Archive for Enero, 2014

MUERE OTRO GIGANTE MEXICANO DE LAS LETRAS

Lunes, Enero 27th, 2014

José Emilio Pacheco (1939-2014)

Hace apenas una semana publiqué en este blog un largo artículo dedicado íntegramente a la muerte de mi admirado y querido amigo el gran poeta, escritor y periodista argentino Juan Gelman, ocurrido en la Ciudad de México, a la edad de 83 años; y hoy debo informar que ayer falleció, también en la ciudad de México, otro gigante de la cultura en general y de la literatura en particular, el poeta, ensayista, novelista, cuentista, dramaturgo, traductor y periodista cultural José Emilio Pacheco, a la edad de 74 años. Su esposa, la destacada periodista Cristina Pacheco, informó que se había caído en su habitación y sufrió un golpe en la cabeza, pero se había negado a ir a un hospital y cuando ella se lo pidió le dijo: “Por un simple golpe en la cabeza no me voy a hospitalizar”. Sin embargo, su hija Laura Emilia comentó que “se fue muy tranquilo, se fue en paz, murió en la raya como él hubiera querido. El viernes terminó de escribir su columna “Inventario”, un inventario que escribió para un amigo querido que era Juan Gelman, y eso era lo que hacía todas las noches, se acostó a dormir y ya no despertó.” A pesar de su oposición, fue hospitalizado el sábado en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, y durante el domingo su hija ofreció mensajes a los medios de comunicación para informar sobre el estado de salud de su padre.  Cerca de las 7 de la noche, informó que 20 minutos antes su padre había muerto de un paro cardiorespiratorio.

José Emilio Pacheco Berny fue integrante de la llamada “Generación de los cincuenta” o “Generación de medio siglo”, en la que también se incluían los intelectuales y escritores Carlos Monsivais, Eduardo Lizalde, Sergio Pitol, Juan Vicente Melo, Vicente Leñero, Juan García Ponce, Sergio Galindo y Salvador Elizondo.

Era un hombre muy sencillo y modesto, con un gran sentido del humor y fue buen ejemplo de los mexicanos que practican el culto a la amistad, lo que es paradigmático en ese país. Fue un excelente amigo de sus amigos, tales como el académico, periodista, poeta, humorista y escritor Juan José Arreola (1918-2001); el poeta, escritor y diplomático Octavio Paz (1914-1998); el escritor, guionista y fotógrafo Juan Rulfo (1917-1986); el periodista y ensayista y crítico Carlos Monsivais (1938-2010); el ingeniero ivil, guionista, periodista y dramaturgo Vicente Leñero (1933); el novelista Carlos Fuentes (1928-2012); el gran periodista tabasqueño José “Pepe” Pagés Llergo, director de la revista Siempre!, en la cual Pacheco fue director durante varios años del Suplemento Cultural; y mucho otros que sería demasiado largo enumerar. Yo tuve el gusto de conocerle en una de las famosas “comidas” de los viernes (almuerzos) que acostumbraba hacer en su casa Pagés Llergo y durante varios años tuve el privilegio de gozar de su amistad.

Pacheco fue especialista en Literatura mexicana del siglo XIX, así como un profundo conocedor de la obra del poeta argentino Jorge Luis Borges, en cuyo honor dictó una serie de conferencias en 1999. Fue investigador del Centro de Estudios Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) desde hace décadas y ha sido profesor en la Universidad Nacional Autónoma de México, en el College Park de la Universidad de Maryland, en la Universidad de Essex y en algunas otras de Estados Unidos, Canadá, y Reino Unido. 

Entre los numerosos galardones que recibió están los siguientes:

* Premio Magda Donato 1967 por Morirás lejos

* Premio Nacional de Poesía Aguascalientes 1969 por No me preguntes cómo pasa el tiempo

* Premio Xavier Villaurrutia (1973) por El principio del place

* Doctor honoris causa de la Universidad Autónoma de Sinaloa (16 de noviembre de 1979)

* Premio Nacional de Periodismo de México 1980 (por Divulgación Cultural)

* Premio Malcom Lowry (1991) por trayectoria (Ensayo literario)

* Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Linguística y Literatura (1992)

* Premio José Asunción Silba al mejor libro de poemas en español publicado entre 1990 y 1995

* Premio Mazatlán de Literatura (1999)

* Premio Iberoamericano de Letras José Donoso (2001)

* Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo (2003)

* Premio de Poesía Iberoamericana Ramón López Velarde (2003)

* Premio Internacional Alfonso Reyes (2004)

* Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda (2004)

* Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca (2005)

* Miembro honorario de la Academia Mexicana de la Lengua (el 23 de mayo de 2006)

* Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2007)

* Medalla 1808, otorgada por el gobierno del Distrito Federal (25 de junio de 2009)

* Medalla de Oro de Bellas Artes, otorgada de la Secretaría de Educación Pública de México (28 de junio de 2009)

* Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes (2009)

* Doctorado honoris causa de la Universidad Autónoma de Nuevo León (11 de septiembre de 2009)

Doctorado honoris causa de la Universidad Autónoma de Campeche  (3 de marzo de 2010)

* Doctorado honoris causa de la Universidad Autónoma de México (23 de septiembre de 2010)

* Premio Alfonso Reyes de El Colegio de México (octubre de 2011)

Entre sus obras destacan: “Tarde o temprano” que recopila sus primeros seis libros de poemas: “Los elementos de la noche”, “El reposo del fuego”, “No me preguntes cómo pasa el tiempo”, “Irás y no volverás”, “Islas a la deriva” y “Desde entonces”. Además de “Las batallas en el desierto” escribió la novela “Morirás lejos”, y  3 libros de cuentos: “La sangre de Medusa”, “El viento distante” y “El principio del placer”.

José Emilio Pacheco fue un hombre tan sencillo y humilde que dijo de sí mismo: “Elegí ser escritor y a estas alturas aún soy un aprendiz que no sabe nada de su trabajo, y para quien cada página es de nuevo la primera y puede ser la última”.

Era tan humilde, tan humilde, que el 21 de abril de 2010 dejó una serie de objetos en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes de España para que se abran 100 años después, en el 2110. En el momento de depositarlo dijo: “Lo dejo para que quien abra esto en cien años sepa quién fui, porque no creo que nadie recuerde mi obra.”

El presidente Enrique Peña Nieto escribió en su cuenta de Twitter: “Ha fallecido un gran representante de nuestra literatura. México extrañará al gran escritor José Emilio Pacheco. Descanse en paz.”

Presento mi más sentida condolencia a la literatura mundial en español en general, pero en particular a la literatura mexicana, en especial a su viuda, la periodista Cristina Pacheco, y a sus hijos. Descanse en paz mi admirado y estimado amigo el gigante de la literatura mexicana y de la lengua castellana en general José Emilio Pacheco.

Su viuda Cristina Pacheco dio a conocer que el autor “no quería estar encerrado en una tumba”, por lo que valoran arrojar sus restos al mar en Veracruz

Los restos mortales del autor de “Las batallas en el desierto” serán incinerados y sus cenizas podrían ser arrojadas al mar en Veracruz “porque él no quería estar encerrado; no quería estar en una tumba”, declaró su viuda.

Twitter @jorgepalmieri