SEÑOR PRESIDENTE

Queridos amigos:

Este domingo 29 de abril del 2012 les saludo muy cordialmente y les comparto este YouTube del último concierto que ofreció en Buenos Aires el genial compositor argentino Luis Aguillé, interpretando su última canción titulada “Señor Presidente”, que aunque algunos dicen que la compuso para el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, comandante Hugo Chávez, yo no lo creo porque en su canción dice que él votó por ese “señor presidente” y él nunca votó en ese país, pero era residente en España, donde votó para elegir al presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero, responsable del desastre que está sufriendo España. Luis María Aguilera, conocido por su nombre artístico Luis Aguillé, nació en Buenos Aires (Argentina) el 24 de febrero de 1936 y falleció en Madrid (España), donde era residente, 10 de octubre de 2009. De sus numerosas composiciones, probablemente la que más popularidad adquirió en todo el mundo fue “Cuando salí de Cuba”, y ésta que escucharán a continuación. Ya saben que para que comience deben hacer click sobre la flecha y para se agrande la pantalla hay que volver a hacer click sobre los cuatro puntitos que hay abajo a la derecha.
.

Imagen de previsualización de YouTube

La razón por la cual hoy me parece oportuno reproducir esta canción de Luis Aguillé es porque me gustaría que la escuche el señor Presidente de la República, general retirado Otto Pérez Molina (por quien yo voté) a quien le viene el guante en algunos aspectos a solo tres meses de haber asumido el cargo para el que fue electo gracias a que inspiró confianza en lo que prometió durante su campaña electoral. Sin ánimo de ofenderle quisiera decirle, en primer lugar, que no voté por él para que ya terminó la campaña electoral, pero pareciera que no se ha dado cuenta, por lo cual se hizo fotografiar subido en un tractor en la reparación de una carretera; ni voté por él para verle sentado en una silla de ruedas como si fuese un minusválido; ni voté por él para que acompañara un tramo a Esquipulas a la caravana de los motociclistas de Rubén Villadeleón, alias “El Zorro”; ni voté por él para que decrete una actualización tributaria que es copia de la que estableció el actual gobierno de El Salvador y ha puesto a ese vecino y hermano país al borde del desastre económico, porque, entre otras cosas, entorpece los trámites para las exportaciones y limita las importaciones, y en Guatemala ha convertido en mucho más burocrático y complicado el pago de impuestos; ni voté por él para que la SAT convierta en un difícil problema las negociaciones de compraventa de inmuebles; ni voté por él para que aumente aún más -en vez de disminuir- la ya excesiva burocracia; ni voté por él para que con el nuevo sistema de impuestos se perjudique particularmente a la clase media, lo cual, dada nuestra economía, es un imperdonable error; ni voté por él para para crear nuevos regímenes como los productos agrícolas; ni voté por él para que se haga asesorar por tres conocidos ex guerrilleros como son Eduardo Stein Barillas, Gustavo Porras Castejón y Gustavo Meoño Brenner; ni voté por él para que realice esa triste pantomima de irse con la Vicepresidenta Roxana Baldetti y los miembros de su gabinete a algunos municipios del interior de la República disque “a convivir” con los compatriotas que, como ya es bien sabido desde tiempos inmemoriales, sobreviven en la miseria; ni voté por él para que se vaya a cortar leña a Huitán mientras posa para los fotógrafos y lo rodean sus guardaespaldas. ¡Ese viajecito de fin de semana denominado “Tengo algo que dar” no pasará de ser un cruel engaño a esa pobre gente! Todas esas cosas son simples poses demagógicas populistas, indignas de un gobernante serio y responsable, como todavía espero que él podrá llegar a ser. Espero no volver a equivocarme.
Yo voté por él porque confío en que tratará de actuar con la debida seriedad, como un estadista, sin demagogias populistas, y va a cumplir todo lo que prometió para la seguridad de los habitantes, y espero que vaya a comenzar por revisar todo para que simplifique el sistema tributario y su unificación, así como el pago de impuestos y todos los engorrosos trámites burocráticos. Por lo cual le invito cordialmente a replantear todo lo que hasta el momento ha hecho. El general Pérez Molina no debe olvidar ni por un instante que tiene la oportunidad de pasar a la historia como un buen Presidente de la República de Guatemala.

Les deseo un feliz domingo.

Twitter: @jorgepalmieri

Comments are closed.