Archive for Septiembre 23rd, 2015

EPILOGO DE LAS MANIFESTACIONES PACÍFICAS

Miércoles, Septiembre 23rd, 2015

1.- De nuevo con ustedes

Les ruego que disculpen que haya pasado tanto tiempo (19 días para ser exactos) sin haber publicado otro artículo desde el que titulé —¡Viva Guatemala! ¡Sí se pudo! –, referente a que después de tanto exigirlo, a partir de la primera manifestación pacífica del 25 de abril del año en curso, finalmente renunciaron de los cargos para los que fueron electos primero la Vicepresidenta de la República, licenciada en Ciencias de la Comunicación Ingrid Roxana Baldetti Elías, y después renunció a la Presidencia de la República el general retirado Otto Fernando Pérez Molina, y ya ambos se encuentran privados de libertad en sendas cárceles de detención preventiva. Aunque la ex vicepresidenta Baldetti Elías sigue jugándole la vuelta a tener que ir a la cárcel de mujeres Santa Teresa, aduciendo motivos de salud, por lo que se encuentra hospitalizada en el Hospital Militar, mientras que el general retirado Pérez Molina se encuentra guardando prisión en la cárcel para hombres y mujeres que se improvisó en el cuartel militar Matamoros. ¡Merecido se lo tienen!

Pero aunque sea con retraso, quiero hacer un epílogo de las manifestaciones pacíficas que comenzaron el 25 abril para expresar lo que pienso sobre este lamentable episodio en la historia de nuestra patria, que al final de cuentas fue indudablemente el peor de todos los malos gobiernos que ha tenido nuestro país. Sin duda el más inepto y el más corrupto. Muchos de sus miembros fueron unos desmedidos ladrones sin vergüenza, comenzando por el Presidente Pérez Molina y la Vicepresidenta Baldetti Elías.

FB_IMG_1431827388049

Inolvidable fotografía de la primera manifestación de 25 de abril del 2015

baldetti_perez_molina

Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti Elías durante la exitosa campaña de 2010

2.- Biografía de Otto Fernando Pérez Molina

Otto_Perez_Molina_at_World_Economic_Forum_2013-cropped

Otto Fernando Pérez Molina nació en la Ciudad de Guatemala el 1 de diciembre  de 1950. Inició su formación militar en en 1966, a los 16 años de edad, como Caballero Cadete de la Escuela Politécnica de Guatemala, y posteriormente en la Escuela de las Américas y en Colegio Interamericano de Defensa Continental con sede en Washington, D.C. realizó estudios superiores de Defensa Continental; estudió el programa de Alta Gerencia en el INCAE/Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, con sede en Costa Rica. Completó la Maestría en Relaciones Internacionales en la Universidad Francisco Marroquín, con reconocimiento académico Cum Laude. Durante algún tiempo expuso su pensamiento como columnista del diario Prensa Libre, tribuna desde la cual impulsó sus opiniones sobre el acontecer nacional. Fue jefe de los servicios de inteligencia del Ejército, en la Dirección de Inteligencia Militar (G2) junto con el comandante Cesar David T. Álvarez

En 1982, como oficial del Ejército, respaldó el golpe de estado del ministro de la defensa, general Óscar Humberto Méjía Víctores al general Efraín Ríos Montt cuando se autoproclamó Presidente de la República de facto, hecho que facilitó las condiciones que favorecieron el retorno a la vida democrática, mediante la promulgación de la Constitución de 1985, gracias al apoyo del Jefe de Gobierno, general Mejía Víctores. A quien, por cierto, se le debe reconocer ese mérito.

En 1993, el general Otto Pérez Molina es el primer militar declarado por la Cámara de Libre Empresa de Guatemala, como uno de los diez líderes nacionales del año. Ese mismo año, también fue nominado por el diario Prensa Libre como uno de los 10 personajes del año, por el papel protagónico que desempeñó al rescatar la institucionalidad del país, luego del autogolpe del presidente Jorge Serrano Elías, al respaldar la resolución de la Corte de Constitucionalidad (CC), que declaró inconstitucional las acciones de éste que rompieron el sistema democrático.

Acuerdos de Paz

firmadepaz

El general de brigada Otto Pérez Molina firmando el Acuerdo de Paz Firme y Duradera junto al Secretario General del Partido Guatemalteco del Trabajo (Comunista), Ricardo Rosales Román (Carlos González).

En diciembre de 1996, al final del primer año del período de Álvaro Arzú Irigoyen, representó al Ejército de Guatemala en la firma de los sucesivos acuerdos de paz. Como miembro de la Delegación Gubernamental de la Paz fue nombrado para firmar 7 de los acuerdos sustantivos, hasta llegar al Acuerdo de Paz Firme y Duradera en diciembre de 1996 en donde participó en los actos protocolarios, habiendo sido signatario de la misma. Algunos militares recalcitrantes le acusaron por ello de haber traicionado a la Institución Armada porque la guerrilla había sido derrotada por las fuerzas leales al gobierno en los campos de batalla. De hecho, mientras por un lado algunos militares acusaban al general Pérez Molina de haber “traicionado” a la Institución Armada, por otro lado los izquierdistas le acusaban de haber torturado haber “desaparecido” al comandante Efraín Bámaca Velásquez, al extremo que su “viuda”, la destacada activista social norteamericana Jenniffer Harbury demandó al Estado de Guatemala por una elevada suma de dinero y causó un escándalo internacional.

Ejército de Guatemala y su retiro

Dirigió el grupo de oficiales jóvenes el cual en 1982 se opuso al golpe militar promovido por el general Efraín Ríos Montt, y se opuso también al presidente de la República, general Fernando Romeo Lucas García.

Pérez Molina firmó el Acuerdo Sobre Aspectos Socioeconómicos y Situación Agraria, dicho acuerdo fue firmado en la Ciudad de México el 6 de mayo de 1996, tocando el tema de la distribución de la tierra. Firmó también el Acuerdo sobre Fortalecimiento del Poder Civil y Función del Ejército en una Sociedad Democrática. En el cual se menciona que “la misión del Ejército de Guatemala queda definida como la defensa de la soberanía del país y de la integridad de su territorio”, exclusivamente.

Fue jefe de los servicios de inteligencia del ejército, de la Dirección de Inteligencia Militar (G2) entre 1991 y 1993, cargo desde el cual rechazó al auto-golpe de Estado de mayo de 1993 liderado por el presidente Jorge Serrano Elías. Junto con el alto mando militar de entonces y organizaciones civiles obligó al retorno de la institucionalidad, en este año, participó en la captura del narcotraficante mexicano Joaquín (“El Chapo”) Guzmán Loera.

Mi comentario: por obra y gracia de la burocracia, Perez Molina llegó a ser Jefe de la G-2, pero él no estudió inteligencia militar ni mucho menos es graduado en la materia. Quienes trabajaron a su lado han dicho que no sabía nada de inteligencia militar. Y en cuanto al episodio con el famoso “Chapo” Guzmán Loera, este ha dicho que él llevaba consigo US$5 millones y que cuando le capturaron las tropas bajo las órdenes de Pérez Molina, ciando era Comisionado de Seguridad en el nefasto gobierno de Oscar Berger Perdomo, él le propuso que se quedara con los US$5 millones, pero que le dejase ir en libertad, y en eso quedaron. Pero aunque Perez Molina se quedó con los millones, luego le entregó a las autoridades militares mexicanas. Lo cual “El Chapo” Guzmán juró que nunca lo iba a olvidar ni mucho menos a perdonar.

Continúo con la biografía de Pérez Molina: en 1996, fue nombrado Inspector General del Ejército. Posteriormente fue asignado como Jefe de la Delegación de Guatemala ante la Junta Interamericana de Defensa con sede en Washington, D.C, entidad integrante de la Organización de Estados Americano (OEA), cargo que ocupó durante los años 1998 a 2000.

Por su alto desempeño como oficial, el Ejército de Guatemala lo honró con la condecoración Cruz del Ejército de Guatemala, la más alta condecoración que la Institución Castrense otorga a sus Oficiales.

En 2000, se retiró del Ejército con los más altos honores e impulsó la creación del Partido Patriota, una agrupación política de tendencia política derechista, integrada por militares, empresarios y políticos conservadores, de la cual fue secretario general hasta 2009.

Vida política

Diputado del Congreso de Guatemala

En las elecciones generales de 2003, renunció a su precandidatura presidencial e integró una coalición de pequeñas agrupaciones que promovieron la candidatura presidencial del conservador Óscar Berger Perdomo. Durante los primeros cuatro meses del gobierno de Berger, Pérez Molina fue Comisionado de Defensa y Seguridad, pero dejó el cargo por diferencias con el mandatario, y ocupó el escaño en el Congreso que había ganado en esos comicios.

Durante su gestión en el Congreso y como Jefe de bancada presentó varias iniciativas de ley, entre las cuales sobresalen:

  • Ley de Inteligencia Civil
  • Ley para Prevenir, Controlar y Erradicar las Pandillas Juveniles, Agrupaciones Ilícitas y Delincuencia Organizada;
  • Ley Contra la Narcoactividad y
  • Ley que Aprueba el Pago a los ex miembros de las Patrullas de Autodefensa Civil.

Carrera militar

Jefe del Estado Mayor Presidencial

El Presidente de la República, licenciado Ramiro de León Carpio, sustituto de Jorge Serrano Elías por disposición del Congreso de la República, le nombró Jefe del estado Mayor Presidencial, cargo que ocupó de 1993 a 1995. Impulsó la creación de la Secretaria de Asuntos Administrativos y de Seguridad -SAAS-, dependencia encargada de prestar seguridad al mandatario y su familia.

Mi comentario: esto último es falso.  La SAAS fue creada gracias al apoyo del entonces embajador de México en nuestro país, licenciado Pedro Vásquez Colmenares, quien había sido el creador de la Policía Federal de Seguridad en México, equivalente a una oficina de seguridad. Y cuando ocurrió lo de Serrano Elías me preguntó un día que estábamos almorzando en la residencia diplomática por qué el gobierno no creaba la Inteligencia Civil para que no descansara solo en la Inteligencia Militar (que era la única que existía). Y cuando me dijo que él podría ayudar al gobierno, yo le hablé al presidente De León Carpio y le convencí. Y así fue como se organizó y fundó la SAAS, de la cual el presidente DeLeón Carpio pretendía que yo fuese su primer director. Pero, como ustedes comprenderán, le mandé por un tubo. Cosa que motivó el inicio de nuestro rompimiento total, que ocurrió cuando él traicionó a los diputados que le pusieron en la Presidencia, y por consejo de su tío Eduardo “El Mico” Taracena de la Cerda, obligó a la depuración del Congreso. Lo cual colmó el vaso de mi disgusto porque a mí me constaba que los diputados que pretendía depurar eran muchos de los que votaron por él. Además, esa “depuración” del Congreso era el proyecto original del “serranazo”, por lo cual De León Carpio había llegado a la Presidencia de la República. Pero de traidores está llena la política. Por lo cual él mereció ser llamado “el Efialtes de Thesalia guatemalteco”. Para quien no lo sepa, Efialtes (en griego Εφιάλτης, lit. “pesadila”) era hijo de Euridemo de Mélide y originario de Tesalia, que traicionó al rey espartano Leónidas en 480 antes de Cristo, ayudando al rey persa Jerjes I a encontrar otra ruta alternativa al paso de las Termópilas, lo cual permitió a los persas derrotar al pequeño grupo de defensores espartanos, del cual sólo sobrevivieron solamente dos.

Candidatura presidencial del 2007

El 9 de septiembre del 2007 participa en las elecciones como candidato a la presidencia de Guatemala postulado por el Partido Patriota (PP), junto al empresario Ricardo Castillo Sinibaldi, habiendo obtenido un 23.54% de votos, quedando en el segundo lugar de la intención de voto mientras que Álvaro Colom logra un 28.5% quedando en primer lugar de la intención de voto. Al no obtener ninguno de los candidatos más del 50% más uno de votos, se lleva a cabo una segunda vuelta el 4 de noviembre, con los dos candidatos de más alta intención de voto, en la cual Álvaro Colom gana con un total de 52.82% de votos, dejando a Otto Pérez Molina en segundo lugar con 47.18%17

Candidatura presidencial del 2011

El 11 de septiembre del 2011 participa como candidato presidencial, nuevamente por el Partido Patriota (PP) junto a Roxana Baldetti Elías, obteniendo un 36.02% de los votos válidos, quedando en primer lugar de la intención de voto, mientras que el licenciado Manuel Baldizón Méndez logró un 23.21%.18 Al no obtener ninguno de los candidatos más del 50% más uno de votos, se llevó a cabo una segunda vuelta el 6 de noviembre, con los dos candidatos de más alta intención de voto en el mes de noviembre.

Presidente de la República de Guatemala

Fue electo Presidente de la República de Guatemala el 6 de noviembre de 2011, con un total de cuatro millones ciento veinte mil votos válidos de siete millones trescientos cuarenta mil ochocientos cuarenta y un votantes Inscritos, se adjudica la presidencia con un total del 54% de los votos válidos y un abstencionismo de 39.8% en la segunda vuelta.

El 9 de noviembre de 2011 , Roxana Baldetti junto a Otto Pérez Molina se reunieron en la Casa Presidencial de Guatemala con el Presidente Álvaro Colom Caballeros, para iniciar el proceso de transición de la Presidencia de Guatemala que finalizó el 14 de enero de 2012, cuando Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti fueron juramentados como Presidente y Vicepresidente de Guatemala.

Consejo de Ministros

Otto Fernando Pérez Molina nació en la ciudad de Guatemala el 1 de diciembre de 1950, es un general retirado del Ejército de Guatemala y político guatemalteco, Miembro de la fuerza élite kaibil durante la Guerra Civil de Guatemala y luego Jefe de Inteligencia militar en la década de 1990. Tuvo participación directa en el derrocamiento del presidente Jorge Serrano Elías tras el autogolpe de éste en 1993 y luego en la firma de los Acuerdos de Paz en 1996.

El general retirado Pérez Molina fue el cuadragésimo octavo Presidente de la República. Se postuló para la presidencia por el Partido Patriota (PP) en las elecciones generales de Guatemala de 2011, realizadas el 6 de noviembre, realizadas el 6 de noviembre, con Roxana Baldetti como compañera de fórmula y candidata a la vicepesidencia. Es el primer militar electo popularmente en la nueva era democrática de Guatemala, que se inició en 1985 y fundador del PP, del cual fue secretario general desde su fundación, el 20 de diciembre de 2011 hasta el 20 de enero de 2009.

Alcanzó alguna notoriedad en el ámbito internacional gracias a su propuesta de legalizar el consumo y tráfico de drogas, para lo cual argumenta que los métodos actualmente en uso en la lucha contra ese flagelo no han conseguido detenerlo ni solucionarlo.

El 21 de agosto de 2015 la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP) giraron una orden de captura contra la ex vicepresidente Roxana Baldetti y una solicitud de antejuicio contra el presidente Pérez Molina por los delitos de cohecho pasivo, asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera. En la conferencia de prensa que ambas entidades dieron ese mismo día, informaron que evidencias obtenidas durante los operativos del 16 de abril demostraron que Juan Carlos Monzón -ex secretario privado de la ex vicepresidente- no era el líder de la red de defraudación aduanera llamada “La Línea”, sino que lo habrían sido el presidente y la ex vicepresidente; es más, sugirieron que ambos habrían estado involucrados en la red desde antes de ser electos como gobernantes.

El 2 de septiembre de 2015 renunció a la Presidencia de la República luego de ser desaforado por el Congreso un día antes, y el 3 de septiembre se presentó a la Torre de Tribunales para enfrentar su primera audiencia por el caso de La Línea. (Hasta aquí algunos datos en la Encilopedia Libre Wikipedia)

Mi comentario: aunque no soy de las personas que bailan sobre la sangre derramada por los derrotados, ni hacer leña del árbol caído, debo decir que a mí nunca me simpatizó este militar desde que tuve el desagrado de conocerle cuando era Jefe del Estado Mayor Presidencial del presidente interino Ramiro de León Carpio. Mi primer encuentro con él fue un domingo al medio día, en la finca presidencial Santo Tomás, en el departamento de Antigua, donde el entonces mandatario celebraba el casamiento de uno de sus hijos. Y había tenido la desafortunada ocurrencia en invitar para la ceremonia con traje formal mientras él vestía riguroso chaqué y su esposa Jenny vestía de largo con escotes por donde goteaba sudor, a pesar de que la boda iba a celebrarse en el máximo del calor tropical. Pero esa típica cachimbirada no fue lo peor. Sino que cuando llegaban los invitados había unos oficiales del EMP vestidos de particular que chacheaban a los invitados cuando llegaban para ver si portaban armas de fuego. Y cuando  mi hijo Alejandro (que entonces tendría 17 años, y yo que era Asesor del Presidente porque había cometido el grave error político de ayudarle a que la mayoría de los diputados del Congreso de la República le designara como sucesor del aprendiz de golpista Serrano Elías), llegamos a la finca y trataron de cachearnos, me opuse firmemente y les recriminé la falta de tacto de estar registrando a los invitados del presidente anfitrión. Y entonces ellos me dijeron que eran instrucciones del Jefe del Estado Mayor Presidencial, quien estaba parado enfrente viendo muy tranquilamente  la operación, me dirigí directamente a él y le increpé por la falta de protocolo, de tacto y delicadeza de estar cacheando a los invitados del presidente y de su esposa. Y él simplemente me respondió: “¡Lo siento mucho!”.

Pero mi hijo y yo ingresamos a la finca sin habernos dejado registrar. Naturalmente, el de inmediato corrió a quejarse con el presidente y cuando nos encontramos éste me reclamó por haber opuesto resistencia a una “medida de seguridad”. A lo que le respondí, enfrente de su esposa y varios invitados: “Si no tenés confianza en que los invitados no van a venir a hacerte un atentado, ¿para qué chingados invitás a las personas a las que luego se les va a ofender al cachearlas?”. Pero al presidente interino poco tiempo después se le puso el merecido mote de “huevos tibios” y se dejaba mangonear por su Jefe del Estado Mayor que decidía muchas cosas como esta medida tan absurda de cachear a los invitados, incluyendo a los diplomáticos. Desde ese incidente Pérez Molina me cayó muy mal y aquel “¡Lo siento mucho!” me siguió sonando en los oídos desde entonces. Me percaté que a pesar de su interesante currículo y de haber recibido la máxima condecoración militar de Guatemala, no era más que un vulgar chafarote. Totalmente carente de inteligencia y de refinamiento.

Luego, durante su segunda campaña electoral y su compañera de fórmula era su amada Roxana Baldetti Elías, todo lo que prometió fue “gobernar con mano dura”. Y con el tiempo ha demostrado que en realidad gobernó con mano abierta para el robo y cuero duro para soportar todo lo que se le decía claramente acerca de la desenfrenada corrupción. Pero es que tanto él como su compañera de fórmula vieron su llegada al poder como si fuese el “Ábrete Sésamo” de Alí Babá porque desde el principio tuvieron el propósito de aprovechar el botín de la economía del país.

Y cuando ya estaba en el ejercicio de la Presidencia de laRepública le critiqué por este medio desde que cometió la estupidez de anunciar su propósito de “legalizar” las drogas unilateralmente. A pesar de que cuando él era jefe de la bancada de diputados su partido, propuso la ley contra el narcotráfico. Aunque luego enmendó la plana y declaró que su intención era discutir la necesidad de cambiar la actitud del gobierno hacia las drogas. Pero ya había caído en los oídos de los poderosos Estados Unidos de América que desde ese día le pusieron cruz y calavera. Durante su gobierno se caracterizó por anunciar que iba a hacer algo y después echaba marcha atrás. Se dedicó a gastar a manos llenas en su auto bombo, sobre todo en los canales de televisión abierta 3,7,11 y 13 propiedad de su amigo y patrocinador mexicano Ángel González, quien recibió muchos millones de dólares por ello. Y, en resumidas cuentas, durante los casi cuatro años de su período, no dejó ninguna obra que se pueda recordar.

El general retirado Otto Fernando Pérez Molina fue un farsante que engañó a quienes votaron por él (o votaron contra la primera vez que participó contra Manuel Baldizón, o sea que votaron por “el menos malo”). Pero, al igual que la mayoría de guatemaltecos, nunca sorpeché que se les iba a pasar la mano en robar como lo hicieron. Sobre todo el inaudito cinismo de Roxana Baldetti Elías, que fue la autora de los planes para salir de pobres y enriquecerse junto a su amado Otto. Todavía no me explico cómo fue posible que una mayoría de los votantes hayan podido votar por Roxana Baldetti para Vicepresidenta, si no tenía un currículo que la acreditara para ello. Ella lo que tenía eran salones de belleza, pero no cabe duda de que fue muy inteligente para arreglárselas para fundar y organizar al partido político denominado Patriota (que demostró que de patriota no tiene sino el nombre) y haber sido una diputada destacada que supo manejar la bancada de su partido y de hecho fue la autora de la candidatura y presidencia de Pérez Molina. Porque eso se le debe reconocer. Aunque hoy sea la mujer más desprestigiada y odiada del país. ¡Qué vergüenza!

Scan 152350004

Ingrid Roxana Baldetti Elias de Paz pasará a la historia por sus excesivos abusos de poder, por su arrogancia, por su petulancia, por cu inaudita corrupción jamás vida. El colmo fue el haber tratado de engañarnos con que había contratado a una empresa israelita que producía “una agua milagrosa” con la cual se iba a sanear el lago de Amatitlán. Y para demostrarlo se paseó en una lancha por el lago oliendo el agua. ¡Esto fue el colmo!

Pero el karma de las personas no perdona y es infalible. Por ese karma están pagando ahora lo que hicieron. Y no digo que me alegra, pero sí digo que se lo merecen. ¡Dios sabe que lo merecen! Y el pueblo de Guatemala jamás les perdonarán ni olvidarán su corrupción.

Me causa vergüenza ajena todo lo que ha ocurrido con esta pareja de redomados ladrones, pero, al mismo tiempo, me siento muy orgulloso del comportamiento del pueblo de Guatemala que con sus consecutivas manifestaciones multitudinarias pacíficas logró echar del gobierno al general Otto Pérez Molina, quien después de haber tenido una brillante carrera y de haber recibido la mayor condecoración militar, ha terminando siendo un motivo de desprestigio para su Alma Mater y la Institución Armada.

Twitter@jogepalmieri