Archive for Abril 3rd, 2012

PROFETA EN SU TIERRA

Martes, Abril 3rd, 2012

El domingo pasado, las portadas de los tres diarios más importantes del país le dedicaron un espacio al primer concierto que ofreció en el Estadio Mateo Flores el internacionalmente famoso cantautor guatemalteco Ricardo Arjona, como etapa de su gira mundial denominada Metamorphosis. Prensa Libre dedicó la mitad de la primera plana y publicó una foto de Arjona con los brazos extendidos en el momento de interpretar una de sus canciones. Y el título que se refiere a él dice: ARJONA CAUTIVA, Metamorfosis World Tour de Ricardo Arjona estremeció anoche al estadio Mateo Flores. Y en las páginas 4 y 5 una crónica de la reportera Pamela Saravia con el pretítulo ARJONA REBASÓ LAS EXPECTATIVAS EN EL MATEO FLORES y el título en 10 columnas que dice: Metamorfosis ante 25 mil espectadores y el subtítulo El primer concierto del cantautor causó furor.  Por su parte, el diario Siglo.21 Publicó una foto de Arjona interpretando una canción con el pie de grabado “Concierto bajo la lluvia. La primera canción de Ricardo Arjona durante su primer concierto, como parte de su gira Metamorfosis Tour, fue Lo que está bien está mal, la cual terminó con un “¡Viva Guate!” que desató la euforia de las 25 mil personas en el Mateo Flores. y en toda la página 6 una crónica de Ana Lucía Mendizábal titulado Arjona y su público viven lluvia de emociones y el subtítulo Primer concierto El cantautor guatemalteco hizo explotar en ovaciones el estadio Mateo Flores.

Pero lo que más impacto tuvo fue la portada de elPeriódico, que reproduzco a continuación:

Como pueden ver, el titular principal dice Arjona se impone Miles de guatemaltecos vibraron con las melodías del cantautor que se apoderó del Mateo Flores.

Y en las página interiores hay esta crónica:

¡Qué viva Guate!
Veinte mil guatemaltecos corearon un concierto hilvanado con poco más de 30 canciones, tanto del repertorio clásico como del más reciente de Ricardo Arjona.

Foto reportaje Haydeé Archila

“El guatemalteco Ricardo Arjona se apoderó del estadio Mateo Flores demostrando una vez más que es un poeta que llega a los corazones de la gente. Vino a su país natal donde sus fanáticos agotaron todas las entradas del concierto ofrecido ayer como parte de su “Metamorfosis World Tour”. Más de 20 mil personas cantaron junto al cantautor temas como El amor, Señora de las cuatro décadas, Si el Norte fuera el Sur, Historia de taxi, Reconciliación,Tarde (Sin daños a terceros) y Fuiste tu a dúo con la guatemalteca Gaby Moreno.
“El concierto inició a las 21:10 horas en un escenario donde simulaba estar en un departamento de dos niveles. La primera melodía que cantó fue Lo que está bien está mal.  Al terminar el público lo ovacionó y él se mostró emocionado. ¡Viva Guate! gritó. Después de algunas canciones el escenario giratorio pasó a ser un espacio teatral, luego un bar, y a un circo. Utilizó cinco escenarios deferentes.
“Veinte minutos después de que empezó el espectáculo inició a llover. Arjona dijo: “No va a parar esto con nada, ni con lluvia ni con nada”. Y cantó  la melodía Acompáñame a estar solo, mientras que las personas se cubrían con cajas y bolsas de plástico, suéteres y chumpas.
“La producción y libreto del “Metamorfosis World Tour” estuvo a cargo de Arjona. En este tour se destacan temas famosos de pasadas producciones y los que forman parte de su más reciente producción:Independiente.
“Metamorfosis World Tour” ya se ha presentado en  Puebla, San Luis Potosí, Querétaro, Mérida, Cancún, Tampico, Villahermosa, México; Puerto Rico, Miami, Los Ángeles, San José, y El Salvador, que se contagiaron con la metamorfosis de Ricardo Arjona”.  (Fin de la crónica)

En un recuadro se lee:

“Desde ayer al medio día los guatemaltecos comenzaron a llegar al estadio para ocupar un lugar preferencial con el fin de deleitarse con las melodías del artista nacional. Las puertas fueron abiertas a las 4 de la tarde. Las calles aledañas al coloso se convirtieron en una verdadera fiesta.

“>En Guatemala ambos conciertos fueron “sold out”, en el primer show  (ayer) y por primera vez en la historia del país, se abrió un segundo show consecutivo en el estadio Mateo Flores a pedido del público (hoy).
>Debido a su concierto en el Madison Square Garden recibió buena crítica por parte de “The New York Times”.
>En Puerto Rico les regaló “Asignatura Pendiente” canción que compuso para Ricky Martin. Reunió a mas de 25 mil personas en dos noches totalmente vendidas.
>Argentina y Chile no se quedan atrás en esta fiebre, por lo que abrirá un cuarto show consecutivo en el estadio de Vélez de Buenos Aires, y en la Arena Movistar de Santiago.
>Su álbum “Independiente” el cual cuenta ya con 2 sencillos en la radio “El Amor” y “Fuiste tù” continúa en las primeras posiciones de venta.” (Fin de la publicación en elPeriódico)

Mi comentario: Debo agregar que llovió durante el primer concierto y Arjona se bajó del escenario para compartir la lluvia con los espectadores durante un tiempo. Por cierto que dedicó esa presentación a su padre, a quien calificó como “el más chapín de todos los guatemaltecos”. Y en el segundo concierto, que se desarrolló el domingo, al que asistió casi la misma cantidad de personas que el sábado, y afortunadamente no llovió, Arjona dijo en el micrófono que cuando era joven él y su papá iban siempre al graderío general a ver los partidos de fútbol y se sentaban debajo del reloj, y agregó: “Quiero bajar a saludar a las personas que están abajo y dar una vuelta por la pista del estadio, sin seguridad ni guardaespaldas, pero lo haré solamente si ustedes me prometen que me van a dejar caminar libremente”. Y preguntó: “¿Me lo prometen?” Y todo el público respondió al unísono con un sonoro “¡Síííííí!” Acto seguido, bajó a la gramilla y caminó lentamente por la pista alrededor del estadio cantando todo el tiempo. Debo agregar que también dedicó a su padre este segundo concierto.

Por eso digo que Ricardo Arjona es profeta en su tierra. ¡Y vaya si es difícil que los guatemaltecos reconozcan, acepten y aplaudan a un valor nacional de cualquier naturaleza! Es por eso que no tenemos héroes, ni  figuras destacadas, ni artistas populares. Quienes han logrado triunfar en algo deben primero ser reconocidos en el extranjero, para que también sean reconocidos en Guatemala. ¡Pero no siempre! ¿Quién se acuerda del prolífico escritor Enrique Gómez Tible, más conocido como Enrique Gómez Carrillo, nacido en Guatemala el 27 de febrero de 1873, calificado como “el príncipe de la crónica“, fue un crítico literario, escritor, periodista y diplomático guatemalteco. Autor de alrededor de ochenta libros, de géneros variados, destaca principalmente por sus crónicas, donde ejercita una prosa netamente modernista. Es notable también por su vida bohemia y viajera. En París desempeñó el cargo de Cónsul de Guatemala, nombrado por el presidente Manuel Estrada Cabrera y el presidente de Argentina, Hipólito Yrigoyen, también le nombró representante de Argentina y cuando falleció en París, el 29 de noviembre de 1927, su féretro fue cubierto con la bandera argentina y no con la bandera guatemalteca. Está enterrado en el Cementerio Père Lachaise. Junto a él reposan los restos de su segunda esposa, la salvadoreña Consuelo Sunsín que, cuando murió era la condesa de Saint-Exupéry por su tercer matrimonio con el piloto y escritor francés Antoine de Saint-Exupéry, autor de El Principito. Su tumba está cerca de la de Miguel Ángel Asturias. El gran pintor quetzalteco Carlos Mérida tuvo que emigrar a México para ser reconocido mucho más tarde en Guatemala y ahora lleva su nombre el Museo de Arte Contemporáneo. ¿Quién se acuerda de José Milla y Vidaurre (Pepe Milla), autor de numerosas novelas históricas y costumbristas como Un viaje al otro mundo pasando por otras partes, tomos I y II; Historia de América Central, desde su descubrimiento hasta su independencia, El canasto del sastre, Cuadros de costumbres (1861 y 1871). Memorias de un abogado (1866) Los nazarenos (1867), El Visitador (1867) Historia de un pepe (1887), Libro sin nombre, Libro con nombre, Un presidente de a sombrero, Fracasando en todo y Los leones y Las leonas? ¿Quién se acuerda del escritor José Batres Montúfar, autor entre muchos otros poema aquel que dice “Yo pienso en tí, tú vives en mi mente” y “El río San Juan“? ¿Quién recuerda a Rafael Arévalo Martínez, autor, entre otras obras, de “Ecce Pericles“, sobre la dictadura de 22 años de Estrada Cabrera? Somos relativamente pocos los guatemaltecos que recordamos, admiramos y aplaudimos al genial cuentista Augusto (Tito) Monterroso y a los poetas Otto Raúl González y Carlos Illescas, que tuvieron que vivir varios años y morir en el exilio, en México, a raíz del derrocamiento del gobierno de Jacobo Árbenz Guzmán. ¿Quién sabe quién fue el escritor, poeta y crítico de arte Luis Cardoza y Aragón, autor entre muchos libros de “Guatemala, las líneas de tus manos“? ¿Quién recuerda a los periodistas, escritores y poetas José (Pepe) Hernández Cobos y Francisco (Paco) Méndez? ¿Quién recuerda al escritor Virgilio Rodríguez Macal (1916-1964), autor emuchas obras sobre las selvas de el Petén como La mansión del pájaro serpiente, El mundo del misterio verde, Carazamba, Jinayá, Guayacán, Negrura y Sangre y clorofila? ¿Quién se acuerda de Carlos Samayoa Chinchilla, autor de “El dictador y yo“? ¿Quién recuetrda al periodista, escritor, mentor y poeta David Vela Salvatierra, quien durante muchos años fue director del vespertino El Imparcial? ¿Quién recuerda al gran periodista, cronista e historiador Federico Hernández de León? ¿Quién se acuerda del inspirado poeta antigueño Augusto Meneses? ¿Quién se acuerda del insigne poeta chiquimulteco Humberto Porta Mencos, que nació en el año 1901, gloria de las letras guatemaltecas, que ha sido considerado como uno de los grandes poetas de las primeras cinco décadas del siglo XX. Su obra literaria fue muy apreciada en Europa, sobre todo  en España, donde se le dignificaba como un gran poeta latinoamericano, algunos de sus poemarios fueron publicados en México y la península ibérica.  ¿Quién se acuerda del poeta revolucionario Ismael Cerna (1856-1901), quien murió muy joven después de haber padecido persecución, exilio y cárcel durante la dictadura de Justo Rufino Barrios por sus ideas revolucionarias, a quien el dictador  tenía encarcelado y desde la cárcel le mandó una carta que comenzaba diciendo: “¿Y qué? /Ya ves que ni moverme puedo/ y aún puedo desafiar tu orgullo vano. / A mí no logras infundirme miedo con tus iras imbéciles, tirano! /Soy joven,/ fuerte soy, /soy inocente
/ y ni el suplicio ni la lucha esquivo/
me ha dado Dios un alma independiente,
/ pecho viril y pensamiento altivo”. En otra estrofa de este mismo poema dijo: “Y te apellidas liberal, ¡bandido!/tú que a las fieras en crueldad igualas;/tú que a la juventud has corrompido/con tu aliento de víbora que exhalas./Tú, que llevas veneno en las entrañas,/que en medio de tus báquicos placeres,/cobarde, ruin y criminal, te ensañas/en indefensos niños y mujeres.” ¿Quién se acuerda del genial periodista, escritor y poeta César Brañas? ¿Quién recuerda al poeta Antonio Morales Nadler? ¿Quién recuerda al gran poeta huehueteco Juan Diéguez Olaverri, quien nació el 26 de noviembre de 1813 y falleció el 28 de junio de 1866? Su obra está integrada por 54 poemas originales entre ellos A los Cuchumatanes. ¿Quién se acuerda del querido “pintor del paisaje” el prolífico compositor huehueteco José Ernesto Monzón, que le hizo canciones a todos los departamentos de la república? Por fortuna nos acordamos del genial escritor y poeta Miguel Ángel Asturias, premios Lenin de la Paz y Nobel de literatura, autor entre muchas obras como El Señor Presidente, Los ojos de los enterrados y Week end en Guatemala gracias a que lleva su nombre el centro cultural donde está el teatro Efraín Recinos, en homenaje al genial ingeniero, arquitecto, pintor, escritor y escenógrafo de ese mismo hombre Pero, por lo general, los guatemaltecos somos caníbales de nuestros valores. ¡No dejamos que nadie sobresalga! Y cuando alguien lo hace en el extranjero aquí se le trata de minimizar o descalificar. Porque los mediocres, envidiosos de quienes han tenido éxito en algún campo, en vez de tratar de destacar también, se satisfacen desprestigiando a quienes han triunfado. Como solía decir Miguel Ángel Asturias: “Guatemala es como un sacatal, que cuando uno logra levantar la cabeza para respirar, se la cortan”. ¿Quién sabe lo que fue el militar guatemalteco/chileno que destacó en la independencia de Chile Antonio José de Irisarri, quien nació en el Reino de Guatemala el 7 de febrero de 1786 y falleció en Nueva York, después de haber tenido una vida llena de éxitos diplomáticos representando a Chile; 10 de junio de 1868? Hace algunos meses el Alcalde Metropolitano, Álvaro Arzú, decidió ponerle el nombre del ex presidente Rafael Carrera a un paso a desnivel y le llovieron críticas de personas ignorantes que no saben o ingratas que han olvidado que Carrera fue el fundador del Estado de Guatemala y fue nombrado presidente vitalicio. ¿Quién sabe o recuerda al liberal Mariano Gálvez, ex presidente de la república, que tuvo que huir de Guatemala porque los conservadores lo habían calumniado y difamado diciendo que él había envenenado el agua y a eso se debía la peste de cólera que hubo, y se fue a refugiar a México, donde hizo fama y fortuna como abogado?

Por eso, insisto, nuestro famoso compatriota Ricardo Arjona ha logrado ser profeta en su tierra. ¡En su país! ¡Felicitaciones!

Twister: @jorgepalmieri