Archive for Enero, 2015

MISCELÁNEA 29/01/15

Jueves, Enero 29th, 2015

1.-Genial caricatura de FoEn vista del anuncio anuncio que ha hecho la Cancillería de Guatemala de que ha solicitado al gobierno de los Estados Unidos de América que cuando el ex presidente de la república Alfonso Portillo Cabrera cumpla su condena y salga libre de la cárcel de Denver (Colorado), el próximo 25 de febrero del año en curso, pueda viajar en una compañía aérea comercial, cuyo pasaje será pagado por sus familiares, y no en un avión de migración en el cual normalmente se transporta a las personas que han sido deportadas, el genial caricaturista Fo, oportuno como siempre, publicó esta caricatura el 24 de enero, en la sección editorial del diario Prensa Libre, en la que vemos al susodicho ex mandatario saliendo de la cárcel de Denver, Colorado, donde terminó de purgar su condena caminando sobre una alfombra roja mientras el Tío Sam le está abriendo la puerta de una limusina. ¡Felicitaciones al caricaturista Fo y a Prensa Libre que publica sus geniales caricaturas!

2.- Solicitud de la Cancillería guatemalteca

Dudo mucho que las autoridades de los Estados Unidos de América concedan lo que les ha solicitado la Cancillería guatemalteca, y sospecho que el 25 de febrero van a venir a dejar al ex presidente Portillo en un avión del gobierno, como el que usó la Procuraduría General de la República (PGR) de México, el 7 de octubre de 2008, para traerle deportado a Guatemala para ser juzgado por peculado, y que usaron también las autoridades judiciales de Estados Unidos de América cuando se lo llevaron, porque en esa forma están seguros de que llegará a su destino sin ninguna desviación, ya que “repatriación” significa devolver a las autoridades de su país de origen.

Mucho se ha venido especulando en todos los medios de comunicación y en los círculos políticos sobre el papel que jugará el apodado “pollo ronco” cuando regrese a Guatemala a tiempo para tener alguna participación o influencia en las próximas elecciones presidenciales que tendrán lugar el año próximo para sustituir al actual gobierno presidido por el general retirado Otto Pérez Molina y la vicepresidenta Roxana Baldetti Elías, que fueron postulados por el partido denominado “Patriota” que, según la opinión generalizada en el país, su desempeño no obedece realmente al nombre. Y se ha caracterizado por la excesiva corrupción. Se ha dicho que todos los actuales candidatos presidenciales le han ido a visitar a las cárceles en las que ha estado, primero en Nueva York y después en Denver (Colorado), para hablar sobre ese tema y solicitarle su apoyo. Según afirma Mulet, Portillo es “el político más popular de Guatemala” y agrega que si pudiese ser candidato presidencial, ganaría en primera vuelta. Y además agrega que eso es una realidad. Si esto en verdad es verdad, eso explica que Guatemala esté en estas condiciones. Como solía decirse popularmente “¡estamos jodidos todos ustedes!”. ¡Que triste destino el de Guatemala!

3.- Nuevo binomio presidencial que nació en la cárcel

Aunque usted no lo crea, ya está claro que fue en la cárcel de Denver (Colorado) en la que Portillo ha estado preso después de ser juzgado y encarcelado en Nueva York, donde se planeó un nuevo binomio de candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia de la República para competir en las próximas elecciones: el licenciado Edmond Mulet para el cargo de Presidente de la República y Edgar Gutiérrez, para el cargo de Vicepresidente. Se podría decir que es una excelente opción, sobre todo en vista de las demás que hasta el momento se presentan, aunque todavía no se sabe quiénes serán los candidatos presidenciales de Manuel Valdizón, del partido denominado Lider de Sandra Torres Casanova de la UNE o de “Fisiquín” Sinibaldi del PP, pero es alarmante el origen que ha tenido y algunas de las gentes que la rodean.

La historia de cómo se integró este nuevo binomio de candidatos es la siguiente: convocados por el ex presidente Alfonso Portillo, Edmond Mulet Lessieur viajó a Denver, Colorado desde Nueva York, donde es Secretario General adjunto de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y Edgar Gutiérrez desde Guatemala, donde es columnista de elPeriódico y director del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos (Ipnusac). Es innegable que tanto el primero como el segundo son personas preparadas, capaces y de buena reputación. Edgar Gutiérrez fue primero director de la Secretaría de Análisis Estratégicos (SAE) y después fue ministro de Relaciones Exteriores durante el período de Alfonso Portillo. A Edgar Gutiérrez se debe que haya venido la CICIACS (ahora CICIG, siglas que significan Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala. Lo que demuestra que entonces no tenía ningún respeto por las autoridades judiciales guatemaltecas, por lo cual tuvo que pedir a la ONU que mandara a esta comisión a investigar y señalar al Ministerio Público a las organizaciones paralelas que operan impunemente en nuestro país.

Al licenciado Mulet le conozco desde hace muchos años, durante los cuales he sostenido una grata amistad con él, y también fui amigo de su papá, el combativo periodista Augusto Mulet Deschamps, identificado como un furibundo anticomunista, propietario y director del semanario Alerta!, pero me ha sorprendido mucho que, como un colmo de un cinismo político inaudito –que yo no le conocía–, que reconozca que este binomio surgió en la cárcel de Denver Colorado, como una especie de “esperanza blanca” entre tantos candidatos desprestigiados que ya están en campaña abierta, el licenciado Edmond Mulet Lessieur, actual Secretario General para las misiones de paz de la ONU, fue diputado por el partido Unión del Centro Nacional y posteriormente presidente del Congreso de la República y Organismo Legislativo y en 1993 fue embajador en Washington cuando ocurrió el llamado “serranazo”, por lo que renunció al cargo de embajador, pero con la bandera azul y blanco de nuestro país en la mano, tomó por asalto la sede de la embajada, aduciendo que la recuperaba en nombre del pueblo de Guatemala, sin atender que un embajador es representante personal del presidente de la república, y no del país, por lo que es inexplicable que haya sido restituido tan pronto cayó Serrano Elías; y después fue embajador en la Unión Europea, con sede en Bruselas y Luxemburgo. En esta interesante entrevista afirma que “a Portillo hay que darle una segunda oportunidad”.

Comprendo que desde hace muchísimos años existe lo que se llama “redención de penas”, y que una vez cumplida su condena un delincuente queda libre del motivo que le llevó a la cárcel, pero eso es válido en el campo jurídico, mas no creo que también lo sea en la actividad política. La historia de Alfonso Portillo ha sido harto azarosa, primero fue un homicida confeso en Chilpancingo (Estado de Guerrero, México), por haber asesinado a los estudiantes de la Universidad Comunista de Guerrero (UCG) Gustavo Cabrera Encarnación y Arturo Visoso, que estaban desarmados, y haya dejado parapléjico a un tercero, y que sea también un ladrón confeso cuando se declaró culpable en el juicio que tuvo lugar en Nueva York por haberse embolsado dos millones y medio de dólares que le dio Taiwán, en cheques a su nombre, cuando era presidente electo, lo cual no quería decir que fueran donativos personales, aunque reconoció que fue un chantaje taiwanés para que su gobierno continuase teniendo relaciones con el gobierno de esa isla y no tratara de establecer relaciones con el gobierno comunista de China continental. Pero Taiwán no se los estaba regalando, a título personal, sino donando a Guatemala por su medio, en su calidad de presidente electo, y para el fin específico de fundar bibliotecas infantiles, lo que jamás llegó a cumplirse porque Portillo se fue insaciable para el dinero y embolsó ese dinero, además de los otros hueveos conocidos.

Es indiscutible que la hoja de vida de Edmond Mulet es brillante. Sobre todo porque primero tuvo a su cargo la prodigiosa recuperación de Haití, entre los años 2005 y 2007, después del devastador terremoto y la peste de cólera. Cuando dejó esa misión fue nombrado por el actual Secretario General de la ONU, Ban Ki moon para desempeñar el cargo de Secretario General Adjunto para las misiones de paz en el mundo. Y ahora se plantea como una alternativa salvadora para las próximas elecciones presidenciales, pero me parece que el hecho de ir apadrinado por Portillo le hace perder una parte de su respeto, credibilidad y prestigio al pedir en una entrevista de prensa que concedió a los periodistas Martín Rodriguez Pellecer y Harris Whitbeck, el 23 de enero del año en curso, en el medio digital Nómada. gt en el que afirmó que “hay que dar una segunda oportunidad a Portillo”, aduciendo que en una visita que hizo al expresidente en la cárcel de Denver, éste le dijo que está arrepentido de muchas cosas que hizo mal en su gobierno, y de haberse rodeado de gente equivocada sin menoscabo de todo lo que saqueó al país y se se robó del ministerio de la Defensa y del Crédito Hipotecario Nacional, y del hecho que antes de ser presidente mató a balazos a dos estudiantes desarmados y dejó parapléjico a un tercero en Chilpancingo, estado de Guerrero (en el sur de México). Pero huyó del lugar de los hechos y fue prófugo de la justicia mexicana hasta que, años más tarde, el caso fue cerrado y él pudo regresar a Guatemala, donde primero se inscribió en el Partido Socialista Guatemalteco (PSG), pero al cabo de un año se inscribió en el partido Partido Democracia Cristiana Guatemalteca (PDCG), del cual llegó a ser Secretario General y fue electo diputado, pero poco tiempo después, tras haber conocido al general Efraín Ríos Montt que era presidente del Congreso y a su guapa y talentosa hija, la diputada Zury Ríos Sosa, se inscribió en el partido ultraderechista Frente Republicano Guatemalteco (FRG), del  general Efraín Ríos Mont, en busca de la posibilidad de ser nominado candidato a la Presidencia de la República cuando éste no lograse ser inscrito como candidato por el hecho de haber llegado al poder como consecuencia del golpe de Estado militar contra el gobierno legalmente constituido del general Romeo Lucas García. Y, en efecto, así fue. La Corte de Constitucionalidad (CC) vedó la inscripción del general Ríos Montt y Portillo estuvo a mano para sustituirle. Entonces logró Portillo que le designaran candidato del FRG a la Presidencia de la República, en vista de que Ríos Montt no pudo ser inscrito como candidato. Y, para desgracia de Guatemala, en 1999 ganó las elecciones.

La primera vez que Alfonso Portillo compitió en las elecciones para la optar al cargo de Presidente de la República, fue en 1995 contra Álvaro Arzú Irigoyen, y en la segunda vuelta electoral quedó en segundo lugar, pero cuatro años más tarde (1999) volvió a competir en las elecciones, esta vez contra el licenciado Oscar Berger Perdomo, a quien ganó en segunda vuelta, llevando como vicepresidente al licenciado Francisco Reyes López. Y poco tiempo después ordenó a la Superintendencia de Bancos y al Banco de Guatemala que trasladaran mil quinientos millones de quetzales a los bancos  Metropolitano y Promotor, propiedad  del ingeniero Francisco Alvarado MacDonald, para evitar la quiebra, obviamente a manera de resarcimiento por el hecho que éste le sostuvo durante más de cuatro años y patrocinó sus dos campañas electorales. Y de esa respetable cantidad de dinero no quedó sino el recuerdo. Mientras que, finalmente, ambos bancos quebraron. Su gobierno cometió muchos desaciertos en el transcurso de los cuatro años de su período, aunque también tuvo algunos aciertos, como ordenar un aumento anual de los salarios mínimos y para quitar a ciertas personas el monopolio de los importadores de azúcar, harina y pollo, por lo cual se enfrentó al sector privado, que nunca se lo perdonó, pero protegió el valor de la llamada “canasta básica” de la población de menores recursos. Lo cual le ha valido la simpatía y el apoyo de un amplio sector de la población.

Durante el período de cuatro años de su gobierno, del 14 de enero del 2000 al 14 de enero del 2004, la corrupción gubernamental aumentó considerablemente, comenzando por el saqueo al Instituto de Previsión Militar (IPM) y luego al banco nacional Crédito Hipotecario Nacional, con la complicidad del presidente de la Junta directiva del mismo, un salvadoreño que no sabía nada de finanzas, de nombre José Armando Llort Quiteño, impuesto por Alvarado MacDonald, quien antes había colocado estratégicamente a dos de sus hijos en altos cargos del gobierno, cercanos al Presidente Portillo, hasta que se produjo un irreconciliable rompimiento entre ellos por la propiedad de la casa que Portillo y su esposa, Evelyn Morataya de Portillo, ocupaban en la zona 14 de la ciudad capital con su hija menor, aunque la propiedad del inmueble la reclamaba Alvarado MacDonald, aduciendo que él se las había alquilado pero nunca pagaron la renta, mientras que la esposa de Portillo afirmaba que ella la compró con fondos que le habían sobrado de la primera campaña. El juicio fue llevado en el Juzgado Primero de Instancia, que resolvió devolver la propiedad a Alvarado MacDonald, pero los abogados de la esposa de Portillo presentaron una apelación y la resolución fue dejada sin efecto. Por lo cual ese litigio aún sigue pendiente de una resolución. Y supongo que la casa aún está vacía. Con anterioridad, las dos familias compartían las celebraciones navideñas y de año nuevo y eran tan cercanos que Evelyn de Portillo llamaba “Papi” a Alvarado MacDonald.

Después de haber sido extraditado de México, inicialmente fue recluido en el centro penitenciario de la zona 18 en la Ciudad de Guatemala. En el mes de febrero del mismo año fue trasladado a la cárcel de máxima seguridad de Fraijanes, pero por orden de juez competente fue retornado al centro penitenciario preventivo de la zona 18. El día 19 de febrero del mismo año, aduciendo razones de salud, lo trasladaron al Centro Médico Militar, donde permaneció por un tiempo, hasta que por orden de juez competente, fue trasladado de regreso al preventivo de la zona 18. Se encontraba en una celda al lado del sector 12, conocido como “el sector de los ex funcionarios”. El 9 de mayo del 2011, se dictó la sentencia en contra del ex presidente en el tribunal undécimo, donde quedó absuelto por falta de pruebas del delito de peculado junto a los dos ministros implicados Arevalo Lacs, de la Defensa y Maza Castellanos, de Finanzas. Sin embargo el veredicto absolutorio de dos de los tres jueces que integraron el tribunal fue cuestionado por diversos sectores de la sociedad guatemalteca cuando se descubrió por medio de cámaras de vigilancia, que uno de los abogados defensores del ex mandatario había sostenido platicas con el esposo de una de las jueces que absolvió a Portillo. El Ministerio Público dijo no estar de acuerdo con la decisión del tribunal y anunció planes para apelar el fallo. Pero todo quedó en palabras. Probablemente para que Portillo pudiese ser extraditado pronto a los Estados Unidos de América. Como en efecto sucedió.

Foto tomada en el momento en que Alfonso Portillo fue empujado por agentes norteamericanos y agentes de la Policía Nacional Civil para ser llevado por la fuerza a los Estados Unidos para ser enjuiciado y encarcelado.

El 26 de agosto del 2011, la Corte de Constitucionalidad (CC) de la República dictaminó que Portillo debía ser extraditado a los Estados Unidos de América para que se defendiese de los cargos de atentado de lavado de dinero. El ha sido el primer ex presidente de Guatemala en ser juzgado en Estados Unidos. El 24 de mayo del 2013 fue extraditado a los Estados Unidos en un avión especial de las autoridades judiciales de ese país, que vino solamente a recogerle.

El 18 de marzo del 2014, Portillo se declaró culpable en una comparecencia ante el juez federal James Patterson de Nueva York y pudo haber sido condenado a una pena máxima de 20 años de prisión y a una multa de $500 mil o el doble del dinero implicado en las transacciones ilegales con los cheques de Taiwán por 2 millones y medio de dólares, o sea $5 millones.

“Se acusa a Alfonso Portillo de convertir la oficina de la Presidencia de Guatemala en su cajero automático personal”, explicó el fiscal Preet Bharara, quien destacó, asimismo, que Portillo “traicionó la confianza del pueblo de su nación” con la ejecución de varios sistemas con los que malversó millones de dólares.

Pero así como fue motivo de apoyo en las elecciones que haya reconocido haber matado “no solo a uno sino a dos estudiantes” en Chilpancingo, Guerrero, parece ser que el hecho de haber reconocido ser culpable en su juicio en Nueva York y haber estado preso en los Estados Unidos para cumplir su sentencia le ha valido más simpatías, al grado de que se ha formado una comisión para recibirle apoteósicamente, como si fuese una especie de héroe nacional cuando venga al país el 25 de febrero, comisión encabezada por sus viejos amigos el ex Vicepresidente Francisco Reyes Pérez y su ex Secretario Privado Julio Girón, de quien se afirma que ha donado Q2 millones para acarrear gente del oriente del país. Y para que después se le lleve primero por todas las zonas de la capital y posteriormente por todos los departamentos de la república, saludando al pueblo de Guatemala, a diestra y siniestra, en una caravana o procesión como si fuese el Cristo Negro de Esquipulas. Para que el pueblo que le vea pasar “triunfalmente”, como dijo en una columna abyecta y extremadamente servil, en elPeriódico, de la que le debería dar vergüenza –si es que todavía le queda un poco– el licenciado Acisclo Valladares Molina, embajador de Guatemala ante el gobierno del Reino Unido, Irlanda y otros países. ¡Qué lástima que sea tan servil!

Finalmente, lo que sí tengo claro es que por mucho que Edmond Mulet y Edgar Gutiérrez merezcan mi respeto en lo personal, no voy a votar por esa candidatura que nació en la cárcel y regresaría a gozar de las mieles del poder a ciertas personas desprestigiadas y abominables que ya han demostrado lo que son.

4.- El próximo “regreso triunfal” de Portillo

Al respecto de los preparativos para dar recibimiento a Portillo el 25 de febrero, como si se tratase de un héroe, para lo cual se sabe que los encargados de organizar la bienvenida son el ex vicepresidente Juan Francisco Reyes López y ex Secretario de la Presidencia Julio Girón, quien ha trascendido que ha invertido dos millones de quetzales para acarrear personas desde los departamento de oriente para recibir como si fuera un héroe y primero llevarle en procesión por todas las zonas de la capital como si fuese el Cristo Negro de Esquipulas y después por todos los departamentos de la República, el periodista e ingeniero José Rubén Zamora publica hoy publicó en elPeriódico el siguiente artículo:

Hemiplejía moral

José Rubén Zamora

 

 

 

 

 

“He perdido por completo mi capacidad de asombro; he perdido también mi fe en Guatemala; he llegado a la conclusión que mi trabajo periodístico jamás ha tenido sentido ni trascendencia; que debo abandonar la prensa y el periodismo y debo divorciarme de mi país y de mis paisanos, que lamentablemente padecen una severa e incurable hemiplejía moral.

Cómo es posible que Alfonso Portillo, en lugar de entrar de regreso a Guatemala con discreción, con vergüenza, como el avestruz con la cabeza escondida, con pintura invisible, de retroceso para que creamos que va de salida, más bien regrese triunfalmente, como superhéroe, como un semidiós, cuando es un despreciable asesino impune, un hombre sin principios ni valores, un corrupto inescrupuloso, un pragmático pervertido y un ratero cualquiera.

Encima, que anuncie con absoluto desparpajo, que en su comité de recepción y bienvenida y de organización de una gira apoteósica de “agradecimiento” estará lidereado por un personaje impresentable y siniestro, vinculado a la corrupción, al contrabando y al narcotráfico de nombre Julio Girón.

Qué desmemoriados somos: olvidamos que junto a los hermanos Salam, a Napoleón Rojas, Arévalo Lacs, Ríos Sosa, Ortega el Titiritero y padre putativo de Portillo, Abadío y Carlos “el Guasón” De León, entre otros sinvergüenzas de colección, formaron más que un Gobierno, una banda de delincuentes manolarga temible, voraz e insaciable, que entre otras actividades se dedicaba con ahínco al negocio de polvo blanco que no es harina y a llenarse los bolsillos con el dinero del presupuesto del Estado, donaciones de Taiwán y extorsiones y chantajes a empresas privadas.

No cabe duda que el guatemalteco admira y le quema incienso y, como bien lo expresa Vargas Llosa, “rinde culto al superhombre que sabe salirse con la suya aplastando a los demás y desprecia al bueno, al ingenuo, que por respetuoso de la norma, está condenado a fracasar en lo que emprende”.

Las miserias del país no cesarán y más bien aumentarán, hasta que recompongamos nuestra tabla de valores semánticos y dejemos de llamar vino al pan y pan al vino.

Cuando degrademos al más profundo de los infiernos a los amorales, pícaros y sinvergüenzas que nos dirigen y han dirigido y ascendamos de un solo envión, a presidir, dirigir y coordinar los esfuerzos nacionales al ridiculizado hombre decente, moral y escrupuloso. “Porque no son los pícaros, amorales y sinvergüenzas simpatiquísimos que actúan como si estuvieran más allá del bien y del mal los que labran la grandeza de las naciones, sino esos aburridos personajes que conocen sus límites, que diferencian lo que se debe hacer y puede hacer de lo que no y son tan poco imaginativos que viven siempre dentro de la Ley.

En cuanto a mí, he arado en el mar y no estoy dispuesto a seguir desperdiciando mi vida y corriendo riesgos ilimitadamente, cuando vivo en una sociedad inconsecuente, sadomasoquista, desmemoriada y con hemiplejía moral, que ahora, estoy seguro, ha tenido, tiene y tendrá por norma los gobiernos que merece. (Fin del artículo de J. Rubén Zamora)

Mi comentario: comprendo y comparto el estado de ánimo depresivo que se refleja en el brillante artículo de mi estimado amigo José Rubén Zamora Marroquín. Pero debo pedirle que no se de por vencido en su valiente y constante lucha por desenmascarar a los delincuentes que ocupan posiciones de privilegio en la política de nuestro sufrido país; y que, por el contrario, levante su ánimo y reanude sus fuerzas. Guatemala y los guatemaltecos necesitamos de periodistas como él y de medios de comunicación como elPeriódico. Sobre todo ante el negro horizonte que se nos presenta. Su actividad periodística es indispensable y debe continuar aunque le sea difícil, incomprendida y peligrosa. Como que tiene un número respetable de demandas por publicar los casos de corrupción que se dan en el gobierno. Zamora está desilusionado y obviamente deprimido, y lo comprendo. Yo también me he sentido igual algunas veces en el transcurso de mis 70 años de dedicarme a este fascinante, pero peligroso y mal remunerado oficio. Pero hoy, en las actuales circunstancias, Zamora se ha convertido en un ícono de la libertad de expresión y del periodismo, y no debe dejar de seguir escribiendo cuando Guatemala está necesitada de voces como la suya. Creo que su abuelo putativo, el inolvidable Clemente Marroquín Rojas, debe sentirse muy orgulloso de él. Me parece injusto que le hagamos víctima de la indolencia o complicidad silenciosa de la mayoría de los actuales periodistas activos. Es injusto que todo el peso de la lucha caiga solo sobre sus hombros. Es lamentable que no haya muchos periodistas que se atrevan a decir sus verdades a los mafiosos y a los políticos corruptos y ladrones. Los guatemaltecos debemos cuidarnos de no volver a caer en la trampa de la elocuencia demagógica y populista del tal “pollo ronco”. Ya con una vez fue más que suficiente para que nos demostrara lo que es. Aunque a través de la historia mundial se demuestra que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. ¡Cuidado!

5.- Otro interesante artículo en elPeriódico

El retorno de Portillo

Esperado como agua de mayo por los partidos políticos.

MÉNDEZ VIDES

“El expresidente Alfonso Portillo fue perseguido, atrapado, condenado y encarcelado por malos manejos, pero está por volver a la patria y será recibido como astronauta que retorna de la Luna. Lo natural sería que escondiera la cara de vergüenza, pero no es así, es esperado como agua de mayo por los partidos políticos que se lo están peleando.

Se les olvida que es un político turbio y que nos falló, que se aprovechó, que le dimos la mano y nos agarró el pie. No hay excusa porque otros también hayan robado y recibido sobornos, porque el principio es la limpieza. Portillo ostentó el más alto cargo público y después huyó, se refugió en México de donde lo deportaron, fue a esconderse en un chalet de Río Dulce de donde salió esposado para la cárcel. Estuvo caído hasta que sufrió la humillación de ser deportado como vulgar delincuente hacia los Estados Unidos, donde admitió su culpa y pagó su pena. Este hecho lo victimizó, porque a muchos les cayó mal que un compatriota sufriera castigo de un país poderoso. Se hizo popular, aunque no olvidemos que en política un día te admiran y al otro te cortan la cabeza.

La falla moral de Portillo pasó a segundo plano, se convirtió en ancla, y ahora está por regresar jugando el papel de hijo pródigo. Pero lo suyo es materia juzgada, cara le resultó la fortuna mal habida; pero lo que alarma a quienes observamos la realidad nacional es el ridículo que hacen los partidos políticos corruptos, sin pizca de moral, peleándose por contar con su imagen manchada para los próximos comicios. En lugar de ser rechazado por todos, se lo pelean. Igual ocurre con los maleantes que se ofrecen y compran el derecho en los listados nacionales para el Congreso, donde pareciera que se negocia como en la bolsa de Nueva York. Y el poder Legislativo le queda al posible candidato a la medida, por la fama que tienen la institución y el ex convicto.

 ¿Cuál es el mensaje que están mandando los partidos políticos a la población? Dicen que mientras consigas votos te está permitido enriquecerte a costa del Estado, y si aplica para uno lo será también para todos los demás. Luego de nada sirvió la persecución iniciada, las negociaciones de la CICIG ni el castigo impuesto al expresidente, porque la impunidad se volverá a imponer. Los delincuentes van a bailar y hacer fiesta, porque en este país se castiga a los débiles y se eleva a los altares a quienes consiguen votos, sean correctos o incorrectos.” (Fin del artículo de Méndez Vides)

Twitter @jorgepalmieri