Archive for Enero, 2011

MISCELÁNEA 27/01/11

Viernes, Enero 28th, 2011

1.-Disculpa por mi largo silencio

Me disculpo con ustedes porque han pasado varios días sin que haya publicado nada en este blog, pero les confieso que no he tenido deseos de escribir porque he venido padeciendo una depression tanto por razones personales (supongo que entre ellas mi avanzada edad que me hace comprender que ya estoy “más alla” que más acá) y por el sumamente doloroso y lamentable –insoportable– estado en el que se encuentra nuestro país por la incontrolable violencia causada por la delincuencia común y el crimen organizado ante la evidente incapacidad de las autoridades para impedirlo y, en general, la obvia mediocridad del actual gobierno. Me duelen en el alma y me deprimen todos los constantes asesinatos que a diario se cometen en nuestro sufrido país, pero les confieso que algo que me impactó particularmente fue el imperdonable acto terrorista de la colocación de una bomba incendiaria en un autobus de Rutas Quetzal el 4 de enero del año en curso, por el cual murieron 7 personas y el señor Jorge Efraín Cac sufrió la muerte de su esposa y sus tres hijos en el incendio, por lo que poco antes de que muriera el tercero, cuando aún estaba hospitalizado con graves quemaduras, declaró: “Si mi hijo se muere, me voy con ellos”, pero afortunadamente varias personas amigas lograron convencerlo de recapacitar y no se suicidó. Pero todos sabemos que su dolor era tan grande que pudo haberlo hecho y nadie le habría criticado. Invita a pensar un poco en que mientras todos los asesinos viven impunemente porque gozan de la protección de los “derechos humanos”, todos los que han sido asesinados por ellos no pudieron hacerlo. ¡No hubo derechos humanos para ellos! ¡Y pensar que el presidente Álvaro Colom Caballeros y todos sus achichincles insisten en afirmar descaradamente que “ha bajado el índice de criminalidad en nuestro país”! ¡Qué cinismo! ¡Qué cara dura! ¡Se les debería caer la cara de vergüenza! (Si es que todavía tienen un poco después de todas las mentiras que han dicho por múltiples motivos) A todo lo cual se suma el negro futuro político que se vislumbra para nuestra sufrida patria como resultado de las próximas elecciones generales que tendrán lugar durante el mes de septiembre del año en curso en las cuales no veo a ningún candidato a la Presidencia de la República que me haya convencido de que podría llegar a ser un estadista capaz de dirigir acertadamente el destino de este sufrido país. Sobre todo en el lamentable estado en que hoy se encuentra debido al deplorable desgobierno de los últimos años.

Por ahora los dos candidatos presidenciales con más alto punteo de apoyo popular parece que son el general (retirado) Otto Pérez Molina por el partido denominado Patriota (PP), que sigue a la cabeza en los sondeos no oficiales, y la señora Sandra Torres Casanova de Colom, esposa del actual mandatario por el partido oficial denominado Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), que lejos de “unir” al país lo ha desunido más con su política y sus acciones populistas de tipo chavista. Sin embargo, cuando se le ha preguntado al presidente Colom si finalmente su esposa va a ser candidata a la presidencia de la República, ha respondido que “sólo ella podrá decidirlo en su momento”, y que él no sabe nada al respecto porque “siempre ha sido muy respetuoso de la volutad de las demás personas”. ¡Qué cinismo tan insoportable!  ¿Quiere decir que ni siquiera en la intimidad de su habitación marital han hablado de ese tema con su amada esposa “Sandrita“? ¡Qué no joda! Eso no se lo cree ninguna persona sensata.

Pero, por otra parte, hay razones de sobra para sospechar que los dirigentes de este último partido tienen la intención de meter zancadilla al general Pérez Molina, candidato presidencial del PP para impedir su participación en las elecciones porque solamente así se podrán asegurar que él no va a ganar en unas elecciones libres. Y para eso es que están tratando de revivir el caso del guerrillero Efraín Bámaca Velásquez, alias “comandante Everardo”, capturado y “desaparecido” en marzo de 1992 después de un enfrentamiento con el Ejército de Guatemala, de lo cual responsabilizan al general Pérez Molina porque entonces era Jefe de Inteligencia Militar. Pero alguien debería decirles que eso no es aconsejable porque se les puede armar un problema del que no podrán salvarse ni con la ayuda de los magistrados de la Corte de Constitucionalidad que pretenden poner para que les apoye en su opinión para autorizar la participación en estas próximas elecciones de la actual “primera dama” aduciendo la peregrina tesis del abogado Acisclo Valladares Molina, embajador en Gran Bretaña, quien ha escrito varias veces en sus columnas en elPeriódico que el matrimonio no puede impedir que la esposa del presidente de turno pueda ser candidata presidencial en el período siguiente porque la ley establece que “no forma grado”.

2.- El caso de Efraín Bámaca

En base a una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con sede en San José de Costa Rica, el magistrado presidente de la rama penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), doctor César Barrientos. Es evidente que esos señores de la CIDH no entienden –o no quieren entender- que en nuestro país se libró una guerra fratricida durante más de tres décadas entre un ejército irregular de guerrilleros subversivos patrocinados por el gobierno comunista de Fidel Castro y el Ejército regular del Estado que cumplió con su deber constitucional cuando luchó por mantener la institucionalidad e impedir que en Guatemala se implantase por las armas un sistema comunista como el de Cuba; y que, por consiguiente, es lógico y natural que haya habido víctimas de uno y otro lado, entre ellas el llamado “comandante Everardo”. Deberían tomar en cuenta lo que le pasó en España al magistrado de la Audiencia Nacional Baltazar Garzón por haber tratado de revivir a los muertos de la Guerra Civil Española, la cual solamente tuvo tres años de duración porque comenzó en 1936 y terminó en 1939 y mantuvo en el poder hasta 1975 al dictador generalísimo Francisco Franco Bahamonde (nacido en El Ferrol, La Coruña, el 4 de diciembre de 1892 y fallecido en Madrid el 20 de noviembre de 1975). Mientras que la sangrienta e inútil guerra fratricida en Guatemala tuvo tres décadas de duración y concluyó con la firma del Acuerdo de Paz Firme y Duradera por el cual ambos bandos se comprometieron a respetar una amnistía general. Numerosas voces del ámbito jurídico como Garzón, Carlos Jiménez Villarejo, fundador de la asociación Justicia Democrática; Raúl Zaffaroni penalista y magistrado de la Corte Suprema de Argentina; así como diversas asociaciones de víctimas del franquismo y otros, sostienen que el bando franquista cometió actos de genocidio y crímenes contra la humanidad, ya que en la documentación ahora disponible, como los archivos militares de la época, se demostraría que sus planes incluyeron el exterminio y persecución sistemática de la oposición política, la violación de las mujeres de los ciudadanos republicanos, la imposición de test físicos y psicológicos a presos para vincular su ideología con enfermedades mentales o el robo sistemático de niños a padres republicanos a los que todavía se oculta su verdadera identidad. Por ello, consideran que dichos actos no pueden prescribir ni ser absueltos y que deben ser investigados.
Las consecuencias de la Guerra Civil de España han marcado en gran medida la historia posterior de ese país, por lo excepcionalmente dramáticas y duraderas: tanto las demográficas por el aumento de la mortalidad y descenso de la natalidad que marcaron la pirámide de población durante generaciones, como las materiales por la destrucción de las ciudades, la estructura económica, el patrimonio artístico; intelectuales por el fin de la denominada Edad de Plata de las letras y ciencias españolas; y políticas por la represión en la retaguardia de ambas zonas mantenida por los vencedores con mayor o menor intensidad durante todo el franquismo- y el exilio republicano; y que se perpetuaron mucho más allá de la prolongada posguerra, incluyendo la excepcionalidad geopolítica del mantenimiento del régimen del dictador Franco.

Mientras que en el caso de Guatemala, la CIDH consideró que “no fue objetiva” la investigación que se había hecho antes de se hubiese sobreseído el caso  por lo que ordendó que se hicieran de nuevo las investigaciones, pero no ordenó que se volviese a abrir dicho caso que ya había sido cerrado, porque eso sería contrario a lo que establece el sistema judicial de Guatemala. Se citará a las partes para ser escuchadas y declarar en el Ministerio Público para que investigue”, dijo a periodistas el magistrado Óscar Barrientos.

En el 2002 la CIDH ordenó al Estado guatemalteco que investigue y sancione a los responsables y, además, que se encuentre el cuerpo de Bámaca. En mayo pasado fue asesinado un testigo del caso que informó que el ejército asesinó a un soldado con las características de Bámaca para hacerlo pasar por el cuerpo de éste.

Conocido en la guerrilla como “comandante Everardo”, Bámaca dirigía una columna del grupo guerrillero Organización Revolucionaria del Pueblo en Armas (ORPA), al frente del cual estaba Rodrigo Asturias Amado (alias “comandante Pascual Ilom“). Se ha dicho que Bámaca fue capturado, torturado y asesinado como parte de un operativo contrainsurgente del Ejército guatemalteco, según ha denunciado la antropóloga estadounidense Jennifer Harbury, quien afirma que el guerrillero fue su esposo. En el 2002 la CIDH ordenó al Estado guatemalteco que investigue y sancione a los responsables además que encuentre el cuerpo de Bámaca, pero hasta la fecha todavía no han sido ubicados sus restos mortales. En mayo pasado fue asesinado un testigo del caso que informó que el ejército asesinó a un soldado con las características de Bámaca para hacerlo pasar por el cuerpo de éste.

3.- La Bestia

Como es bien sabido, por falta de trabajo bien remunerado en sus propios países, muchos nicaragüenses, hondureños, salvadoreños y guatemaltecos tratan de trasladarse a los Estados Unidos de América en pos del utópico “sueño americano”, y hacen esfuerzos por ingresar indocumentados a ese país, con lo cual se exponen a sortear una serie de peligros en el largo camino para alcanzar la frontera estadounidense después de recorrer el territorio mexicano. En el municipio denominado Arriaga, en el estado de Chiapas, se suben clandestinamente al techo de los vagones del ferrocarril hasta que llegan a una estación en Oaxaca y luego a  Veracruz y de ahí hasta la frontera. Pero en el largo trayecto sufren abusos, asaltos, extorsiones, robos, abusos sexuales y hasta asesinatos (recordar los recientes numerosos asesinados en Tamaulipas) tanto de parte de delincuentes comunes como de narcotraficantes y aún de malos elementos entre las autoridades migratorias. Los ministerios de Relaciones Exteriores de Guatemala, Honduras y El Salvador se han quejado de esto con la Cancillería de México, pero ésta, en vez de tomar en serio el asunto y poner remedio a la situación, han contestado que la actitud de las autoridades centroamericanas no es propicia para alcanzar algún arreglo. Sin embargo, esto no es nada nuevo. Desde que yo era embajador en México, de diciembre de 1979 a 1982 lo informé incontables veces a la Cancillería de Guatemala, pero de nada sirvieron mis informes. Recientemente hizo lo mismo el anterior embajador, licenciado José Luis Chea Urruela, pero es evidente que tampoco sus informes y protestas sirvieron de nada. Ojalá que su sustituta, la señora Ligia Clavería logre algún resultado positivo. Lamento decir que, a pesar de la simpatía y respeto que siempre he sentido por México, en mi opinión, la Cancillería mexicana está actuando con pocas muestras de consideración humana y de amistad hacia nuestros países. A ellos no les gusta como son tratados los indocumentados mexicanos en Estados Unidos Unidos de América y deberían ser más humanitarios con los indocumentados centroamericanos.

4. – Gonzalo Marroquín se retira de Prensa Libre

Les doy la primicia por escrito que a partir del próximo lunes el veterano periodista Gonzalo Marroquín Godoy ha dejado de ser director editorial del periódico Prensa Libre, cargo que desempeñó durante quince años con el jugoso salario de US$12 mil mensuales. Será sustituido en la dirección editorial por el veterano periodista Luis Zetina. Tengo informes de que en el Editorial de mañana lo informará formalmente ese matutino. Digo que ésta es una primicia por escrito porque reconozco que durante la tarde de hoy informó sobre este mismo caso el destacado periodista y doctor en Derecho Mario David García, director del excelente programa de radio Hablando claro, que se transmite de lunes a viernes por Emisoras Unidas. Asimismo, entrevistó telefónicamente al susodicho Marroquín. Se creía que esta medida se debía a que tenía la intención de asumir la dirección del diario Siglo Veintiuno, del cual es copropietario con dos de sus hermanos, pero él mismo informó al periodista García que se dedicará a atender su responsabilidad como presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), cargo para el cual fue elegido recientemente por la asamblea general de esa importante entidad.

Empero, me he enterado de que las empresas de los medios de comunicación escritos (Prensa Libre, elPeriódico, La Hora, Siglo Veintiuno, El Día, Nuestro Diario) están sumamente preocupados por la competencia que significará para ellos que pronto va a editarse en el país un diario de la familia Archila, propietaria de la poderosa cadena de radiodifusoras Emisoras Unidas y de canal Antigua de televisión, del cual se tirarán 50 mil ejemplares diarios que no van a ser vendidos porque serán distribuidos gratuitamente. Y que por esta razón fue que el periodista Gonzalo Marroquín Godoy decidió renunciar de Prensa Libre para hacerse cargo del diario Siglo Veintiuno que compró a unos empresarios costarricenses con el dinero que obtuvo en la venta del 10 por ciento de las acciones de ese medio que le compró un exitoso y conocido empresario de telefonía celular.

5.- El presidente Colom no sabe de Economía

Es evidente que el Presidente Constitucional de la República, ingeniero Álvaro Colom Caballeros, y todo su equipo de trabajo encabezado por su esposa “Sandrita” (como él la llama afectuosamente) –¡desde luego porque siempre ha sido ella quien ha dicho la palabra final!– no entienden mucho de Economía (ni de algunas otras cosas, como lo han venido demostrando durante los más de tres años que llevan en el gobierno) porque no comprenden que el sorpresivo y repentino aumento del 15 por ciento al salario mínimo de todos los trabajadores ha producido el efecto, a su vez, de causar el aumento del 15% en los precios de muchos de los productos de consumo popular, además de las consecuencias de los aumentos de los combustibles. Pero ¿qué creían ellos? ¿Que ese aumento no iba a tener consecuencias? ¿Esperaban acaso que los empresarios, agricultores y comerciantes asumieron esos aumentos sin trasladárselos a los consumidores? ¡Parece mentira que sean tan ingenuos! Por eso no debería sorprenderles que aumente el precio del pan. Pero causa coraje la “genial” (?) solución que propone el presidente del Banco de Guatemala: que el pueblo coma menos pan… y más tortillas. Es obvio que no se ha dado cuenta de que también el precio de las tortillas ha subido junto con todo lo demás. Así que en vez de haber causado un beneficio a las clases más necesitadas, ha causado un perjuicio a todos. Incluyendo a los que no cobran el incremento del 15% en el salario porque ellos cobran más que el salario mínimo. Pore so tienen razón quienes afirman que ese fue un aumento demagógico, pre electoral, de tipo chavista, para tartar de engañar a quienes supuestamente iba a beneficiar. Pero les va a salir el tiro por la culata.