Archive for Agosto 27th, 2013

MISCELÁNEA DEL 27/08/13

Martes, Agosto 27th, 2013

1.- Por nuestra culpa

Conforme han ido pasando los años y sucediéndose los decepcionantes gobiernos de la República, los guatemaltecos no entendemos que la razón de ser de la mediocridad de nuestros gobernantes es culpa nuestra. Y es urgente que le pongamos remedio para que esta sea la última oportunidad en que hemos tenido que lamentar el error que cometimos al votar por nuestros gobernantes. Lo que ocurre es que desde que los militares comprendieron que ya no les era posible seguir cargando con el peso de nuestro país y tuvieron que permitir que Guatemala fuese gobernada por civiles, en vez de militares, como se venía haciendo desde el gobierno del general Carlos Manuel Arana Osorio, porque los ministros de la Defensa ascendían a la Presidencia de la República, hemos elegido gobernantes que no han respondido a nuestras expectativas. Como ya es bien sabido, el 23 de marzo de 1982, cuando se produjo el golpe de Estado contra el general Fernando Romeo Lucas García y los jóvenes oficiales que lo protagonizaron se percataron de que no estaban preparados para gobernar al país, acudieron al general retirado José Efraín Ríos Montt, quien se encontraba entregado a la docencia en la Iglesia Verbo, aunque había participado en el complot contra el gobierno del general Romeo Lucas García en representación militar del máximo líder del anticomunismo, licenciado Mario Sandoval Alarcón, quien también se hacía representar por el bachiller Lionel Sisniega Otero, otro “liberacionista” y frustrado ex candidato a ocupar primero la Alcaldía de Guatemala y después la vicepresidencia de la República, a quien el general Ríos Montt no aceptó que formara parte de su gobierno y, por el contrario, le persiguió como enemigo. Pero después de un año de desatinos, particularmente por sus excentricidades al predicar moral y el evangelio todos los domingos en una cadena nacional de radio y televisión, fue sustituido por el general Óscar Humberto Mejía Víctores, quien, siguiendo los consejos del licenciado Fernando Andrade Díaz-Durán para que el Ejército dejara el poder a los civiles (como ne consta que trató de hacerlo el general Romeo Lucas Garcia), convocó a una Asamblea Nacional Constituyente a la cual dio un plazo para que redactaran la Carta Magna, y fue proclamada el 30 de mayo de 1985. Tras de lo cual se convocó a elecciones populares que ganó el licenciado Marco Vinicio Cerezo Arévalo, candidato del partido Democracia Cristiana Guatemalteca, por lo que creímos que gobernaría de acuerdo a su ideología política basada en el Rerum Novarum, pero demostró que no la cumplía y en cambio hubo incapacidad y corrupción. El primer gobierno civil que tuvimos en este período “democrático” dejó mucho qué desear, pero los que le han sucedido desde entonces han sido por el estilo, sobre todo Jorge Serrano Elías, Ramiro De León Carpio, Alfonso Portillo Cabrera, Álvaro Colom Caballeros y el actual presidido por el general Otto Pérez Molina han sido peores, y se han caracterizado por su incapacidad y corrupción, carentes de ideología política o social, pero han ganado las elecciones porque han desarrollado una campaña electoral más costosa o más hábil, o más mentirosa porque han ofrecido más cosas, pero esas promesas no han sido sino falsas promesas y no “compromisos”, como ahora sale diciendo constantemente por televisión el presidente Otto Pérez Molina. Está demostrado que para algunos “políticos”, ejercer la Presidencia de la República es un negocio sumamente lucrativo, por lo que hacen fuertes inversiones en las campañas publicitarias electorales siguiendo los consejos de expertos asesores de imagen, aunque sean extranjeros que no conocen ni aman a nuestra patria. Y para obtener los millones de quetzales necesarios para pagarlas, reciben donaciones interesadas del sector empresarial, con el cual se comprometen a hacer lo que les exigen para su beneficio pecuniario, aunque sea en contra del pueblo, y a nombrar a algunos de sus representantes para desempeñar importantes cargos en el gobierno, como el actual ministro de Economía. En conclusión, nosotros tenemos la culpa porque nos dejamos engañar por las demagógicas campañas electorales. Por eso insisto en que cada país tiene los gobernantes que merecen, contrario a lo que dice Fernando Savater, porque él cree que los gobernantes son tan malos que no hay pueblo que se los merezca, pero si no los mereciéramos no los elegiríamos… ¡ni los soportaríamos! No en vano hay muchos guatemaltecos que suspiran añorando los golpes de Estado del pasado.

2.- Se fue Francisco Dall’anese

El fiscal costarricense Francisco Dall’anese se fue el domingo por la puerta trasera y “la cola entre las patas”. ¡Aleluya! ¡Aleluya!

El domingo pasado salió de Guatemala el fiscal costarricense Francisco Dall’anese, hasta entonces jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Se fue de regreso a su nativa Costa Rica. Así concluyen tres años de trabajo en el país, el cual empezó el 6 de agosto de 2010, en sustitución del nefasto juez español Carlos Castresana. Es el segundo jefe de la CICIG que sale por la puerta trasera, sin pena ni gloria… y “con la cola entre las patas”. como se dice cuando alguien ha fracasado en una labor. No dejó claro si vendrá a entregar el cargo personalmente a su sucesor, que deberá ser nombrado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York.

El nombre del sucesor de Francisco Dall’Anese se podría saber en los próximos días. El designado deberá realizar ajustes en las diferentes áreas que conforman la misión de la CICIG. El francés José Martínez, secretario de la Comisión, ha quedado al mando en forma temporal.

 Se dice que uno de los logros de la CICIG durante su gestión ha sido promover el conocimiento de las técnicas de investigación transferidas al Ministerio Público; sin embargo, no cumplió a cabalidad con su misión específica que consistía en tres puntos: primero, investigar la existencia de cuerpos ilegales de seguridad y aparatos clandestinos de seguridad que cometen delitos que afectan a los derechos humanos fundamentales de los ciudadanos de Guatemala, e identificar las estructuras de estos grupos ilegales (incluyendo sus vínculos con funcionarios del Estado), actividades, modalidades de operación y fuentes de financiación; segundo, colaborar con el Estado en la desarticulación de los aparatos clandestinos de seguridad y cuerpos ilegales de seguridad y promover la investigación, persecución penal y sanción de los delitos cometidos por sus integrantes; tercero, hacer recomendaciones al Estado de Guatemala para la adopción de políticas públicas destinadas a erradicar los aparatos clandestinos y cuerpos ilegales de seguridad y prevenir su reaparición, incluyendo las reformas jurídicas e institucionales necesarias para este fin. “Para cumplir tales funciones, según lo previsto en el Acuerdo, la CICIG está facultada para asesorar técnicamente a los organismos estatales encargados de la investigación penal, particularmente al Ministerio Público. Asimismo, la CICIG está facultada para actuar como querellante adhesivo de conformidad con el Código Procesal Penal. La Comisión también está facultada para hacer las denuncias administrativas contra los funcionarios públicos, en particular respecto de los que han cometido actos con el propósito de obstaculizar el cumplimiento del mandato de la CICIG, y puede actuar como un tercero interesado en los procedimientos disciplinarios iniciados contra estos funcionarios. La CICIG está además facultada para garantizar confidencialidad a las personas que colaboren en las investigaciones que se desarrollen, ya sea en calidad de testigos, peritos o colaboradores, así como promover su protección ante las autoridades correspondientes”. Pero esto trajo consigo el error de los “testigos protegidos” que para que les perdonen sus delitos son capaces de acusar a su madre.

Por lo cual mantiene una deuda sin saldar con el país porque no es verdad que “haya logrado mayor avance en la investigación y persecución penal, especialización de varias dependencias del Ministerio Público (MP), transferencia continua de capacidades y fortalecimiento institucional, más sensibilización entre las instituciones de justicia para combatir la impunidad y el constante apoyo de la cooperación internacional para disminuir este flagelo, son las principales conclusiones del sexto informe de labores de la CICIG, del período entre septiembre de 2012 a agosto de 2013”, como dijo Dall’anese en su sexto informe. Jamás pudo descubrir y hacer condenar a algún aparato clandestino o cuerpo paralelo ilegal. Entre los casos que dejó pendientes y que su sustituto deberá asumir es lo que resta de la acusación del caso del expresidente Alfonso Portillo, el de los jefes de Policía Baltazar Gómez y Porfirio Pérez, entre otros.  De lo más negativo, cabe mencionar el retardado manejo del caso de los hermanos Francisco y Estuardo Valdés Paiz, que, acusados de haber sido cómplices en el suicidio o auto asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg Marzano, permanecieron tres años en prisión preventiva sin que se les concediera una audiencia. Además, constantemente puso en entredicho a nuestros jueces acusándoles de corruptos públicamente, pero sin comprobarles su delito. Finalmente, hasta en su último informe criticó el fallo de la Corte de Constitucionalidad (CC) en el caso del general Ríos Montt, a pesar de se nuestra máxima instancia judicial. Para lo cual no está en su derecho.

No obstante lo cual, al terminar su informe tomó la palabra el presidente de la República, general (retirado) Otto Fernando Pérez Molina y le llenó de vanas e injustificadas alabanzas. Que con su pan se las coma.

3.- Reproduzco tres interesantes artículos tomados de EL PAÍS de España

Rusia Advierte a EE UU de las “graves consecuencias” de intervenir en Siria

Londres cree no es necesario un respaldo unánime de la ONU para intervenir.

El presidente sirio dijo en una entrevista que el “fracaso” espera a Washington si ataca a su país.

EL PAÍS / Rodrigo Fernández Madrid / Moscú 26 AGO 2013

Bachar el Asad, durante la entrevista con ‘Izvestia’. / AFP / HO / SANA
Rusia ha advertido a Estados Unidos sobre las consecuencias “catastróficas” que una intervención armada en Siria tendrá para Oriente Medio y ha manifestado su “profunda alarma” por la disposición de Washington a lanzar una operación militar contra el régimen de Bachar el Asad.
Lavróv transmitió estas preocupaciones a su colega estadounidense, John Kerry, en el curso de una conversación telefónica en la que trataron de la situación en Siria y que se realizó a iniciativa de Moscú.

* El primer ministro británico Hollande: “Las pruebas incriminan al régimen de El Asad”

* EE UU tiene “pocas dudas” de que El Asad usó armas químicas.

En la nota del ministerio ruso en la que se informa sobre la conversación con Kerry, se dice también que causan “perplejidad” las declaraciones de algunos dirigentes estadounidenses en el sentido de que estaría demostrado que el Gobierno sirio es el responsable del ataque con armas químicas perpetrado la semana pasada.

El Kremlin considera que ese ataque fue una provocación de la oposición fundamentalista contra el régimen de El Asad, que está interesada en acusar del bárbaro empleo de armas químicas al Gobierno sirio para conseguir que Estados Unidos y sus aliados comiencen por fin la intervención militar en ese país árabe.

El ataque se produjo el miércoles pasado, el mismo día que llegaron a Damasco los especialistas de la ONU que deben investigar las anteriores denuncias de uso de armas químicas en el conflicto. Los especialistas ahora tiene luz verde para investigar también lo sucedió en Guta Oriental, la zona en las afueras de la capital donde la semana pasada perecieron cientos de personas como consecuencia del ataque químico.

Moscú hizo un llamamiento a abstenerse de presionar militarmente al gobierno sirio, a no caer en provocaciones y a crear condiciones normales para que los expertos de la ONU puedan investigar imparcialmente los hechos in situ.

Lavrov advirtió asimismo de las consecuencias extremadamente peligrosas –”catástroficas”, según una nota divulgada el domingo- que tendrá un intervención militar en Siria para Oriente Medio y el norte de África, “donde repercuten todavía los procesos desestabilizadores que aún viven países como Irak y Libia”.

En conferencia de prensa dada horas más tarde, Lavrov insistió en que un escenario bélico por parte de los países occidentales no sólo contradice el derecho internacional si se realiza sin el visto bueno de la ONU sino que tendrá consecuencias nefastas para la región. El ministro ruso lamentó que las afirmaciones de quienes aseguran tener pruebas de la culpabilidad del régimen de El Asad en el empleo de armas químicas no se corresponden con los acuerdos de Lucerna del grupo de los ocho, donde se consensuó que toda información sobre uso de estas armas debe ser investigada detalladamente por profesionales y sus resultados, presentados en el Consejo de Seguridad.

Además, señaló Lavrov, a diferencia de lo que hizo Rusia cuando investigó pasadas acusaciones, nadie ha presentado ahora pruebas de culpabilidad del gobierno sirio.

A pesar de todo, Moscú “no piensa entrar en guerra con nadie”, aseguró Lavrov. Es decir, que si Estados Unidos y sus aliados atacan a Siria, Rusia no intervendrá.

El domingo, el ministerio de Exteriores ruso había advertido a Washington que no debía repetir los errores del pasado y volver, como en el caso de Irak, a basarse en informaciones falsas para intervenir militarmente. Estados Unidos justificó hace diez años su invasión a Iraq afirmando que Husein tenía armas de exterminio masivo, lo que resultó ser falso.

El Asad, mientras tanto, calificó de “insulto al sentido común” las acusaciones contra su Gobierno de usar armas químicas. En una entrevista publicada hoy en el diario ruso Izvestia, Al Asad afirmó que si Estados Unidos invade Siria, le esperará “un fracaso, como en todas las guerras que ha desatado desde Vietnam hasta nuestros días”.

Rusia tiene una base naval en Siria y excelentes relaciones con el régimen de El Asad, al que le ha suministrado modernos complejos de defensa antiaérea. La Iglesia Ortodoxa Rusa también apoya al régimen sirio, ya que bajo este los cristianos de ese país pueden practicar su religión sin mayores problemas, y teme que con el triunfo de la oposición islamista comenzará la persecución de los que profesan otra fe que no sea el islam suní. De ahí que el Kremlin desearía ver una salida política al conflicto, con garantías para los cristianos y tratando de evitar que en la situación interna prime la inestabilidad, como ha sucedido en otros países árabes que han cambiado de régimen en los últimos tiempos.

Una intervención como en Kosovo

El primer ministro británico, David Cameron, ha anunciado que adelantará el fin de sus vacaciones para tratar la crisis en Siria en una reunión del Consejo de Seguridad Nacional. La decisión viene después de que jefe de la diplomacia británica, William Hague, viese posible una intervención militar que no contase con el respaldo unánime del Consejo de Seguridad de la ONU,  lo que se conoce como la vía Kosovo. Londres y Washington entienden que el permiso de Damasco para la inspección llega demasiado tarde, por lo que la opción militar sigue abierta. “¿Es posible responder a las armas químicas sin la completa unidad del Consejo de Seguridad”. Diría que sí. De otro modo, sería imposible responder a estas salvajadas, estos crímenes, y no creo que sea aceptable esa situación”, ha dicho Hague en la BBC. Un ataque sin respaldo del Consejo de Seguridad, la llamada via Kosovo-el territorio serbio que fue bombardeado por aviones de la OTAN-, es una de las opciones presentadas al presidente de EE UU, Barack Obama, para afrontar la situación en Siria.

China, por su parte, ha pedido “cautela” a la hora de resolver la crisis por el uso de armas químicas “para evitar interferir en la búsqueda de una solución política”, según una declaración del ministro de Exteriores, Wang Yi.

Los mandatarios de EE UU, Barack Obama, y de Reino Unido, David Cameron, conversaron en la noche del sábado y aumentaron la presión sobre Siria, a la que advirtieron de una “respuesta firme” en caso de confirmarse el ataque químico. Rusia insiste en que no se han empleado armas ilegales por parte del Gobierno y que, de hecho, los que sí las habrían empleado son los rebeldes.

Por su parte, ante el ensordecedor silencio de Alemania, y la confusa e inaudible voz de la política exterior de la Unión Europea, el presidente francés, François Hollande, acordó ayer con el presidente estadounidense, Barack Obama, dar “una respuesta común”. Por la mañana, el Elíseo afirmó, a través de un comunicado oficial, que “existen ya un puñado de pruebas que indican que el ataque del 21 de agosto [en las afueras de Damasco] fue de naturaleza química”. La nota subrayaba que “todo lleva a considerar al régimen sirio como responsable de ese acto incalificable”. Información de Miguel Mora. (Fin del primer artículo)

El Parlamento indio aprueba subsidiar comida a 800 millones de personas

La oposición tacha de electoralista la medida, que prevé favorecer a las dos terceras partes de la población.

Ana Gabriela Rojas. Nueva Delhi 26 AGO

Sonia Gandhi, en su discurso al lanzar el programa. / RAVEENDRAN (AFP)

El Parlamento de India aprobó este lunes, después de un debate de nueve horas, el programa que subsidiará comida a los pobres para “acabar con el hambre y la malnutrición”. Sonia Gandhi, presidenta del gobernante Partido del Congreso, pidió a los parlamentarios dejar atrás las diferencias y enviar “un fuerte mensaje de que India puede responsabilizarse de su seguridad alimentaria”.

Gandhi rechazó, sin embargo, las preguntas que se le hicieron después sobre si el país puede implementar el programa, de casi 20.000 millones de dólares (15.000 millones de euros), con el que pretende subsidiar alimentos a dos terceras partes de la población (casi 800 millones de personas). “La pregunta no es si tenemos suficientes recursos o si beneficiará a los agricultores. Tenemos que encontrar la manera de hacerlo”, dijo.

Poco después de su intervención, mientras se estaba votando, Gandhi tuvo que abandonar el Parlamento y partió rumbo al hospital aquejada de fiebre y un dolor en el pecho, según informaron las televisoras indias. Estaba acompañada por su hijo Rahul Gandhi, vicepresidente del partido.

Desde diferentes ámbitos se afirma que este proyecto se aprobó para ganar votos en las elecciones generales del próximo año, que el Partido del Congreso no tiene aseguradas. “¿Porqué no aprobaron este proyecto antes, cuando gente pobre moría de hambre? Cada elección trae un proyecto. No es para los pobres”, dijo el líder del Partido Samajwadi, que apoya a nivel nacional al Partido del Congreso. También criticó que no haya cifras claras de la pobreza en India.

A pesar de su crecimiento económico y ser uno de los máximos productores de alimento, en el gigante asiático se encuentra una cuarta parte de los pobres del mundo, según información de Naciones Unidas.

Entre las enmiendas que se piden está precisar el número de gente que realmente necesita de este programa para evitar errores. “Tenemos que beneficiar a la gente correcta. Es difícil entender porqué debe cubrirse al 67% de la población cuando el propio gobierno sólo considera pobre al 20% de la gente”, comentó Mint S. Gopalakrishnan, que dirige la Confederación de Industria India.

El país asiático ya cuenta con el sistema de distribución alimentaria más grande del mundo. Pero, ahora, de ser aprobado por el Senado, lo que es muy probable según los expertos, sería más grande y atendería mejor a los más necesitados. Se subsidiarían cinco kilos de granos por mes a los casi 800 millones de beneficiados. (Fin del segundo artículo tomado de EL PAÍS)

3) Brillante artículo de Mario Vargas Llosa

PIEDRA DE TOQUE
El patrón del mal
La serie televisiva sobre Pablo Escobar deja la impresión escalofriante de que, si el poder y la fortuna no le hubieran empujado a excesos patológicos, podría haber llegado a ser presidente de Colombia.
MARIO VARGAS LLOSA

FERNANDO VICENTE

La serie de la televisión colombiana Escobar, el patrón del mal ha tenido mucho éxito en su país de origen y no cabe duda que lo tendrá en todos los lugares donde se exhiba. Está muy bien hecha, escrita y dirigida, y Andrés Parra, el actor que encarna al famoso narcotraficante Pablo Emilio Escobar Gaviria, lo hace con enorme talento. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre con otras grandes series televisivas, como las norteamericanas The Wire o 24, ésta se sigue con incomodidad, un difuso malestar provocado por la sensación de que, a diferencia de lo que aquéllas relatan, Escobar, el patrón del mal no es ficción sino la descripción más o menos fidedigna de una pesadilla que padeció Colombia durante unos años que vivió no bajo el imperio de la ley sino del narcotráfico.

Porque los 74 episodios que acabo de ver, aunque se toman algunas libertades con la historia real y han cambiado algunos nombres propios, dan un testimonio muy genuino, fascinante e instructivo sobre la violenta modernización económica y social —un verdadero terremoto— que trajo a la aletargada sociedad colombiana la conversión, por obra del genio empresarial de Pablo Escobar, de lo que debía ser en los años setenta una industria artesanal, en la capital mundial de la producción y comercio clandestinos de la cocaína. Desafortunadamente, este aspecto de la trayectoria de Escobar —su miríada de laboratorios en la cordillera y en las selvas, las rutas clandestinas por las que la droga, cuya materia prima al principio era importada de Perú, Bolivia y Ecuador, y refinada en Colombia, luego se exportaba de allí a Estados Unidos y al resto del mundo— está apenas reseñado en la serie, que se concentra en la experiencia familiar del narcotraficante, sus vidas pública y clandestina, sus delirios y sus horrendos crímenes.

Su ambición era tan grande como su falta de escrúpulos, y los delirios y rabietas que lo inducían a ejercitar la crueldad con el refinamiento y frialdad de un personaje del marqués de Sade contrastaban curiosamente con su complejo de Edipo mal resuelto que lo convertía en un corderillo frente a la recia matriarca que fue su madre y su condición de esposo modelo y padre amantísimo. Cuando se antojaba de una “virgencita”, sus sicarios le procuraban una y luego la mandaba matar para borrar las pistas. Siempre se consideró a sí mismo “un hombre de izquierda” y cuando regalaba casas a los pobres, les construía zoológicos y ofrecía grandes espectáculos deportivos, como cuando hacía explotar coches bomba que despanzurraban a centenares de inocentes, estaba convencido, según aseguraba en sus retóricas proclamas, de estar luchando por la justicia y los derechos humanos. Como creó millares de empleos —lícitos e ilícitos—, era pródigo y derrochador y encarnó la idea de que uno podía hacerse rico de la noche a la mañana pegando tiros, fue un ídolo en los barrios marginales de Medellín y por eso, a su muerte, millares de pobres lo lloraron, llamándolo un santo y un segundo Jesucristo. Él, al igual que su familia y su ejército de rufianes, era católico practicante y muy devoto del Santo Niño de Atocha.

Sus delirios y su crueldad contrastaban con su complejo de Edipo mal resuelto y su actitud de padre amantísimo

Su fortuna fue gigantesca, aunque nadie ha podido calcularla con precisión, y acaso no fue exagerado que en algún momento se dijera de él que era el hombre más rico del mundo. Eso lo convirtió en el personaje más poderoso de Colombia, poco menos que en el amo del país: podía transgredir todas las leyes a su capricho, comprar políticos, militares, funcionarios, jueces, o torturar, secuestrar y asesinar a quienes se atrevían a oponérsele (a ellos y a veces también a sus familias). Lo que es notable es que, ante la alternativa en que Pablo Escobar convirtió la vida para los colombianos —“plata o plomo”— hubiera gente como el periodista Guillermo Cano, dueño y director del diario El Espectador y su heroica familia, y un puñado de jueces, militares y políticos que no se dejaron comprar ni intimidar y prefirieron morir, como Luis Carlos Galán y el ministro Rodrigo Lara Bonilla, o arruinarse antes que ceder a las exigencias demenciales del narcotraficante.

Lo que produce escalofríos viendo esta serie es la impresión que deja en el espectador de que, si el poder y la fortuna de que disponía no lo hubieran empujado en los años finales de su vida a excesos patológicos y a malquistarse con sus propios socios, a los que extorsionaba y mandaba asesinar, y se hubiera resignado a un papel menos histriónico y exhibicionista, Pablo Escobar podría haber llegado a ser, hoy, presidente de Colombia, o, acaso, el dueño en la sombra de ese país. Lo perdió la soberbia, el creerse todopoderoso, el generar tantos enemigos en su propio entorno y producir tanto miedo y terror con los asesinatos colectivos de los coches bomba que hacía explotar en las ciudades a las horas punta para que el Estado se sometiera a sus consignas, que sus propios compinches se apandillaran contra él y fueran un factor principalísimo en su decadencia y final.

Si un novelista pusiera en una novela algunos de los episodios que Pablo Escobar protagonizó, su historia fracasaría estruendosamente por inverosímil. Acaso el más delirante y jocoso sea el de su “entrega” al Gobierno colombiano, luego de haberle dado gusto éste en firmar decretos garantizando que ningún colombiano sería jamás extraditado a los Estados Unidos —la justicia norteamericana era el cuco de los narcos— y de construirle una cárcel privada, “La Catedral”, de acuerdo a sus requerimientos y necesidades. Es decir: billares, piscina, discoteca, un prestigioso chef, equipos sofisticados de radio y televisión, y el derecho de elegir y vetar a la guardia encargada de vigilar el exterior de la prisión. Escobar se instaló en “La Catedral” con sus armas, sus sicarios, y siguió dirigiendo desde allí su negocio transnacional. Cuando quería, salía a Medellín a divertirse y, otras veces, organizaba orgías en la supuesta cárcel, con músicos y prostitutas que le acarreaban sus esbirros. En la misma cárcel se permitió asesinar a dos destacados socios suyos del cartel de Medellín porque no quisieron dejarse extorsionar. Como el escándalo fue enorme y la opinión pública reaccionó con indignación, el Gobierno intentó trasladarlo a una cárcel de verdad. Entonces, Escobar y sus pistoleros, alertados por los guardias a los que tenían en planilla, huyeron. Todavía alcanzó a desatar una serie de asesinatos ciegos, pero ya estaba tocado. Los Pepes (Perseguidos por Pablo Escobar) habían comenzado a actuar.

La represión de la droga solo sirve para generar engendros destructivos como el que creó Escobar. (Fin del artículo del escritor Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literaura)Twitter: @jorgepalmieri