Archive for Marzo, 2011

CANDIDATOS PRESIDENCIALES (10)

Lunes, Marzo 28th, 2011

Controversial candidatura presidencial

Sandra Torres Casanova de Colom (todavía)

La señora Sandra Torres Casanova de Colom, esposa del actual Presidente Constitucional de la República, ingeniero Álvaro Colom Caballeros, está empecinada en ser candidata presidencial de los partidos políticos Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y Gran Alianza Nacional (GANA) en las próximas elecciones que se celebrarán en septiembre, no obstante que, en opinión de numerosos entendidos en materia constitucional, se lo prohibe el inciso c) del artículo 186 de la Constitución Política de la República, que estipula que no podrán optar al cargo de Presidente o Vicepresidente de la República ¨los parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad del Presidente o Vicepresidente de la República, cuando este último se encuentre ejerciendo la Presidencia¨. Sin embargo, tanto ella como su esposo (que es ingeniero y ha demostrado muchas veces que no sabe de estas cosas), primero insistieron en afirmar que la esposa del Presidente no tiene prohibición para optar a ese cargo porque la Carta Magna no dice específicamente que hay dicha prohibición porque los esposos no son parientes entre sí -probablemente en base a la tesis vertida en varias columnas publicadas en elPeriódico por el licenciado Acisclo Valladares Molina, embajador ante el gobierno del Reino Unido de la Gran Bretaña- parientes porque el Código Civil dice que el matrimonio no forman lazo, con lo que indudablente que quisieron decir que no tienen parentezco. Pero olvidan que la Constitución de la República es la ley suprema del país y está por encima de todas las demás. En todo caso, si así fuera, ella podría ejercer, como cualquiera otra ciudadana en goce de sus derechos su derecho constitucional a elegir y ser electa, mas no en el siguiente período en el que lo ha sido su esposo. En tales circunstancias, se sospechaba que iban a hacer manipuleos políticos para que los nuevos magistrados de la Corte de Constitucionalidad (CC), que tomarán posesión el 14 del mes próximo, sean afines a ellos y resuelvan a su favor cuando el caso les sea consultado. Pero es evidente que algo les salió mal y llegaron a la conclusión que lo mejor es jugarle la vuelta a la Constitución y divorciarse para evadir la prohibición que, obviamente, ya entendieron que existe… ¡a pesar de lo que dice el licenciado Valladares Molina!

Después de tanto insistir en que de acuerdo de los tratados de Derechos Humanos firmados por Guatemala ella tiene ¨derecho humano¨para elegir y ser electa, de seguro sus abogados asesores les aconsejaron divorciarse para que no tuviese esa prohibición y cambiaron el cuento y decidieron hacerlo. Pero mientras el presidente Colom andaba viajando por México insistiendo en la vieja tesis y se presentó en los programas de televisión de los periodistas Joaquín López Dóriga de Televisa y de Carmen Aristegui de CNN en español, el tsunami de críticas ha sido tan grande que ella decidió convocar a una conferencia de prensa, de la cual el diario Prensa Libre publicó un YouTube en su página web que reproduzco a continuación para beneficio de quienes no la hayan visto. Les invito a que lo escuchen.

Imagen de previsualización de YouTube

Ya he expresado anteriormente mi opinión al respecto, pero creo que es necesario repetirla. Efectivamente, la señora Sandra Torres de Colom tiene derecho a ejercer su derecho humano y constitucional a elegir y ser electa. ¡Nadie puede negárselo! Pero todos los países del mundo –por muy demócraticos que sean– hay reglas bajo las cuales se rigen todos –absolutamente todos– los ciudadanos que no sean delincuentes. Y si en Guatemala la Constitución Política establece esa regla, ella tiene la obligación inexorable de acatarla, porque nadie está por encima de la ley. ¡Punto! Y como dice constantemente el propio Acisclo, “la ley es la ley”. Por lo demás, es innegable que ella ha sido una política sumamente inteligente, muy habil y trabajadora, que merece mi respeto. Aunque no haya estado de acuerdo con muchas de las cosas que ha hecho este gobierno “de solidaridad”, en general, ni ella en particular. Sobre todo porque considero que se ha comportado como si Guatemala fuese una monarquía en la cual la familia real se compone de un rey y una reina. Por lo cual éste ha sido un gobierno bicéfalo en el cual ella ha sido la co gobernante. Y esas no son atribuciones de la esposa de un mandatario. Me atrevo a decir que en el transcurso de la vida política que me ha tocado vivir, durante la cual he visto pasar a muchas “primeras damas”, ella ha sido la más inteligente, poderosa y trabajadora que ha habido. ¡Nunca otra “primera dama” fue tan trabajadora en el transcurso de los años que he vivido! Ni la profesora argentina Elisa Martínez de Arévalo, esposa del doctor Juan José Arévalo Bermejo, ni la salvadoreña María Cristina Villanova de Arbenz, esposa del coronel Jacobo Árbenz Guzmán, ni la señora Odilia Palomo de Castillo Armas, esposa del coronel Carlos Castillo Armas que encabezó la invasión mal llamada “liberación nacional”, ni la señora María Teresa Laparra de Ydígoras, esposa del Presidente constitucional de la República, general e ingeniero Miguel Ramón Ydígoras Fuentes, ni la señora Rodil de Peralta, esposa del presidente de facto coronel Enrique Peralta Azurdia, ni la señora Sara de la Hoz de Méndez, esposa del licenciado Julio César Méndez Montenegro, ni la señora Álida España de Arana, esposa del general Carlos Manuel Arana Osorio (quien si fue una mujer influyente), ni la bien recordada Helen Lossi de Laugerud, esposa del presidente Kjell Eugenio Laugerud García, ni la señora María Teresa Sosa de Ríos, esposa del presidente de facto general Efraín Ríos Montt, ni la esposa del general Óscar Humberto Mejía Víctores, ni la licenciada Raquel Blandón de Cerezo, entonces esposa del presidente Marco Vinicio Cerezo Arévalo, ni la señora Magda Bianchi, esposa del fallido dictador Jorge Serrano Elías, ni la señora Eugenia de Deleón, esposa del llamado “huevos tibios” Ramiro Deleón Carpio, ni la esposa del presidente Álvaro Arzú Yrigoyen, ni la joven Evelyn Morataya, todavía esposa del presidente Alfonso Portillo Cabrera, apodado “Pollo Ronco”, actualmente en una carcel militar a punto de ser extraditado a Estados Unidos y a Francia, ni mucho menos la encantadora Wendy Widmann de Berger, esposa de Óscar Berger Perdomo, uno de los presidentes más mediocres que hemos tenido en nuestra triste historia.

Recuerdo que cuando el ingeniero Colom estaba participando en la segunda vuelta electoral, hubo comentarios mediáticos acerca de que ella ejercía mucha influencia sobre su marido, a quien se calificaba de “nagüilón”, y yo les sugerí que respondieran lo mismo que dijo el líder populista mexicano Andres Manuel López Obrador cuando le preguntaron los periodistas quién iba a desempeñar el papel de “primera dama”, en vista de que él estaba divorciado, pero convivía con otra señora, su respuesta fue que el pueblo iba a elegir a una persona, al presidente de México, y no a dos personas. Pero de inmediato me dí cuenta de que mi consejo no cuajó y que más bien le había disgustado porque se apresuró a contestarme en forma firme y tajante que ella no iba a ser igual a todas las anteriores “primeras damas”. ¡Y su marido no dijo ni “pío”! ¡Desde ese momento comprendí que tenía el propósito de compartir el poder con su esposo! Y comencé a sospechar que desde entonces tenía el propósito de ser la sustituta de su marido. Más aún cuando leyó el libro de la periodista Olga Wolnot titulado “La Reina Cristina“, de cómo la senadora Cristina Fernández de Kirchner iba a sustituír a su esposo Néstror Kirchner. Además, durante todo el tiempo que tuve oportunidad de reunirme con ellos pude ver que en muchas oportunidades era ella quien tomaba las decisiones más importantes de lo que iban a hacer. Por eso un día que vino a almorzar a mi casa el doctor Rafael Espada, candidato a la Vicepresidencia, el único consejo que le dí cuando nos despedimos fue que se asegurara que iba ser él quien ejerciera la Vicepresidencia y no la señora Torres de Colom. Y él respondió con firmeza que jamás lo permitiría. Pero después de que el ingeniero Colom asumió el cargo me fue fácil comprobar que así iba a ser desde la primera junta de gabinete que hubo en Casa Presidencial, cuando supe que ella asistió como si fuese una co-gobernante y varias veces expresó sus opiniones contradiciendo a los ministros.

A esta señora no se le puede negar que es una política muy inteligente, hábil y sumamente trabajadora. Se levanta de madrugada y comienza a atender su oficina en horas insólitas. Y en el correr de los tres años que llevan en el gobierno ha demostrado que sabe mandar. Ningún funcionario se ha atrevido a discutir sus disposiciones, mucho menos a contradecirlas. Si no que lo diga el licenciado José Carlos García Macal quien fue el primer ministro de Economía que salió del gabinete como corcho de champán el 8 de abril del 2008 por haberse negado a obedecer sus instrucciones, y fue obligado a renunciar o sea poco más de dos meses después de haber comenzado el período del ingeniero Colom. Ella tiene un carácter muy fuerte, es terriblemente impositiva y no se le puede llevar la contra. ¡Siempre se debe hacer lo que ella dispone! Pero, por alguna razón que ignoro, padece de un fuerte resentimiento social y comparte la ideología de izquierda extrema de los hermanos cubanos Fidel y Raúl Castro (quienes indudablemente están colaborando con ella para que se imponga en las elecciones) No me extrañaría que los numerosos médicos cubanos que están en las montañas estén haciendo campaña proselitista por ella. Porque ella es de esa calaña y tan populista como el dictador venezolano Hugo Chávez, quien sin duda la está asesorando por medio de muchos venezolanos que ya se encuentra en el país, entre ellos el publicista Juan José Rendón) y el cocalero boliviano Evo Morales que son coyotes de la misma loma.

Porque una cosa hay que tener claro, y es que ella quiere ser inscrita como candidata ahora, cuando todavía tiene todos esos contactos y ayuda… y cuenta con el decidido apoyo de las masas populares a las que ha venido entregando las famosas bolsas de ayuda solidaria. Ella cree que cuenta con los votos de la inmensa mayoría de indígenes que probablemente nunca han votados antes. Y el “fraude” o las “maniobras” que tienen preparado con sus hábiles consejeros y asesores como Orlando Blanco Lapola y Jairo Flores es que ya tienen hecho “el pastel” para que todos ellos vayan a votar por ella, con lo cual no cuentan las encuestas que se le hagan porque a los indígenas y demás miembros de la “patria del criollo” no les piden nunca sus opiniones políticas. Porque el tiempo que han estado en el poder no les ha bastado y confiesan que “quieren más de lo mismo”. Pero ya van a ver ustedes las legiones de indígenas que van a bajar de las montañas a votar por ella. Todos esos que bloquean las  carreteras de la república y las calles de la ciudad son personas que están debidamente entrenadas para hacerlo. Les aseguro que si ella participa en la próxima elección nos vamos a llevar la sorpresa del siglo. La mayoría de los indígenas y demás personas en la miseria a las que nunca se les había prestado la más mínima atención y ahora les está dando “bolsas familiares” van a bajar a votar por ella. ¡No me extrañaría que, no obstante lo que digan las encuestas, gane la elección desde la primera vuelta electoral! Y por eso es que está empecinada en ser candidata AHORA –¡pero ahora!– porque sabe muy bien que entre cuatro años no estará en las mismas circunstancias. aunque para ello tenga que hacer “el sacrificio” de divorciarse. ¡Que no vaya a ser mucho! ¡Y no le interesa ser candidata cuatro años más tarde porque será demasiado tarde!

¡Acuérdense de lo que les digo! ¡Esa señora y sus asesores y consejeros se las saben todas! ¡Todas de todas!