraban (la latitud) mediante la observación y cálculo del ángulo de visión de ciertos astros como la estrella Polar. La distancia recorrida era calculada de manera aproximada. En función de esa distancia los navegantes podrían hacerse una idea de sobre que meridiano (la longitud) se encontraba la nave. Cuando se conocían ambas coordenadas se podía fijar la posición de la nave, aunque en los siglos XV y XVI el cálculo de la longitud era tan aproximado que se cometían enormes errores a la hora de fijar la posición de un barco o un accidente geográfico.
Estas difíciles condiciones de navegación tan difíciles son probablemente el origen de muchas de las leyendas surgidas en torno al viaje de Colón. Se ha dicho que no se habría aventurado a intentarlo de no disponer de más información de la que confesaba, llegándose incluso a sospechar que ya conocía la existencia de tierra al otro lado del Atlántico por la confesión de algún misterioso navegante que fue arrastrado hasta acá por tempestades.
La realidad es que quienes se oponían al proyecto de Colón no lo hacían porque pensasen que la dirección fuese incorrecta, porque de hecho muchos reconocerían que supuesto que la tierra es una esfera podría llegarse al Este viajando hacia el Oeste, sino porque consideraban que la distancia entre las costas ibéricas y las del extremo Oriente eran insuperables para los barcos de la época. Se dice que Colón pensaba que entre las costas españolas y las de Asia habría sobre cinco mil kilómetros, cuando la realidad es que esa cantidad hay que multiplicarla por cuatro. Por suerte para el proyecto español en medio estaba América, a donde llegó Colón el 12 de octubre de 1492.
En América Colón recorrió el mar Caribe llegando a la isla de Cuba o a la isla que hoy es República Dominicana. En esos viajes se perdió la nave Santa María, con cuyos restos se construyó un fuerte en el que se quedaron unos pocos voluntarios. El 15 de enero de 1493 la expedición inició su regreso a España, y aunque habían encontrado poco de lo que buscaban (no habían aparecido ni las especias, ni las ricas ciudades asiáticas), el Almirante procuró darle un aspecto interesante a los descubrimientos realizados cuando tras llegar a Palos se trasladó a Barcelona para informar personalmente a los Reyes Católicos de sus descubrimientos. Además fue cuando se público la conocida Carta de Colón que sería reimpresa en multitud de ocasiones y daría fama a su descubridor por toda Europa.
Se dice que la obsesión de descubrir una nueva ruta a Asia nació en Colón en 1476 cuando viajaba rumbo a Inglaterra, su nave naufragó durante una batalla entre unos mercantes de caucho y el corsario Casenove, o Casanova, pero se salvó a nado y alcanzó las costas del Algarve. Desde allí partió a Lisboa a buscar la ayuda de su hermano Bartolomé, de quien se sabe poco pero sí que era versado en cosmografía y navegación, quien ayudó a Cristóbal en sus viajes.
* Viajes de Colom
Pero una cosa muy distinta son los viajes del Almirante Cristóbal Colón (con acento en la o y con ene al final) que los viajes del actual Presidente de la República, ingeniero Álvaro Colom (con eme), quien desde el 14 de enero del año en curso, cuando asumió la Presidencia de la República, no ha parado de viajar a pesar de que Guatemala ha caído en una situación crítica por el creciente encarecimiento de los combustibles y del coste de la vida en general, lo que amenaza volverse aún más peligrosa. Probablemente la similitud del apellido con el del célebre navegante genovés hace que el presidente tenga la inquietud de viajar constantemente en busca de alguna ?ruta? salvadora para resolver los problemas de nuestro país. La coincidencia histórica no sólo consiste en la similitud del apellido, sino en que el Almirante genovés naufragó en la nave en la que viajaba en un encuentro con el corsario Casenove o Casanova, y el mandatario guatemalteco está casado en terceras nupcias con la señora Sandra Torres Casanova quien, por el contrario, para no permitir que naufrague y se hunda la nave al mando de su esposo, trabaja incansablemente a su lado y le acompaña en todos sus viajes, aunque no esté de acuerdo al protocolo, como ocurrió en la visita al presidente estadounidense George W. Bush y después ha ocurrido en la Cumbre de Lima, Perú, donde fue el único mandatario que llegó acompañado de su esposa.
Ojalá que después de haber asistido a la Cumbre de mandatarios en Lima (Perú) y de visitar las asombrosas ruinas incas de Machu Picchu, procure permanecer un poco de más tiempo en Guatemala para hacerle frente a los problemas del país, principalmente el de la hambruna de la clase más necesitada, en vez de irse y dejar a cargo del Gobierno a su Vicepresidente, el doctor Rafael Espada, un eminente cirujano cardiovascular que conoce muy poco la realidad nacional y es neófito en las actividades políticas. Que comprenda Colom que no es así nada más de coger camino a todas partes cada vez que hay una reunión de mandatarios y dejar encargado a su segundo de a bordo que, evidentemente, no sabe qué se debe hacer para que el país no caiga en un abismo de ingobernabilidad y anarquía. Ojalá que lo comprenda para que pueda llegar a su destino final dentro de cuatro años, o sea al término de su período constitucional. Porque si no tiene una brújula para guiarse no es garantizable que lo pueda lograr al paso que vamos.
* En México derogan el adulterio
Con 31 votos en contra del PAN, el partido actualmente en el gobierno, la Cámara de Diputados de México derogó del Código Penal el delito de adulterio. El dictamen, que aún debe superar el escrutinio del Senado, prevé que el adulterio siga siendo causal de divorcio, pero no un delito penal, pues por sí solo resulta casi imposible de comprobar, ya que requiere ser denunciado in fraganti y con escándalo, o en la casa conyugal, y son pocas las personas que se atreven a promover ese escándalo que además produce escarnio.
Con una votación de 301 votos a favor y 31 en contra de todos los diputados del PAN y ocho abstenciones quedó aprobado el dictamen por el que en México se derogará el adulterio del Código Penal.
La presidenta de la Comisión de Equidad y Género, que es miembro del opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD) aseguró que es una aberración considerar el adulterio como un delito penal, pues dá pie a que algunos homicidios se justifiquen aduciendo cuestiones de honor y entonces se obtenga una pena menor.