BREVE MISCELÁNEA DEL 3/12/14

1.- Mañana en el programa “Hablando claro”.

Mañana, jueves 4 del mes en curso, participaré en el excelente programa de radio “Hablando claro” del periodista y doctor en Derecho Mario David Garcíapor la cadena de Emisoras Unidas, de 3 a 5 de la tarde. Mario David y yo hablaremos claro, muy claro, sobre varios temas de interés general. Espero contar con su atención.

2.- Traición a la patria.

Se comenta, como un secreto a voces, que los diputados de las bancadas de los partidos que votaron para aprobar el nuevo presupuesto para el año 2015 recibieron Q.900 mil cada uno, con excepción de los del partido oficial porque ellos lo tienen que hacer gratis. Tiene razón el presidente de elPeriódico, ingeniero José Rubén Zamora, en calificarlo de “traición a la patria”. La Corte de Constitucionalidad (CC) deberá intervenir para vetarlo porque no hay derecho para que a poco tiempo antes de dejar el gobierno se receten esa rica fuente de corrupción.

3.- Grave error

Es lamentable que los asesores del Presidente de la República, general Otto Pérez Molina, no le hayan aconsejado no cometer el grave error de aumentar Q.5 de impuestos al quintal de cemento y a los teléfonos celulares, porque disminuirán las construcciones y más de 6 millones de usuarios de teléfonos móviles que venían pagando de Q5.00 a Q10.00 mensuales no podrán seguir teniéndolos. ¿Qué estará persiguiendo el gobierno? ¿Perder por completo la simpatía del pueblo? De seguir así, antes de lo que canta un gallo lo van a lograr, con lo cual los contendientes del candidato presidencial del PP, el llamado “fisiquín” Sinibaldi, estarán contentos y felices.

4.- La manzana de la discordia

Se dijo que los reporteros que cubren las fuentes del Poder Ejecutivo decidieron entregar este año la tradicional manzana de “buena onda” a la Vicepresidenta de la República, Roxana Baldetti Elías, pero varios de esos reporteros –como los reporteros del vespertino La Hora– protestan porque no se les tomó en cuenta. Y el director de La Hora, Óscar Clemente Marroquín,  publicó esta columna:

Alguien falsificó una firma para premiar a Baldetti

Oscar ClementeOscar Clemente Marroquín
ocmarroq@lahora.com.gt

“El viernes pasado, nuestro reportero Manuel Rodríguez sufrió un serio accidente de tránsito en el que su padreresultó con heridas graves y él mismo presentó golpes severos en el rostro y la cabeza. Uno de los tantos imprudentes que conducen automóviles los embistió cuando llevaban la vía. Por esa razón no trabajó el pasado lunes en la cobertura de la fuente que tiene asignada que es la del poder Ejecutivo, concretamente de la Presidencia y Vicepresidencia de la República, por lo que el hecho de que en el acta aparezca la firma del reportero de La Hora no sólo es un abuso sino una falsificación burda que evidencia cómo es que se manejan esos “premios”.

Manuel Rodríguez es un periodista joven que se destaca por su comportamiento absolutamente ético y de quien me atrevo a decir que no se prestaría a una mañosería en ningún sentido. La decisión, como haya sido tomada, de otorgar una distinción a la Vicepresidenta por su “amable trato con la prensa”, ha sido seriamente cuestionada sobre todo por la opinión pública que ha tenido la oportunidad de ver la forma en que responde a los reporteros cuando le hacen alguna pregunta que no es de su agrado. No puede hablarse de respuestas irónicas porque la ironía es un género difícil de manejar y que requiere de mucha agilidad mental.

Molesta realmente que se manosee el nombre de una persona como Manuel y que de paso se lleven en la lodera a un medio que no se presta a esos juegos. Para empezar, siempre me ha parecido un gesto medio infantil, para no decir otra cosa más fuerte, eso de andarse quejando o reconociendo si un funcionario es “dulcito o agrio”. Los periodistas tienen que cumplir siempre con su trabajo y el mismo nunca será del agrado de los funcionarios, salvo cuando el reportero se conforma con ser caja de resonancia para servir bien al político. El periodista que cumple con su trabajo no tiene que andar quedando bien con los funcionarios ni repartiendo manzanas dulces, menos aún prestarse a juegos que llegan hasta la falsificación de firmas, lo que demuestra cuán podridas están esas manzanas.

La tradición empezó hace muchos años y estoy seguro que no es primera vez que por una fafa la manzana resulta fofa. Pero debiera ser la última por esa confirmación de que, para recibir efímeros baños de rosas, se llega a cualquier extremo, inclusive a falsificar firmas. Generalmente nunca se conoce cómo votaron los reporteros de las distintas fuentes en las que se observa esa torpe práctica de repartir manzanas y membrillos, pero en el caso presente fue tal la estupefacción de la opinión pública que alguien se tomó la molestia de revisar un acta y la conclusión es que al menos una de las firmas que supuestamente respaldaron la decisión no corresponde al reportero del medio que se señala.

El viernes Manuel estaba colérico con el idiota que casi mata a su papá. Ayer con quien haya falsificado su firma, hecho delictivo que se debe investigar.” (Fin de la columna de Óscar Clemente Marroquín)

Esta foto fue tomada en la sala de mi casa cuando la hoy Vicepresidenta de la República Roxana Baldetti todavía era jefa de la bancada del partido denominado Patriota (PP) en el Congreso de la República. Observen que entonces era mucho más esbelta que ahora y nadie podría llamarla “La Gruesa”. Además, era mucho más afectuosa, como pueden ver. Y en aquellos días aún lucía las mejores piernas del Congreso. Lo que le valió quedar en segundo lugar en un concurso de Miss Guatemala. Pero desde que asumió el alto cargo que hoy desempeña no he vuelto a verla ni a saber de ella, salvo por la constantes acusaciones de corrupción que se le hacen, sobre todo en la sección dominical titulada “El Peladero”. Por cierto que la Vicepresidenta Baldetti declaró a los medios de comunicación, con la cínica sonrisa que le caracteriza, que los guatemaltecos nada queremos, y que el gobierno necesita imponer nuevos impuestos o que el Congreso apruebe los bonos para poder recaudar más dinero. Está visto que olvida que, lejos de incrementar las inversiones con el impuesto de Q.5:00 al cemento y a los teléfonos celulares va a causar grave daño al pueblo, al extremo que los usuarios de celulares que solamente pagan de Q5.00 a Q10.00 al mes van a tener que dejar de usarlos. Y en cuanto al cemento, los pobres no van a poder pagar ese nuevo impuesto cuando quieran construir sus viviendas, porque al incrementar en Q5 la bolsa de cemento, lógicamente tendrá que aumentar también el ladrillo de cemento. La SAT podría incrementar la recaudación si ciertos altos funcionarios del gobierno dejasen de meter contrabando y pagasen los impuestos. Ella sabe a lo que me refiero. Sobre este particular, en La Hora de ayer se publicó este interesante artículo:

País con mala nota en índice de transparencia, pese a ranking

Por Manuel Rodríguez 
mrodriguez@lahora.com.gt

Según el Índice de Percepción de la Corrupción 2014, que elabora Transparencia Internacional, Guatemala obtuvo 32 puntos de 100, lo que representa una mejora en comparación con el año pasado, cuando el puntaje fue de 24. Sin embargo para analistas, la corrupción sigue latente en el sector público y el Presupuesto 2015 abre la puerta a prácticas fuera de la ley.

Este miércoles, la organización Transparency International publicó el ranking mundial de transparencia de 2014, en el que Guatemala registró avances en el combate de este flagelo, al mejorar ocho puntos con respecto a 2013, aunque se mantiene en el puesto 115 de 175 países evaluados por esta ONG.

Sin embargo, el país no recupera aún la puntuación de 33 que alcanzó en 2012, y para analistas se corre el riesgo de que en una próxima evaluación, se haga más visible la prevalencia de sobornos, impunidad y falta de respuesta de las instituciones públicas en el combate contra la corrupción, si se toma en cuenta la forma en que se aprobó el Presupuesto de la Nación para el 2015, sobre todo por ser un año electoral.

En ese sentido, Hugo Maúl, experto del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales –CIEN–, no dudó en calificar de retroceso para la transparencia, el que se haya vuelto a autorizar a Consejos Departamentales de Desarrollo para la ejecución de obras públicas por medio de oenegés, pues en el pasado se había descartado este mecanismo tras constatarse que el mismo se prestaba a actos de corrupción.

Además, agregó que “la corrupción seguirá más abierta que nunca, pues al eliminar el Certificado de disponibilidad financiera abre la puerta para que exista nueva deuda flotante, que ha estado sujeta siempre a manejos oscuros y poco transparentes del gasto público, sobre el cual no se tiene ningún control”.

Por su parte, Abelardo Medina, economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales –ICEFI–, opinó que la evaluación de Transparency International coincide con una serie de mejoras que se implementaron en el país, como la aprobación de la Ley Contra la Corrupción, pero que no significa que se hayan corregido otros elementos para garantizar la transparencia en el uso de recursos públicos, que aún están pendientes.

“Es una llamada de atención para el Gobierno y un buen momento para que a través de un veto presidencial, se modifiquen los artículos que quedaron en el Presupuesto 2015 que podrían implicar un retroceso para la transparencia”, acotó. (Fin del reportaje)

Y en el mismo periódico se publica también ayer este otro artículo:

Estudio: Comercio ilícito alcanza Q15 mil 400 millones en 2014

Por Virginia Contreras
vcontreras@lahora.com.gt

Un estudio de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies) estima que el comercio ilícito alcanzaría Q15 mil 400 millones en 2014, lo que impacta de manera negativa en los ingresos tributarios, la producción y la generación de empleo.

La investigación “Revisión metodológica y segunda estimación del comercio ilícito en la República de Guatemala” –realizada por Erick Coyoy, Claudia García y Mariano Rayo– profundiza en el impacto que tiene el comercio ilícito para el Estado, especialmente en los ingresos tributarios.

Mariano Rayo, analista de Asies, indicó que el 25 por ciento de los ingresos tributarios del país se pierden por causa del comercio ilícito, que en este año alcanzaría Q15 mil 400 millones.

La Asociación destaca que este problema limita la capacidad del Estado para prestar servicios públicos, como salud, educación, seguridad y justicia.

De esa cuenta, Rayo considera que en lugar de proponer nuevos impuestos para fortalecer las finanzas públicas, se debería poner más atención al comercio que ocurre al margen de la ley.

Por otro lado, Claudia García, analista de Asies, lamentó que no existan políticas destinadas a combatir esas prácticas ilegales que no son nuevas y van en aumento, ya que dentro de las estimaciones de 2012 se considera que se perdieron Q 13 mil 414.4 millones, equivalentes al 3.4% del PIB de ese año.

García, señaló que el comercio ilícito se da por la falta de oportunidades, pues las personas buscan alternativas para poder subsistir, lo que provoca que se dé una economía paralela a la economía normal o legal.

RECOMENDACIONES

Asies recomienda fortalecer las instituciones orientadas a combatir el contrabando y que el Banco de Guatemala, en el proceso de modernización del sistema de cuentas nacionales, incorpore el tema de la economía no observada.

Por último agregan que la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y la Comisión Nacional para la Prevención y Combate de la Defraudación Aduanera y el Contrabando (CONACON) deberían investigar y depurar las cifras, para tener un mayor control de este problema.

¿QUÉ ES EL COMERCIO ILEGAL?

En el marco teórico de la investigación se establece que comercio ilícito involucra dinero, bienes o valores obtenidos de actividades ilegales y de otra manera no ética, y abarca una serie de actividades comerciales ilegales, incluida la delincuencia ambiental, tráfico de personas, tráfico ilegal de recursos naturales y las infracciones de propiedad intelectual.

Asimismo se incluye el comercio de sustancias que causan daño a la salud o son riesgos crecientes a la seguridad de personas y países, el contrabando de mercancías sujetas a impuestos especiales, el tráfico de drogas, y una variedad de flujos financieros ilícitos. (Fin del reportaje)

Twitter@jorgepalmieri