Archive for octubre 30th, 2010

Boda de mi amado hijo Alejandro

Sábado, octubre 30th, 2010

Ceremonia religiosa de la boda de mi amado hijo Alejandro

El 23 de octubre del mes en curso tuvo lugar la ceremonia de la boda religiosa de mi amado hijo menor, Alejandro Palmieri Waelti, con la señorita Alejandra Rodríguez Jiménez, la cual fue oficiada en la iglesia Santa Juliana, de West Palm Beach, por el reverendo padre Alfredo Hernández. A esta ceremonia asistieron algunos queridos amigos nuestros, como el licenciado Ricardo Rubio Parra, quien actuó como padrino o “best man” por decisión de los novios, el licenciado Víctor Hugo Orantes, amigo y compañero de estudios universitarios de Alejandro, el licenciado Edmond Mulet, Subsecretario general de la Organización de Naciones Unidas, con su esposa, Karen; el ingeniero Mario López Estrada con su esposa Ana María Bosch de López; los dos hermanos mayores de Alejandro, Jorge Palmieri Jr., residente en Charlotsville (Virgina), y Rodrigo Carrillo Waelti, con su esposa Lissete Acuña de Carrillo con sus hijos Mauricio y Daniela Anabella; licenciada en Administración de Empresas Aura Ruiz viuda de Jiménez, conocida como “La Muñecona”, copropietaria del restaurante Hacienda de los Sánchez, integrante del trío de cantantes Las Ruizseñoras y conductora de un popular programa de radio, además de ser muy querida amiga nuestra; la señora Mayra Jiménez de Gonzalez, madre de Alejandra, con su hijo Miguel Ángel Rodríguez Jiménez, quien, por cierto, fue el encargado de entrar del brazo y “entregar” a su hermana; y el hermano de doña Mayra, Edwin Jiménez, quien tiene una dulce y bien timbrada voz y durante la misa cantó con La Muñecona el Ave María de Franz Schubert; y los miembros de la nueva familia que ella integró con su segundo esposo, señor Luis Eduardo González, con quien contrajo matrimonio después de la trágica muerte accidental de su primer esposo y padre de Alejandra y de Miguel Ángel, señor Julio René Rodríguez Morales, lamentablemente ocurrida el 18 de diciembre del 2000; todos ellos son residentes de West Palm Beach desde hace muchos años, todos ellos son personas sumamente amables, alegres, agradables y serviciales que no pararon de bailar durante toda la noche; y, finalmente, Guillermo Mata Palmieri, residente en Miami, nieto de mi recordado hermano Mario Palmieri García (qepd) y, por lo tanto, mi sobrino-nieto y primo de Alejandro.

Antes de la ceremonia, estamos yo (Jorge Palmieri García), el orgulloso padre del novio, con mi amado hijo Alejandro Palmieri Waelti

Los novios tomados de la mano frente al reverendo padre Alfredo Hernández

Los novios frente al altar y a sus lados la Corte de Honor encabezada por el “best man”, licenciado Ricardo Rubio Parra, compañero de estudios universitarios y entrañable amigo de Alejandro.

Haciendo el juramento mutuo de fidelidad y amor eterno hasta que la muerte los separe.

Con el lazo alrededor de ellos que representa la unión matrimonial

Mientras yo veía esta ceremonia pasó por mi mente como si fuese una pantalla toda la vida de Alejandro, desde el día que nació y varios episodios memorables. Atras se encuentra la señora Mayra Jimenez de Gonzalez y en la fila de adelante la pajecita encargada de llevar las arras, la encantadora niña Daniela Anabella Carrillo Acuña.

Después de la ceremonia recibiendo el saludo de los asistentes

Con el “best man” Ricardo Rubio Parra y la corte de padrinos de la boda

La licenciada en Administración de Empresas, miembro del trío de cantantes Las Ruizseñoras, conductora de un popular programa de radio y co propietaria del restaurante Hacienda de Los Sánchez, además de ser muy querida amiga nuestra, Aura Ruiz, ampliamente conocida como “La Muñecona”, cantando el Ave María de Schubert, acompañada del señor Edwin Jimenez, tío de la novia

La ceremonia de las arras, de profundo significado, porque quiere decir “lo que es mío es tuyo”

Durante la ceremonia

Una vez terminada la ceremonia

Afuera del templo recibiendo los parabienes de parientes y amigos

Durante la fiesta, a punto de cortar el pastel de bodas

Cortando el pastel de bodas durante la fiesta