Archive for diciembre, 2013

MAL FINAL DEL AÑO

Martes, diciembre 31st, 2013

Queridos amigos:

Lamento mucho terminar el año 2013 con el mal sabor de boca que nos deja leer estos cuatro excelentes artículos publicados hoy, uno de mi amigo Ricardo Méndez Ruiz, titulado “Juan Luis Font”, en elPeriódico, y tres en Prensa Libre: uno de mi amigo Pedro Trujillo, titulado “Ustedes”, otro de mi amigo José Raúl González Merlo, titulado  “No se ve” y otro titulado “Año loco” del señor Antonio Mosquera Aguilar, a quien no tengo el gusto de conocer, pero a quien también felicito cordialmente, al igual que a los tres anteriores. Me voy a permitir reproducir los cuatro como punto final del año que hoy está terminando.

Opinión:

Juan Luis Font

Yo hablo de manera firme. Como me enseñó mi padre.

Ricardo Méndez- Ruiz

En la última publicación de la revista Contrapoder su director, Juan Luis Font, nombró “Mujer del año” a la Fiscal General Claudia Paz y Paz; un desatino que Font trata de justificar a lo largo de siete fantasiosas páginas. “Hoy crímenes que parecen complejos o perfectos, logran resolución en cuestión de semanas. Nunca antes los guatemaltecos experimentamos esa sensación”, escribe Font, sin duda encendido en ideológico ardimiento. Se cuida de no mencionar la declaración pública de una jueza en el sentido que el expresidente de la Cámara Penal, César Barrientos Pellecer junto a Claudia Paz y Paz, pidieron a un grupo de jueces que dictaran sentencias a pesar del deficiente trabajo del Ministerio Público. Treinta es el porcentaje que Font asigna a los juicios resueltos gracias al, según él, eficiente trabajo de Paz y Paz, creyendo tal vez que las fiestas de fin de año nos harán olvidar la colección de testigos falsos y pruebas fabricadas que ya forman parte del currículum de Paz y Paz. Eso, estimado lector, implica personas inocentes guardando prisión para elevar la imagen de la Fiscal General con miras a su reelección.

Al tocar el tema inevitable del juicio por genocidio, el director de Contrapoder me hace un honor al identificarme como la persona que más ha criticado ese viciado proceso por un delito que nunca se ha demostrado que ocurrió. Además, Font falta a la verdad cuando dice que yo he vociferado, al exigir en el caso de la masacre de El Aguacate, que el MP capture a los comandantes terroristas responsables. Yo no vocifero, pero sí hablo de manera firme, como me enseñó mi padre. Tal vez a Juan Luis Font le ofenda el tono de mi voz, debido precisamente a su forma de hablar y de gesticular tan… suave y delicada, para decirlo de alguna manera.

La impunidad de que goza Álvaro Colom y quienes junto a él hicieron un gobierno corrupto es evidente, gracias a lo que Gustavo Berganza identifica como “un sistema de justicia amigable”, a todas luces negociado con Claudia Paz y Paz quien, además, apaña las acciones terroristas de guatemaltecos y extranjeros que siembran la violencia y la confrontación.

El 2014 será un año trascendental debido a la elección del nuevo Fiscal General. La historia reciente nos demuestra que urge desalojar al marxismo del MP, ya que este solamente nos confronta y retrasa nuestro desarrollo. Paz y Paz debe abandonar su cargo en mayo próximo, como corresponde. Y las elites deben comprender, de una vez por todas, que no es bueno dormir con el enemigo. (Fin del artículo de Ricardo Méndez Ruiz)

 MIRADOR

Ustedes

Pedro Trujillo

Señoras y señores diputados; políticos en general. Cerramos 2013 como otros anteriores: de forma deprimente. Ustedes se creen por encima de todo y de todos. Se reparten a trozos el pastel de la patria que les vio nacer, arrogándose un derecho del que carecen y que nadie les delegó. Casi todos ustedes abandonaron hace tiempo el honor, la dignidad, la ética y valores similares, y se lanzaron a saquear cuanto se cruza en su camino, sin vergüenza, sin bochorno, sin que la conciencia les truene siquiera un poco, en estas fechas entrañables o en cualquier otra. Se sienten superiores y más listos que nadie, y al final del día les importa un carajo lo que ocurre en el país que no redunde directa e inmediatamente en sus bolsillos, en su futuro o afecte al club de amigos con el que comparten malas mañas o a quienes deben favores. Se tapan unos a otros mientras roban, estafan o defraudan, sin que ninguno haga la diferencia y decida dar ese paso digno que evidenciaría cuánto dilapidan y qué es realmente lo que hacen desde sus puestos.

Son unos inmorales que juegan con la ilusión de las personas, con la muerte, con la estabilidad, con el futuro de muchos y con el desarrollo del país. No importa dónde estén: Ejecutivo, Legislativo o Judicial. Hasta el alcalde más humilde se afana por sumarse a ese grupo que cuenta con privilegios, facilita el chantaje o exige soborno.

Muchos de ustedes han aprendido, casi sin asistir a la escuela, lo suficiente para conformar un ejército destructor del país, y de la política. La vivacidad les ha servido para posicionarse y desde los más pequeños estamentos admiran y aspiran a ser como los “grandes”. ¡Son deplorables!, y le faltan diariamente al respeto a una sociedad que confió en ustedes y en el modelo de democracia surgido tras años de cruel conflicto.

Si hoy se volviera a votar —y la manoseada Ley Electoral no estuviera hecha para hegemonizar partidos monopólicos— muchísimos, seguramente, no serían reelegidos. Llevan años viviendo de nosotros, promoviendo la enseñanza estatal y la sanidad pública, pero envían a sus hijos a colegios privados y suscriben seguros específicos de salud, pagados también por virtuosos ciudadanos trabajadores ¡Ni siquiera creen en lo que hacen!

Pretenden imponer cuotas y normas machistas ¿Quiénes son ustedes para determinar cuántas mujeres pueden o deben estar en política? Algunos no son nadie, de hecho ni siquiera saben hacer otra cosa y cuando dejen la política posiblemente no encontrarán un trabajo honesto. Por eso necesitan medrar, mientras la ciudadanía trabaja honradamente para cubrir su ilimitada voracidad.

¡Demasiados entre ustedes no sirven para nada!, aunque osan insultarnos con su conducta, sus desmanes, sus mañas y sus sucios negocios. No se puede engañar a todos todo el tiempo y llegará el día en que el ciudadano pasivo, relajado —incluso cobarde— que calla sus felonías, los pongan en su sitio porque todo se hincha. No hay derecho a que bajo el paraguas de esta manoseada democracia ultrajen, roben, coloquen descaradamente a dedo a sus hijos o familiares en puestos altamente retribuidos y dejen morir a compatriotas, mientras comen y beben hasta reventar, o gastan sin medida. Cuando abandonen este mundo no podrán llevarse nada, tampoco pasarán a la historia, y cargarán con su deshonor.

Creo que 36 años de conflicto fueron suficientes para que ustedes lo reaviven diariamente con su conducta deshonesta. Contribuyo a pagar su salario y no era justo acabar el año sin mostrar mi indignación, que es la de muchos. (Fin del artículo de Pedro Trujillo)

www.miradorprensa.blogspot.com

HOMO ECONOMICUS

No se ve

José Raúl González Merlo

Se fueron dos años de gobierno y el presidente Pérez ha iniciado su campaña de expectativa del segundo informe a la Nación. El Gobierno lleva gastados cerca de Q125 millardos en ese tiempo… más de algún logro deberían poder mostrar con esa astronómica cantidad de dinero. Sin embargo, el ojo ciudadano no debe apuntarse a lo que se ve, como consecuencia de la gestión del Gobierno, sino a lo que no se ve. Lo que no se ve es el enorme costo de oportunidad que irresponsablemente se le impuso a la población con el aumento de impuestos más grande de nuestra historia. La improvisada sustitución de las leyes del IVA, impuesto sobre la renta (ISR) y aduanas, entre otras, no solo aumentó las tasas de impuesto, sino que creó una nueva maraña de requerimientos legales, agregando incertidumbre en su interpretación. Quienes gustan de los aumentos de impuestos celebran que la ley ha sido un “éxito”. Sin embargo, literalmente frenó la economía y fue un fracaso. El crecimiento total de impuestos en 2013 será de 8%; similar al del 2012, sin “actualización tributaria”. Al mes de noviembre de 2013, la recaudación del ISR creció a un ritmo cercano al 20% anual. Una cifra que es significativamente más alta que el crecimiento de 8% del 2012; sin embargo, es significativamente más baja que el crecimiento presupuestado de 47%. Considerando que subieron la tasas de 5% a 6% —un 20% de incremento—, está claro que las expectativas del Ministerio de Finanzas estaban infladísimas. Se nota que los técnicos creen que basta con subir las tasas para aumentar la recaudación. Se equivocan. El año 2013 pudo haber sido un año de un mejor crecimiento económico y recaudación. Sin embargo no lo fue. En mi opinión, la incertidumbre y el aumento de tasas fueron decisivos para que nuestro crecimiento económico siga siendo mediocre. La recaudación del IVA aumentará un magro 3.4% en 2013 vs. un 9% en 2012. El impuesto a la distribución de cemento caerá un 2%, reflejo de los nefastos cambios fiscales que contrajeron la industria por segundo año consecutivo. La miopía de las autoridades fiscales y sus porristas es preocupante. Poco les importa porque, al fin y al cabo, sus ingresos no están relacionados al desempeño económico, como es el caso del resto de ciudadanos.¿Hay luz al final del túnel? No mucha. El 2014 arrancará con un segundo aumento al régimen simplificado del ISR, pasando de 6% a 7%. Con ello se consumará un aumento total de 40% en dos años. Veremos si se cumple con bajar la tasa del otro régimen de ISR del 31% al 28%. También habrán entrado en vigencia algunos cambios para intentar destrabar la industria de la construcción. Sin embargo, el daño provocado por las complicaciones de las leyes y las facultades discrecionales otorgadas a la SAT persiste.

Todo esto no formará parte del informe de segundo año de gobierno porque “no se ve”. Pero no por ello deja de ser un daño real deliberadamente introducido en nuestra economía. Son los lastres que estúpidamente nos imponemos y que secretamente nos mantienen en la pobreza. Por ello es tanto más importante que se conozcan.

homoeconomicus@outlook.com

(Fin del artículo de José Raúl González Merlo)

 REGISTRO AKÁSICO

Año loco

Antonio Mosquera Aguilar

La señora vicepresidenta anunció que no está en sus cabales. Indica que es sometida a tratamiento psicológico, al estar trastornada por revelaciones en un periódico sobre el origen de su patrimonio. Por menos, fue destituido el presidente Manuel Estrada Cabrera. En 1920, al primer asomo de mala memoria, la asamblea lo declaró loco y lo mantuvo en prisión, hasta su fallecimiento en 1924. El hecho no es único. En 1997, el presidente Abdalá Bucaram, de Ecuador, por sus continuas declaraciones extravagantes igualmente fue declarado incapaz mental.

Luego se exilió en Panamá. Allí compone baladas contra el golpe. Él mismo las canta en tono de canción protesta.

Si el año pasado estuvo marcado por el mal gusto, el próximo se caracterizará por la insania. En efecto, las ceremonias kitsch marcaron la superficialidad de la dirigencia estatal. Hubo bancarrota de la seguridad, atolondramiento financiero estatal, narcopropaganda y ridículo ante las naciones. Su resultado: el enloquecimiento.

El año entrante, el delirio se apoderará de todas las áreas de gobierno. Cada vez más, el Ejecutivo aumenta su locuacidad. No existe vocero gubernamental y la interpelación es un ejercicio entre el máximo representante y los periodistas de la fuente. La autoestima es exagerada, mostrándose en el incrementado gasto de propaganda. Se anuncian proyectos imposibles como generar campos de siembra de amapola que se pierdan en el horizonte para conseguir suficiente goma de opio que desplace al triángulo de oro, a Afganistán y Myanmar. ¿Creen que existe un mercado libre de insumos farmacéuticos? Para fortalecer la defensa nacional comprarán drones equipados con misiles antipersona etc. Sin duda: están locos.

Ya se advirtió la falta de control sobre el habla de la señora vicepresidenta. Una analista comparó la lengua de la señora con un dragón desbocado. Ofensas contra presidentes, alcaldes, funcionarios públicos y directores de periódicos. El órgano muscular de su cavidad bucal se mueve sin cautela, adquiere características viperinas. No hay duda, está totalmente justificado el tratamiento psicológico. Ojalá se cure, aunque luce lejano.

Lo peor que puede hacerse con un demente es apoyar sus alucinaciones e incoherencias. Por esa razón, en vez de ayudar, la jueza que ha decidido medidas cautelares, solo incrementa el desvarío. No es posible afirmar que una persona que viaja en auto blindado, es protegida por una tropa de guardaespaldas y tiene a sus órdenes, cuando ocupa la Presidencia, a todo el Ejército de Guatemala, sufre de violencia contra la mujer por el ejercicio de la libertad de expresión de un ciudadano. Esa resolución en un litigio malicioso, pervierte el espíritu de esa ley, tan necesaria en un país machista.

La etiología de la enfermedad gubernamental se encuentra en el consumo sin límites de marihuana. Los cargos gubernamentales facilitan su adquisición y consumo. El impulso orgiástico del estupefaciente producirá un año de locura. (Fin del artículo de Antonio Mosquera Aguilar)

http://registroakasico.wordpress.com

Mi comentario:

Repito que lamento mucho terminar el año 2013 con estos tres artículos que expresan las opiniones de destacados columnistas de la prensa escrita. Deseo a todos mis fieles lectores un feliz y próspero año 2014, lo que en mucho depende de que el gobierno de la República logre enderezar su camino. Y que Dios bendiga a Guatemala.

Twitter:@jorgepalmieri