Archive for Agosto 19th, 2010

MISCELÁNEA DEL 19/08/2010

Jueves, Agosto 19th, 2010

1. El vespertino La Hora publicó ayer este reportaje sobre el “hospedaje” o “refugio” o fracasado asilo político del doctor Alejandro Giammattei Falla en las oficinas de la embajada de Honduras, el cual reproduzco a continuación:

CASO PAVÓN: Embajador de Honduras habla sobre los nueve días en que hospedó al hoy ligado a proceso
Jorge Gabrie: Giammattei se burló de nosotros; lo tenía todo planeado
Mariela Castañon
mcastanon@lahora.com.gt

Jorge Gabrie, embajador de Honduras en Guatemala, dice en entrevista al diario El Heraldo, que el ex (candidato) presidencial, Alejandro Giammattei, quien fue huésped en la embajada, burló y “engañó” a las autoridades diplomáticas de esa sede y por tanto a Honduras.

Foto LA HORA: Archivo

Jorge Gabrie (I), embajador de Honduras, acompañó a Alejandro Giammattei (D) en el momento de su captura para cerciorarse de que se cumpla con el debido proceso.

Según la publicación, el diplomático asegura que cuando Giammattei solicitó asilo político, se le advirtió que se harían las consultas en Tegucigalpa y que regresara luego, sin embargo, el ex director del Sistema Penitenciario (SP) se negó a abandonar la sede.

Gabrie indica que Giammattei no es un perseguido político, sino alguien que quería huir de la justicia, razón por la que había solicitado asilo en la Embajada hondureña.

“Prácticamente, Giammattei nos engañó y voy a decir otra cosa, él tenía un plan, porque cuando entra a la Embajada usaba traje negro y corbata roja. No tuvo acceso a nada de comunicación, pues ya se le dice que está como huésped en la Embajada mientras se le analiza su petición y se queda solo en la Embajada, se le quitó su celular, no había acceso a Internet, a nada de comunicación y, para nuestra sorpresa, al día siguiente sale en YouTube y en los medios de comunicación un video filmado por don Alejandro diciendo que por las amenazas está refugiado en la Embajada de Honduras (y con otra ropa)… él tenía un plan”, indica el embajador hondureño.

Por otro lado, afirma que tras la entrega de Giammattei a las autoridades guatemaltecas, se garantizó el respeto de sus derechos humanos, su integridad física y su salud, así como que el proceso judicial será justo e imparcial.

El diplomático hondureño, concluye en declaraciones a El Heraldo, que el presidente Álvaro Colom se disculpó con él por la situación en la que se había involucrado al Gobierno de Honduras y que Giammattei no salió de la Embajada antes del mediodía (el día de su entrega) porque “quería joder” a los medios de televisión que se transmiten al mediodía.

La Embajada de Honduras, por su parte, ha informado que a las 13:00 horas, Gabrie ofrecerá una conferencia de prensa en relación a estas declaraciones.
COLOM Los molinos de Dios
Respecto a las declaraciones vertidas ayer por el ex presidenciable Alejandro Giammattei, el presidente Álvaro Colom prefirió no hacer ningún comentario y reiteró que no se trata de persecución política pues desde 2007 se contaba con una denuncia del caso en la Procuraduría de Derechos Humanos.

Además, sobre la situación legal de Erwin Sperisen y Carlos Vielmann, ex director de la Policía Nacional Civil y ex ministro de Gobernación, respectivamente, el mandatario indicó: “el molino de Dios muele despacio, pero muele“.

2. Opinión de hoy de Óscar Clemente Marroquín

Sobre este mismo tema, en su habitual artículo personal el director general de La Hora, licenciado Óscar Clemente Marriquín Godoy, opina hoy lo siguiente:

Diplomática lavada de manos
Oscar Clemente Marroquín
ocmarroq@lahora.com.gt

Yo ya perdí la cuenta de las veces en que he visto a alguien ofreciendo entusiasta sus declaraciones y luego se retracta acusando al periodista de haber interpretado erróneamente sus palabras, aun cuando existan grabaciones que reflejen la fidelidad de lo dicho. Y es que cuando tienen el micrófono o la grabadora enfrente dan rienda suelta a las palabras dichas, generalmente, sin pensar en las consecuencias. Cuando las mismas se divulgan y les llaman la atención, o se dan cuenta de las olas que formaron, se excusan culpando al periodista.

El Embajador de Honduras en Guatemala, señor Jorge Gabrie, dio declaraciones nada diplomáticas a reporteros del diario hondureño El Heraldo, en las que se pegó una sentada de todos los diablos en Alejandro Giammattei, a quien acusó de haberse burlado de la Embajada y de manipular la situación en busca de la protección que demandaba del hermano país. La sarta de expresiones de Gabrie contra Giammattei, reproducidas ayer en la edición de La Hora, fue contundente y lapidaria. Tanto que, sin duda, el embajador fue llamado por su Cancillería luego de leer la sarta de babosadas que había dicho, y como siempre pasa, no encontró mejor explicación que la de culpar a los periodistas de haberlo mal interpretado.

Y dijo que aun y cuando había una grabación de la entrevista, se tomaron sus frases en otro sentido del que él les quiso dar. El diario dio acceso a la grabación y la verdad es que no hay en la nota ningún agregado que sea mala interpretación de las palabras del embajador, sino que simple y sencillamente, se transcribieron las burradas que dijo. Lo que ocurre es que en nuestros países buena parte del servicio exterior se conforma por compadrazgos o pago de favores a quienes dieron dinero en la campaña o hicieron algún trabajo político. El señor Gabrie fue nombrado Embajador en Guatemala sin tener ninguna experiencia diplomática, según dicen los blogueros en Honduras, y es uno de los tantísimos casos de personas elevadas a la responsabilidad de dirigir las relaciones bilaterales con países amigos simplemente para pagar algún favor. Al final de cuentas es una falta de respeto a esos países amigos la que se hace enviando tarugos que no entienden absolutamente nada de la función diplomática, muchos de los cuales se dedican a hacer negocios utilizando las franquicias de importación que benefician a los representantes extranjeros de conformidad con los tratados internacionales.

Obviamente la decisión de negarle protección a Alejandro Giammattei no fue del señor Gabrie porque se ve que no tiene ni idea de lo que en el Derecho Internacional se norma respecto al asilo y el refugio. Fue su Cancillería la que estudió el caso y determinó que no procedía el pedido de quien fuera director del Sistema Penitenciario en Guatemala y contra quien se emitió una orden de captura solicitada por la fiscalía especial de la CICIG. Pero cuando sus compatriotas reporteros llegaron a la misión diplomática, el embajador se sintió a sus anchas y empezó a decir lo que pensaba, sin medir consecuencias de la torpeza.

El tema sirve, realmente, para que todos nuestros gobiernos tomen en cuenta la necesidad de tener personal competente en el servicio exterior, sobre todo porque, evidentemente, se le falta respeto a un país cuando se manda a cualquier ignorante a encabezar una embajada simplemente para pagarle algún favor. De esos hemos conocido a muchos y la verdad es que es gente que provoca vergüenza ajena porque no tienen la menor idea de lo que se espera de ellos.

3. El mandamiento es “No asesinarás”

En su periódica columna titulada LOGOS, Luis Enrique Pérez publica hoy en La Hora lo siguiente:

No hay un mandamiento bíblico que ordene no matar. Empero, hay uno que ordena no asesinar. Originalmente, en idioma hebreo, ese mandamiento, escrito con letras del alfabeto del idioma castellano, se enuncia así: “Lo Tirtzakh“. El historiador Kenneth C. Davis, en su obra “Usted no sabe mucho sobre la Biblia“, afirma que “Lo Tirtzakh” significa “No asesinarás”. Y el rabino Joseph Telushkin, en su obra “Literatura Judía“, también afirma que “Lo Tirtzakh” significa “No asesinarás“.

La muerte de un ser humano, causada por otro ser humano, suele denominarse “homicidio”. Empero, el homicidio puede ser intencional, o no intencional. El intencional, a su vez, puede tener o no tener una finalidad criminal. El homicidio intencional con finalidad criminal es asesinato. Es el caso de quien mata para robar. El homicidio no intencional, como el que accidentalmente puede causar un automovilista, no es un asesinato. La finalidad criminal es un atributo esencial del asesinato. Si no hay tal finalidad, el homicidio, aunque sea intencional, no es asesinato. Por ejemplo, quien intencionalmente mata a quien intenta matarlo, no asesina, porque su finalidad no es criminal. Su finalidad es ejercer el derecho de legítima defensa de su propia vida. Y el juez que ordena imponer la pena de muerte, no ordena asesinar, porque su finalidad no es criminal sino imponer el castigo que la ley penal contempla. Podemos afirmar que todo asesinato es un homicidio pero que no todo homicidio es un asesinato. En el año 1569, Casiodoro de Reina tradujo la Biblia al idioma castellano. En la traducción del Antiguo Testamento, incurrió en la imprecisión de traducir “Lo Tirtzakh” por “No Matar“. En el año 1602, la traducción fue revisada por Cipriano de Valera. La revisión conservó la imprecisión de Casiodoro Reina. Revisiones posteriores, en los años 1862, 1909 y 1960, también la conservaron. La traducción de la Biblia, dirigida por el Rey Guillermo I, de Inglaterra, publicada en el año 1611, también incurrió en la misma imprecisión. El mandamiento fue traducido así: “Thou Shalt Not Kill“, o “No Matarás“. Quizá los expertos traductores que el rey congregó, supusieron que “No Matarás” debía interpretarse en el sentido de “No Asesinarás“. Traducciones más recientes han desistido de esa suposición semántica, y optan por la traducción precisa: “You Shall Not Murder“, o “No Asesinarás“. En el año 1979, la Conferencia General del Episcopado Latinoamericano publicó, en idioma castellano, una versión “popular” de la Biblia. Esa versión conserva la imprecisa traducción del mandamiento. Empero, introduce un cambio: el mandamiento no es enunciado en el modo verbal indicativo futuro, es decir, “No matarás“, sino en el modo subjuntivo presente, es decir, “No mates”. El mandamiento bíblico jamás podría haber sido “No matarás“, porque precisamente el Antiguo Testamento ordena matar a quien transgrede la ley divina; pero esa orden no es orden de asesinato, sino de castigo. Y en el Nuevo Testamento, originalmente escrito en idioma griego, Jesús no afirmó: “Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás…” Jesús afirmó: “Oísteis que fue dicho a los antiguos: No asesinarás…” Efectivamente, el mandamiento que Jesús cita, escrito con letras del alfabeto castellano, se enuncia así: “Ou foneuseiz“, cuya traducción precisa es “No asesinarás“. Post scriptum. En suma: el mandamiento del Antiguo Testamento prohíbe asesinar; pero no prohíbe imponer la pena de muerte.

4. Correo electrónico que recibí

Bruselas, 19 de agosto de 2010

“¡No disparen, estoy aquí para ayudar!” – Con motivo del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, la Comisión Europea pide que se respeten los principios humanitarios

Con motivo del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, que se celebra el 19 de agosto, la Comisión Europea rinde un homenaje a los trabajadores humanitarios que han perdido su vida o su libertad, o que han resultado heridos en el transcurso de su trabajo. La Comisión Europea, a través de su Departamento de Ayuda Humanitaria (ECHO), dispone de personal presente constantemente en zonas en crisis de todo el mundo y trabaja en estrecha colaboración con otras organizaciones humanitarias, como los organismos especializados de la ONU, la Cruz Roja/Media Luna Roja y ONG. Todos ellos se encargan de prestar socorro a las poblaciones de todo el mundo de forma imparcial y no discriminatoria. Pero el acceso a las zonas que precisan ayuda humanitaria y la seguridad del personal se ven cada vez más amenazados.
Kristalina Georgieva, Comisaria Europea de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a las Crisis, afirmó: «El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria nos da la oportunidad de reflexionar sobre la importancia de la labor humanitaria de salvar vidas y ayudar a las personas necesitadas, dondequiera que se encuentren. Los trabajadores humanitarios sirven a la Humanidad, a menudo en circunstancias muy peligrosas. Los hemos visto brindar ayuda a víctimas de terremotos, incendios e inundaciones, pero es en las zonas de conflicto donde sus vidas corren un mayor riesgo porque se detecta una tendencia alarmante a considerarlos como objetivos. Debemos proteger su seguridad para que puedan trabajar donde sea necesario. Para ello seguiré dando a conocer la degradación de las condiciones de seguridad de quienes arriesgan sus vidas para salvar las vidas de los demás. Reviste suma importancia comprender y respetar los principios fundamentales de la ayuda humanitaria: humanidad, imparcialidad, neutralidad e independencia. Tenemos que impedir que se dispare a los trabajadores humanitarios porque si se les hiere, también se hiere la esperanza en el futuro de nuestros hijos».

En 2009 fueron asesinados 102 trabajadores humanitarios, muchos más resultaron heridos en incidentes de seguridad y 92 fueron secuestrados, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU.

El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria fue creado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2008 y se conmemoró por primera vez en 2009 para contribuir a incrementar la conciencia pública sobre la labor humanitaria y la importancia de la cooperación internacional, y para rendir homenaje a todo el personal de las Naciones Unidas y personal asociado que trabaja promoviendo la causa humanitaria y a quienes han perdido la vida en acto de servicio. También es un recordatorio de lo acaecido ese día del año 2003, cuando la Oficina de la ONU en Iraq fue bombardeada y 22 personas fallecieron. Este año, el lema del Día es «Somos personal de ayuda humanitaria».

La colaboración entre las Naciones Unidas y la Comisión Europea es un componente clave del sistema humanitario mundial. La UE y la ONU seguirán cooperando para garantizar la seguridad de estos trabajadores y el respeto de los principios humanitarios.