Archive for Junio 5th, 2012

HA MUERTO EL CARDENAL QUEZADA

Martes, Junio 5th, 2012

Cardenal Rodolfo Quezada Toruño

En la mañana de ayer se apagó la chispa de Dios o la vela que dio vida al cardenal Rodolfo Quezada Toruño. Falleció a las 06:00 horas en el hospital Hermano Pedro debido a una obstrucción intestinal relacionadas a un cáncer que padecía desde hacía algún tiemo. La noticia de su muerte corrió como reguero de pólvora. Pero, a pesar de que era sabido que tenía largo tiempo de sufrir varios padecimientos, no le dí mucho crédito porque en otras oportunidades también se había dicho lo mismo, y cuando uno le llamaba por teléfono para cerciorarse, con su habitual sentido del humor solía contestar con la pregunta: “¿También vos creíste que ya había muerto?” Y le respondí que sí, pero me daba mucho gusto comprobar que todavía no había muerto. La útima vez que le llamé me dijo con su acostumbrado sentido del humor: “Cualquiera diría que ya no hayan las horas de que me muera”. Y agregó: “Pero no olvidés que sos dos o tres años más viejo que yo, y de acuerdo a la ley de las posibilidades vas a morir antes que yo”. ¡Era un impenitente bromista! Noc conocimos cuando los dos éramos patojos y vivíamos entre el parque Morazán y el Hipódromo del Norte. Yo en la 5a calle poniente de jocotenango y él más cercano al hipódromo, a una cuadra de la iglesia La Asunción. Muchas veces jugamos juntos con su hermano Fernando, ampliamente identificado como “Palillo”, y otros patojos del barrio. Y después coincidimos en el Colegio de Infantes, con los Hermanos Maristas, donde, como  él era cuatro años menor, yo iba varios grados adelante que él. Siempre mantuvimos una buena relación amistosa, aunque disentimos y discutimos muchas veces sobre diferentes temas, principalmente en los relacionados con las medidas anticonceptivas, porque era obcedado contra el aborto, bajo cualquier circunstancia, y el uso de condón y de las píldoras del día siguiente para evitar los embarazos. Una vez que salió en la televisión con una bala en la mano y declarando que una bala era lo mismo que los anticonceptivos, y yo reproduje la foto en mi blog y me burlé de él. Entre otras cosas dije que él no sabía nada de sexo. Lo cual le molestó mucho y me llamó muy temprano por teléfono para decírmelo. Y como sus palabras me sonaron a regaño le interrumpí para decirle: “Mirá Rodolfo, vos serás cardenal y príncipe de la iglesia católica y pastor del rebaño católico guatemalteco, pero ya te he dicho que no soy miembro de ese rebaño y no requiero de tus servicios de pastor, así que no me regañés porque no me gustaría tener que contestarte lo que merecés. ¡Así que mejor dejémoslo ahí y que pases un buen día!” Y colgué el teléfono. Pocos minutos más tarde me volvió a llamar para decirme que no había querido disgustarme y sentía mucho si lo había hecho y que quedáramos como los amigos que siempre fuimos desde patojos durante tantos años. Después pasó mucho tiempo antes de que nos volviésemos a ver, hasta que nos encontramos en las instalaciones de Funerales Reforma cuando estaban velando a mi viejo colega Mario Sandoval Figueroa y él llegó a dar el pésame a Mario Antonio y a su señora. Entonces platicamos cordialmente poco rato. Hasta que un día me dijeron que había muerto y llamé por teléfono para preguntar si era cierto y me llevé la sorpresa que él mismo me contestó. Y otra vez que me dijeron lo mismo y fue cuando me dijo “¡Cualquiera diría que tienen ganas de que me muera!” Y me recordó que era cuatro años menor que yo. Y que las leyes de las probabilidades indican que yo motiría antes que él. Seguía siendo el bromista de siempre.

Monseñor Rodolfo Quezada Toruño nació el 8 de marzo de 1932 en la ciudad de Guatemala, fue el mayor de tres hermanos. Sus padres fueron el señor René Quezada Alejos y la señora Clemencia Toruño Lizarralde. Fue bautizado como Rodolfo Ignacio de Jesús. Hizo sus estudios de Primaria y Secundaria en el Colegio de Infantes. Estudió filosofía en el seminario de San José de San Salvador, El Salvador. En 1959 obtuvo una Licenciatura en Teología en la Universidad de Innsbruck, Alemania. En 1962 cursó estudios en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, donde sacó un doctorado en Derecho Canónico. El 21 de septiembre de 1956 fue ordenado en Guatemala y comenzó lo que ahora es legado en la Iglesia católica según “ACIPrensa”, portal católico en línea.

Trayectoria
> Coadjutor en la Parroquia del arquidiócesis.

> Defensor del vínculo matrimonial en el tribunal arquidiocesano.

> Asesor de la Juventud Estudiantil Católica (JEC) y la Acción Católica Universitaria (ACUR).

> Pastor universitario y pastor de San Miguel de Capuchinas.

> Párroco del Santuario de Guadalupe.

> Capellán de Su Santidad el 18 de agosto de 1968.

> Rector del Seminario Conciliar de Santiago, en Guatemala.

> Rector del Seminario Nacional Mayor de la Asunción.

> Profesor de Derecho Canónico en el Instituto Teológico Salesiano.

> Profesor de Ética en la Escuela de Servicio Social de la Universidad San Carlos de Guatemala.

> Profesor de Derecho Canónico en la facultad de Derecho de la Universidad Rafael Landívar.

> Numerario académico de la Academia de Geografía e Historia de Guatemala.

> Miembro correspondiente de la Academia de Historia de España, El Salvador, Honduras, Costa Rica, República Dominicana, Argentina, Venezuela y Uruguay.

> Obispo titular de Gadiaufala y nombrado auxiliar de Zacapa en 1972.

> Consagrado en Guatemala el 13 de mayo de 1972 por monseñor Girolamo Prigione, Arzobispo titular de Lauriaco, Nuncio Apostólico en Guatemala.

> Coadjutor de Zacapa con derecho de sucesión.

> En 1986 fue nombrado Prelado de Santo Cristo de Esquipulas.

> Junto con el obispo Juan Gerardi, la señota Teresa de Zarco, el licenciado Mario Permuth, el coronel Luis Gordillo Martínez y el ingeniero Jorge Elías Serrano, era miembro de la Comisión Nacional de Reconciliación y entre 1987 y 1993 fue su presidente.

> Fue presidente de la Asamblea de la Sociedad Civil.

> En 1998 fue nombrado presidente de la Fundación Casa de la Reconciliación.

> Creado Cardenal sacerdote en el Consistorio de 21 de octubre de 2003 por el papa Juan Pablo II.

> Presidente del II Congreso Americano Misionero, Guatemala.

> En la Curia Romana fue miembro del Pontificio Consejo para la Cultura y de la Comisión para América Latina.

> Uno de los papeles más importantes y memorables lo desempeñó entre 1987 y 1991, cuando presidió la Comisión Nacional de Reconciliación y la Conferencia Episcopal de 1988 a 1992 al dar principio las Conversaciones de Paz en la primera reunión entre los representantes de la subversión guerrillera y los representantes del Estado de Guatemala, la cual tuvo lugar en Oslo. Se le designó Conciliador oficial del Proceso de Paz. En 2001 fue electo décimooctavo arzobispo de Guatemala y dos años más tarde recibió el capelo cardenalicio de manos del papa Juan Pablo II.

 

A su lado izquierdo están la señora Teresa Bolaños de Zarco y el ingeniero Jorge Serrano Elías, y a su lado derecho el licenciado Roberto Carpio Nicolle. Atrás, de pie, monseñor Juan José Gerardi Conedera, el licenciado Mario Permuth, el ingeniero agrónomo Leopoldo Sandoval Villela, el coronel Luis Gordillo Martínez y el periodista Eduardo Villatoro.

Por su muerte el Presidente de la República, general Otto Pérez Molina, ha decretado tres días de luto nacional durante los cuales las banderas nacionales estarán ondeaando a media asta. Mis más sentidas condolencias a todos sus deudos, en especial a su hermana y a su hermano el licenciado Fernando Quezada Toruño. Que la patria agradecida por sus valiosos servicios le rinda el menaje que se merece y que descanse en paz.

Twitter: @jorgepalmieri