Archive for Junio 23rd, 2014

CAMBIO DE REY EN ESPAÑA

Lunes, Junio 23rd, 2014

Quiénes han sido los reyes de España

Su Majestad Felipe VI de Borbón, actual rey de España

Antes de Felipe VI, cinco reyes de España han llevado el nombre de Felipe. El primero fue Felipe I de Castilla, conocido como Felipe “El Hermoso”, esposo de Juana I de Castilla, Juana “La Loca”, hija de los reyes católicos Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla.

El primer rey Felipe de España fue Felipe I de Castilla, conocido como Felipe “El Hermoso”, o Felipe I de Habsburgo, rey de Castilla y León al casarse con, Juana I de Castilla, apodada “La Loca”, hija de los reyes católicos Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla, conocida como Isabel “La Católica”.

Felipe I de Habsburgo, “El Hermoso”

Felipe “El Hermoso” nació en 1478 en Brujas, condado de Flandes, hoy Bélgica. Heredero de la Casa Real de Austria, su padre pactó su matrimonio con los reyes católicos en el marco de la Liga Santa que unió a la monarquía española con los imperios de Inglaterra, Nápoles, la República de Génova y el Ducado de Milán para defenderse de Francia. Introdujo la Casa de los Habsburgo en la actual España que estaba dividida en reinos. El apodo de “El Hermoso” se lo puso el rey Luis XII de Francia cuando, en 1501, Felipe y Juana viajaban a Castilla para ser coronados y se detuvieron en Blois donde el rey les recibió y al ver a Felipe exclamó “¡He aquí un hermoso príncipe!”.

Tenía 28 años cuando murió y su deceso fue tan súbito que corrió el rumor de que su suegro lo había envenenado. La historia dice que Felipe estaba en Burgos, Castilla, jugando pelota y tras el juego, sudando todavía, bebió abundante agua fría cayendo enfermo con alta fiebre y murió pocos días después, en 1506.

A su muerte, el cardenal Cisneros asumió la regencia del Reino de Castilla, esperando la llegada del rey Fernando II de Aragón. Francisco Jiménez de Cisneros o Giménez de Cisneros, cuyo nombre de pila era Gonzalo, más conocido como el Cardenal Cisneros, fue Cardenal, Arzoobispo de Toledo, perteneciente a la Orden Franciscana (O.F.M. Obs.), tercer Inquisidor General de Castilla y Regente de la misma a la muerte de Fernando “El Católico”. A la muerte de Felipe “El Hermoso” presidió también el Consejo de Regencia que asumió el gobierno sin consentimiento de la reina Juana, apodada “La Loca”, hasta la llegada de Fernando “El Católico”.

Carlos I de España y V de Alemania 

El primogénito de Felipe I, Carlos, se encontraría con una grandiosa herencia: los reinos de sus cuatro abuelos, que lo convertirían en uno de los más importantes monarcas que han existido: Carlos I de España y Nápoles y Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico bajo el nombre de Carlos V, quien decía “En mis dominios no se pone el Sol”.

Juana “La Loca”

Juana fue apodada “La Loca” por una supuesta enfermedad mental ocasionada por los celos por los constantes amoríos su esposo y el dolor que sintió tras su muerte, que fue el argumento utilizado por su padre y por su hijo para mantenerla encerrada de por vida con el pretexto de que estaba loca.

Por la muerte de su madre, Isabel “La Católica”, sus hermanos Juan e Isabel y de su sobrino Miguel de la Paz, Juana “La Loca” se convirtió en heredera de las coronas de Castilla y Aragón. Juana “La Loca” fue reina de Castilla, Aragón, y Navarra. Aunque desde la muerte de su esposo, Felipe “El Hermoso”, no ejerció ningún poder, porque vivió confinada desde 1509 en Tordesillas, Valladolid, primero por orden de su padre, Fernando, y después por orden de su hijo Carlos I.

Felipe II “El Prudente”

Felipe II de Habsburgo, llamado el Prudente, Nació en Valladolid en 1527. Fue rey de España desde el 15 de enero de 1556 hasta su muerte en 1598 a los 71 años, fue rey de Nápoles y Sicilia desde 1554 y rey de Portugal y los Algarves -como Felipe I- desde 1580. Fue asimismo rey de Inglaterra por su matrimonio con María I de Inglaterra o María Tudor (1554-1558), hija de Enrique VIII y la española Catalina de Aragón, nieta de los reyes católicos, recordada por abrogar las reformas religiosas introducidas por Enrique VIII y por someter de nuevo a Inglaterra a la autoridad del Papa.

Felipe II fue hijo y heredero de Carlos I e Isabel de Portugal, nieto por vía paterna de Juana la Loca y Felipe el Hermoso y nieto por vía materna de Manuel I de Portugal y María de Aragón.

Murió el 13 de septiembre de 1598 a los 71 años de edad, en el monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

Desde su muerte fue presentado por sus defensores como arquetipo de virtudes y como un monstruo fanático y despótico por sus enemigos. La historiografía anglosajona y protestante lo ha calificado como fanático, despótico, criminal, imperialista y genocida, minimizando sus victorias hasta lo anecdótico y magnificando sus derrotas en exceso.

Basta como ejemplo la pérdida de una parte de la Armada Invencible -cuya verdadera denominación era la Grande y Felicísima Armada- debido a un fuerte temporal, que fue transformada en una victoria inglesa.

Su reinado se caracterizó por la exploración global y la expansión territorial a través de los océanos Atlántico y Pacífico, llevando a la Monarquía Hispánica a ser la primera potencia de Europa para convertirla en el primer imperio mundial ya que, por primera vez en la historia, un imperio integraba territorios de todos los continentes. Felipe II estuvo casado con María Manuela de Portugal, María Tudor, Isabel de Valois y Ana de Austria.

A la muerte de su madre Isabel “La Católica”, en 1504, Juana fue proclamada reina de Castilla junto a su esposo Felipe II, apodado “El Prudente”, y a la muerte de su padre, en 1516, pasó a ser nominalmente reina de Navarra y soberana de la corona de Aragón. El 25 de enero de 1516 se convirtió teóricamente en la primera reina de las coronas que conformaron la actual España. Sin embargo, desde 1506 su poder fue solo nominal, siendo su hijo Carlos el rey efectivo de Castilla y Aragón, mientras que ella permanecía encarcelada porque se decía que estaba loca.

Un levantamiento popular, en 1520, la sacó de su encarcelamiento y le pidió encabezar la revuelta, pero ella se negó y cuando su hijo Carlos derrotó a los comuneros volvió a encerrarla, pidiendo incluso que la torturasen si se negaba a cumplir los sacramentos católicos. 

Felipe III de Habsburgo, “El piadoso” 

Felipe III de Habsburgo, “El Piadoso, nació en Madrid en 1578. Fue rey de España y Portugal hasta su muerte en 1621 cuando tenía 42 años.

Era hijo sucesor de Felipe II y Ana de Austria. En 1598 casó con Margarita de Austria-Estiria, hija del archiduque de Carlos II de Estiria y de María Ana de Baviera. Nieta del emperador Fernando I.

Bajo el reinado de Felipe III, España alcanzó su máxima expansión territorial y esplendor cultural. Se le considera el primero de los Habsburgo menores debido a la grandeza de Felipe II y de Carlos I.

Felipe IV de Habsburgo, denominado “El Grande” o “Rey Planeta” 

Felipe IV de Habsburgo, “El Grande” o “Rey Planeta”, nació en Valladolid en 1605 y murió a los 60 años en 1665. Fue un hombre de gran cultura y mecenas de las artes; la suya fue la mayor colección de pintura que hubo en Europa en su tiempo.

Fue rey de España desde 1621 hasta su muerte y rey de Portugal hasta 1640. Su reinado duró 44 años y 170 días, fue el más largo de la Casa Real de Austria y el tercero de la historia española, siendo superado solo por Felipe V y Alfonso XIII.

Durante la primera etapa de su reinado compartió los asuntos de Estado con el Conde-Duque de Olivares, Gaspar de Guzmán, quien realizó una enérgica política exterior para mantener la hegemonía de España.

Los exitosos primeros años de su reinado auguraron la preeminencia de los Habsburgo, pero la guerra constante contra la Europa protestante y Francia condujeron al declive y ruina de la monarquía hispánica, que hubo de ceder la hegemonía a la pujante Francia de Luis XIV así como reconocer la independencia de Portugal y las Provincias Unidas de los siete países bajos.

Fue hijo de Felipe III y su prima segunda Margarita de Austria. Estuvo casado con Isabel de Borbón y a su muerte con Mariana de Austria. Su hija María Teresa, fruto de su primer matrimonio, fue reina consorte de Luis XIV de Francia. Su hija Margarita, fruto de su segundo matrimonio, fue esposa de Leopoldo I de Habsburgo, y su hijo Felipe Próspero fue príncipe de Asturias pero murió a los cuatro años de edad. Su hijo Carlos fue rey de España como Carlos II.

Reunió para los palacios de la Corona centenares de cuadros, la mayoría expuestos o guardados en el actual Museo del Prado. Entre los artistas de los que incorporó figuran obras de Rubens Rafael, Mantegna, Durero, Tiziano, Veronese, Tintoreto, Ribera, Zurbarán, Van Dick, Reni, Annibale Carracci, Barocci, Lanfranco, Domenichino, Poussin, Claudio de Lorena y Velázquez, y otros.

Felipe V “El Animoso”, primer rey de la Casa Real de la Casa de Borbón. 

 Nació en Versalles en 1683 y murió en Madrid en 1746 a los 62 años. Era hijo de Luis de Borbón de Francia y Mariana de Baviera. Fue rey de España desde el 16 de noviembre de 1700 hasta su muerte, en 1746, con una breve interrupción, entre enero y septiembre de 1724, por causa de la abdicación en su hijo Luis I, prematuramente fallecido en agosto de ese año, por lo que tuvo que volver a reinar y se considera que fue rey de España en dos ocasiones.

Fue el sucesor del último monarca de la Casa de los Habsburgo de Austria, su tío-abuelo Carlos II, por lo que se convirtió en el primer rey de la Casa Borbón. Su reinado fue de 45 años y 3 días de duración, en dos periodos separados, es el más prolongado en la historia de este país.

Fue el segundo hijo de Luis, el Gran Delfín de Francia y por lo tanto nieto de Luis XIV y la reina María Teresa de Austria. Al no tratarse del primogénito, sus posibilidades de heredar el trono de Francia o de España eran escasas, ya que su abuela María Teresa, hija de Felipe IV y de su primer matrimonio con Isabel de Borbón, había renunciado al trono español para casarse con su primo el rey Luis XIV de Francia.

De hecho, Luis XIV y los demás reyes europeos ya habían pactado que el heredero al trono de España fuese José Fernando de Baviera ante la previsible muerte sin herederos de Carlos II pactando una partición de los reinos españoles. Pero la muerte de José Fernando en 1699 frustró los planes de dividir al reino español y Felipe V acabó siendo nombrado heredero al trono por Carlos II con la esperanza de que Luis XIV desistiera de dividir su imperio.

Poco después, y a la muerte de Carlos II, en 1700, Felipe de Borbón, duque de Anjou, aceptó la Corona, a los 17 años de edad. La noticia de la muerte de Carlos II llegó a Versalles y el rey Luis XIV anunció en el tribunal que aceptaba la voluntad de Carlos II y a continuación presentó a su nieto a la Corte con estas palabras: “Señores, he aquí el Rey de España”. Entonces le dijo: “Pórtate bien en España, que es tu primer deber ahora, pero recuerda que naciste en Francia, para mantener la unión entre nuestras dos naciones, es la manera de hacernos felices y preservar la paz de Europa”.

Tras el evento, todas las monarquías europeas, a excepción de la Casa de Austria, reconocieron al nuevo rey. Felipe V dejó Versalles el 4 de diciembre y entró a España por Irún el 22 de enero de 1701, haciendo su entrada triunfal en Madrid el 18 de febrero. Pero después de unos meses de reinado cometió graves errores políticos que provocaron la tutela de Francia en los altos cargos de Madrid para orientar a la política española.

El 10 de enero de 1724, el rey Felipe V firmó un decreto abdicando en su hijo Luis, de 17 años de edad, esposo de Isabel de Orleáns, quien solamente reinó ocho meses como Luis I, porque a mediados de agosto enfermó de viruela y murió. Al haber abdicado Felipe V, su sucesor tendría que haber sido su otro hijo varón, Fernando, de once años de edad, pero lo impidió  la rápida actuación de la reina consorte de España, Isabel de Farnesio, segunda esposa de Felipe V, porque Fernando era hijo de la primera esposa de Felipe V, María Luisa Gabriela de Saboya.

Su hijo Fernando fue rey de España de 1726 a 1759 como Fernando VI. Murió sin descendencia masculina y le sucedieron Carlos III, Carlos IV, Fernando VII “El Deseado”, Isabel II y Amadeo I de Saboya hasta 1873, cuando se instauró la Primera República Española que duró hasta 1875 cuando se reinstauró la monarquía con Alfonso XII y, finalmente, Alfonso XIII, quien gobernó hasta 1931 cuando se instauró la Segunda República Española, la cual duró hasta 1939, fecha en la que tomó el poder el generalísimo Francisco Franco, quien se había sublevado con el apoyo de sus tropas en África y durante la larga y cruenta guerra con el apoyo nazi-fascista de los dictadores Adolfo Hitler, de Alemania, y “Il Duce” Benito Mussolini, de Italia, gobernó hasta 1975, año en que Juan Carlos I de Borbón asumió la corona al lado de la princesa Sofía de Grecia y designó al gobierno de transición del presidente Adolfo Suárez entre 1976 y 1980, convocado durante la gravedad mortal del generalísimo Francisco Franco.

Suárez fue la figura clave más importante y positiva en el período histórico conocido como “Transición Española” proceso de metamorfosis política en España, donde se dejó atrás el régimen dictatorial del general Francisco Franco y se pasó a formar un sistema democrático, consiguió, tras ser nombrado presidente del Gobierno por el rey Juan Carlos I en 1976 y a pesar de ser un desconocido para la opinión pública del momento, que se llevaran a cabo diversas medidas que reformaron el sistema previo como la autoliquidación de las Cortes Franquistas o la legalización de los partidos políticos (incluida la del Partido Comunista de España). Liderando la coalición Unión del Centro Democrático (UCD), fue posteriormente elegido de nuevo presidente, por medio esta vez de las urnas, en las elecciones generales de 1977.

El rey Juan Carlos I es hijo de Juan de Borbón y María de las Mercedes Borbón y Orleans y nieto de Alfonso XIII. Pero el dictador Franco se negó a aceptar que él asumiera la corona y por esa razón Don Juan renunció para cederla a su hijo Juan Carlos I quien en esa forma reanudó la monarquía constitucional, la cual desempeñó con mucho tino y durante su reinado fue garante de la democracia española.

El rey Juan Carlos I nació en 1938, en Roma, y gobernó durante 39 años, desde el 22 de noviembre de 1975 hasta el dos de junio de 2014 cuando abdicó en favor de su hijo el príncipe Felipe de Asturias, quien gobernará como Felipe VI. En realidad, durante muchos años el Rey Juan Carlos I (hoy de 76 años) fue muy querido por el pueblo español, a pesar de que se conocían sus numerosos amoríos con distintas mujeres bellas y famosas. Se ha dicho que dede 1976 tuvo cerca de mil 500 amantes, según la periodista Pilar Eyre, biógrafa de la Reina Sofía (de 75 años), entre quienes se le ligó con la famosa actriz cinematográfica, cantante y coupletista Sara Montiel (1928-2013), pero es dudoso que esto haya sido verdad por la avanzada edad y deterioro físico de esta famosa vedette que en la década de 1950-60 fue muy bella y llegó a ser la artista mejor pagada del mundo en sus presentaciones personales y vendió más discos que Elvis Presley y Frank Sinatra. También con la condesa Olghina Micolis de Robilent, la alemana Julia Steinbuch la actriz y conductora española Bárbara Rey, se le ligó durante muchos años con una actriz cuyo nombre se ha mantenido guardado a quien a menudo visitaba de incógnito tripulando su motocicleta. También se dijo que tuvo un breve amorío con la princesa británica Lady Diana, princesa de Gales, conocida como “Lady D”, primera esposa del príncipe Carlos, heredero del trono de Gran Bretaña; y con la bella ex presentadora de televisión y cantante popular Paloma San Basilio, nacida en Madrid el 22 de noviembre de 1950 y ganadora de un Premio Grammy latino. También se supo que estuvo enredado con una princesa joven y bella sueca Sandra Mozarowski. Y ha trascendido que desde hace muchos años tiene amores con la princesa alemana Corinna, quien es una exitosa empresaria y ex esposa del príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein. Se dice que recientemente el rey reunió con sus dos hijas y con su hijo en una cena para explicarles la clase de relación que ha venido sosteniendo con Corinna, de 50 años de edad.

Corinna, cuyo nombre en clave para las autoridades de Policía es Ingrid, fue la mujer con quien Juan Carlos hizo su desafortunado viaje de cacería de elefantes en Bosuana, África, que le causó una caída que le provocó la rotura de la cadera, por lo que tuvo que ser trasladado de urgencia a España para ser operado, que causó tanto repudio que hizo que, por primera vez en la historia, un rey pidiese disculpas públicas a su pueblo u prometiese que no volvería a ocurrir. Sin embargo, Corinne o Ingrid niega rotundamente su relación amorosa con el rey y afirma que fue al viaje al África acompañada de su ex esposo y de su hijo.

Mientras tanto, la reina Sofía (Princesa Sofía Margarita Victoria Federica, de Grecia y Dinamarca) se ha mantenido incólume, con toda propiedad, sin protestar ni hacer ningún tipo de escándalo. Según la escritora Pilar Eyre, autora del libro titulado “La soledad de la Reina”, biografía de la reina Sofía, el matrimonio fue feliz hasta la muerte del generalísimo Franco, cuando Juan Carlos se convirtió en rey y en un irredento Casanova. A partir de entonces no han vuelto a tener relaciones conyugales y duermen en habitaciones separadas, dice la periodista Eyre. Debe entenderse que su matrimonio de la princesa Sofía con Juan Carlos en 1962 fue debido a un arreglo de conveniencia. Sin embargo, durante 13 años que vivieron “como civiles”, alejados de la vida de la realeza, crearon una buena familia, integrada por dos hijas, las infantas Elena, nacida en 1963 y casada en 1990 con Jaime de Marichalar y divorciada en el 2010, y Cristina, nacida en 1965, casada en 1995 con Iñaqui Urdangarín, de quien está separada en tanto se le procesa por tráfico de influencias y corrupción, y un varón, el príncipe Felipe de Asturias, nacido en 1968, ahora Rey Felipe VI, casado en el 2004 con la periodista Letizia Ortiz Rocasolana, nacida en 1972, quien había estado casada previamente pero se divorció en un año y posteriormente trabajó como periodista en Guadalajara, México, donde trató de obtener su doctorado como Comunicóloga, pero no terminó la carrera.

Además, sus padecimientos en la cadera y en las piernas le mantuvieron muy retirado de actividades y decidió abdicar en su hijo Felipe de Asturias, porque su popularidad ha venido en decadencia, el desempleo y la pobreza han aumentado considerablemente, al extremo que un amplio sector de españoles se han pronunciado por abolir la monarquía y regresar al gobierno republicano.

Felipe VI de Borbón es un hombre extraordinariamente preparado, probablemente mucho más que todos sus antecesores, con servicios prestados en todas las ramas de las fuerzas militares de España y licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, realizó un máster en la escuela de Foreign Service de Relaciones Internacionales en la Universidad Georgetown de Washington, D.C., y con varias maestrías internacionales. El nuevo rey de España está casado con la ex presentadora de televisión y periodista Letizia Ortiz Rocasolana, con quien han procreado dos hijas: las infantas Leonor y Sofía.

La ceremonia del entronamiento (puesto que no hubo coronación porque el rey de España no usa corona) fue breve y sencilla, en lo que destacó la nota sentimental de los besos paternales que el rey Felipe VI dio a su padre, el ex rey Juan Carlos I, y después de haber recibido el saludo de los miembros del Cuerpo Diplomático acreditado en España, de los políticos más destacados y de las personalidades que asistieron especialmente al acto, hizo un largo recorrido hasta el Palacio Real en un automóvil descubierto, sobre el cual él iba de pie saludando al pueblo, y a su lado su bella esposa Letizia. Y en el largo trayecto fue aclamado por el pueblo que esperaba verle pasar en los alrededores. Hay muchas razones de peso para presagiar que será muy exitoso y feliz el reinado del Felipe VI, para satisfacción de los españoles en general y en especial de los partidarios del sistema monárquico. Que no son pocos.

Lamentablemente, para España este reinado ha comenzado mal con la derrota y pronta eliminación de la selección española en el campeonato mundial de fútbol, que se desarrolla en Brasil. Cabe esperar que esto no sea un mal augurio para España. Que Dios bendiga a España.

(Información tomada de un artículo de Eduardo López Segura de Noticieros Televisa. Y otras fuentes.)

Twitter@jorgepalmieri