Archive for Mayo 3rd, 2012

TRES QUERIDOS AMIGOS QUE SE HAN IDO

Jueves, Mayo 3rd, 2012

Yo ya se que mientras estamos vivos, acostados en nuestras camas, la muerte está sentada a la orilla de la cama y que es inevitable que la aceptemos para dar ese paso al “más allá”, o el “salto cuántico” a la siguiente dimensión (como prefieran). También se que no tenemos por qué sorprendernos cuando ésta llega a alguna persona de nuestro conocimiento y afecto. Pero, aún así, nos entristece cuando se van algunas personas que admiramos y apreciamos, por quienes hemos guardado mucha simpatía y afecto porque durante muchos años de nuestra vida  han sido nuestros entrañables amigos.

Periodista, escritor y poeta Mario Sandoval Figueroa

Y por eso es que hoy debo despedirme por este medio de mi viejo amigo y colega periodista Mario Sandoval Figueroa, uno de los cinco fundadores del diario Prensa Libre, donde fue primero cronista parlamentario, luego columnista (su periódica columna se llamaba “Claraboya”), Jefe de Información y gerente general. En  ese mismo periódico escribí diariamente dos columnas durante muchos años, tiempo durante el cual compartí muchas gratas experiencias con él. Fue era un exquisito poeta místico, sumamente católico, un buen amigo, un buen esposo para su amada esposa, profesora María Inés Samayoa de Sandoval, fallecida el 20 de diciembre de 2007, un buen padre para sus hijos Mario Antonio Sandoval Samayoa (Vicepresidente de la Junta Directiva y destacado columnista de Prensa Libre), su esposa, doctora María Eugenia Ruiz Godoy de Sandoval, y su hermana María Inés Sandoval Samayoa de Tabarini y su esposo Jorge Tabarini; sus nietos Mario Alejandro, Javier Antonio y Gabriel Fernando Sandoval; Jorge Mauricio, José Andrés y Jaime Tabarini Sandoval; José Rolando, Rafael, Amalia Lorena y Ana Carlota Ortiz; sus bisnietos José Alejandro, Daniel, Sebastián, Camila, Ignacio, Juan Diego y Joaquín Sandoval; María José, María Isabel, Rafael, Ana Isabel y Ángela Ortiz y Mariana Boverín; y demás familia. Al morir tenía 93 años de edad y hasta el último momento tuvo excelente memoria, a tal extremo que, según escribió en un profundo artículo su hijo Mario Antonio , una hora antes de fallecer repitió de memoria el poema Farewell (Despedida) del poeta chileno Pablo Neruda y el poema irónico “Las falsas Apariencias” del poeta salvadoreño José (Pepe) Batres Montúfar, también autor de “Yo pienso en tí”.

Mario Sandoval Figueroa heredó de su padre su vocación por las letras, el filólogo e ingeniero Lisandro Sandoval Chinchilla, autor del Diccionario de Raíces griegas y latinas y de otros idiomas del Español y de un Diccionario de Guatemaltequismos. Era exigente en el uso del idioma como en la ética profesional. Se había graduado en la Escuela Centroamericana de Periodismo, en 1953, y al año siguiente su especialización en la Escuela de Periodismo Joseph Medill, de la Universidad Northwestern, en el Estado de Illinois (Estados Unidos de América). Además de periodista, escritor y poeta místico, Mario Sandoval Figueroa fue un apasionado de la fotografía. Descanse en paz mi viejo amigo y veterano colega Mario Sandoval Figueroa.

Imagen de previsualización de YouTube

Hagan click sobre la flecha de enmedio y después vuelvan a hacer click sobre los cuatro puntitos abako a la derecha para agrandar al tamaño de la pantalla.

El periodista Mario Antonio Sandoval Samayoa con sus padres, el periodista y poeta místico Mario Sandoval Figueroa y profesora María Inés Samayoa de Sandoval. Mario Sandoval Figueroa recibió las condecoraciones la Orden del Quetzal y la Orden de San Silvestre, y de la Casa de la Cultura de New York y de la Biblioteca Walt Whitman del Instituto Guatemalteco Americano (IGA).

El presidente de la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG), periodista Miguel Ángel Albizúris condecorando a quien el pasado 10 de abril se le rindió homenaje de reconocimiento por toda su labor realizada al periodista Mario Sandoval Figueroa, quien fue uno de los fundadores de esa entidad, de la cual fue Vicepresidente. A su lado, su hijo el periodista Mario Antonio Sandoval Samayoa. Que en paz descanse mi viejo amigo Mario Sandoval Figueroa.

Carlos Larrañaga Gomar

También falleció mi querido amigo, compañero de estudios y colega periodista Carlos Larrañaga Gomar (“Carlitos” para quienes fuimos sus amigos), excelente cronista deportivo, especialidad a la que dedicó la mayor parte de su vida y en la que destacó, así como también en las lides deportivas, al grado de haber sido presidente de la Asociación Nacional Deportiva y miembro del Salón de la Fama de la Federación Internacional de Softbol y dirigente de otras disciplinas deportivas. Fue presidente tanto de esa entidad como de la Asociación de Cronistas Deportivos y logró mantener siempre el respeto y el aprecio de la mayoría de sus integrantes. Hace poco me enteré de su enfermedad, y lo lamenté mucho. Me satisface consignar que hace aproximadamente un año aceptó mi cordial invitación para venir a almorzar a mi casa y platicamos largamente sobre nuestras experiencias profesionales y personales. “Carlitos” Larrañaga fue un querido e inolvidable amigo mío. Mi sentida condolencia para el deporte nacional en general, pero al Softbol en particular y a todos sus hijos y demás descendientes y amigos. Descanse en paz mi querido amigo Carlos Larrañaga Gomar.

Fotógrafo Ricardo Mata en esta foto tomada por su gran amigo el empresario y escultor José (“Pepo”) Toledo Ordóñez.

Finalmente, antenoche falleció mi muy querido amigo Juan Ricardo Mata Rodríguez, un extraordinario fotógrafo a quien se le podría calificar como un ícono de la fotografía en Guatemala. Además, destacó por esta actividad en muchos otros países.

A continuación, les invito a ver este Slidshow del fallecido fotógrafo Ricardo Mata en las que le podemos ver al lado de personajes mundialmente famosos, tales como el Papa Juan Pablo II, de quien en dos oportunidades fue su fotógrafo personal, el célebre oceanógrafo Jacques Cousteau, el gran fotógrafo guatemalteco Diego Molina, fallecido hace varios años en esta misma fecha. Y vemos también algunas fotos tomadas por él en varios safaris en África a los que fue especialmente invitado para que tomara fotografías. También fue contratado por la mundialmente famosa Revista National Geographic para que sacara fotografías de volcanes en actividad, las cuales fueron reproducidas en dicha publicación de circulación mundial.

Otra foto tomada por el escultor José (“Pepo”) Toledo Ordóñez, en la que están dos entrañable amigos del autor de la foto y del autor de este blog, en la que están Ricardo Mata y el genial ingeniero, arquitecto, escultor, escritor, musicólogo y dramaturgo Efraín Recinos.

Ricardo Mata con el Papa Juan Pablo II, a quien conoció desde la primera visita que el prelado hizo a Guatemala y después le visitó innumerables veces en el Vaticano y se encontraron en diferentes países, en los que, por solicitud de Su Santidad, actuó como su fotógrafo personal.

Para cerra con broche de oro este luctuoso blog, les invito a ver este slideshow de Ricardo Mata, en el que le podemos ver con el Papa Juan Pablo II, a quien conoció desde la primera visita que éste hizo a Guatemala, durante la cual fue su fotógrafo personal. Asimismo, visitó a S.S. innumerables veces en el Vaticano y se cruzaron en diferentes países, en algunos de los cuales fue contratado para que fuese su fotógrafo personal. También le vemos con el mundialmente célebre oceanógrafo Jacques Cousteau y con su colega y gran amigo el desaparecido fotógrafo Diego Molina, quien murió en un accidente automovilístico hace algunos años en esta misma fecha. También veremos algunas fotografías tomadas en varios safaris en África a los que fue invitado para que tomara fotos por su entrañable amigo el cazador Roberto Berger, y alguna de las fotografías de volcanes en actividad de Guatemala, que fueron publicadas en la mundialmente famosa Revista National Geographic. Ricardo fue un permanente enamorado de Guatemala y se han publicado varios libros con sus fotos de diferentes regiones de nuestro país. Asimismo, era amante de los animales y a ello se debió que fue co fundador, con François Berger, del Auto Safari Chapín, de Escuintla, y por muchos años dedicó su entusiasmo al Zoológico La Aurora, razón por la cual sus restos fueron velados en el Salón de Té de ese parque. Descanse en paz mi viejo y querido amigo el gran fotógrafo Ricardo (“Dicky”) Mata. Mis condolencias a sus hijos María Elena Mata de Saravia y doctor Antonio Saravia, Ricardo Mata Matheu, Patricia Mata de Zúñiga e ingeniero Aldo Zúñiga, Claudia Lorena Mata de Fuentes y licenciado Rodolfo Fuentes y nietos, a su hermano el doctor Willy Mata y demás deudos.

[slideshow id=7]

Nota: por favor tengan paciencia para que vayan pasando lentamente las slides con el que digo adiós a ese gran fotógrafo y amigo que fue Ricardo Mata, quien ya no podrá volver a venir a mi casa para fotografiar a los ruiseñores que se acercan a una fuente tomar agua azucarada.

En vista de que la muerte es un requisito inevitable en esta vida material, es sabio no temerla, ni llorarla, sino esperarla con los brazos abiertos, como amiga. Sobre todo en países como el nuestro, en los que la criminalidad común y la violencia hacen que ésta nos aseche en todo momento, en las calles de nuestra ciudad y en las carreteras del territorio nacional. Por consiguiente, es aconsejable verla como algo natural, sin temor ni dolor. Aunque nos provoque lágrimas la desaparición física de nuestros queridos parientes y amigos. Por otro lado, el pesado paso de los años aconsejan prepararse para recibir a la muerte por causa natural. Y si acaso algunos de nuestros órganos pudiesen servir para trasplantárseles a personas necesitadas de ellos para vivir, hay que declararse donador. Yo tengo hechos los arreglos necesarios para que si acaso a mi avanzada edad aún está en buenas condiciones alguno de mis viejos y cansados órganos, que sean donados a quienes puedan necesitarlos y después que no se me vele ni ni se me haga un entierro para no causar molestias a nadie, sino que mis restos se sean incinerados y mis cenizas sean lanzadas en los lugares que he dejado señalados, para que ni muerto mis restos sean prisioneros en una tumba o en un recipiente. ¡Aún muerto quiero que mis cenizas estén en libertad, en una montaña, o en el viento o en el agua!

Twitter: @jorgepalmieri