Archive for Junio 19th, 2008

MISCELÁNEA 153

Jueves, Junio 19th, 2008

* Debe haber un límite
El señor Edgar Barquín, titular de la Superintendencia de Bancos (SB), compareció ayer durante dos largas horas en el Congreso de la República ante la bancada de diputados del partido Patriota (PP) para responder a un intenso interrogatorio relacionado con la denuncia que la Intendencia de Verificación Especial (IVE) hizo con anterioridad ante el Ministerio Público (MP) de que el secretario general de ese partido, general retirado Fernando Otto Pérez Molina, recibió el 17 de marzo último, de la casa de bolsa Mercado de Futuros, S.A. (MDF), un cheque a su nombre por la suma de Q688.500 que provino de la misma cuenta en la cual fueron depositados los famosos Q82.8 millones que el secretario particular del presidente de la Junta Directiva y el Director de Finanzas del Congreso de la República, Byron Sánchez Corzo y Benvenuto José Conde, respectivamente, ambos prófugos de la justicia actualmente, trasladaron como una inversión de riesgo a la cuenta de esa empresa con el propósito de obtener intereses preferenciales, lo cual implica que, presuntamente, el ex candidato presidencial del PP cuyo símbolo de campaña era una mano empuñada y el eslogan una “mano dura”, pudo haber tenido alguna implicación en este feo asunto.
Por su parte, el mencionado militar retirado reconoció que, en efecto, recibió ese cheque del MDF por esa cantidad, pero aunque al principio dijo que fue un préstamo que le hizo la empresa ?para pagar unas deudas que quedaron pendientes de su campaña electoral?, poco tiempo después rectificó al enterarse que una casa de bolsa no está autorizada para hacer préstamos a particulares y aclaró que fue un préstamo “a título personal” en dólares convertido en quetzales que le otorgó el gerente de esa empresa, Raúl Girón; y de inmediato repartió el dinero en varios cheques uno por Q310 mil a nombre de su esposa, Rosa María Leal de Pérez, otro por Q.76 mil 577 a nombre de la Compañía de Equipos de Aire Acondicionado y Servicios, S.A., otro por Q.90 mil a nombre de Gabriel Guerra, otro por Q100 mil a nombre de Grupo Pixel, S.A. y otro por Q.52 mil a nombre de Arquitectura 4, S.A., que no parecen tener nada que ver con su campaña electoral. Ni tampoco se podría creer que los Q310 mil que le trasladó a “doña Rosi” fue para pagar “el gasto” de su casa.
Sobre estos datos, el fiscal contra la corrupción, Omar Contreras, declaró: ?Ahora tenemos que establecer si los fondos que llegaron a una cuenta de Pérez Molina provienen de los recursos que el Congreso invirtió en la casa de bolsa, y anunció que el MP va a solicitar la liberación del secreto bancario de las cuentas del general retirado que basó su campaña electoral ofreciendo ?mano dura? durante su gobierno. Y agregó que también hay otros 23 implicados, entre ellos algunas sociedades anónimas y personas particulares, pero se negó a revelar los nombres para no perjudicar el proceso.

El titular de la SB, Edgar Barquín, pide la palabra cuando era interrogado ayer por la bancada del PP en el Congreso.
Pero, durante la tarde de anteayer, el general retirado presentó una demanda contra Barquín por calumnia, abuso de autoridad y difamación, entre otros señalamientos, acusándole de haber dado a la publicidad su presunta vinculación con el caso, pero la jueza Marta Sierra no dio trámite a la demanda por el hecho que Pérez Molina no llenó el requisito legal de acreditar su calidad de secretario general del PP. Poco tiempo después, el general retirado Pérez Molina ofreció una conferencia de prensa para dar más detalles sobre su situación, pero ninguno de los reporteros de los medios de comunicación tuvo la ocurrencia de preguntarle de dónde provienen sus actuales ingresos para poder garantizar el pago de una deuda a título personal por US$90 mil que, según él dice, le dio a título personal el gerente de MDF. Y posteriormente fue a hacer una visita a la oficina de los directivos de CACIF para explicarles personalmente su situación. El comentario generalizado que circuló fue que el general retirado y ex jefe del Archivo, ex jefe de la G-2, ex jefe del Estado Mayor Presidencial (EMP) y ex candidato presidencial creyó necesario ir a dar explicaciones personalmente a sus patrocinadores.

Esta fue la primera página el vespertino La Hora de ayer con la fotografía de la diputada Roxana Baldetti Elías en el momento de sostener en la mano izquierda una foto del picop en el que, según ella, el domingo pasado fue distribuida a los medios de comunicación la información sobre el presunto involucramiento de su retirado general Pérez Molina.
Durante su comparecencia en el Congreso ante la bancada del PP, el superintendente Barquín soportó con ejemplar estoicismo un duro interrogatorio que de entrada se hizo obvio que tenía la intención de descalificarle al acusarle de haber violado el secreto bancario por dar a conocer datos sobre una cuenta personal, para terminar pidiéndole que presentase su renuncia “inmediatamente”. Su principal acusadora fue la agresiva diputada Roxana Baldetti, jefa de la bancada de ese partido, quien es bien sabido que es la persona más cercana al general Pérez Molina en el PP y, entre otras cosas, preguntó a Barquín: ?¿Cuál fue el interés especial en llevar usted mismo la denuncia al MP, un domingo? ¿No será que le interesaba que se conociera este chantaje político?? Acto seguido, mostró una foto de la parte trasera y la placa de circulación de un picop que pertenece a la SB en el cual afirma que se repartió esa información a los medios de comunicación. Y concluyó: ?¡Queremos que renuncie de inmediato!?. La agresiva diputada estaba visiblemente enfurecida. Se veía que su intención era agredir a Barquín, y de hecho lo hizo de palabra.

Otra foto publicada ayer en el vespertino La Hora de la enfurecida diputada Baldetti, jefa de la bancada del PP, flanqueda por el subjefe, Óscar Salvador Córdova Sierra, y Gudy Rivera Estrada.
Con una paciencia franciscana que le dignifica mucho, el superintendente Barquín respondió todas las preguntas que le hicieron, aunque en algunos mometos se mostró nervioso y titubeó. Es probable que cualquier persona en su lugar habría reaccionado de la misma forma si no está acostumbrada a esas duras pruebas. Pero cuando terminó de responder el interrogatorio, que fue digno de la ?santa? Inquisición, declaró: ?No se trata de una persecución política, sino de cumplir la ley. Yo no filtré nada a los medios de comunicación. Me siento agredido por la forma en que me trataron?. ¡Y tiene razón! Fue muy agresiva, irrespetuosa e indignante la forma como le trataron los diputados interpelantes, sobre todo la atrevida jefa de la bancada, diputada Baldetti. Esa señora estaba tan enojada que su rostro se transfiguró porque se puso trompuda y hasta se veía fea. Aunque, por otra parte, el propio superintendente Barquín ha reconocido como excepción que los diputados Oliverio García Rodas y Alejandro Jorge Sinibaldi Aparicio lo trataron como debe ser, en forma respetuosa.
Creo que siempre debe haber un límite en estos casos, porque no está bien que un alto funcionario público que sea respetable, como el caso del señor Barquín, tenga que soportar ser sometido a un interrogatorio tan agresivo y ofensivo para pedirle al final que presente su renuncia “inmediatamente” . ¿Qué se estarán creyendo los diputados del PP? Los parlamentarios que tantas veces han sido cuestionados por múltiples motivos no tienen ningún derecho, legal o moral, para tratar a los funcionarios públicos que acuden a sus llamados como si fuesen delincuentes.
Cuando las personas bien educadas reciben en sus casas a otra persona a la que han invitado, deben tratarle con buena educación y cortesía, aunque pueda ser también con firmeza. Pero en ningún caso se le puede tratar con ofensas motivadas por intereses personales o políticos. Un poco de buena educación les caería bien a los diputados involucrados en este abuso.
Habría que ver si la bancada del PP no incurrió en el delito de malversación de fondos por haber dedicado el tiempo y las instalaciones del Congreso para defender a un particular, porque el general Pérez Molina no es diputado ni ejerce un cargo público.
* Columna de Óscar Clemente Marroquín
Por considerarla oportuna y de sumo interés, reproduzco a continuación el artículo que publicó ayer en su acotumbrado lugar en las páginas Editoriales el licenciado y periodista Óscar Clemente Marroquín, propietario y director general de La Hora. La reproduzco para beneficio de quienes no hayan tenido oportunidad de leerla en ese vespertino.
Nos quieren ver la cara de pendejos
“Los políticos nos tienen tomada la medida a los guatemaltecos y lo demuestran las estúpidas excusas que han dado los políticos para justificar la forma en que una Casa de Bolsa de manera tan liberal les sitúa fondos en sus cuentas bancarias. La explicación del dirigente del Partido Patriota, Otto Pérez, diciendo que los 600 mil quetzales que le situaron eran un préstamo se derrumbó el mismo día porque los responsables de Mercado de Futuros se dieron cuenta que podían ser procesados por el delito de intermediación financiera y se apresuraron a decir que ellos no daban préstamos a nadie. Pero para Rubén Darío Morales, quien inicialmente no pudo recordar nada de los 300 mil quetzales que le fueron depositados en su cuenta, de pronto se hizo la luz y él también dijo que era un negocio privado, algo así como un préstamo, que había hecho con los señores de esa magnánima empresa que, por lo visto, tiene tantas ganancias como para tirarlas a manos llenas.
Suficiente es saber que los políticos no se contentan con sus sueldos y que además se dedican a jinetear dineros públicos o a recibir mordidas como para que, de ajuste, nos quieran ver la cara de babosos a todos los ciudadanos con excusas pueriles sobre manejos financieros que son, por lo menos, altamente sospechosos y que no se pueden escudar en una alegada privacidad de las operaciones ni mucho menos en el cacareado secreto bancario.
Toda persona pública está expuesta a un escrutinio constante de la población y tiene que tener respuestas lógicas y congruentes para las dudas que puedan surgir. Alegar negocios privados en áreas que evidentemente tienen que ver con el desempeño de sus funciones públicas es deleznable por completo y sólo sirve para que aumente ya no el desengaño de la gente, porque a estas alturas pocos son los que puedan sentirse engañados si es claro y evidente el comportamiento de nuestros políticos, sino el notorio malestar de la población.
Hace algunos días comentaba yo cómo no hay conversación en la que no salga a tema el escándalo del Congreso y el comportamiento de los diputados con un colofón que es siempre el mismo: al diablo con el Congreso. No escucha uno voces en defensa de la institucionalidad democrática porque los mismos políticos se han encargado de sepultarla y debiéramos ver los ejemplos de varios países latinoamericanos en los que han surgido fenómenos peculiares que se explican simple y sencillamente porque la población termina hartándose de sus mal llamados dirigentes tradicionales y se encandila con cualquiera que desde afuera articule un buen discurso de denuncia contra los sinvergüenzas.
La mezcla ahora en el país es explosiva, porque el pueblo cuyo comportamiento hace pensar en sangre de horchata en el colectivo social, siente ahora también que le aprieta el zapato por la crisis económica y lo que no le hace reaccionar por el descarado cinismo de los políticos, puede expresarse ahora con mayor furor por las complicaciones que golpean su bolsillo. Y la mezcla puede ser devastadora porque este país tiene antecedentes en los que se ve que la indiferencia se acumula para explotar periódicamente en manifestaciones de tal magnitud que, como decía Manuel Galich, hasta permiten pasar del pánico al ataque.
No es descabellado pensar que los escándalos que diariamente ofrecen los diputados están sepultando el modelito inaugurado en 1985. Alguien tiene que salir al rescate de la institucionalidad, quizás planteando inclusive un borrón y cuenta nueva, porque al paso que vamos se agotan las propuestas que tienen que pasar por el consenso de la clase política”. (Fin del artículo)
* Derecho de Respuesta de Álvaro Arzú
Nota: Fue necesario re enviar esta nota ya que elPeriódico incluyó el texto en su versión impresa pero lo hizo de forma parcializada para no afectar sus propios intereses. El lector encuentra aquí la versión completa.
Derecho de respuesta a nota publicada en elPeriódico
Señores elPeriódico:
Nuevamente me veo en la desagradable tarea de tener que dirigirme a ustedes, porque debo hacerlo por respeto a sus escasos lectores (afortunadamente).
Efectivamente, fueron ROBADOS de la oficina de Recursos Humanos de la MUnicipalidad 36 contratos 029 y, como corresponde, se hizo la denuncia al Ministerio Público. S i no lo hubiéramos hecho seguramente ustedes mismos nos acusarían de ?Omisión de Denuncia?.
Por ?arte de magia? uno de estos contratos apareció después publicado en ese periódico, lo cual no se necesita ser Sherlock Holmes para intuir responsabilidad directa o indirecta en el hecho de parte del reportero o bien del medio de comunicación que lo publicó.
Pero pasando al otro comentario, que ponen en boca de terceros, uno de ellos de una auto nombrada ?Acción Ciudadana? que tiene el inexplicable patrocinio de la USAID, Agencia para el Desarrollo y no de investigación y crítica en un país soberano, menciona que el parentesco de funcionarios y trabajadores en la Municipalidad es un acto “legal pero inmoral?. Les informo, por si no lo sabían, que en la Municipalidad trabajan más de cuatro mil empleados y muchos de ellos con parentesco directo, pues aquí medimos la preparación, la capacidad y el rendimiento y dedicación y no el grado de consanguinidad que puedan tener. Pero, claro está, ustedes jamás entenderían eso.
Como nota histórica, quisiera contarles, por ejemplo, que el creador de AID fue el Presidente John F. Kennedy y él puso a su hermano Robert Kennedy de Fiscal General. Será que la fantasma organización ?Acción Ciudadana? se atrevería a calificar ese nombramiento de nepotismo o de un acto “legal pero inmoral?, corriéndose el riesgo de que su patrocinador le quite el patrocinio?
Lo que sí se puede calificar de ?legal pero inmoral? es la fundación fantasma llamada ?Guatefuturo?, creada por ustedes e integrada por ?grandes empresarios criollos?, que pretenden hacer ?obra social? con fondos del presupuesto de la Nación, o sea dinero de todos los guatemaltecos y no con el propio.
Espero que esta vez sí cumplan con la Ley de Emisión del Pensamiento, y publiquen la presente aclaración en la misma página y con el mismo tipo de letra en que salió la nota de marras.
Guatemala, 10 de junio de 2008
Álvaro Arzú
Alcalde