Archive for Mayo 15th, 2012

JORGE GESTOSO DE FRENTE A RAFAEL CORREA

Martes, Mayo 15th, 2012

El internacionalmente conocido y varias veces laureado periodista uruguayo Jorge Gestoso, quien durante muchos años fue uno de los principales presentadores del noticiario de la cadena CNN en español ha inaugurado una nueva serie en sus producciones televisivas que ha titulado “De Frente“, y en el transcurso de los últimos días varios canales de televisión abierta han transmitido una interesante entrevista que hizo al Presidente de Ecuador, Rafael Correa, sobre el importante tema “libertad de expresión”, la cual me ha llamado mucho la atención y considero conveniente compartir con ustedes, porque estoy seguro que algunos también estarán de acuerdo, como yo, con su contenido. Antes de presentar la entrevista, debo confesar que yo he tenido una mala opinión del susodicho mandatario ecuatoriano, sin duda influenciado por algunas informaciones -obviamente parcializadas- que me llegaron por distintos motivos y diferentes medios. Además, se dice que está asociado al grupo de presidentes sudamericanos que siguen el ejemplo del presidente venezolano Hugo Chávez, y que, en vista de que la Constitución que anteriormente estaba vigente prohibía la reelección presidencial, la hizo reformar a su antojo para reelegirse. Su primer mandato debía concluir el 15 de enero de 2011, pero la nueva Constitución redactada por la Asamblea Nacional de acuerdo a sus deseos, ordenó adelantar los comicios para todas las dignidades del país, por lo que su segundo mandato inició el 10 de agosto de 2009, el mismo día del bicentenario del Primer Grito de Independencia, y se supone que concluirá el 10 de agosto de 2013. Aunque también hay bien fundados temores de que entonces también quiera volver a reelegirse. En esta segunda ocasión ganó en una sola vuelta el 26 de abril de 2009, con el 51.9% de los votos contables, que es el porcentaje más alto registrado en la historia ecuatoriana. Su discurso de reelección lo pronunció delante de varios dignatarios de América del Sur, como la presidenta de la Argentina, Cristina Fernández; el presidente de Bolivia, Evo Morales; el presidente de Cuba, Raúl Castro y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Lo cual confirmó lo que se me había adelantado acerca de esa asociación. De tal palo tal astilla. Pero reconozco que mi opinión sobre él era prejuiciosa. Me parecía que estaba gobernando Ecuador a su capricho y que al llegar al poder ha perseguido a quien fue su contendiente, Álvaro Fernando Noboa Pontón el hombre más adinerado de Ecuador, que maneja más de 110 empresas en todo el mundo y ha sido candidato a la presidencia en las elecciones en los años 1998, 2002, 2006 y 2009.

Otra cosa que me ha parecido indicativa de que algo anda mal alrededor del presidente Rafael Correa es que uno de sus más duros detractores es su hermano mayor, el empresario Fabricio Correa, un ingeniero mecánico de 53 años de edad, quien aspira a ser su sucesor en las elecciones del 2013, para lo cual ya presentó las firmas de respaldo para inscribir al movimiento con el que aspira a ser candidato a la presidencia en las próximas elecciones. Para lo cual entregó unas 200.000 rúbricas al Consejo Electoral (CNE) para inscribir al partido denominado Equidad, Progreso y Orden (Equipo), el movimiento de oposición que fundó en 2010 al calor de una disputa con su hermano el presidente tras un escándalo por presuntos contratos suyos con el Estado. Para que la formación sea habilitada son necesarias 175.000 firmas válidas.

Con mayor razón en el tema central de esta interesante entrevista que le hizo Gestoso, que es la libertad de expresión en su país. Sobre todo porque estaba bajo la impresión de que Correa había cometido una violación a ese inalienable derecho humano en el caso del periódico El Universo y de sus directores y propietarios, a quienes Correa demandó por una suma millonaria y les ganó el pleito porque fueron sentenciados a tres años de cárcel y a pagar varios millones de dólares de indemnización. Aunque después de la condena Correa les concedió “perdón sin olvido”. Después de 35 minutos de lectura, el presidente ecuatoriano anunció su deseo de “Perdonar a los acusados, concediéndoles la remisión de las condenas que merecidamente recibieron, incluyendo a la compañía El Universo; también he decidido que desistiré de la demanda que propuse en contra de los autores del libro El Gran Hermano”. Y agregó: “Nunca quise ese juicio”, volvió a repetir al referirse al caso de El Universo. No obstante, el director Carlos Pérez Barriga se sintió inseguro y se asiló en la embajada de Panamá en Quito y le fue concedido un salvocnducto para salir del país y ya se encuentra en Panamá en calidad de visitante. Carlos Pérez Barriga acudió a la Casa Presidencial panameña, denominada Palacio de las Garzas, acompañado de sus hermanos César y Nicolás para agradecer personalmente al presidente Ricardo Martinelli la deferencia de recibirlo en Panamá y fueron recibidos por el presidente panameño. Aprovechó una entrevista en la Cancillería de Panamá para agradecer al canciller Roberto Henríquez, al vicecanciller Francisco Alvarez de Soto, al embajador José Noriel Acosta y a su equipo en la embajada de Panamá en Ecuador. El directivo del diario permaneció en la oficina de la embajada panameña desde el pasado 16 de febrero. Agradeció también a los medios de comunicación, a las personas e instituciones ecuatorianas y extranjeras que, en las más diversas formas, expresaron su más amplio y solidario respaldo a un derecho superior como es el de la libertad de expresión. Finalmente, precisó que su asilo diplomático terminó al salir de la embajada de Panamá en Quito, y que ingresó a Panamá como visitante y no ha solicitado asilo territorial. Una portavoz del Ministerio panameño de Relaciones Exteriores aseguró poco antes del mediodía que el canciller del país, Roberto Henríquez, se reunió con Pérez. El canciller Roberto Henríquez, en su cuenta Twitter, confirmó que Carlos Pérez Barriga está en Panamá en calidad de visitante, porque el asilo diplomático se dio mientras estuvo en la embajada en Quito. Pérez Barriga solicitó asilo diplomático al gobierno de Panamá y después de obtener el salvoconducto llegó a suelo panameño porque pese al “perdón sin olvido” o remisión de la condena, anunciada por el presidente Rafael Correa, dijo que “siente amenazada su integridad física”, según un comunicado publicado en el sitio web de la Cancillería de Panamá. Carlos Pérez Barriga fue condenado a tres años de cárcel y al pago de una multa millonaria por supuestas injurias al presidente Correa, por la publicación de una crónica sobre lo ocurrido en el cuartel de policía sobre una sorpresiva insurrección, debida a una protesta por alguna medida que no aceptaban, y el presidente Correa se presentó valientemente al lugar de los hechos para hablar con los alzados, pero fue apresado y con su habitual actitud altanera provocó que a algunos de los insurrectos se les ocurriese exigirle su renuncia. Y entonces, en una actitud melodramática, desde una terraza arengó a los policías alzados y  les gritó: “¡Si lo que ustedes quieren es matarme, pues mátenme., disparen al pecho!” (o algo parecido), y se abrió la camisa o el saco para mostrarles el pecho. Esto no me lo contaron, porque yo lo ví y escuché en las noticias internacionales de televisión. Pero yo tenía una imagen del presidente Correa de que es un populista demagogo.

Y también en el caso del periodista Pablo Chambers, que publicó un artículo en el cual afirmó que Fabricio Correa, un hermano del presidente, era favorecido por el gobierno con millonarios negocios. Lo cual el presidente Correa ha negado y ha entablado un juicio contra el autor y contra el medio que lo publicó. Por lo cual Chambers tuvo que huir de Ecuador y refugiarse en Costa Rica, donde ha solicitado asilo político, y recientemente declaró en el programa Teleamazonas a la periodista María Josefa Coronel: “Si el presidente Rafael Correa no conocía de los contratos del Estado con su hermano Fabricio entonces es un “pésimo administrador” porque más de USD 600 millones no es poca cosa”. Chambers fue entrevistado por  y dijo que la afirmación que hacen los miembros de la veeduría de que Correa estaba al tanto de los contratos es por un video en el que el propio Presidente aparece diciendo que conocía de la compra de la empresa Cosurca por parte de su hermano y del préstamos de la Corporación Financiera Nacional a una de sus empresas. “El señor Presidente debía saber de los contratos de su hermano porque es un empleado público que administra nuestros recursos. USD 657 millones no es una cancha de fútbol en algún lugar alejado, es lo que representa un año y medio del bono de seguridad” dijo Chambers quien criticó a la fiscal que lo acusa por no haber preguntado a los entrevistados en el video que adjuntaron a la veeduría si lo que dijeron en esa ocasión de ajusta a la verdad o no. “Hay declaraciones de su propia boca. Qué más se puede pedir. Cómo nos vamos al fuero interno si él lo dice literalmente. Nosotros no utilizamos las declaraciones de Fabricio sino los del propio presidente”, agregó Chambers, y aseguró que el presidente Correa dijo literalmente: “Yo conozco de la compra de Cosurca” y que luego “dice que conocía del préstamos de la CFN”. Chambers agregó que, por último, si Correa no conocía lo de los contratos, ahora lo que importa es saber qué se hizo con ellos. Según el veedor hay más de 1200 personas que aún no han sido pagados por Fabricio Correa.

Dicho todo lo anterior, les invito a ver y escuchar atentamente a continuación este interesante programa De Frente del periodista Gestoso, en el que escucharán muy duras críticas contra cierto tipo de periodismo abusivo y calumniador en varias entrevistas, la primera grabada en París al periodista Ignacio Ramonet, director del Observatorio Global de los Medios y ex director de “Le Monde Diplomatic”, doctor en Semiología e Historia de la cultura por la École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS) de París y catedrático de la materia Teoría de la Comunicación en la Universidad Denis-Diderot (París-VII) y una de las figuras principales del movimiento antiglobalización, quien nos dice que anteriormente se llamaba a la prensa “cuarto poder”, pero después se convirtió en un “segundo poder” junto con el poder económico, pero últimamente pretende convertirde en el primer poder, el poder mediático, al atacar y criticar a los gobiernos y a los funcionarios públicos exigiendo que las cosas se hagan como ellos quieren; y la segunda es una larga entrevista al presidente Correa sobre La libertad de Expresión. Debo decir que yo comparto algunas de estas opiniones, porque estoy convencido de que hay medios de comunicación que, efectivamente, abusan de la libertad de expresión y actúan con impunidad porque suelen publicar acusaciones no comprobadas contra alguna persona, en un espacio ilimitado, y después, si acaso, publican una “aclaración”, pero en un espacio insignificante y la persona que ha sido difamada queda señalada para siempre ante la opinión pública que leyó la escandalosa acusación, pero no leyó la aclaración. Lo cual ocurre constantemente en nuestro país, sin que nadie pueda hacer algo para impedirlo. Sobre todo en las nefastas secciones de chismografía barata como El Peladero de elPeriódico y Wikilicks de Cristino Picón en el diario Siglo.21, donde a menudo se atropella y se difama a cualquier persona con quien no comulgan, o simplemente les es antipática, a quienes se acusa de muchas cosas que no siempre son verídicas. Lo que, en mi opinión, justifica la actitud del Alcalde Metropolitano, el ex Presidente de la República Álvaro Arzú, quien, como es bien sabido, no simpatiza con muchos medios de comunicación, en general, y con algunos periodistas en particular. Solo que él nunca se queda callado y siempre envía respuestas aclaratorias cada vez que se publican falsedades de él o de su gestión. Pero mientras que en su contra se han publicado artículos en secciones informativas, o de opinión, sus respuestas únicamente se publican, si acaso, resumidas en la sección “Cartas de los lectores”. También ocurre lo miemo en los canales de televisión abierta, que son monopolio del magnate mexicano Ángel González, residente en Miami, pero él desde allá y sus representantes aquí, controlan lo que se puede publicar o no en sus canales. También ocurre eso mismo en los medios de comunicación escritos, las mayor parte de los cuales pertenecen a miembros de una misma misma familia. Por esto digo que coincido con el presidente Rafael Correa en muchas cosas que dice en esta entrevista que les invito a ver y escuchar con atención y con paciencia. El programa es largo, es verdad, pero vale la pena tener paciencia para escucharlo ten su integridad. Les aconsejo cordialmente que lo hagan. Escucharán verdades más grandes que el universo que no se pueden publicar en los medios de comunicación porque los dueños de las empresas no lo permiten. Porque para ellos la libertad de expresión es de su propiedad y privilegio. Y no de ninguna otra persona. Lo se por experiencia propia. Cómo no saberlo después de haber dedicado 64 años de mi vida a este incomprendido, difícil, peligroso y mal remunerado oficio, durante los cuales he escrito día a día en Prensa Libre, El Gráfico, La Razón, La Hora, Impacto, La Nación y elPeriódico. Y en cada uno de ellos, tarde o temprano las empresas o los directores ejercieron censura a mis artículos cuando creyeron que no convenían a sus intereses económicos, sociales o políticos. Solamente escribí con libertad cuando logré fundar mi inolvidable revista La Semana, pero ésta tuvo corta dirección porque no pude sostenerla a pesar de su reconocida calidad y su popularidad entre la gente joven, porque publicaba ciertas cosas que no eran del agrado de las empresas anunciantes. Hasta que fui convocado a acudir una noche al despacho del presidente de la república de turno, general Carlos Manuel Arana Osorio, quien me dijo que “la Institución Armada ya se había dado cuenta de que era una publicación antiestablishment” (les tomó largo tiempo darse cuenta de ello, aunque nosotros lo dijimos desde el principio) y agregó que “para para evitarme problemas” me “aconsejaba” que la vendiera a una empresa editorial propiedad de un amigo suyo, quien la explotó durante más de un año y jamás me pagó lo que habíamos convenido. Pero también soy libre ahora, en este blog que vengo publicando desde hace cinco años, gracias a Internet, donde puedo decir que soy libre para escribir todo lo que siento, todo lo que pienso y todo lo que quiero. Ha valido la pena esperar tantos años para poder llegar a ser libre. Aunque les juro que no ha sido fácil. Además de la censura de los propios medios, tuve que soportar amenazas, persecuciones, carceleadas, torturas y varios exilios de parte de los gobiernos militares, autoritarios e intolerantes de turno. ¡Ya podré morir tranquilo!

Twitter: @jorgepalmieri