Archive for Abril 15th, 2013

MISCELÁNEA 15/04/13

Lunes, Abril 15th, 2013

1.- Maduro llama a Chávez “Cristo redentor”

Maduro señalando a Chávez con su dedo hacia el cielo

Inmediatamente después de conocerse su victoria electoral de ayer, Nicolás Maduro, heredero político del fallecido Hugo Chávez Frías, salió a hablar al balcón del Palacio de Miraflores y en su  discurso reivindicó repetidamente el legado de Chávez, a quien se refirió con palabras sacralizadoras como “El amado Cristo redentor”, y en el cual no cambió su discurso de confrontación con la oposición.

“Es la primera vez que el gigante no compite”, ha dicho Maduro recordando a Chávez, y agregó: “y ahora su hijo demostrará de lo que es capaz para este país”. Según las palabras de Maduro, “El comandante Hugo Chávez,sigue bendiciendo a su pueblo”.

El sucesor de Chávez, que desde la muerte del comandante había detentado el cargo de presidente transitorio, ha dicho que ha hablado por teléfono con el candidato opositor, Henrique Capriles, “Él me transmitió su visión. Yo le transmití la verdad”, ha señalado Maduro desde un balcón del Palacio de Miraflores, sede del gobierno venezolano, ante miles de sus seguidores.

El nuevo presidente ha ganado los comicios por un margen muy estrecho, menos de 300.000 votos. En su alusión a la conversación con Capriles ha afirmado que el opositor le ha dicho que tenía que pensar cuál sería su postura ante el resultado, dando a entender que se resiste a aceptar su derrota. Después del discurso de Maduro, Capriles ha comparecido y no ha acatado los resultados:  “Señor Maduro, si usted ya era ilegítimo, ahora es ilegítimo de verdad”, ha declarado el opositor.

La corta distancia entre los votos de un candidato a otro ha llevado al Rector del Consejo Nacional Electoral (CNE), José Vicente Díaz, ligado a la oposición, a solicitar una revisión del 100% de las papeletas. Nicolás Maduro se ha referido a esto mostrando su seguridad en la validez del resultado al declarar: “Bienvenida la auditoría que se quiere hacer (…). No tenemos miedo, que las cajas hablen y digan la verdad”.

La noche en la que se dio a conocer el resultado electoral venezolano se convirtió en una especie de thriller político. Después de cinco horas de angustiosa espera, con el 99,12% de los sufragios escrutados, el controvertido Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció la victoria del heredero de Hugo Chávez, el “presidente encargado” Nicolás Maduro, por el 50,66% de los votos frente al 49,07% obtenido por el candidato de la oposición, Henrique Capriles. A pesar de la estrecha diferencia y de que Capriles se ha negado a aceptar los resultados, el gobierno venezolano ha anunciado que Maduro será proclamado oficialmente hoy por la tarde por el CNE como el candidato ganador de las elecciones.

La proclamación oficial se ha programado para esta misma tarde, a pesar de la insistencia de Capriles de rechazar que la mínima diferencia, sea una “tendencia irreversible”, como subrayó la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, para exigir que “se cuenten uno por uno todos los votos”. “El derrotado hoy es usted y su gobierno, señor Maduro”, clamó el líder antichavista. “Yo no pacto con la mentira ni con la corrupción”, añadió. Los datos oficiales confirman la división de los venezolanos en dos mitades irreconciliables, lo cual siembra de incertidumbre el futuro inmediato del país. Pese a todo, el gobierno venezolano ha anunciado que esta tarde Maduro será proclamado oficialmente ganador de las elecciones y, por lo tanto, presidente electo de la República Bolivariana de Venezuela.

La última batalla ganada oficialmente por el líder bolivariano después de muerto se resolvió por tan solo 234.935 votos –7.505.338 para Maduro frente a 7.270.403 de Capriles– después de una crispadísima campaña electoral en la que el abuso de los recursos del Estado por parte del partido del poder alcanzó nuevas cotas de desprecio a la formalidad democrática. Maduro no tuvo empacho en celebrar una conferencia de prensa transmitida en directo por las televisiones públicas en medio de la jornada electoral.

Capriles basó su rechazo al resultado en 3.200 irregularidades acreditadas por la oposición durante la jornada electoral. “No luché contra un candidato sino contra el abuso del poder”, subrayó. “Esta lucha no ha terminado. Le digo a Venezuela que esto es un mientras tanto hasta que se conozca la verdad”, afirmó.

El “candidato de la patria”, como la propaganda oficial llamaba a Maduro, habló ante sus partidarios desde el Palacio de Miraflores, poco después del anuncio de los resultados. “La burguesía creyó que había llegado el final de la historia de la Revolución de Bolívar del Siglo XXI”, comenzó, y agregó: “pero Chávez sigue ganando batallas”. “¡La lucha continúa!”, clamó. Más tranquilo, dijo que estaba dispuesto a hablar con Capriles y que el candidato opositor le había telefoneado para que hiciera un llamamiento a la tranquilidad de los ciudadanos. También aseguró que no temía a una auditoría del proceso electoral y que su victoria era tan legítima como las conseguidas por George W. Bush en su primer mandato en 2000, o en 2006, en México, Felipe Calderón Hinojosa, que también obtuvieron resultados muy cortos sobre sus rivales políticos. Lleno de elogios a su mentor, el discurso de Maduro definió la nueva etapa que ahora comienza como la de la “eficacia y honestidad absolutas”.

El buen resultado de Capriles, alrededor de 680.000 votos más que el 7 de octubre, debe mucho a un cambio de estrategia respecto de los comicios anteriores. El líder opositor logró sacar de la depresión a sus partidarios tras aquella derrota y la debacle de diciembre en las elecciones regionales, empleando un tono mucho más agresivo. Esta vez no tuvo miedo a hablar de la posibilidad de que el gobierno cometiese un fraude y pidió a sus bases que multiplicaran los esfuerzos para no perder un solo voto y vigilaran la limpieza del proceso en los colegios electorales.

2. Orígenes de Nicolás Maduro

Alto, fornido, deportista, melómano, tuvo en su juventud la banda de rock Enigma, en el sector del Valle de Caracas. Tiene un hijo de una relación anterior. Por lo fornido que es, se incorporó en 1994 como guardaespaldas al anillo de seguridad del recién liberado Hugo Chávez, quien había purgado dos años de prisión tras su intentona de golpe de Estado a Carlos Andrés Pérez en 1992. Así conoció a su actual pareja, la abogada militante de izquierda Cilia Flores, que había asistido a Chávez en su defensa, y ahora es Procuradora General de la República, en trance de convertirse en “Primera Dama”, un título que Maduro ha ofrecido cambiar por el de “Primera Combatiente de la República”.

A finales de abril de 2009 Maduro era ministro de Relaciones Exteriores y su despacho acababa de promover la extradición del director de la agencia de noticias de las FARC, Joaquín Pérez Becerra, residente en Suecia, solicitada por el gobierno de ese país vecino, entonces bajo el gobierno de Álvaro Uribe. El insurgente había llegado días antes a Caracas, y fue apresado al desembarcar de un vuelo de París. Quizás dio por sentado que sería bienvenido por las autoridades venezolanas en vista de las malas relaciones con Colombia. Pero, en un arranque de Real Politik, las autoridades de Venezuela apresaron al insurgente colombiano.

El Partido Comunista —un díscolo aliado del comandante Chávez— y otros movimientos sociales de la coalición gubernamental de la República Bolivariana de Venezuela, convocaron  a una protesta callejera frente a la Cancillería contra Maduro. Los mensajes de las pancartas que entonces se vieron no se ahorraban epítetos, como “Traidor” o “Perro de Juan Manuel Santos”, lo cual Maduro debió registrar como uno de los momentos más aciagos de su carrera política, que se inició en la Liga Socialista, un grupo de inspiración maoísta que todavía en los años 80 servía de fachada a los últimos grupos guerrilleros mientras cultivaba su inserción en sectores obreros y universitarios e incluyó pasantías de formación en Cuba durante los años 80.

El incidente no solo ilustra las dificultades que aguardan a Maduro en la conciliación de los diversos grupos ideológicos y de personalistas que hasta ahora se amalgamaban bajo el carisma de Hugo Chávez. Muestra también cómo el exdirigente sindical se hizo una ruta para ascender entre la nomenklatura chavista mimetizándose hasta el extremo con las consignas del caudillo. La lealtad a Chávez se convirtió así en su santo y seña para adentrarse en el poder y, se diría, su emblema vital, que enarboló impúdicamente durante la campaña electoral.

Ese saber confundirse con la figura del jefe dio lugar a episodios jocosos. Por ejemplo, cuando Michael Moore, el cineasta y campeón de la intelligentsia liberal estadounidense, se cruzó en un hotel cinco estrellas de Venecia, donde Chávez estaba de gira europea mientras el norteamericano asistía al festival de cine, contó el episodio en un Late Night Show de la cadena ABC, con Jimmy Kimmel. Tanto en Venecia como en Nueva York, el famoso cineasta tomó siempre a Maduro como “un guardaespaldas de Chávez”, el hombre que le abrió la puerta para ingresar al Palacio de Miraflores. El equívoco de Moore irritó a sectores progresistas de los Estados Unidos de América y al propio gobierno de Venezuela, sus presuntos simpatizantes.

Maduro comparte con Hugo Chávez, su mentor, una gran capacidad de aprendizaje. En buena lid, representa un ejemplo de la permeabilidad social en Venezuela: de conductor de autobús que fue en el sistema del Metro de Caracas y recolector de pasajes de autobuses interurbanos en los Andes venezolanos, llegó a la Cancillería y la vicepresidencia de la República antes de conquistar la primera magistratura.

Como canciller —según los cables del Departamento de Estado filtrados a Wikileaks— tuvo iniciativas propias –y furtivas– de acercamiento con los propios Estados Unidos de América e Israel, máximos anatemas para el chavismo. Pero a nombre y delegado por el presidente, tuvo participación activa en la consolidación del grupo ALBA y la creación del CELAC, nuevos foros de integración latinoamericanos.

Fue fundamental para la detente Venezuela y Colombia de la administración Santos —ambos países casi llegaron a la guerra durante la presidencia colombiana de Álvaro Uribe—, y participó, con resultados disímiles, en el rescate de dos aliados de Chávez en las crisis institucionales de Honduras y Paraguay, como lo fueron los presidentes Manuel Zelaya y Fernando Lugo.

Sin embargo, al quedar expuesto, ya sin la sombra del comandante revolucionario, dio pie a averiguaciones periodísticas que se empeñaron en detectar sus raíces colombianas, aún inconclusas, y que de llegar a una comprobación tal hubiesen podido inhabilitar a Maduro como candidato (la Constitución venezolana exige a los presidentes ser venezolanos de nacimiento). Entre el estado venezolano de Táchira y la provincia colombiana de Norte de Santander, colindantes, se hunde esa historia. Medios colombianos han comprobado que la madre de Maduro nació en Cúcuta, una industriosa ciudad colombiana cerca de la frontera con Venezuela, y que el padre del ahora presidente estudió no lejos de allí, en Ocaña, otra población colombiana. También rastrearon relatos populares en los barrios cucuteños de Carora y El Callejón, que dan cuenta de su paso de adolescente por esos lugares.

3.- Concesión de Puerto Quetzal en miércoles “santo”

En nuestro país han ocurrido varios incidentes que, en mi opinión, merecen una gran atención, uno de ellos la sorpresa que produjo que el presidente Otto Pérez Molina haya aprovechado el feriado de la celebración de la llamada “semana santa” para anunciar el “miércoles santo”, último día de trabajo, la controvertida “concesión” a una empresa española de los muelles e instalaciones de Puerro Quetzal. Lo taimado del asunto consiste en que el gobierno ya sabía que los días siguientes no iban a ser publicados los medios de comunicación escrita, ni tampoco serían transmitidos los programas noticiosos de televisión y radio. Y, por lo tanto, no podrían tener tanto impacto las criticas contra esa discutible medida. Y pasados los demás días de la “semana santa” las críticas ya serían tardías. Pero la sospecha de que existe corrupción en esta discutible concesión de tierras e instalaciones guatemaltecas a una empresa española, se ve aumentada por el hecho de haberlo hecho casi a escondidas, sin haber cumplido con los requisitos legales de licitación pública y dar a conocer todos los detalles de la concesión al pueblo de Guatemala. Naturalmente, la pregunta que surge es obvia: si todo ha sido legal, ¿por qué se ha hecho casi a escondidas?

4.- Los videos sexuales de Reyes Mayén

Son infames los videos sexuales en los que participan el presidente saliente del IGSS, licenciado Luis Alberto Reyes Mayén, y una empleada de abundante busto que llegó a su despacho a solicitar un aumento de salario. Y otro que se desarrolla en una habitación de un motel. Supuestamente, ambos videos fueron tomados por él mismo. Lo cual sinceramente dudo. Pero está visto que de todo hay en la viña del Señor. Si es verdad, quiere decir que es un enfermo sexual asqueroso. En opinión de muchas personas, esos videos tienen el sello característico de la Inteligencia militar. Pero no hay pruebas de ello en una u otra forma. En principio, es condenable que el ex presidente del IGSS haya empleado su despacho oficial para desarrollar esas actividades sexuales de carácter privado. Tuvo razón el presidente Otto Pérez Molina cuando lo señaló. Aunque con ello motivó que surgieran voces acusando al mandatario de tener doble moral porque hay motivos para sospechar que esas mismas cosas ocurren en algunas dependencias del gobierno, comenzando por Casa Presidencial y el despacho presidencial del Palacio Nacional de la Cultura. Porque muchas personas creen que en Guatemala se está viviendo una época similar al que se vivió en Sodoma y Gomorra. No solo por la corrupción económica sino también por la vida sexual. Y aún hay quienes afirman que la divulgación de los videos fue una especie de venganza oficial contra el ex presidente del IGSS por su obstinada resistencia a abandonar el cargo y dar posesión al nuevo presidente designado por el presidente de la República. Lo cual es una barbaridad porque no sólo se le ha perjudicado en su imagen, sino prácticamente se ha dado muerte a su prestigio. Si bien los videos ponen de manifiesto la baja calidad moral del licenciado Luis Alberto Reyes Mayén, también merecen los mismos calificativos quienes los han hecho circular por Internet para desprestigiarle en esa forma y darle muerte cívica.

5) El Suplemento anti Baldetti de elPeriódico 

El Suplemento extraordinario de 18 páginas de elPériódico del 8 del mes en curso, con el artículo central titulado Un cuento de hadas sin final feliz, con el subtitulo “La historia de una presidencia en crisis”, un trabajo de investigación de José Rubén Zamora, elPeriódico, Ana Arana y Fundación MEPI, que se distribuyó gratuitamente en grandes cantidades por todas partes. Tanto como un suplemento de elPeriódico, el primer día, y el día siguiente fueron repartidos en forma gratuita como si fuese una nueva publicación. Este Suplemento contiene una serie de graves acusaciones –de corrupción, enriquecimiento ilícito y abuso de poder– contra la señora vicepresidenta de la República, licenciada en Ciencias de la Comunicación Roxana Baldetti Elías.

Son tan detalladas –y respaldadas con pruebas irrefutables– las graves acusaciones que contiene este suplemento de elPeriódico contra la vicepresidenta de la República, que no se pueden soslayar. Particularmente en lo que se refiere a su fortuna, adquirida inexplicablemente en tan corto tiempo. En pocas palabras, lo que plantea elPeriódico es que  no es posible que en el transcurso de tan corto tiempo la señora Roxana Baldetti haya podido acumular en forma legal tanto dinero para adquirir los bienes inmuebles que hoy tiene, tales como su elegante mansión en el condominio residencial llamado “Los Eucaliptos” de la zona 1o capitalina, y su elegante casa en el proyecto habitacional de lujo Marina del Sur, en la playa del Pacífico, concretamente en el exclusivo y costoso proyecto denominado “Juan Gaviota”, o su casa campestre en los llanos de Tecpán. O sus caballos de pura raza. Etcétera.

La tesis de elPeriódico es que ha sido un salto demasiado grande el que ha dado desde que vivió en una humilde casa en el barrio proletario “Primero de Julio” y donde actualmente reside, en el exclusivo condominio “Los Eucaliptos”, donde es vecina del ex presidente de la República Álvaro Colom Caballeros y su ex esposa Sandra Torres Casanova, y de otras personas adineradas de nuestra alta sociedad. Lo cual no es posible que lo haya logrado con sus legítimos ingresos como diputada y jefa de la bancada del Partido Patriota y como vicepresidenta de la República. Ni, mucho menos, por medio de su cadena de salones de belleza.

Si bien el Ministerio Público (MP) no tiene obligación de investigar de oficio todas las denuncias que se hagan contra los funcionarios públicos por los medios de comunicación del país, estas que publica elPeriódico contra la vicepresidenta son tan graves y bien documentadas que no basta que ella se burle de ellas y las atribuya a un supuesto odio que dice que le tiene el ingeniero y periodista José Rubén Zamora, presidente de elPeriódico. Pero la señora Baldetti cabe en la clasificación de Persona Expuesta Políticamente (PEP) y, por consiguiente, está expuesta a que los organismos del estado correspondientes investiguen las acusaciones que se hagan contra las personas que caen en esa categoría.

Por otra parte, no me parecen adecuados –ni justificados– los señalamientos que se hacen de la vida privada y la preferencia sexual de su hijo menor, porque éste tiene legítimo derecho a vestir como quiera, usar los zapatos de su gusto y a tener las preferencias sexuales que prefiera. Pero sí deben ser investigados los excesivos gastos en los que incurra al viajar en un avión privado alquilado y a pagar “de su bolsillo” (?) los gastos de toda la concurrencia en un club de Miami. Si él no es una Persona Expuesta Políticamente (PEP), no tiene que dar explicaciones a nadie. A menos que esos gastos extravagantes corran por cuenta de ingresos económicos de su madre que no sean justificados. Sin embargo, la justificación que se tiene por la fotografía en la que aparece hablando por teléfono luciendo zapatillas rojas y sentado sobre el escritorio vicepresidencial, es que, aparentemente, él mismo la publicó en su facebook.

No sería suficiente que la señora vicepresidenta de la República, Roxana Baldetti Elías, se presente en un programa de radio o televisión para declarar “en vivo y a todo color” a periodistas amigables que no hay motivos para sospechar que sus bienes sean mal habidos, porque han sido bien adquiridos y lo justifica con sus ingresos legítimos. No se debe tomar a la ligera la denuncia de elPeriódico y es necesario averiguar de dónde provienen sus costosas propiedades que ahora tiene y su forma de vida de clase económicamente alta y la de su familia, sin que comprueben su procedencia la SAT y alguna otra entidad a quien corresponda.

No reproduzco la serie de acusaciones que le hace José Rubén Zamora en el Siplemento de elPeriódico porque no quiero actuar como caja de resonancia, pero no me explico por qué no lo han tomado en cuenta para hacer algún comentario alusivo ninguno de los otros medios de comunicación. ni escritos, ni radiales ni televisivos. Porque se trata de algo que atañe a todos los guatemaltecos.

Twitter: @jorgepalmieri