Archive for Agosto 23rd, 2013

MISCELÁNEA DEL 23/08/13

Viernes, Agosto 23rd, 2013

1.- Sospecha de taimada estrategia para aprobar los bonos

Los jefes de las diferentes bancadas de partidos políticos representados en el Congreso de la República se reunieron en el llamado “Salón del Pueblo”, en cuyas paredes superiores los pintores guatemaltecos Víctor Manuel Aragón, Juan de Dios González y Ángel Ceballos-Millián pintaron en 1952 bellos murales sobre la historia nacional gracias a la disposición del entonces Presidente del Congreso Legislativo, licenciado Julio Estrada de la Hoz, pero después fue convertido en biblioteca y se descuidaron los murales hasta que en 1992 el entonces Presidente del Congreso, licenciado Edmond Mulet, lo convirtió en “Salón del Pueblo” y se restauraron los murales que, por cierto, ya necesitan otra reparación si se quiere conservarlos.

El motivo de esta reunión fue consensuar la manera de “desbloquear” la agenda que ha estado totalmente ocupada en la interminable interpelación al ministro de Cultura y Deportes. Y el jefe de la bancada oficial, diputado Arístides Crespo (otrora diputado del FRG y de las entretelas del general Efraín Ríos Montt), informó que se retiraba de la agenda la iniciativa del Ejecutivo de que se apruebe la emisión de Q3mil 500 millones de deuda que los partidos de todos los partidos de oposición se niegan a aprobar. El objetivo es que cuando la agenda ya esté “desbloqueada”, se entre a conocer otras iniciativas, tales como los nuevos préstamos de US$400 millones que va a contraer el gobierno de Pérez Molina. Pero se sospecha que en un descuido de la oposición, se logre que el pleno pueda autorizar la emisión de bonos por otros Q3, 500 millones supuestamente destinados en su mayor parte a cancelar viejas deudas con las compañías contratistas de obras públicas, y la menor parte para pagar las construcciones de caminos vecinales y la reparación de las carreteras que ya necesiten. Pero los políticos de oposición, perspicaces y siempre “ojo al cristo” con lo que hace o deja de hacer el gobierno en turno, sospechan que el dinero de esos bonos realmente estará destinado a financiar la campaña presidencial del probable próximo candidato presidencial de ese partido, el actual ministro de Comunicaciones, Obras Públicas y Vivienda, Alejandro Sinibaldi.

2.- Congreso guatemalteco debe decidir sobre préstamos y bonos

Escrito por eleconomista en July 8, 2013.

“El Partido Patriota (PP) de Guatemala pretende convencer al Congreso de dicho país para que apruebe créditos y bonos cuanto antes para aliviar la apretada disponibilidad de recursos.

El partido oficial asegura que los legisladores ya tienen el plato servido para la aprobación de dos préstamos por $437 millones y los bonos de unos $442 millones, informó el matutino Prensa Libre.

Los créditos consisten en $237 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que ya tienen dictamen favorable de la Junta Monetaria (JM) del Banco de Guatemala (Banguat), de los que se utilizará un 80% para reemplazar deuda; y otro de $200 millones, del Banco Mundial (BM).

Gustavo Echeverría, presidente de la Comisión de Finanzas del Congreso, explica que también se promueve la aprobación de 3,445 millones de quetzales (unos $442 millones) en bonos del tesoro, sin embargo todavía no se ha presentado la iniciativa ante el Congreso y además requiere de dictamen favorable de la JM.

No obstante, la aprobación de los bonos es prioridad para el partido oficial y desde ya se dedica al cabildeo para su aprobación en cuanto llegue a la asamblea, que se presume sea la próxima semana.

Con los bonos, el gobierno promete cancelar la deuda flotante a las empresas contratistas del Estado, muchas de estas financistas de partidos políticos.

Estas compañías han dado un plazo al Ejecutivo para continuar trabajando, de lo contrario suspenderán sus labores.

“Si tienen el aval de la Junta Monetaria va a ser muy difícil que alguna de las bancadas se oponga a la aprobación de los bonos, porque el dictamen es técnico”, apoyó Roberto Alejos, del bloque Todos.

La JM podría dar su opinión sobre los bonos este miércoles para que la siguiente semana los diputados conozcan el proyecto.

“Aún se espera obtener la opinión de la Junta Monetaria. En cuanto se tenga, será el momento propicio para presentar la iniciativa al pleno, ya que servirá para el pago de la obra de arrastre y para honrar los compromisos adquiridos”, agregó por su lado José Fernández, subjefe del PP.

Roberto Villate, jefe del bloque de Libertad Democrática Renovada (LIDER), denunció que el partido oficial dará más de $19,000 a los legisladores que voten por los préstamos y los bonos.

“No se tiene que perder de vista cuáles son las empresas a las que se les va a pagar, y así se puede ver financistas de qué partido han sido”, criticó el diputado opositor.

“Son unos descarados. Por fuerza quieren que se aprueben los bonos. Sé que ha habido negociaciones fuera del Congreso y que han avanzado. La mayoría de los bloques están de acuerdo con aprobarlos, pero el PP no quiere aceptar las reformas a la Ley Electoral y por eso es que aún no tienen acuerdo”, acusó por su parte Nineth Montenegro, jefa de Encuentro por Guatemala.

Orlando Blanco, jefe de la bancada del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), el ex partido de gobierno en el período pasado, consideró que el PP debe ampliar los temas de la agenda y no solo enfocarse en el área financiera. “Sabemos que les urge aprobar los préstamos porque el agua les está llegando al pecho, pero no vamos a prestarnos”, atacó Blanco.

Según los legisladores, el PP planea llevar el proyecto de los bonos al pleno con carácter de urgencia nacional, lo cual limitaría el análisis previo de diversas instancias.” (Fin del artículo)

3.- Pérez Molina políticamente incorrecto

Pero es el caso que a estas alturas ya se desconfía de la sinceridad y eficacia del presidente Otto Pérez Molina, porque muchas de las cosas que ha dicho que llevará a cabo no han sido cumplidas, como la despenalización de las drogas y las enmiendas a la Constitución de la República,  y ahora se enfrentó de nuevo a los diputados al afirmar que, contrario a lo que dijo el diputado Arístides Crespo, él no retirará la iniciativa de ley para la creación de los bonos, sino la dejará dormir en el Poder Legislativo para cuando sea propicio que los diputados la aprueben al lograr el número necesario para que pase. A los 18 meses que el general retirado Otto Fernando Pérez Molina lleva a cargo de la Presidencia de la República y la señora Roxana Baldetti de la Vicepresidencia, el resultado de una encuesta telefónica denominada Voto Libre del periódico Prensa Libre, los resultados revelaron que para el 63.53 por ciento de los encuestados la gestión ha sido mala; para el 9.94 por ciento, regular, y para 13.36 por ciento la actual administración ha hecho un buen gobierno. De las llamadas recibidas, 781 fueron del área metropolitana; 60 de áreas suburbanas, 180 departamentales y dos mil 272 desde celulares. Se descartaron 224 por ser números repetidos o restringidos. Por otra parte, desde sus promesas electorales –que él ha venido calificando como compromisos en sus reiteradas apariciones televisivas actuando como vocero de su gobierno–, no ha cumplido porque la inseguridad persiste en el país y la famosa “mano dura” solo ha servido para decretar “Estado de Sitio” en varios lugares y reprimir a los estudiantes normalistas. Pero desde su proyecto de lograr la despenalización de las drogas, las reformas constitucionales y varias más han sido infructuosas. Con lo cual ha puesto en evidencia que noi estaba preparado para asumir tan importante función y que ha estado actuando como “depredadoras ave de paso”, como lo definió en un reciente artículo el columnista de elPeriódico licenciado Mario Fuentes Destarac en un artículo en que reproduzco a continuación para beneficio de quienes aún no lo hayan leído:

4.- Depredadoras aves de paso

Impera la cantidad y no la calidad.

Mario Fuentes Destarac

He observado, con desaliento, que el denominado “proceso de democratización”, que se inició el 14 de enero de 1986, se ha traducido en un rosario de “gobiernos de transición” o, más bien, de depredadoras “aves de paso”, que se ocupan únicamente en beneficiar o no defraudar a sus patrocinadores y clientelas políticas.

Los actuales políticos no ven al sector público como un conjunto de instituciones al servicio del interés general y del bien común, sino como una fuente ilimitada de privilegios, ventajas, prebendas, negocios, rentas y empleos, así como un paraíso en el cual todo es posible, hasta las más extravagantes fantasías, en donde se asume que lo que es de todos no es de nadie y, por consiguiente, que no se está obligado a rendir cuentas de nada.

La realidad es que el aparato estatal está al servicio de patéticos intereses particulares. Se legisla para provecho de individuos o grupos, se contrata o concesiona con la mano cargada, se favorece a parientes y protegidos, se inventan atajos a la ley y se castiga al enemigo y no al criminal.

Impera la cantidad y no la calidad. Los números son lo que cuenta. Votos, financiamiento político, negocios, comisiones, empleos, viáticos, viajes, vehículos y demás. Por supuesto, es pecado mortal traer a colación todo lo que tiene que ver con imperio de la ley, transparencia, mérito, acceso a la información, supervisión, responsabilidad, control y lucha contra la corrupción.

Esta demencial transición, como fin en sí misma, ha impedido que en nuestro país se fortalezca una genuina democracia republicana, estructurada sobre la base de instituciones despersonalizadas, concebidas para dictar reglas del juego generales y eficientes, para dirimir conflictos de interés y para formular e impulsar políticas públicas tendentes a incorporar al grueso de la población al proceso productivo y a los beneficios del crecimiento económico.

No debe sorprender, entonces, que existan mercados ineficientes y distorsionados a causa del perverso negocio de la política y de la desprotección de la competencia y del consumidor, que impere una insoportable inseguridad jurídica, que no haya intermediación entre las preferencias ciudadanas y las decisiones públicas, que los índices de desarrollo humano sean precarios ni que la democracia se haya devaluado ante los ojos de la población.

En suma, el reto no está en recrear la transición, sino en construir una sólida democracia republicana, que provea un marco jurídico justo y aplicable, que adopte políticas públicas consensuadas y pertinentes, que asegure el uso eficiente de los recursos estatales y cuyo servicio civil se rija por el mérito.

5.- Según Rasputín hoy es el fin del mundo

Grigori Yefímovich Rasputín (nacido el 22 de enero de 1869 y asesinado el 29 de diciembre de 1916) fue un místico ruso miembro de la secta cristiana condenada por la Iglesia Ortodoxa Rusa conocida como khlysty que ejerció una gran influencia en los últimos días de la Dinastía Romanov. Aunque tradicionalmente en español es más conocido como Rasputín, con acento en la i, la pronunciación en ruso es Raspútin, con acento en la u. También fue conocido como “el Monje Loco”. Los klystý creían que para llegar a la fe verdadera hacía falta sufrir el dolor. En las reuniones de esta secta las fiestas y orgías sexuales eran constantes y Grigori se convirtió en un acérrimo integrante. El ingreso en esta congregación marcó al profeta siberiano de por vida, y explica la notoria vida sexual que tuvo en años posteriores y que acabó ennegreciendo su reputación de hombre santo.

En su lugar de origen pretendía darse una apariencia de Jesucristo y tenía fama de que hacía sanar a los enfermos mediante el rezo, razón por la cual en 1905 fue llamado al palacio de los zares para cortar una hemorragia de su hijo único Alexis Nikolaevich de Rusia, que padecía de hemofilia. El zarevich efectivamente mejoró —algunos investigadores sostienen que fue mediante hipnosis— y la familia real, Romanov, especialmente la zarina Alejandra, cayó bajo la influencia de este controvertido personaje. Era tanta su influencia en la corte que se llegó a rumorear que era amante de la zarina. Pero Rasputín no solo se ganó el favor de la familia real, sino que también se rindió a él buena parte de la aristocracia. Esto se debió sobre todo a su carisma personal. En la medida en que el carisma pueda explicarse, el suyo era producto de los siguientes factores: una mirada muy fija y penetrante (era de pelo castaño pero de ojos azules muy claros); un verbo fácil y calculadamente ambiguo que parecía el de un oráculo; un gran atractivo para con las mujeres basado, además de en su físico y en su intuición, en su conocimiento de las Escrituras y en cierta tradición religiosa rusa que sigue prácticas orgiásticas como camino a Dios. Finalmente, la época de Rasputín era de romanticismo filoeslavo, y él, ruso de la profunda Siberia, espetaba a los nobles, muy emparentados con la aristocracia europea (sobre todo con la alemana): “No tenéis una sola gota de sangre rusa”. En su época había rumores de que era una persona licenciosa y de que se lo había visto numerosas veces borracho y en escandalosa compañía de prostitutas. Sus relaciones con sus discípulos, sus visitas de alcoba, en su mayoría mujeres de la alta sociedad rusa, también eran polémicas. Una de sus máximas era: “Se deben cometer los pecados más atroces, porque Dios sentirá un mayor agrado al perdonar a los grandes pecadores”

Rasputín rodeado de mujeres de la realeza y alta sociedad

Era considerado amigo íntimo y médico de cabecera del zarévich Alexéi Nikoláievich, ya que le proporcionaba una especie de “hipnosis curativa” y le ofrecía la seguridad que su sobreprotectora madre no podía ofrecerle, el futuro de la dinastía Romanov estaba en sus manos. Si él no salvaba de la muerte al hemofílico zarévich, la especulación sobre el heredero al trono quedaba abierta. Gracias a esas aparentemente milagrosas curaciones la zarina Alexandra confió ciegamente en el curandero, ya que las pruebas de sanación que le producía a su hijo para que dejara de sangrar eran inexplicables. Confió también en los vaticinios del monje sobre los destinos de la “santa Rusia”, a la cual veía Rasputín en sus visiones “envuelta en una nube negra e inmersa en un profundo y doloroso mar de lágrimas”. Lo cual no se puede negar que fue un vaticinio de la sangrienta Revolución bolchevique y el asesinato de todos los miembros de la familia real.

Pero antes de que llegara ese momento histórico que tuvo tanta trascendencia para todo el mundo, el príncipe Félix Yusúpov, que, según se dice, era un homosexual atraído por Rasputín, y el gran duque Demetrio Romanov, primo del zar,  decidieron asesinarlo en Petrogrado la noche del 29 al 30 de diciembre de 1916 para acabar con su influencia sobre la zarina de origen alemán. Finalmente, tras varios intentos previos de acabar con él, Rasputín murió 24 días antes de haber cumplido los 48 años de edad. El príncipe Yusúpov escribió posteriormente un relato en el que narró punto por punto los sucesos ocurridos en la última noche de Rasputín. Al parecer, el influyente y temido monje ruso primero fue envenenado y luego tiroteado, y cuando lo creían muerto, envolvieron su supuesto cadáver en una alfombra y lo tiraron al río Neva. Pero luego, en la autopsia, se descubrió que no murió por efectos del vino envenenado, ni de los balazos que recibió, sino murió ahogado.

Investigaciones recientes ofrecen la versión de que para el asesinato de Rasputín se contó con la participación de los servicios secretos británicos, en donde un agente que residía por entonces en Petrogrado, llamado Oswald Rayner, bajo el mandato de otro agente llamado John Scale, participó directamente en el asesinato de este personaje.

Pero poco tiempo antes de su muerte profetizó que el mundo terminaría el 23 de agosto del año 2013. O sea HOY. Según lo cual, hoy estamos viviendo el último día del planeta Tierra. Por lo visto, Rasputín no solo no pudo profetizar su propia muerte, mucho menos pudo predecir el fin del mundo… que aún sigue su marcha hacia su autodestrucción.