Archive for Enero 24th, 2013

MISCELÁNEA DEL 23/01/13

Jueves, Enero 24th, 2013

1.- Primera presidenta de Guatemala

Por mandato de la Constitución política de la República actualmente vigente, el vicepresidente (o la vicepresidenta) debe asumir la Presidencia en ausencia del presidente; y, en este caso, durante la ausencia del general retirado Otto Fernando Pérez Molina –quien se fue a participar en la reunión económica de Davos, para plantear su idea para regular las drogas y autorizar el cultivo de la amapola– corresponde asumir dicho cargo a la licenciada en Ciencias de la Comunicación Roxana Baldetti Elías. Me parece un significativo avance político que una mujer pueda llegar a desempeñar cualquier responsabilidad pública, incluída la Presidencia de la República. Además, es indiscutible que esta señora no es un simple adorno presidencial, como lo han sido, uno tras otro, todos sus antecesores que han sido sucesivamente: Clemente Marroquín Rojas (1966 a 1970), Eduardo Cáceres Lehnhoff (1970 a 1974), Mario Sandoval Alarcón (1974-1978), Francisco Villagran Kramer (1978 a 198o) Oscar Mendoza Azurdia (1980-1982, por la renuncia de Villagrán Kramer), Roberto Carpio Nicolle (1986-1991), Gustavo Espina Salguero (1991 a 1993), Arturo Herbruger Asturias (1993 a 1996) Luis Alberto Flores Asturias (1996 a 2000), Juan Francisco Reyes López (2000 al 2004), Eduardo Stein Barillas (2004 a 2008) y José Rafael Espada (2008 a 2012), porque la vicepresidenta Baldetti no solo tiene poder, sino lo ejerce. Lo cual no lograron hacer sus antecesores. ¡Felicitaciones! Porque pasará a ocupar un sitial muy importante en nuestra historia patria. Lo cual se podrá decir fácilmente, pero en realidad no lo es en ninguna parte, pero más en Guatemala, donde por principio se descalifica de entrada a las personas. Sinceramente, le deseo buena suerte y muchos aciertos en el desempeño de su responsabilidad en el transcurso de los tres años que aún les queda de su período.

Roxana Baldetti Elías, presidenta de la República en funciones.

Nadie podría haber profetizado que algún día iba a llegar a ser vicepresidenta de la República de Guatemala y eventualmente presidenta en funciones, una joven y atractiva participante en el concurso para elegir a Miss Guatemala en el que quedó en tercer lugar, después fue encargada de una venta de discos en la sexta avenida, luego fue secretaria del periodista Mario David García (quien ha sido nombrado embajador en Francia) en el recordado noticiario televisivo denominado “Aquí el Mundo”, después estudió en la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la Universidad San Carlos y tras graduarse desempeñó el cargo de subsecretaria de la Secretaría de Prensa del gobierno del presidente Jorge Serrano Elías, y al dejar ese cargo estableció varios salones de belleza.

Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti Elías en la campaña electoral que les hizo llegar a ser presidente y vicepresidenta de la República, respectivamente.

Posteriormente fundó y organizó el Partido Patriota (PP) junto con su entrañable amigo el general Otto Fernando Pérez Molina, fue electa diputada al Congreso de la República, donde se desempeñó brillantemente como jefa de la bancada de diputados de su partido, cargo en el que destacó por su franqueza y valentía, al extremo de enfrentarse a la señora Sandra Torres Casanova de Colom, entonces todopoderosa esposa del presidente de la República, ingeniero Álvaro Colom Caballeros, y por haber trabajado día y noche recorriendo sin descanso todo el territorio nacional logró organizar muy bien al partido político que les postuló para los cargos que hoy ocupan. 

Roxana Baldetti Elías no ha sido la primera mujer que gobierna Guatemala, porque la primera fue doña Beatriz de la Cueva, viuda del sanguinario capitán español Pedro de Alvarado, llamado “El Adelantado”. La Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala consistía entonces en toda Centroamérica. Pero sí es la primera mujer que llega a desempeñar esa importante responsabilidad desde que Guatemala es una república libre, soberana e independiente.

                                                                                                       

Doña Beatriz de la Cueva “La Sin Ventura”

 y “El Adelantado” Pedro de Alvarado                                                                                        

Hace 492 años, el 9 de septiembre de 1521, doña Beatriz De La Cueva, segunda esposa del conquistador español Pedro de Alvarado, llamado “El Adelantado”, tomó posesión del cargo de gobernadora de la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala, capital de la Capitanía General de Centroamérica, a raíz de la muerte de su esposo por un accidente que sufrió durante una batalla con los indígenas de Jalisco (México). Pedro de Alvarado se había casado en primeras nupcias con doña Francisca de la Cueva, sobrina del duque de Alburquerque, muy influyente en la Corte de Carlos I, pero ésta murió al desembarcar en el puerto de Veracruz (México) y, gracias a una dispensa papal, se pudo casar con la hermana menor de su difunta esposa, su cuñada Beatriz. Pero fue poco el tiempo que doña Beatriz disfrutó de paz y felicidad, pues Alvarado, hombre inquieto, no salía de una aventura cuando ya estaba metido en otra, y después de haber fracasado en su intento de conquistar las tierras de Perú, que ya había conquistador Francisco Pizarro, consiguió una concesión para conquistar las Islas Molucas, en el Pacífico sur, al norte de Australia y entre Indonesia, de la que actualmente son una provincia y Nueva Guinea. Estas Islas son un archipiélago en el que ya había desembarcado el navegante portugués Fernando de Magallanes, el primero en ar una vuelta al mundo al cruzar del Atlántico al Pacífico por el estrecho que hoy lleva su nombre, y del que partió hacia Filipinas en donde murió, continuando su viaje su asistente, el navegante español Juan Sebastián Elcano. Sobre la zona había una fuerte controversia por ver si pertenecía a España o Portugal, que según aplicación del Tratado de Tordesillas, decía tener derechos sobre ellas. Pero en España no se pensaba lo mismo y por eso se preparaba una fuerte expedición militar para hacer presencia en la zona y a ella quería acudir Alvarado que, con una flotilla de varios barcos, esperaba en el Pacífico a hacerse a la mar, cuando fue llamado por el Virrey de Nueva España, el cual quería compartir la empresa, si bien antes debía sofocar una rebelión de varias tribus aztecas en el estado de Nueva Galicia, la actual Jalisco. Alvarado se aprestó a apoyarlo y con sus soldados se dirigió a la zona, donde el 24 de junio de 1541 entró en combate con los sublevados, que se habían refugiado en Nochistlan, una plaza bien defendida, rodeada de un terreno escarpado y poco propicio para el despliegue de la caballería, por lo que tuvieron que retirarse. En esa retirada, un inexperto escribano que Alvarado había llevado desde Sevilla, Baltasar de Montoya, resbaló con su caballo y  rodaron pendiente abajo, con tan mala fortuna que arrollaron a Alvarado, causándole heridas de las que “El Adelantado” pudo comprender enseguida que serían mortales. Cuando trataron de ayudarle le preguntaron qué le dolía, él respondió: “¡Me duele el alma!”. El 4 de julio, ya agonizante, hizo su testamente dejándole todo a su esposa, doña Beatriz, se confiesa con un sacerdote y muere al día siguiente. Cuando la noticia llegó a Guatemala, el 29 de agosto de aquel año, llenó de consternación a todos, no solamente por la muerte de “El Adelantado”, sino porque el Virrey Mendoza nombró gobernador al Obispo Francisco Marroquín y a Francisco de la Cueva, hermano de doña Beatriz.

Se dice que al enterarse de la muerte de su esposo, doña Beatriz pintó su casa de negro, por dentro y por fuera, y que al ser elegida “democráticamente” como la primera mujer gobernadora en el Nuevo Continente, abajo del acta del nombramiento, escribió dos renglones que decían: La Sin Ventura, Doña Beatriz. El cabildo de Santiago de los Caballeros, reunido en cónclave, decidió que hasta que el Rey de España no nombrase a un nuevo gobernador, ese derecho correspondía a su viuda, quien por méritos propios había obtenido un puesto relevante en la sociedad por su buenas relaciones tanto con los españoles, como con los criollos, los ladinos y los mestizos como con los indígenas.

“La Sin Ventura” también murió trágicamente como consecuencia de que después de llover sin interrupción durante muchos días, el cráter del Volcán de Agua se reventó y lanzó toneladas agua y lodo que inundó Ciudad Vieja, la segunda capital de Guatemala, donde vivía doña Beatriz. A la inundación se unió un terrible terremoto que removió las entrañas de Centroamérica. La casa de doña Beatriz se vino abajo y murieron todos sus habitantes. Ese fue el trágico fin de la primera mujer que gobernó por corto tiempo Guatemala. Hay que desearle mejor suerte a la segunda gobernante de Guatemala, la actual presidenta en funciones. 

2.- El juicio al general Ríos Montt tiene dedicatoria

General retirado José Efraín Ríos Montt haciendo su característico saludo

No me cabe la menor duda de que el juicio que se sigue contra el general retirado Efraín Ríos Montt, acusado de haber cometido el delito de genocidio, no sólo tiene carácter político, y vengativo, sino tiene una intención posterior. Y si todavía no se han percatado de ello los militares –tanto de alta como de baja– es porque son muy ingénuos y muy confiados. El general Ríos Montt y otros generales a quienes se persigue porque supuestamente cometieron delitos de lesa humanidad, como el supuesto genocidio, durante la guerra interna entre los ejércitos guerrilleros subversivos que pretendían adueñarse del país y las fuerzas de seguridad del Estado, pero en el fondo son “cabezas de turco”, militares emblemáticos a quienes se quiere juzgar y sentenciar a penas de cárcel para que sus condenas den pie para que posteriormente se persiga, se juzgue y se encarcele también a los militares que entonces estaban al frente de las tropas que combatieron a los subversivos en las zonas donde se produjeron masacres, como el llamado Triángulo Ixil, en donde el comandante de las tropas era el actual presidente de la República, general Otto Fernando Pérez Molina. Si bien el general Ríos Montt es un destacado militar que combatió a las guerrillas cuando fue presidente de facto a partir del golpe de Estado de 1982; y, además, un político de extrema derecha para quienes perdieron la guerra y firmaron la paz disque firme y duradera, como los miembros del Comité de Unidad Campesina (CUC) y sus aliados internacionales y nacionales, encabezados por la premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú Tum, y otras por el estilo, entre quienes se señala a la actual Fiscal General, doctora Claudia Paz y Paz Bailey, siguen empecinados en adueñarse del poder para imponer un estado similar a Cuba, Nicaragua, Venezuela y Ecuador, pero lo que realmente persiguen es condenar posteriormente a quien fue el comandante de las fuerzas militares en el Triángulo Ixil, el hoy general retirado Otto Fernando Pérez Molina, actual presidente constitucional de la República. Lo del supuesto genocidio es absurdo, porque eran indígenas los soldados del ejército regular que dispararon contra los guerrilleros del ejército irregular que también eran indígenas. Es como si en la Alemania Nazi hubiesen sido alemanes y no judíos quienes fueron asesinados en ese genocidio que fue un holocausto cometido en los campos de concentración. Pero en Guatemala no hubo genocidio, de acuerdo a su significado, como lo reconoce hasta el ex militante guerrillero, periodista y escritor Mario Roberto Morales, en su novela titulada Jinetes en el cielo donde reconoce (página 150) que fueron indígenas quienes pelearon en ambos bandos. Y lo dice alguien que se ufana de que fue militante guerrillero, aunque hay quienes dicen que nunca disparó un balazo, sino fue un simple colaborador urbano, mientras estudiaba en la universidad Rafael Landívar. Y otros que dicen que como era miembro de una familia acomodada, tenía un automóvil que usaron muchas veces para cumplir misiones subversivas. Pero el hecho es que, haya sido como haya sido su actuación como guerrillero, en su novela reconoce que fueron indígenas los que integraban tanto las fuerzas subversivas como las fuerzas del Ejército. Lo cual significa que no hubo la premeditada intención de parte de una etnia para aniquilar a otra etnia, como lo hicieron los alemanes nazis a varios millones de judíos. Pero los ex guerrilleros y sus seguidores están empeñados en llevar ante los jueces a los altos jefes militares que salvaron a Guatemala de tener un gobierno comunista. ¿Qué pretenden que debieron hacer las fuerzas del Estado? ¿Cruzarse de brazos para ver cómo se apoderaban del poder los subversivos auspiciados por el gobierno comunista de Cuba encabezado por Fidel Castro? ¿Qué habrían querido que hicieran los militares los organismos pro Derechos Humanos? ¿Que se rindieran sin disparar?

3.- Nació el hijo de Shakira y Gerard Piqué

Hablando de erupciones, Shakira Isabel Mebarak Ripoll, conocida simplemente como Shakira, mundialmente famosa cantautora, compositora, productora discográfica y bailarina del género pop rock en español e inglés, lucía así como la vemos en la foto de arriba hasta el martes, cuando de su vientre salió el hijo que procreó con el famoso futbolista Gerard Piqué, del equipo Barcelona llevará el nombre Milan Piqué Mebarak.

4.- Foto inédita relacionada con Tasso Hadjidoudu

La anciana madre del recientemente fallecido y bien recordado promotor de la cultura en Guatemala Tasso Hadjidodou en su lecho de enferma, solo dos días antes de su muerte, cuando vivían en un departamento que habitaban en el segundo piso de una casa situada en la sexta avenida entre 14 y 15 calles de la zona 1, en los altos del almacén de Casimires Capuano, frente al parque que entonces se llamaba Concordia y hoy se llama Enrique Gómez Carrillo, en homenaje al insigne y prolifico periodista, cronista y escritor guatemalteco. En esta foto aparecemos con ella mi amada esposa Anabella y nuestros hijos Rodrigo y Alejandro y yo, porque le teníamos afecto y habíamos ido a visitarla. Fue la última vez que la vimos.

Tasso Hadjidodou

Era muy grande el parecido físico que tenía esa moribunda señora con su amado hijo Tasso.

Twitter: @jorgepalmieri