Archive for Junio 22nd, 2008

Hoy no escribiré

Domingo, Junio 22nd, 2008

Les saludo cordialmente para desearles un feliz domingo. Les presento una disculpa porque hoy no voy a escribir. Perdónenme, pero tengo que atender con prioridad un asunto familiar. Además, necesito descansar un poco y quiero ver el partido de fútbol de la Eurocopa entre las selecciones de Italia y de España. Como comprenderán, aunque el equipo español está jugando muy bien y me gustaría que gane este campeonato, pero mi ascendencia italiana me mueve a tener más simpatía por el equipo italiano, que es el campeón. Mañana será otro día, si Dios quiere.
P.S.: No sé si ya lo saben, pero hace más de 80 años que el equipo de España no le ha ganado al de Italia. En esta serie de encuentros se han dado muchas sorpresas, como las de Turquía y Rusia. Ya veremos qué sucede hoy.

Trágico agregado
Cuando ya había cerrado esta nota me he enterado de la trágica muerte del joven Álvaro López-Dóriga González, hijo del embajador del reino de España en nuestro país, señor Juan López-Dóriga.
La información que tengo es que el joven López-Dóriga González, de 19 años de edad, fue atropellado accidentalmente por un vehículo cuando caminaba por la Avenida Las Américas, a corta distancia de la residencia de esa misión en La Cañada.
El embajador López-Dóriga ya concluyó su gestión diplomática en Guatemala y se dispone a regresar en estos días a España acompañado de su familia. Dolorosamente, se llevarán un ingrato recuerdo de su estancia en nuestro país. Aunque yo no tuve el honor de conocerle personalmente en el transcurso de los años que desempeñó ese importante cargo en Guatemala, lamento profundamente lo que le ha sucedido y le presentó mi más sentida condolencia, así como también a su apesadumbrada esposa, la madre del fallecido, y al resto de su entristecida familia.
Tengo entendido que el embajador López-Dóriga se encontraba en España cuando ocurrió esta tragedia pero llegará a Guatemala en el transcurso de esta tarde para encargarse de hacer todos los trámites pertinentes para el traslado del cadáver de su hijo a España y recibir las condolencias de sus numerosas amistades.