Archive for Junio 10th, 2008

MISCELÁNEA

Martes, Junio 10th, 2008

* Una solución sensata
El doctor en medicina Arturo Eduardo Meyer Maldonado, presidente de la Junta Directiva del Congreso de la República, optó por adoptar la solución más sensata que había en la difícil situación en la que se encontraba como consecuencia de haberse descubierto y hecho del conocimiento público que 82 millones de quetzales de ese organismo del Estado fueron ?invertidos? ilegalmente en la casa de Bolsa de Valores Mercado de Futuros, S.A. y antes de que los jefes de todas las bancadas de los partidos políticos le pidieran que renunciara al cargo para el cual fue electo para el año 2008 -como ya sabía que era la intención-, solicitó licencia temporal sin goce de sueldo durante dos meses, tiempo que se supone que va a dedicar a recabar pruebas de su inocencia en este feo asunto a todas luces indebido. Sin embargo, la creencia más generalizada es que jamás va a regresar al Congreso, ni tampoco al partido político Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). Y que éste ha sido el punto final de su carrera política.
En una reunión que sostuvo ayer en la sala de sesiones de la presidencia con todos los jefes de las bancadas de los partidos políticos con representación en el Congreso, incluyendo a la diputada Roxana Baldetti, jefa de la bancada del partido Patriota, y al diputado Mario Taracena Díaz-Sol, cuestionado jefe de la bancada del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), quien fue el autor intelectual de la campaña en su contra y ya le había pedido la renuncia, a pesar de que ambos son miembros del mismo partido que actualmente está a cargo del gobierno, el ex Rector de la Universidad de San Carlos (USAC) y ex ministro de Educación en el gobierno del partido Democracia Cristiana Guatemalteca hizo esa solicitud, aunque sin dejar de insistir en que él es totalmente ajeno a ese hecho y que todo ha sido consecuencia de un ?linchamiento político? en su contra. Después de decir esto, con el rostro demacrado y una expresión digna de las circunstancias, porque comprende que es el fin de su carrera política, se puso de pie y se marchó por la puerta de acceso a la oficina que hasta ese momento había sido suya, sin despedirse de cada uno de los presentes estrechándoles la mano, sino solamente les deseó ?muchos éxitos y que Dios les bendiga?. Pero esa expresión final ??que Dios les bendiga?- me sonó como si les hubiese querido decir ?¡Chinguen a su madre!?.
Haciendo a un lado los rencores personales, al verle hacer mutis por el foro los diputados jefes de las bancadas probablemente dijeron para sus adentros ?¡Que descanse en paz!?. Pero no le respondieron ni una palabra a su bendición final.
Es innegable que el diputado Mario Taracena Díaz-Sol es un político que se las sabe todas, con una capacidad de intriga que hasta el propio florentino Nicolás Maquiavelo le envidiaría. En su larga carrera política ha transitado por varios partidos en los que por una u otra causa hizo estragos. No cabe duda de que es un hombre de cuidado. Alguien dijo que los dirigentes del UNE no se han percatado de que tienen un alacrán en la camisa, pero una guapa señora que conoce mucho de política criolla porque la ha conocido de cerca durante muchos años, corrigió: “¿Alacrán? ¡Qué va! ¡Es una culebra cascabel”. El Dr. Meyer fue tan ingenuo -o tan tonto- que no se dio cuenta a tiempo a quién se estaba enfrentando. Pero si antes no lo sabía, estoy seguro que ahora ya lo sabe.
De acuerdo a lo que estipula el artículo 16 de la Ley Orgánica, a partir de mañana asumirá la presidencia de la Junta Directiva el primer vicepresidente, diputado por Escuintla Arístides Baldomero Crespo Villegas, miembro del partido Frente Republicano Guatemalteco (FRG), que comanda con mano militar el controvertido general retirado Efraín Ríos Montt, y en la sesión de hoy del pleno se conocerá la solicitud de Meyer y se votará a favor de concederle el permiso, a la vez que se llamará a su suplente para que ocupe su curul.
El corolario que surge de esta lamentable situación es que el Presidente Álvaro Colom Caballeros tiene “mal ojo” ?para no decir que mal juicio- para escoger a las personas para presidir la Junta Directiva del Organismo Legislativo y Congreso de la República, porque es la segunda vez que se equivoca: la primera vez fue para el 14 de enero del 2004, cuando asumió la presidencia de la República el licenciado Óscar Berger Perdomo y Colom escogió para presidente del Congreso al doctor en medicina Francisco Rolando Morales Chávez, quien desde el principio de su actuación puso de manifiesto que no estaba debidamente preparado para desempeñar esa responsabilidad y al final se le acusó de cometer el delito de lavado de dinero y algunos actos de corrupción durante su gestión, que terminó denigrando y vituperando al ingeniero Colom, a quien acusó de “crasa incapacidad” y de estar dominado por su esposa Sandra Torres Casanova, contra quien también despotricó sin piedad. Por cierto que existe la coincidencia de que quien entonces presentó la demanda contra el Dr. Morales Chávez fue precisamente el entonces secretario general adjunto del partido UNE, el también doctor en medicina Eduardo Meyer Maldonado. Esta segunda vez, el Dr. Meyer Maldonado demostró durante su actuación como presidente de la Junta Directiva del Congreso que no está suficientemente capacitado para desempeñar ese importante y delicado cargo, y hoy pone punto final a su carrera política con un penoso desprestigio.
Hay que reconocer que tiene mejor “ojo clínico” para escoger a sus colaboradores la controvertida señora Sandra Torres Casanova de Colom, esposa del mandatario, porque ella siempre expresó su oposición a que fuese el Dr. Meyer quien asumiese la presidencia de la Junta Directiva del Congreso. Pero su esposo el presidente no le hizo caso esta vez.
Mientras tanto, el presidente Colom Caballeros declaró a los medios que él de ninguna manera va a intervenir ni a opinar sobre asuntos que competen sólo al Poder Legislativo, al que nunca ha llamado ni siquiera por teléfono para pedir algo, pero agregó que se siente decepcionado porque lamenta lo que le ha ocurrido al Dr. Meyer.
Y por su parte, el Contador Público y Auditor Carlos Mencos, Contralor General de la Cuentas, ha informado que él y sus colaboradores van a investigar minuciosamente lo que han sido las finanzas del Congreso durante varios años.
* Muy interesante artículo
Por considerarlo de mucho interés nacional, reproduzco a continuación este artículo del distinguido historiador Dr. Carlos Sabino que hoy mismo se publica en elPeriódico. Espero que el autor no tendrá ningún inconveniente en que yo lo reproduzca sin su autorización. Dice así:
Discutible moralismo
Que no hubo invasión estadounidense.
Por: Carlos Sabino
“Me permito responder a algunas afirmaciones que hiciera Raúl de la Horra en su columna del pasado 5 de junio. Una de las que más ha molestado a dicho comentarista es la que, en 1954, no se produjo ninguna invasión norteamericana a Guatemala. Así lo sostengo en la entrevista que me hicieran el día 3, dando un ejemplo de un hecho fácilmente comprobable que tiende a ser distorsionado en muchas versiones históricas. Esta afirmación parece irritar profundamente a quienes se rasgan las vestiduras ante el apoyo que diera la CIA a Castillo Armas, pero nunca mencionan otras formas de intervención extranjera que se produjeron en Guatemala.
Es bien sabido que la guerrilla guatemalteca recibió durante muchos años entrenamiento y apoyo de la Cuba de Fidel Castro ?que a su vez era sostenida abiertamente por la Unión Soviética? y que desde 1979 fue abastecida en armas y pertrechos por la Nicaragua sandinista. Estos hechos, que se omiten sistemáticamente en muchas recapitulaciones históricas, parecen legítimos y naturales a ciertos comentaristas y se silencian por completo en las versiones más difundidas de la historia reciente. ¿Es que la intervención de la CIA era moralmente horrorosa en 1954, pero la injerencia cubana resultaba legítima entre 1961 y 1996? ¿Se trata entonces de que hay intervenciones ?buenas? e intervenciones ?malas?, según el signo ideológico con que se lleven a cabo?
Me adelanto a otro posible argumento, que se desprende del texto del artículo: si el repudio a la acción de la CIA tiene relación con el carácter ?legítimamente electo? del gobierno del coronel Arbenz, ¿por qué se pasa por alto que los gobiernos de Miguel Ydígoras Fuentes y Julio César Méndez Montenegro fueron también legítimamente electos en comicios aún más limpios que los que llevaron a Arbenz al Gobierno?
El marxismo, durante más de un siglo, justificó abiertamente cualquier intervención foránea sobre la base de la discutible doctrina del ?internacionalismo proletario?. Se podía y se debía intervenir en los asuntos de otros países para alcanzar la meta de la revolución mundial. Por eso resulta un dudoso ejercicio de moralismo criticar a los anticomunistas por recibir apoyo extranjero, cuando sus adversarios lo consideraron siempre legítimo y necesario, recibiendo abundante apoyo militar durante décadas.” (Fin del artículo)
* ¿Punta de Iceberg?
El equipo de investigación de elPeriódico destacó ayer una grave denuncia sobre presuntas anomalías en la nueva adjudicación de contratos para proveer comida al sistema penitenciario en contratos hasta por Q130 millones y denuncia que ?algunas de las adjudicaciones incurren en delitos como fraude al Estado?; y agrega que el ministro de Gobernación improbó contratos por anomalías, pero luego que las juntas licitadoras los defendieron se lavó las manos a pesar de ser responsable de la Cartera?. Y aunque en el largo artículo se pone de manifiesto que hay escaso conocimiento de las interioridades cuando, por ejemplo, se interpreta como algo extraño que empresas supuestamente ?con dos empleados? sean las que proveen la comida a determinados centros carcelarios en algunas regiones del país.
Este es un negocio en el que están de por medio muchos millones de quetzales, y los principales competidores han sido las empresas Odessa, que también ha utilizado el nombre de Artika, S.A., propiedad de Alejandro Permueller Berger (¿les suena este apellido?) y Procesadora de Alimentos Feso, S.A., propiedad de Álvaro Fernández Marroquín, primo hermano del ingeniero José Rubén Zamora Marroquín, presidente de elPeriódico.
Para las últimas tres licitaciones han sostenido una competencia de precios buscando obtener los contratos, al costo de prestar un servicio deficiente y que cada vez que uno de ellos no queda contento con los resultados, ha recurrido invariablemente a interponer recursos de amparo que han detenido los procesos de licitación, afectando a los demás contratos ajenos a esa guerra de precios.
Permueller Berger es pariente cercano del ex presidente de la República Óscar Berger Perdomo, y fue el primer proveedor de alimentos para presidios bajo el sistema de alimentos preparados para servir, porque antes se hacían compras de materias primas que cocinaban en las cárceles, dando con ello lugar a muchas irregularidades en el manejo y costos de las mismas.
Se inició en el año 1977 con un precio para las cárceles de la capital de Q.14.95 por persona, incluido el IVA, y de Q.15.85 para Escuintla, y casi dos años más tarde también de Q15.85 para Quetzaltenango, que en su conjunto representaba la comida para aproximadamente el 85 por ciento de los reos del país. Actualmente es quien provee de comida a cerca de 7 mil reos en todo el país a un precio de Q.13.95 los tres tiempos de comida, lo cual es sorprendente porque son más bajos que los que ofertó en 1999 y como es bien sabido hoy todo está mucho más elevado. Su empresa produce la comida para las cárceles también de El Salvador, Honduras y Nicaragua.
Durante varios años la empresa Odessa no preparaba los alimentos que entregaba a las cárceles y siempre los maquilaba con empresas como Bizolo & Smith, Alifesa y otras. Una de esas empresas ha sido utilizada también por la empresa Feso, S.A. para maquilar y proporcionar comida a las cárceles, aparentando que ellos la han cocinado, como obligan los contratos respectivos.
En los últimos 5 años los precios promedio de las demás empresas que han prestado ese servicio ha girado alrededor de Q.20.00 incluyendo el IVA, en tanto que, inexplicablemente, Feso y Odessa han ofertado precios entre Q10.00 y Q14.00, e incluso en algunos casos, cuando supuestamente han ganado, como lo hizo Feso en junio del 2006 con precios excesivamente bajos, al final se han negado a prestar el servicio y aún con ese incumplimiento no se les ha formado el proceso administrativo para inhabilitarlos como proveedores sancionados por incumplimiento en el Sistema de Guatecompras, e impedirles legalmente volver a participar. Me pregunto cómo es que pueden vender comida para los tres tiempos del día a tan bajos precios.
En la última licitación de hace 2 años, igual como lo han hecho alternadamente en otras oportunidades, se ha tratado de influir a la opinión pública y por supuesto a las autoridades encargadas de la aprobación de los contratos de comidas de las cárceles a través de publicaciones específicamente en elPeriódico. Esto lo han hecho ambas empresas por razones de contacto distinto de cada uno gracias a sus contactos con directivos de ese medio de comunicación, como el abogado de Odessa, licenciado David Font, primo hermano del periodista Juan Luis Font, uno de los directores de ese medio.
En esa licitación, después de más de diez años que Odessa inició el servicio de alimentos para las cárceles con un precio de Q.14.95 con IVA, a pesar de la inflación acumulada durante 10 años, acentuada en los últimos dos o tres años, ha mantenido en esa guerra de precios con Feso un precio promedio por sus servicios de Q.14.95 para Quetzaltenango y Escuintla, y de unos Q.13.50 para la capital. Y en la licitación actual en Escuintla, Odessa cotizó un precio de Q.14.95 y Feso de Q.12.96 las tres comidas diarias, y a ésta se le adjudicó el servicio por un valor aproximado de alrededor de Q17 millones.
Para las cárceles de Quetzaltenango no ofertó Feso, por lo que el servicio se adjudicó a Odessa a un precio de Q.15.45 con IVA por desayuno, almuerzo y cena.
Pero como el contrato mayor lo representa la capital, con ofertas con precios muy similares en ambas empresas, por alrededor de unos 55 millones de quetzales y Feso fue descalificada por la Junta de Licitación por no cumplir co determinados requisitos legales, se adjudicó el contrato de servicio a Odessa, lo cual probablemente ha motivado la publicación de ayer en elPeriódico para influir para que la adjudicación se cambie.
Alegar supuestos incumplimientos o ilegalidades en las adjudicaciones a otros proveedores de alimentos de menor cuantía es, indudablemente, una acción mediática y distractiva para aparentar que es general la situación de las adjudicaciones y no llamar la atención solamente a la competencia por la capital.
No es fácil de entender por qué a pesar de que Feso cotizó a Q12.95 por los tres tiempos y Odessa a Q13.50, al final de cuentas la licitación fue adjudicada a Odessa, a pesar de que su precio fue más alto.
Habrá que esperar para ver a qué nos va a conducir la publicación de ayer del eficiente equipo de investigación de elPeriódico, No creo que vaya a transcurrir mucho tiempo antes de que lo sepamos.