Archive for Diciembre, 2016

MISCELÁNEA DEL 13/12/16

Martes, Diciembre 13th, 2016

1.- Críticas injustificadas 

jimmymoralesdoctoradoJimmy Morales Cabrera 38º Presidente Constitucional de la República 

El Presidente Jimmy Morales ha sido duramente criticado por los medios de comunicación y por las temibles redes sociales –en mi opinión injustamente–, por haber llevado a su madre, a su esposa y a su hijo menor, en su viaje a Israel, donde recibió un doctorado honoris causa, de la Universidad Hebrea de Jerusalem, acusándole de haber hecho esos gastos innecesarios, a pesar de que en Guatemala hay  gastos más urgentes que hacer en salud, educación, infraestructura, carreteras, etcétera. A pesar de que el gobierno de Israel ya aclaró, por medio de su embajada,  que todos los gastos de transporte y estadía en aquel país fueron cubiertos por el gobierno israelí.

Esas críticas son nimiedades, totalmente sin importancia. Algo más serio sería preguntar a cambio de qué le fue otorgado el doctorado honoris causa, porque sería más importante sospechar que hubo algún interés de parte de Israel. Sobre todo, después de que el gobierno del general (retirado) Otto Fernando Pérez Molina reconoció al gobierno de Palestina, cuando era canciller el licenciado en Economía, especializado en Economía Fiscal, y analista político graduado en la Universidad de Costa Rica Luis Fernando Carrera Castro, aunque vale aclarar que dicho reconocimiento del país no reconoció las fronteras en litigio con Israel.

También tendría más importancia preguntar si a cambio del doctorado honoris causa el presidente Morales se comprometió a trasladar la embajada de Guatemala de Tel Aviv a Jerusalem, porque esa medida sería sumamente discutible, porque equivaldría a poner en entredicho la condición de neutralidad de Guatemala en el conflicto entre Israel y Palestina.

Pero no me extraña en lo más mínimo que se hayan producido esas críticas injustas porque, de hecho, los señores Jimmy Morales Cabrera y Jafeth Cabrera Franco, en su calidad de 38º Presidente y 16º Vicepresidente de la República de Guatemala, respectivamente, han venido recibiendo constantes críticas injustificadas desde que asumieron el mando el 14 de enero del año en curso, tras haber sido electos para desempeñar esos cargos, durante el período de gobierno comprendido del año 2015 al año 2019, como candidatos del partido político FCN-Nueva Nación, al cual, dicho sea de paso, se señala como si fuese un delito el hecho de estar integrado por algunos militares retirados que son miembros de la Asociación de Militares Guatemaltecos Retirados (Avemilgua), como si esos ciudadanos guatemaltecos no tuviesen derecho a participar en la actividad política de su país, cuando la Constitución Política de la República les autoriza a participar en la vida política en su calidad de militares retirados. Porque la idea de que los militares “de alta” no pudiesen participar en las actividades políticas viene de la intención de los constitucionalistas de impedir que pudiesen ejercer su poder militar arbitrariamente  en las actividades políticas del país.

Los fines para los cuales Avemilgua fue fundada son: coadyuvar a fortalecer y defender el honor y dignidad de Guatemala y de su Ejército mediante la organización de sus veteranos y personas afines a la institución y exaltar los valores del Ejército de Guatemala. Para lo cual decidieron constituirse en una organización solidaria, de principios y valores  sólidos, para cumplir sus compromisos para con la patria y los asociados. Y de inmediato iniciaron el proceso de registro legal para obtener la personalidad jurídica y la aprobación de los estatutos, los cuales fueron concedidos y aprobados mediante el acuerdo ministerial número 293-95 del 20 de julio 1995. O sea que Avemilgua es una entidad debidamente legalizada y no una organización clandestina; ni es, tampoco, un poder paralelo. Pero los elementos subversivos que durante el conflicto armado interno fueron elementos subversivos guerrilleros marxistas-leninistas protestan y se rasgan las vestiduras por el hecho que los militares retirados participen en la vida política; pero ellos, por su parte, participan en las actividades políticas por medio del partido político URNG, integrado por los cuatro grupos de guerrilleros subversivos de ideología marxista-leninista.

El permanente rechazo y la bien articulada campaña de descrédito contra los militares que durante 36 años lucharon contra la guerrilla –y la vencieron–, proviene principalmente de los más recalcitrantes ex miembros de las cuatro organizaciones guerrilleras que sostuvieron una fracasada lucha armada contra el Ejército Nacional con el propósito de derrocar al régimen establecido y establecer en nuestro país un gobierno marxista-leninista como el de Fidel Castro Ruz en Cuba, o el del comandante Hugo Rafael Chávez Frías en Venezuela, o el del presidente José Daniel Ortega Saavedra, del partido sandinista en Nicaragua. Para lo cual, el gobierno de Fidel Castro organizó, entrenó y patrocinó –tanto económicamente como con armas y municiones– a los cuatro grupos guerrilleros guatemaltecos que inicialmente fueron el Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP), la Organización del Pueblo en Armas (ORPA), las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR), y el Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT). Pero tras haber sufrido fuertes derrotas los grupos guerrilleros divididos, el gobierno cubano decidió cambiar su fracasada política de intervenciones armadas en África y América Latina y, tras la exitosa organización de las Patrullas de Autodefensa Civil (PAC), que fueron las que en realidad contribuyeron notablemente a la derrota de las guerrillas en Guatemala, Castro ordenó al temible comandante Manuel Piñeira, alias “Barba Roja”, quien  había sido uno de los comandantes guerrilleros más cercanos a Fidel Castro en la Sierra Maestra, y después del triunfo de la Revolución tuvo a su cargo la organización y el apoyo a las guerrillas cubanas en África y en América Latina, los cuatro grupos integrantes de las guerrillas de Guatemala: EGP, FAR y ORPA y el partido Guatemalteco del Trabajo (PGT), comunista, se unificaran en una sola fuerza, unidad que se firmó a en Nicaragua bajo la supervisión del comandante cubano Manuel Piñeira y se integró la organización que denominaron Unidad Revolucionaria Nacionalista Guatemalteca (URNG) pero ni así pudieron derrotar al Ejército Nacional, y en 1996 la URNG aceptó deponer las armas a solicitud del gobierno de Estados Unidos de América y la Organización de Naciones Unidas (ONU). Pero se logró firmar la paz gracias a que Ricardo Arnoldo Ramírez de León, alias “comandante Rolando Morán”, el principal dirigente de la URNG, que en el inicio de la lucha armada interna había sido el comandante de las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR) y tuvo confianza en el entonces Presidente de la República, Álvaro Arzú Irigoyen, por lo que aceptó la firma de la paz, por lo cual ambos compartieron el premio Nobel de la Paz.

Y no hay que olvidar que en esa época de la llamada “Guerra Fría” entre las dos grandes potencias egemónicas, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y los Estados Unidos de América (USA), el ejército de Guatemala no recibió ni armas ni municiones de parte del gobierno de Estados Unidos de América, debido al embargo decretado por el entonces presidente Jimmy Carter. Es más, el gobierno de EE.UU. interceptó un cargamento de armas y municiones procedente de Bélgica que había sido adquirido por el gobierno del general Kjell Laugerud García para la supuesta invasión a Belice. Y desde entonces el Ejército Nacional no ha tenido suministros, a lo cual se debe en buena parte que actualmente esté en decadencia. Aunque en 1975 y en 1976 el Ejército de Guatemala logró comprar a la industria militar de Israel 10 aviones Aravá y 30 mil fusiles Ghalil, así como los elementos para la instalación de la fábrica de armas, y durante la década de los 80, el gobierno de facto del general Óscar Humberto Mejía Víctores el gobierno de Taiwan donó al Ejército de Guatemala 10,000 fusiles Garant M-1 calibre .30 y 10 millones de cartuchos. De no haber sido por eso probablemente las fuerzas guerrilleras habrían entrado triunfantes en la ciudad de Guatemala y los guatemaltecos estaríamos como los habitantes de los países bajo el yugo socialista. Después de la firma de la paz el gobierno de Estados Unidos ha donado al gobierno de Guatemala seis (6) helicópteros Bell UH-1H y 60 jeeps, pero ambos han sido destinados a la Policía Nacional Civil (PNC), porque el gobierno de Estados Unidos se propone que el Ejército de Guatemala desaparezca y sus integrantes se incorporen a la PNC. No comprenden que en nuestro país la Policía ha estado muy desprestigiada y poco respetada, mientras que el Ejército Nacional es la única autoridad que es respetada.

El Alcalde Alvaro Arzú cumplió 70 años el 14 de marzo. ¡Felicitaciones!

Álvaro Arzú Irigoyen era el 32º Presidente Constitucional de la República cuando se firmó el Acuerdo de Paz Firme y Duradera, el 29 de diciembre de 1996, gracias a que le tuvo confianza el principal dirigente de la URNG, “comandante Rolando Morán”, cuyo nombre de pila era Ricardo Arnoldo Ramírez de León.

c6_laureatsRicardo Arnoldo Ramírez de León alias “comandante Rolando Morán”.

El comandante Rolando Morán fue el principal dirigente de la Unidad Revolucionaria Nacionalista Guatemalteca (URNG) y la noche que se firmó el Acuerdo de Paz Firme y Duradera expresó públicamente que gracias a que tuvo confianza en el Presidente Álvaro Arzú se firmó la paz y se puso fin al estéril conflicto armado que tuvo 36 años de duración. Ricardo Ramírez de León era hijo de un veterano coronel conmilitón y amigo del presidente Ydígoras Fuentes que fue embajador de Guatemala en México y en Washington durante el gobierno del 32º Presidente constitucional de la República, general e ingeniero Miguel Ramón Ydígoras Fuentes (1958-1963).

27464fef-42fe-42e1-8c78-cdc615d75079_749_499Momento en el cual el general Otto Fernando Pérez Molina, firma en nombre del Ejército Nacional el Acuerdo de Paz Firme y Duradera el 29 de diciembre de 1996 con el Secretario General del Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT) (comunista), Ricardo Rosales Román. 

Quién le iba a decir entonces a este militar con tan brillante hoja de servicios que 20 años más tarde iba a llegar a ser el 36º Presidente Constitucional de la República de Guatemala para el período constitucional comprendido del 14 de enero del 2012 al 3 de septiembre del 2015, cuando fue obligado a renunciar por actos de corrupción. ¡Qué pena! ¡Qué vergüenza! ¡Qué deshonra para la institución a la que había pertenecido desde que fue alumno distinguido en la que fue su Alma Mater, la Escuela Politécnica de Guatemala!

Finalmente, el 29 de diciembre de 1996 aceptaron dar por terminado el conflicto armado interno y firmar la paz los representantes del Secretario General de la URNG, “comandante Rolando Morán”, cuyo nombre de pila era Ricardo Ramírez de León, y los representantes del Presidente de Guatemala, Álvaro Arzú Irigoyen. Gracias a ellos se firmó el Acuerdo de Paz Firme y Duradera entre representantes del Gobierno de la República de Guatemala y representantes de la Unidad Revolucionaria Nacionalista de Guatemala (URNG), en presencia de varios presidentes de América Latina y del Secretario General de la ONU, Boutros-Boutros Ghali, gracias al cual se puso fin a 36 años de lucha armada estéril entre las fuerzas militares de los sucesivos gobiernos constituidos y los subversivos rebeldes guerrilleros marxistas-leninistas.

Las izquierdas extremas trasnochadas de Guatemala deberían entender que nunca van a poder alcanzar el poder por medio de elecciones. En 1997 se inició la conversión de la URNG en partido político legal, proceso que culminó en 1998, y para las elecciones de 1999 participó en una coalición de partidos de izquierda que no tuvo el éxito que anhelaban porque obtuvieron el tercer puesto. Después, la izquierda concurrió dividida a las elecciones de 2003, siendo la URNG la que obtuvo el peor resultado, porque logró únicamente 7 diputados de un total de 114 parlamentarios que componen el congreso nacional, e igual suerte corrieron en las elecciones generales de 2007 donde volvieron a participar divididos y nuevamente pudieron ganar únicamente dos curules de 158 que habían en elección.

Algunos periodistas, particularmente miembros o simpatizantes de la izquierda trasnochada y ciertos elementos ambiciosos que anhelan derrocarle para llegar ellos a la Presidencia, han expresado constantemente su rechazo al Presidente Morales porque con anterioridad fue un actor cómico que, con su hermano Sammy, protagonizaron una serie cómica de televisión denominadas “Moralejas”, pero sin tomar en consideración que al mismo tiempo era escritor, productor y director de cine y televisión, así como que también que había obtenido títulos académicos después de que realizó sus estudios de educación primaria, básica y diversificada en el Instituto Evangélico América Latina (IEAL); al graduarse de Contador, ingresó a la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), donde obtuvo una licenciatura en Administración de Empresas; también estudió en el Seminario Teológico Bautista un profesorado en Teología y realizó estudios de postgrado los realizó en la Universidad Mariano Gálvez de Guatemala, en donde obtuvo una maestría en Altos Estudios Estratégicos con especialización en seguridad y defensa; cerró su pénsum en un Doctorado en Seguridad Estratégica en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de San Carlos de Guatemala, para después acreditarse una maestría en Administración de Medios de Comunicación en la Universidad Panamericana de Guatemala y otra maestría por la Universidad Mariano Gálvez. O sea que no es un ignorante ni un tonto mucho menos. Sin embargo ha habido quienes le han calificado de “tontín” y en la infame y sección anónima dominical de elPeriódico denominada El Peladero se le llama irrespetuosamente “El hombre en la luna”; y quien publica esa sección es probablemente más tonto e ignorante que él, pero se aprovecha de que tiene un medio de comunicación a su disposición que emplea para vituperar, calumniar y difamar a todos los funcionarios del gobierno –del Presidente y Vicepresidente de la República para abajo–, y a todas las personas particulares que desea, amparándose en la libertad de expresión y del incomprensible fuero de prensa. Porque hay que decir que algunos periodistas que se auto denominan adalides de la libertad de expresión y se pronuncian en contra de los derechos de antejuicio de los ministros, alcaldes y los diputados, pero no rechazan el fuero periodístico que, injustificadamente, impide que los periodistas puedan ser enjuiciados en juicios ordinarios, como cualquier otro ciudadano guatemalteco, sino sea juzgado en los privilegiados Tribunales de Prensa, integrados mayoritariamente por periodistas. Lo cual no se vale. Hasta el momento el presidente de elPeriódico, ingeniero José Rubén Zamora, ha sido demandando muchas veces por los delitos de calumnia y difamación en su infame sección “El Peladero”, pero ninguna ha progresado gracias al fuero periodístico. Sin embargo él es campeón de la lucha contra los derechos a antejuicios de los altos miembros del Poder Ejecutivo, los diputados y el Poder Judicial.

nueva-plantilla-1000-800-3-5Doctor Jafeth Cabrera Monzón, 16º Vicepresidente de la República para el período comprendido entre el 2015 y el 2019.

Y se olvida que el doctor Jafeth Cabrera es Médico y Cirujano graduado de la Universidad San Carlos de Guatemala, de la cual posteriormente fue rector durante los años 1994 a 1998. Además, es empresario.

O sea que no se les puede acusar de ignorantes, ni de tontos. Aunque ninguno de los dos había destacado en la vida política del país, salvo por el hecho que  Jimmy Morales fue candidato a Alcalde del municipio de Mixco, postulado por el partido político Acción de Desarrollo Nacional (ADN), en el año 2011, pero quedó en tercer lugar. Sin embargo, ninguno de los dos se había dedicado por completo a la política antes de haber integrado el binomio presidencial que les llevó a triunfo en el año 2015 precisamente por el hecho de no haber sido políticos. Pero fueron electos precisamente en un momento en el que el pueblo de Guatemala –al igual que muchos otros pueblos en el mundo– rechazaban a los políticos por la decepción que estos han causado por su comprobada ineptitud y corrupción.

2.- Los “morongazos” del alcalde Arzú 

En estos días un badulaque de nombre Luis Alberto Véliz Luna pidió a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que se le retire el derecho a antejuicio a quien fue el 32º Presidente Constitucional de la República y ha sido por cuatro períodos Alcalde Metropolitano, Álvaro Arzú Irigoyen, acusándole de incitar a la violencia porque en un discurso que pronunció, durante la ceremonia del aniversario de los vendedores en el mercado municipal del Amate, que anteriormente habían estado en la sexta avenida de la zona central, uno de ellos se quejó de que otros vendedores ambulantes están tratando de posesionarse de la sexta avenida que ellos habían aceptado abandonar. A lo cual el Alcalde Arzú respondió con una expresión popular, diciéndoles que su problema es que si él manda a sacar a los intrusos con la Policía Municipal se le viene encima la Procuraduría de Derechos Humanos y por eso mejor les iba a mandar unos leños para que ellos mismos les saquen “a morongazos”.

Fue evidente que el alcalde Arzú lo dijo haciendo uso de su característico sentido del humor, pero de ninguna manera reforzó sus palabras enviando los leños, ni hizo nada más para que se produjeran actos de violencia.

De acuerdo con el artículo 15 de la Ley en materia de antejuicio  (Decreto 85-2002 del Congreso de la República)  corresponde a  las Salas de la Corte de Apelaciones conocer y resolver el antejuicio en contra de los Alcaldes Municipales, mandaron el expediente a la Sala Segunda de la Corte de Apelaciones. Y la Sala Segunda de la Corte de apelaciones nombró Juez Pesquisidora a la titular del Juzgado Noveno de Primera Instancia Penal, Silvia Morales, quien tiene un plazo de 30 días para emitir su opinión que enviará a la Sala Segunda para que ésta tome la decisión final, si procede retirar el antejuicio o si la petición debe rechazarse.

Aunque con los vientos que soplan no sería de extrañar que detrás de esto estén el MP y la CICIG y sea un claro indicio de que tienen deseos de investigar al ex Presidente de la República y varios períodos Alcalde Metropolitano.

Por cierto que Luis Alberto Véliz Luna fue empleado municipal en el pasado, pero fue destituido por el Alcalde Arzú en el año 2013 por no haberse presentado a trabajar durante todo el mes de diciembre, y desde entonces ha venido guardando un gran resentimiento contra el Alcalde Arzú, por lo que constantemente le vitupera por las redes sociales y en las elecciones pasadas se manifestó partidario del candidato Luis Enrique Cruz, alias “Veneno” y en contra de la re elección de Arzú. Y no se pierde oportunidad para manifestar su odio contra el Alcalde Álvaro Arzú.

3.- El extraño caso de Pavel Centeno

3a84c6cd-7b70-489f-a508-ff7674801f57_749_499Licenciado Pavel Centeno, ex ministro de Finanzas

Sigo sin entender qué pasó REALMENTE en el caso del supuesto suicidio del licenciado Pavel Centeno, ex ministro de Finanzas, porque el Ministerio Público (MP), la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) dicen que se suicidó, pero la hermana del difunto, que es médico, dice otra cosa. Los primeros dicen que estaba borracho porque en la autopsia le encontraron alcohol en la sangre y que salió descalzo, pistola en mano, a agredir a los fiscales del MP y del CACIF y que se suicidó, dando a entender que probablemente temía que llegaran a aprehenderlo porque supuestamente tenía algo que ocultar. Sin embargo, su hermana y otras personas afirman que no se suicidó, sino que le asesinaron en una ejecución extrajudicial. Lo que nadie dice con certeza por qué el allanamiento tenía lugar antes de las 6 de la mañana, lo cual no está permitido. Ni por qué el balazo que le mató ingresó por la nariz. Porque, que yo sepa, nadie se suicida disparándose un balazo junto a la nariz. Sería aconsejable que se aclare esto, porque podría sospecharse que en realidad fue un caso de ejecución extra judicial. Digo yo, pues.

Twitter@jorgepalmieri